Maiorina de Nepociano

Periodo: Edad Antigua

País: Imperio Romano

Denominación: Maiorina (AE2)

Emperador: Nepociano

Año: 350

Ceca: Roma

Calidad: BC+/ MBC-

Peso: 5.17 g.

Casa de subastas: Jesús Vico

Fecha: 30 de noviembre de 2023

Precio de salida: 3.000 euros

Agustín Fidalgo y Adolfo Ruiz Calleja son los coautores de este artículo

A mediados del siglo IV

Las décadas centrales del siglo IV d.C. supusieron para el Imperio Romano una vuelta al caos político y militar vivido durante el siglo III. Hubo un aparente oasis de tranquilidad instaurado por Diocleciano y su tetrarquía y, sobre todo, por Constantino I “el grande”. La concentración de poder logró una notable paz interna desde la derrota de Licinio en el 324 hasta la muerte de Constantino en el año 337 Pero una vez muerto Constantino, el Imperio se repartió entre sus tres hijos: Constancio II quedó a cargo de las provincias orientales, Constante de Italia y África y Constantino II de las provincias occidentales.

Esta subdivisión no fue muy duradera, ya que las disputas tanto políticas como religiosas (Constantino II y Constancio II eran arrianos mientras que Constante era niceno) causaron una primera guerra fratricida en el año 340 Esta guerra comenzó cuando Constantino II invadió Italia. Acabó perdiendo la vida tras una emboscada por parte de las tropas de Constante, asumiendo éste último el gobierno de toda la pars occidentalis. Desde entonces Constante gobernó la parte occidental del Imperio. Pero, diez años más tarde, acabó asesinado en la revuelta del usurpador Magnencio. Corría el año 350.

Decencio. Maiorina.

La muerte de Constante sumió de nuevo a las provincias occidentales  en el caos. Se creó un vacío de poder que se saldó con la proclamación de tres emperadores y un césar enfrentados en las distintas provincias en un brevísimo periodo de tiempo. Además de Constancio II, que era emperador oriental y que a la postre sería el vencedor de esta nueva guerra civil. Una guerra que se prolongó desde el 350 hasta el 353. 

Magnencio, el usurpador proclamado por las tropas en oposición a Constante, tuvo su centro de poder en la Galia, si bien fue reconocido en un principio en todas las provincias occidentales. Nombró césar a su hermano Decencio

Magnencio va a intentar legitimar su posición denunciando los comportamientos abusivos del antiguo emperador y reconociendo a Constancio II como su coemperador, lo que explica que se siguieran acuñando monedas a nombre de Constancio II en las cecas occidentales. Sin embargo, Constancio II se va a oponer a él, instigando la revuelta de su cuñado, un anciano general de Constante en la provincia de Iliria, Vetranión, y liderando una campaña contra él ese mismo año.

La revuelta de Nepociano

Es en esta caótica situación cuando se produce una nueva usurpación. Esta vez en la mismísima ciudad de Roma.
Según la historiografía tradicional, un sobrino de Constantino el grande, de nombre Nepociano, se proclamó emperador. Con el apoyo de una banda de gladiadores entró en la ciudad de Roma el 3 de junio del 350. Expulsó al prefecto urbano y, con este golpe de mano, se hizo con las riendas de la ciudad arrebatándosela a Magnencio. Tras esto, Nepociano desató un auténtico reinado del terror en la ciudad. La versión más próxima a los hechos, la de Aurelio Víctor, redactada diez años después, nos da una idea de caos y destrucción generalizados, con pilas de cadáveres amontonándose en las calles y templos.

Magnencio. Maiorina. Lugdunum, 350-351.

Los historiadores modernos ponen en duda ciertos aspectos del relato, como el hecho de que consiguiera entrar en la ciudad sirviéndose únicamente de unos cuantos gladiadores. Se cree que parte de la élite de la ciudad intervino del lado de Nepociano, ya que otros autores como Eutropio o Jerónimo, relatan que tras la revuelta algunos senadores sufrieron graves condenas mientras que otros fueron ejecutados.

La revuelta duró 28 días. El 30 de junio los partidarios de Magnencio entraron en la ciudad dando muerte a Nepociano. Según Eutropio, Nepociano fue decapitado y su cabeza paseada en una pica por las calles de Roma. Así regresó la ciudad a manos de Magnencio, quien acuñó medallones en oro celebrando este hecho.

Tradicionalmente se ha clasificado el intento de asalto al poder de Nepociano como un movimiento fundamentalmente respaldado por las clases populares. Pero los historiadores actuales tienden a pensar en que realmente se trató de un pronunciamiento de la aristocracia de  la ciudad en contra del gobierno de Magnencio. Cabe destacar que algunos autores que estudiaron el registro numismático retrasan la fecha de la rebelión de Nepociano a los meses de mayo-junio del 351.

Las monedas de Nepociano

Uno de los pocos testigos que nos han quedado de Nepociano son sus monedas

Las políticas inflacionarias seguidas por Constantino I acabaron con el follis primero y el centenional después. Por eso, fue necesaria una nueva reforma que se llevó a cabo por Constancio II y Constante en el año 348. A partir de esta reforma se acuñaron sólidos de oro, silicuas de plata y tres denominaciones de monedas de vellón: la maiorina, con valor de 1000 denariis communis (esto es, 10 centenioniales previos a la reforma o 40 folles); la media maiorina, por valor de 500; y el cuarto de maiorina valorado en 250.

La revuelta de Nepociano únicamente afectó a la ceca de Roma, pues lógicamente es la única que acuñó a su nombre. De las seis oficinas que componen esta ceca, tres acuñan a nombre de Nepociano y las otras tres a nombre de Constancio II.

Nepociano. Maiorina, 350 (fuente).

En oro se conoce un rarísimo sólido a nombre de Nepociano mostrando a la dea roma (también se acuñó a nombre de Constancio II)  entronizada sujetando con lanza y escudo sujetando un globo rematado por un crismón. No se conocen monedas de plata.

En cuanto al vellón, se pueden distinguir únicamente maiorinas de dos tipos, debido a la corta duración de su revuelta: uno del mismo tipo al sólido mencionado anteriormente (el  que se ofrece en esta subasta), y otro mostrando al emperador a caballo lanceando a un jinete persa caído.En ambos tipos se muestra a Nepociano con barba, algo destacado ya que con la llegada del cristianismo a Roma los emperadores dejan de llevar barba, siendo prácticamente las únicas excepciones Nepociano, Juliano el apóstata y Eugenio. También cabe destacar que Nepociano utiliza dos leyendas en sus monedas: FL POP NEPOPTIANVS PF AVG y FL NEP CONSTANTINVS AVG, esta última claramente relacionando a Nepociano con su tío, intentando legitimar su toma de poder.

Nepociano. Maiorina, 350 (fuente).

La producción monetaria de Nepociano es fácil de resumir, pero a su vez muy interesante. Para los coleccionistas es uno de los usurpadores más complicados de adquirir. No es fácil ver un ejemplar suyo en subasta. Adquirirlo en una buena conservación supone un desembolso de decenas de miles de euros. Es uno de los huecos de cualquier coleccionista medio interesado en el Imperio Romano.

La próxima subasta de Jesús Vico

Jesús Vico organiza una doble subasta para el 30 de noviembre de 2023: una subasta en sala y otra online con monedas más comedidas. Me centraré a comentar en la subasta en sala, que trae 895 piezas de lo más interesantes.  Ya hablé de las monedas medievales, españolas y extranjeras, así que ahora me centraré en la moneda antigua.

La moneda antigua comienza con 65 monedas de Hispania. Algunas de ellas son bastante raras, como el denario de Arsaos o la unidad de Celtitan. Otras quizá no sean tan raras, pero son muy queridas por los coleccionistas, como el as de Segovia o el dupondio de la caetra

También hay monedas griegas y de la República Romana bastante curiosas. En estos apartados, sin duda lo más destacado son los últimos años de la República; por la rareza destaca el denario de Labieno, mientras que por la belleza el elefante de Julio César

Las mejores monedas antiguas de esta subasta se concentran en el Imperio Romano. Lo más destacado son los 18 sestercios. Personalmente, me han encantado el de Nerón, el de Trajano y el de Antonino Pío, además del de Pertinax por su rareza. A nivel individual, el áureo de Nerva es una moneda espectacular que destaca por sí misma.  

Tuve la suerte de visitar la sede de Jesús Vico y pude grabar algunas de las monedas que salen a subasta. Aquí os dejo un vídeo con algunos de los bronces ibéricos y romanos que aparecerán en la subasta y otro con más monedas romanas.

Este artículo ha sido patrocinado por Jesús Vico. Podéis seguir a Jesús Vico en su web, Facebook e Instagram.

En podcast

Os dejo un podcast con un contenido semejante al de este artículo:

Descripción de Jesús Vico

IMPERIO ROMANO. NEPOCIANO. Follis. Roma (350). A/ Busto drapeado, diademado y acorazadao; FL NEP CONSTANTINVS AVG. R/ Roma sentada a izq. con victoria y lanza; VRBS ROMA. -/-//RC.T. AE 5,17 g. 23 mm. RIC-203. Pátina oscura. BC+/MBC-. Muy rara

Flavio Julio Popilio Nepociano Constantino era hijo de Eutropia, medio hermana del emperador Constantino el Grande, como hija de Constancio Cloro y Flavia Maximiana Teodora, hija del emperador Maximiano. Su padre fue el senador Virio Nepociano. Tras la victoriosa revuelta del general Magnencio contra Constancio, que le llevó a proclamarse emperador en enero del 350, Nepociano, apoyándose en una tropa formada por gladiadores tomó el poder en la ciudad de Roma el 3 de junio de 350, autoproclamándose emperador, pero Magnencio envió contra a él a su magister officiorum, Marcelino, que atacó la ciudad el 30 de junio, derrotando y matando a Nepociano, que durante sus 28 días de gobierno ordenó a la ceca de la ciudad acuñar diversas piezas a su nombre, en especial unas series con la representación de la ciudad llevando en la mano la Victoria con la leyenda VRBS ROMA

Fuente.

Para mecenas

La semana pasada estuvimos echando un vistazo a esta subasta en el Club Escudo. Aquí os dejo el vídeo resultante:

 

Este contenido Premium agradece el apoyo ofrecido por los mecenas del Blog Numismático. Aquí lo explico con más detalle.

Te sugiero que consideres hacerte mecenas. Por unos pocos euros al mes apoyarás el trabajo de divulgación del Blog Numismático y obtendrás unos servicios que te ayudarán mucho como coleccionista: accederás a análisis de subastas numismáticas, cursos, opiniones sobre el mercado; una biblioteca numismática con cientos de recursos de acceso inmediato; ayuda a la importación de monedas extranjeras;  estarás invitado a quedadas presenciales en España; tendrás acceso al Club Escudo... Aquí tienes más información.

Muchas gracias.

Hazte mecenas

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio