Conceptos básicos sobre los denarios republicanos

La moneda romana se suele dividir entre moneda republicana y moneda imperial. No cuesta mucho entender la cronología de la moneda imperial porque cada moneda representa al emperador de turno. Más complicado es comprender la cronología y la evolución del denario republicano, especialmente para quien no se ha parado a estudiar estas monedas y profundizar en ellas. 

En este artículo introduciré algunos conceptos que ayuden a la comprensión de los denarios republicanos. Quien se interese por ellos puede complementar este artículo con este otro, donde introduje su coleccionismo. Ilustro la entrada con denarios que aparecen en la Colección Scipio vol. IV, que subastará Soler & Llach 

Figura 1. Denario anónimo. 211-209 a.C.

Los primeros denarios en la República Romana

Las primeras monedas romanas fueron hechas de bronce. La moneda de plata se introdujo en Roma en torno al año 269 a.C., justo antes de la Primera Guerra Púnica. Estas primeras monedas no fueron denarios, sino didracmas con un peso de unos 6,8 gramos. Posteriormente se introdujeron los quadrigati y los victoriatus con un peso más reducido. Fueron monedas de vida muy corta. 

Sobre el año 211 a.C. se introduce el denario, con un peso de 4,55 gramos (72 denarios hacían una libra romana), como el de la primera imagen. En torno al año 200 a.C. se reduce el peso a 3,9 gramos (84 denarios en una libra), un peso que se mantuvo estable hasta el final de la República. 

La emisión de denarios en la República Romana

Durante la República Romana se nombraba anualmente a tres magistrados que eran los responsables de la acuñación de las monedas. A estos magistrados se les llamaba tresviri argento aere auro flando feriundo ( “los tres hombres para la fundición y acuñación de oro, plata y bronce”); a veces se abreviaba el título como “III. VIR. AAAFF” o como “III. VIR. A.P.F.”. Era una magistratura menor, generalmente encargada a jóvenes que iniciaban su carrera política. De hecho, era un muy buen inicio de una carrera política.

Según Pomponius, los tresviri monetales se comenzaron a nombrar en el 269 a.C., si bien los estudiosos actuales consideran que es una fecha demasiado temprana. Lo que parece claro es que para mediados del siglo II a.C. ya existían estos cargos. 

Figura 2. Denario de Lucius Appuleius Saturninus, gens Appuleia. 104 a.C.

Los tresviri monetales no eran simples funcionarios de la ceca romana. Ellos controlaban el proceso de acuñación, eran responsables de que las monedas tuvieran el peso y la pureza que correspondía y proponían el diseño de la moneda. Como eran magistrados que pretendían desarrollar una carrera política, a menudo aprovechaban la circunstancia para hacer publicidad de sí mismos y de su gens (familia, o clan). 

Este último punto es muy importante y a veces suele generar confusión. Cuando decimos que un denario republicano pertenece a una gens no significa que esa familia haya emitido el denario o que la plata fuese de la familia. La emisión de la moneda correspondía a la República Romana. Pero el triunvir monetalis de turno pertenecía a una gens y en el diseño de los denarios a menudo hacía referencia a los mitos relacionados con esa gens. Esto hace que los denarios republicanos sean muy interesantes pues a menudo nos cuentan cómo los romanos veían e interpretaban su propia historia

Aquí tenéis una lista cronológica de los tresviri monetales y aquí tenéis una lista de cada una de las gens

La evolución tipológica de los denarios republicanos

La evolución de la tipología en la República Romana es un tema muy amplio del que se podría escribir muchísimo. Aquí solo pretendo ilustrar una idea: según avanza el tiempo, en los denarios aparece más publicidad, es más explícita y más personalista. Para más información podéis seguir por aquí

En un principio los denarios se emitieron de manera anónima. Bien porque en una etapa tan temprana no hubiese tresviri monetales responsables o porque, aunque los hubiese, estos no incluían su nombre en los denarios ni modificaban sus diseños. Un diseño típico de estos denarios es el busto de Roma en el anverso y los Dioscuros galopando en el reverso. Un ejemplo es el denario de la Figura 1

A mediados del siglo II a.C. en los denarios empieza a aparecer el nombre del triunvir monetalis en cuestión. De esta forma, el joven magistrado tomaba responsabilidad de la moneda a la vez que hacía que su nombre comenzase a ser conocido en Roma, algo que le podría venir muy bien para desarrollar su carrera política. Pero en este periodo el diseño no porta publicidad de la familia. En muchos casos el diseño es la cabeza de roma en el anverso y un motivo ecuestre en el reverso con el nombre del triunvir monetalis en el exergo. Un ejemplo es el denario de la Figura 2.

Entrando en el siglo I a.C. los  tresviri monetales comenzaron a incluir sus propios diseños. En muchos casos esos diseños hacían referencia a los hechos históricos y mitológicos de su propia gens. Este es un periodo fascinante porque hay una gran cantidad de diseños que nos enseñan mucho sobre la historia y la cultura romana. Es el periodo que más me gusta; los lectores habituales seguro que lo habéis notado porque con frecuencia dedico entradas a este tipo de denarios (uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve y diez). 

Figura 3. Denario de Calpurnius Piso Frugi, gens Calpurnia. 64 a.C.

En este periodo muchos denarios portan distintas combinaciones de símbolos en el anverso y en el reverso, lo que aumenta todavía más su variedad. Un ejemplo es el denario de Calpurnius Piso Frugi que se muestra en la Figura 3; en la colección Scipio vol. IV hay 119 denarios de este mismo triunvir monetalis y con este mismo diseño pero con combinaciones de símbolos distintos.

Julio César supuso un punto de inflexión muy importante para la República Romana, que se vio reflejado en la numismática. Sus enormes emisiones de denarios eran mucho más personalistas llegando al punto que en el año 44 a.C. plasmó su propio busto en los denarios (explicación). Las Guerras Civiles que siguieron al asesinato de Julio César siguieron esta tendencia. Ya vimos en esta bitácora el caso de los denarios de Bruto, de Marco Antonio y de Pompeyo

Este personalismo se incrementó mucho más con Augusto, dando paso a los denarios imperiales. Un ejemplo es el denario que se muestra en la Figura 4.

La colección Scipio vol. IV

Soler & Llach organiza una triple subasta en este mes de junio: la subasta Scipio vol. IV el 14 de junio; una subasta presencial y online el 15 de junio; y una subasta exclusivamente online el 16 de junio. Ahora me centraré en la Scipio, dejando el comentario sobre las otras dos subastas para una entrada la semana que viene.

La Colección Scipio es una amplísima colección de denarios que está subastando Soler & Llach. Ya comenté el primer, el segundo y el tercer volumen. Este cuarto volumen se compone de 882 lotes, de los cuales 711 son denarios republicanos y 171 son imperiales. Esa preponderancia de los denarios republicanos sobre los imperiales también ocurrió en los volúmenes anteriores.

Figura 4. Denario de Augusto. Colonia Patricia (Córdoba)

Los denarios presentados tienen, en su inmensa mayoría, una calidad media. Tampoco hay grandes rarezas, pues los ejemplares más interesantes de la colección ya aparecieron en el segundo volumen. Por tanto, son monedas asequibles donde cualquier coleccionista de denarios romanos encontrará ejemplares bonitos que incorporar a su colección sin por ello desangrarse el bolsillo. También es una subasta muy propicia para quienes buscan diferentes variantes de un mismo denario, atendiendo a los símbolos u objetos que aparecen en el campo. Hay algunos denarios que incluyen decenas de variantes distintas.

En cuanto a ejemplares que me han llamado la atención, por parte de los denarios republicanos puedo citar el denario de la gens Crepereia, este de la gens Lucretia y el raro denario de la gens Sempronia. Entre los denarios imperiales es curioso que los más interesantes sean del siglo III. Hay dos ejemplares muy buenos de Balbino (uno y dos), otro de Pupieno y un interesante argénteo de Galerio
Podéis seguir a Soler & Llach en su página web, en Facebook y en Instagram.

Comentarios en: Conceptos básicos sobre los denarios republicanos

  1. Mikel Aguirre Jordana

    Fantástica entrada, un resumen rápido para los que quieren empezar en moneda antigua, como recomendación personal, paciencia, mucha paciencia, ya que hay cientos de diseños.

    En mi opinión estas serian las mejores opciones de colección.

    -Un denario Por GENS ( La más divertida y variada, pero puede ser frustrante encontrar ciertas piezas)
    -Centrarse en una Gens o un Magistrado ( Menos variada pero más fácil de completar)
    -Denarios Anónimos (Una colección centrada en variantes, posiblemente la menos variada y con piezas bastante caras)

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Hay otra forma de coleccionar que es fijándose en los reversos. Por ejemplo, monedas con reversos que aluden a la mitología, reversos con personajes históricos, reversos con temas ecuestres…

  2. La verdad es que el estudio acaba resultando enorrrmee… Ya veo auténticos ensayos o lucha entre los tresviri a ver cual conseguiía acuñar más, o que su moneda fuera más apreciada… El inicio del coleccionismo vaya…
    Ahora me surge la duda… ¿habría unos primeros coleccionistas en aquella época? Con monedas que llegasen de otros sitios? ¿O directamente las tuviesen guardadas de alguna forma especial, no sólo como tesoro sino por su valor estetico?

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Buena pregunta.

      Que yo sepa no hay referencias documentales, y mucho menos arqueológicas, que nos hablen de coleccionismo numismático en la Antigüedad. Pero en la República Romana había coleccionistas de arte (el más famoso es Cicerón) y es obvio que se preocupaban por la belleza estética de las monedas. Por lo tanto, me parece muy razonable que también hubiese coleccionistas de monedas. Al menos los tresviri monetalis y sus familias seguro que guardaban con orgullo algunas monedas emitidas por ellos.

      Pero lo que digo son simples suposiciones.

  3. Muchas gracias por tan valiosa información, sobre todo para quienes recién empezamos con este tipo de piezas. Te comento que me inscribí en la página de Soler & Llach para participar en el Vol. 4 y obtuve, entre otras monedas, un denario de L. Julius Bursio (85 a.C) en estado MBC. Sin embargo, recién me percato en la descripción que indica un peso de 2.95 grs. Mi consulta es si será sólo desgaste o se acuñaron con un peso algo menor al promedio. Saludos.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Si el peso son 2,95 g. me parece demasiado para deberse solo a desgaste. Seguramente haya tenido una acuñación con menor precio.

      Me alegro de que te haya gustado la entrada.

      Un saludo,
      Adolfo

  4. la verdad que el tema de colección de denarios gusta a todo el mundo, el valor estético es importante, tbien soy coleccionista reciente. la pena que quieres alguno en concreto y se te va el precio en la subasta y dices otra vez sera. Me gusta como dice Adolfo comprar reverso con figuras de animales.
    Buena tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba