Feliz 2020

Feliz 2020

Me parece increíble que ya hace 20 años que festejamos el 2000.

2019 ha sido el año de mi «regreso de Estonia». Mis antiguos compañeros del grupo GSIC de la Universidad de Valladolid -a quienes más considero amigos que compañeros de trabajo- me ofrecieron un contrato a finales de 2018 para comenzar en febrero de 2019 en Valladolid. No tardé mucho en aceptarlo, hice las maletas rápidamente y eso supuso mi regreso a casa en todo sentido. En Valladolid sigo trabajando en temas de datos abiertos. Fundamentalmente trabajo en proyectos centrados en el dominio educativo, si bien también he colaborado en otros proyectos. Por si queréis echar un vistazo a uno de ellos, hemos preparado un mapa forestal español. Podéis acceder a él aquí para visualizar los árboles que hay en cada parcela de España, mientras que aquí tenéis más información.

Este 2019 he dejado atrás cinco años en Estonia, un país que me ha aportado muchísimo y que me ha ofrecido una gran experiencia vital. Yo recomendaría a casi todo el mundo que dedicase unos cuantos años de su vida a ser inmigrante; creo que enriquece mucho personalmente y que socialmente nos evitaríamos muchas tonterías. Pero para un inmigrante hay un punto de inflexión, que es cuando se siente que esa experiencia vital se tiene cubierta y hay que decidir si se quiere vivir en ese lugar el resto de la vida o no. Yo ya había decidido que quiero tener «mi base» en Castilla, así que acepté la oportunidad que me brindaron mis amigos del GSIC.

En Salta, con Francisco de Toledo, Virrey del Perú (julio de 2019)

Creo que este blog se ha visto muy beneficiado con mi regreso, puesto que ahora puedo asistir a más convenciones y ver más subastas en vivo. Esto me ha permitido generar más contenido y también disfrutar de más conversaciones con coleccionistas y comerciantes. ¡No sabéis la ilusión que me hace cada vez que alguien me reconoce y me dice que le resulta interesante lo que escribo! Para mí es todo un placer poder conversar con cualquier lector e intercambiar opiniones. Siempre pregunto cómo puedo mejorar el blog, qué se echa en falta, qué falta o qué sobra. En general la opinión es muy positiva pero suele aparecer la crítica de que ahora me centro más en aspectos históricos o de mercado, pero no trato tanto los chascarrillos del mercadillo o las historias de Enrique. Esto se debe a varias razones:

    • Muchos de estos temas ya están tratados. Entre las categorías de eBay, comprar, engaño y Enrique hay unas 250 entradas. No me gusta hacer «refritos».
    • Este blog es un fiel reflejo de mi aprendizaje. Ahora más o menos me sé manejar en un mercadillo y me motiva bastante menos hablar de pesetas limpiadas que de la historia de Anastasio I.
    • No tengo una especial presión por parte de los patrocinadores ni por parte de los comentaristas más activos para tratar estos temas. Quizá estos temas gusten más a esa «mayoría silenciosa» que sigue el blog desde hace tiempo o que está empezando a coleccionar.
    • El motivo más importante es que cuando el blog tenía 50 lectores diarios, era muy sencillo anonimizar una historieta. Ahora que tiene 4.000 visitas diarias y es mucho más complicado. Las últimas veces que he contado una historia de manera anónima (cambiando el tipo de moneda, el lugar donde ocurría, inventándome el nombre de los personajes y modificando levemente la cantidad de dinero involucrada) los protagonistas se han dado por aludidos y no les ha sentado bien. Yo quiero informar, pero no quiero ofender a nadie.

En cualquier caso, he entendido la crítica e intentaré tratar esos temas con mayor frecuencia, aunque no serán el núcleo principal de este blog.

«La situación actual de la divulgación numismática es que los modelos clásicos han entrado en crisis y han desaparecido»

Por otro lado, el contenido del blog este año ha sido bastante continuista con respecto a años anteriores. Pero no así la divulgación numismática que hago en la Web. Ya llevo mucho tiempo muy activo en Facebook, donde se encuentra el grueso de la comunidad numismática; últimamente estoy más activo en Twitter, donde me puedo acercar a la comunidad inversora; he iniciado mi presencia en Instagram; y he comenzado a tomarme mucho más en serio Youtube. Por lo novedoso, creo que estas dos redes sociales merecen un comentario aparte:

Instagram es una red social donde básicamente se pone una imagen y los usuarios pueden decir que les gusta y hacer algún comentario corto y sin hipervínculos. A priori no parece que dé para mucho en lo que se refiere a la divulgación de contenido histórico o numismático más allá de mostrar la belleza de algunas monedas e intentar despertar la curiosidad sobre ellas; una curiosidad que no se puede satisfacer con un simple «pulsa este enlace para más información», puesto que no se pueden añadir esos enlaces. Sin embargo, en el último año varias empresas numismáticas y varios coleccionistas han abierto sus perfiles de Instagram. Habrá que estar atento sobre cómo evoluciona esa red social. Por cierto, en Instagram también se pueden compartir vídeos. Yo compartí este vídeo, especialmente creado para Instagram (tardé 10 horas en aprender a montarlo).

Youtube es una plataforma con un potencial inmenso a la hora de divulgar la numismática. El consumo de contenidos en la Web es cada vez más audiovisual y menos textual. La causa no es que a los jóvenes les guste poco leer y les guste más ver vídeos, puesto que ya en los años 70 la gente veía mucha más televisión de lo que leía. La causa es que ahora existe una tecnología que permite compartir vídeos a través de la Web, algo que hace 10 años era impensable (al menos a la escala en lo que lo hacemos hoy en día). Además, estamos en un momento en el que la generación de contenidos en la Web, y especialmente en los vídeos, se está profesionalizando. Esto se fuerza porque hay una mayor demanda de contenido de alta calidad por parte de los usuarios, a quienes ya no les vale «cualquier cosa hecha de cualquier manera». Pero se permite gracias a que hay una conciencia creciente por parte de los lectores de que hay que remunerar a los creadores de contenidos y han aparecido varias plataformas que permiten llevar a cabo esa remuneración. Es obvio que, si se exige que alguien dedique 6 horas diarias a generar textos, vídeos o audios de calidad, no podemos esperar que lo haga en su tiempo libre, así que de alguna manera habrá que remunerarle.

En los Andes Bolivianos, viendo amanecer antes de comenzar el descenso a los Yungas (agosto de 2019).

La situación actual de la divulgación numismática es que los modelos «clásicos» han entrado en crisis y han desaparecido. El año pasado fue pandémico. Este año Panorama Numismático abrió pero está en «servicios mínimos». Numismático Digital sigue sin actualizar. Soy consciente de que las pocas revistas en papel que quedan lo están pasando mal. Blogs tan interesantes como Monedas del Bajo Imperio o Numismática Medieval cerraron hace ya tiempo y no sé si volverán. Mi visión del asunto es que los lectores preferían leer a los aficionados que escribían en sus ratos libres, pero que se debían a sus lectores, y eso acabó con los profesionales del sector, que simplemente publicitaban a sus clientes aportando muy poco a los lectores. Lo que pasa es que ese altruismo no es sostenible en el largo plazo (más aún en un tema tan difícil como el nuestro), por lo que también acaba desapareciendo. Por eso creo que la solución es buscar lo mejor de ambos mundos: que emerjan profesionales que se deban a sus lectores y que generen contenidos de calidad de manera sostenible. Como os comenté, este blog supone unas 30 horas de trabajo semanales, así que obviamente no es sostenible que yo trabaje a tiempo completo y mantenga este ritmo de divulgación numismática; mucho me temo que la profesionalización será la única vía posible para sostener este blog en el futuro, al menos en su forma actual.

Por parte de los números, sigo con la progresión de un aumento del 25-30% de las visitas con respecto al año anterior. Esto es algo que se repite año tras año y que en éste también ha ocurrido a pesar del estancamiento que observé en la primera mitad de 2019. Sin embargo, la aplicación WordPress Mobile me ha posicionado mucho mejor y en los últimos meses me ha traído muchas visitas, haciendo una media de unas 4.000 visitas diarias. Ya veis lo irrelevante de este dato, pues depende más de los algoritmos de terceros que de la calidad del contenido que creo. Lo que no es irrelevante son los 10 años seguidos de crecimiento que ha experimentado mi trabajo. Otros números son que el blog tiene actualmente 724 suscritos por e-mail, en Facebook tengo casi 5.000 «amigos» y más de 1070 seguidores, en Twitter 586 seguidores, en Instagram 218, en Youtube 5570 y en Feedly 121. En Youtube los números son bastante impresionantes: 655.100 visualizaciones que hacen un tiempo total de 39.000 horas de visualización.

Para acabar el año, como hago siempre (2013201420152016, 2017 y 2018) os dejo una recopilación de 10 entradas:

Vale de 5 pesetas. Frente Popular Antifascista. Cieza

Un paseo numismático por Cuzco

El impacto de futuros tesoros en las inversiones numismáticas I (segunda parte)

El portugalöser : imitación europea del oro portugués

La inversión en monedas históricas como refugio de valor

Dónde comprar monedas al comenzar a coleccionar

Mi viaje numismático por Argentina y Bolivia

Aportaciones numismáticas de la provincia de Palencia: Billetes imprimidos

Construyendo nuestro propio álbum de monedas

El Catálogo «Numismática Española», Ed. 2019

13 Comentarios

  1. Óscar 3 meses hace

    Feliz año nuevo y sigue así de bien, Adolfo…

  2. Sergio MR. 3 meses hace

    Feliz 2020 Adolfo!
    Que sigan esos números tan impresionantes para el próximo año y si cabe, que sean más interesantes tus entradas.
    Enhorabuena por tu trabajo.
    Saludos.

  3. Gabriel Borrajo lopez 3 meses hace

    Feliz Año Nuevo Adolfo.

  4. Eduardo 3 meses hace

    Feliz 2020!!!y el concurso de la moneda más «fea»?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Hola.

      El año pasado no tuvo tan buena acogida como los anteriores y me dio la sensación de que el concurso empezaba a cansar a algunos lectores (lo estuve comentando con algunos y también lo pude entrever en la encuesta que hice el año pasado). Por eso dejé este año el concurso de lado. Eres el primero que lo echa de menos, o al menos que yo tenga constancia.

      El tiempo que dedicaba a ese concurso lo he dedicado a otras entradas que creo que también han aportado bastante :-)

      Saludos,
      Adolfo

  5. J. Mir 3 meses hace

    Que todos disfrutemos del nuevo año con entusiasmo!!

  6. Francisco Javier Sánchez 3 meses hace

    ¡ Enhorabuena por tu amplísima divulgación numismática y por tu trabajo en Valladolid !. Ya me gustaría que mi blog Castilla Temática Castellana tuviera el número de visitas diarias que tiene blog Numismático.

  7. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

    Muchas gracias a todos. Feliz Año también a todos vosotros.

    No he podido responderos antes porque he estado unos días fuera y he dejado el blog «en piloto automático».

    Seguiremos en 2020…. ¡¡y los años que nos quedan!!

  8. Juan Bautista Bajo Miguélez 3 meses hace

    Toda la felicidad en el 2020 y… la próxima década
    Ojalá pueda pasear un rato contigo por el Campo Grande
    Un fuerte abrazo.-Juan Bautista

  9. andres 3 meses hace

    Es que casi lo tienes un empleo a tiempo 30h. semana a completo. Los patrocinadores dan rentabilidad a este blog o buscas anunciantes via google adsense (aunque google no paga ni para 1 cafe), o buscar otras formas de monetizacion. El trabajo de webmaster es asi muchos empezaron con una diminuto proyecto y acabaron de SEO, SEM , linkbuilding, redes de forma casi profesional. La informacion que publicas es bastante relevante y de forma accesible no es un -tocho- indigerible con lo cual se hace ameno el seguirte. A mi me paso algo similar usando WPress empezamos a publicar sobre vinos y terminamos montando una bodega online. Pero aumentar los ingresos via web no es tarea facil necesitas de algo mas que horas de redaccion y publicaciones, necesitas gestionar mas el tiempo usar otros recursos multiplataformas de publicacion, boot robot de autopost, LINKBUILDING … asi se es mas eficiente. Otras plataformas como Patreon te darian ingresos por video pero habria que generar contenidos exclusivos «premium» … habrian suscriptores que pagarian por inscribirse y aprender algo diferente ? … la verdad no lo se. Lo unico que se es que blognumismatico es ya un referente en el mundo numismatico en lengua castellana. Un saludo bigfoot.

  10. Iñigo 3 meses hace

    Enhorabuena por tu regreso al pais y espero que sigas con el Blog otros 20 años como minimo. Aprendo y me entretengo mucho leyendo tus entradas y con todos los comentarios que estas suscitan.
    Feliz 2020 tambien para ti Adolfo y para todos los lectores del Blog.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 meses hace

      Gracias por los buenos deseos.

      @Andrés, buena reflexión. Llevo tiempo dándole vueltas a cómo se podría monetizar esto lo suficiente como para vivir de ello. No creo que los coleccionistas vayan a pagar por contenido online, ni tampoco por apoyar «altruistamente» este blog… Pero quizá sí pudiera vender algún libro.
      También estoy explorando incorporar a comerciantes autónomos como patrocinadores… Y quizá se pueda sumar algo a través de YouTube. Serían distintos canales que, sumandolos todos, a lo mejor da para sacar un sueldo medio.
      Ya veremos… Este año intentaré dar pasos en esa dirección, pero no es nada fácil.

      Saludos,
      Adolfo

  11. Jose A. 3 meses hace

    Feliz año Adolfo, sin duda te mereces que los ingresos vayan mejorando, pero bueno poco a poco seguro que lo consigues. Lo del libro que comentas no es nada descabellado, yo desde luego lo compraría y eso que aun no se ni de que temática sería, pero algo ameno de leer es complejo de encontrar en la numismática y por ahí podrías diferenciarte.

    Un saludo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*