Feliz Año Nuevo 2022

El año 2021 ha sido un año de recuperación tras el duro año 2020. Todavía no estamos en una plena normalidad, pero poco a poco estamos pudiendo retomar la vida que llevábamos antes. Como siempre, hay que mirar el futuro con optimismo y pensar que, aunque todavía nos quedan pasos por dar, vivimos en una normalidad casi plena.

Mi 2021

Inspeccionando un molino de caña de azúcar en la comunidad indígena de San Miguel del Bala (Bolivia).
En el Glaciar Iceberg (Bolivia)

Para mí, 2021 ha sido un año bastante curioso. He estado todo el año viviendo en La Paz (Bolivia), una ciudad muy diferente a Tallín, donde pasé cinco años, o a mi Palencia natal. La Paz es una ciudad demasiado grande, caótica y ruidosa para mí. Pero la cultura boliviana y la española son prácticamente idénticas, lo que hace que sea muy sencillo para un español integrarse socialmente en La Paz. 

Por otro lado, la estructura social, económica y política de Bolivia es muy diferente a la de cualquier país europeo. Es interesante vivirlo de cerca porque, de nuevo, me permite entender ciertas cosas de Bolivia, de mi propia sociedad e incluso de la naturaleza humana. Eso es lo mejor de viajar.

Si algo he hecho en el 2021 ha sido trabajar. Durante 2020, y en buena forma debido a la cuarentena que sufrimos, el Blog tuvo un ritmo muy fuerte de publicaciones. En 2021 quise mantener ese ritmo a pesar de seguir trabajando para la Universidad de Valladolid. Eso hizo que hasta julio, cuando terminé mi contrato con la Universidad; básicamente me pasé todo el día trabajando, incluyendo los fines de semana.

Ese exceso de trabajo fue el que me motivó a dejar la Universidad e intentar vivir exclusivamente del Blog Numismático. Fue una decisión complicada que llevaba años meditando y de la que no me arrepiento para nada. Ahora puedo dedicar más tiempo a mi propio proyecto a la vez que tengo una vida más razonable: trabajo unas ocho horas diarias y puedo descansar los fines de semana. Esto me ha permitido recuperar algunas aficiones, como el cine o la literatura. Es la primera vez en mi vida que trabajo una cantidad de horas “normal” y eso me permite disfrutar más de mi trabajo

En lo que a viajes se refiere, este año he ido dos veces a España: 40 días entre agosto y septiembre más 8 días en noviembre. Ambas escapadas han sido sumamente intensas, aprovechando para visitar a familiares, amigos, patrocinadores del Blog, hacer papeleos burocráticos, asistir a bodas, reuniones familiares, despedidas de soltero… No he parado ni un momento, pero me he sentido muy bien rodeado de los míos.

También he viajado este año por Bolivia, visitando lugares no tan turísticos. En enero estuve unos días en Rurrenabaque. En julio pasé una semana en el departamento de Pando, justo en la frontera entre Bolivia y Brasil. También he visitado Luribay, el Lago Titikaka y he hecho excursiones a la montaña y los bosques pre selváticos cercanos a La Paz.
También he ido a Cartagena, como ya os comenté  (uno, dos, tres, cuatro y cinco). Ahora estoy en el Parque Nacional Toro Toro para pasar aquí el fin de año.

El Blog Numismático en 2021

En la ciudad amurallada de Cartagena de Indias (Colombia)

Creo que el Blog Numismático ha seguido ganando tanto en cantidad de publicaciones como en la calidad de las mismas. 

Como he dicho anteriormente, el año 2021 comenzó con un ritmo fuerte de publicaciones que, con mucho esfuerzo, pude mantener hasta julio. En agosto aproveché para remodelar el Blog, haciendo cambios estéticos y técnicos. Por parte de la estética, buscaba una apariencia más de revista que de blog personal. Por parte de la técnica, buscaba reducir el tiempo de carga de las páginas, facilitando la navegación y la posición del Blog en los buscadores. Parece que no, pero estos cambios llevan mucho tiempo. A partir de septiembre el ritmo aumentó todavía más. Desde entonces he publicado una entrada en el Blog y un vídeo en el canal de Youtube todos los días salvo los festivos (algunos días he fallado y otros he publicado dos artículos o vídeos). 

En total en 2021 he publicado 213 entradas y 147 vídeos. Además, he comenzado a generar contenido específico para cada red social donde el Blog tiene presencia, como por ejemplo Twitter. Esto requiere una dedicación a tiempo completo por mi parte; solo lo puedo hacer gracias a los patrocinadores y los mecenas. Muchas gracias, puesto que vosotros hacéis posible este trabajo de divulgación numismática.

Otro aspecto importante fueron las “convenciones online” que organicé a partir de octubre de 2020. Una de las lecciones aprendidas es que los aficionados a la numismática son muy poco participativos y más todavía online. Hay a quienes no les gusta hablar en directo con otros colegas numismáticos, hay a quienes les da miedo los aspectos técnicos, hay quienes no tienen tiempo para ello… La realidad es que casi siempre íbamos los mismos a las reuniones, por lo que tuvo más sentido pasarnos a Discord. Fue todo un acierto.

En Discord hacemos una quedada todas las semanas para quien pueda asistir (hay semanas que dos). Hemos montado una pequeña comunidad donde hay mucha confianza. Podemos hablar con total franqueza de nuestras monedas, pedir y ofrecer consejos… Creo que es muy positivo para todos los miembros. ¡Ya solo falta convenceros a todos los demás para que os apuntéis!

Curiosamente, el Blog en 2021 ha recibido menos visitas que en 2020. Entiendo que esto se debe a tres motivos: durante la cuarentena los aficionados tenían mucho más tiempo para leer artículos y ver vídeos online; ha habido un baneo de Google News a las publicaciones españolas; y ha habido una inevitable pérdida de posicionamiento debido al rediseño del Blog. Sea como fuere, los últimos dos meses de 2021 han tenido tantas visitas como en 2020, así que doy ese bajón por superado.

Más importante que la cantidad de visitas es quiénes estáis. La siguiente gráfica muestra la demografía de todas las visitas del canal de Youtube del Blog Numismático. Os daréis cuenta de que la franja más representada son los hombres mayores de 65 años y que más de la mitad de las visualizaciones son de aficionados mayores de 50 años.

Está claro que es un público al que es difícil de acceder. Desde luego que los mayores de 55 años consumen mucho menos Youtube que los adolescentes o los jóvenes. También es complicado convencerles de que se suscriban al canal. En cualquier caso, es un perfil que encaja muy bien con el perfil del coleccionista. Eso significa que estoy llegando a quienes debo llegar.

Demografía de las visitas al canal de Youtube del Blog Numismático en 2021.

10 entradas del año 2021

Como cada año (2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020) os dejo una recopilación de 10 entradas publicadas en 2021:

Comentarios en: Feliz Año Nuevo 2022

  1. Hola, mi canal de youtube es Divernumis, mucho más modesto que el tuyo y tiene una demografía parecida. Está claro que con menos de 20 no hay poder adquisitivo para un coleccionismo sostenido y de calidad. Muchos ánimos y adelante!

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      No sé si el poder adquisitivo influye tanto. Yo muchas veces muestro moneda que casi ninguno de los que ven el vídeo pueden aspirar a comprar; y esos suelen ser los vídeos más vistos.

      Yo creo que esta demografía se debe a dos motivos:

      * La numismática ha sido siempre una afición de gente de mediana edad “para arriba”. Es decir, hay muchos más aficionados de 60 años que de 20 años.
      * Tanto en tu canal como en el mío utilizamos un lenguaje apto para el visitante de cierta edad. No utilizamos los recursos lingüísticos ni el tipo de contenido que suelen consumir los jóvenes de 20 años.

      Saludos,
      Adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba