Los denarios de las legiones de Marco Antonio

Los denarios de las legiones de Marco Antonio

Los denarios de las legiones de Marco Antonio, en su conjunto, son la emisión de monedas de plata más abundante de Roma. Son denarios cargadísimos de historia sobre los que se ha escrito mucho. Fácilmente se puede encontrar información tanto en castellano (una, dos, tres) como en inglés (una, dos, tres). En este artículo voy a dar una breve introducción a la historia y el coleccionismo de estos famosos denarios.

La emisión de los denarios de Marco Antonio

La Batalla de Accio, que enfrentó a la flota de Marco Antonio con la de César Octavio en el año 31 a.C., es una de las batallas más trascendentes de la historia y también de las más conocidas por el público en general.  Marco Antonio era consciente de que necesitaba la lealtad de sus legiones si quería salir victorioso de la guerra con Octavio. Por eso buscó comprar su favor con estos denarios. Por un lado, se ofreció una cuantiosa paga a las legiones. Se estima que se emitieron entre 25 y 35 millones de ejemplares en los años 32-31 a.C., lo cual era una auténtica barbaridad para la época. Por otro lado, en el reverso de cada denario se homenajea a una legión o cohorte, de forma que se refuerza el vínculo de las legiones con su líder. Esto hace que los denarios de las legiones de Marco Antonio atraigan tanto la atención.

La cantidad de plata necesaria para tal cantidad de denarios fue enorme. Tanto que Marco Antonio no contaba con ella. Por eso acuñó estos denarios con menor ley de la que tenían otros denarios circulantes en la época. Es decir, estos denarios tienen menos plata y más cobre que otros denarios del siglo I a.C.

Como consecuencia, los denarios de las legiones de Marco Antonio circularon mucho durante cientos de años (véase la Ley de Gresham). Los romanos eran conscientes de que la plata contenida en estos denarios era de menor ley, así que los circulaban prefiriendo acumular otro tipo de denarios. Esto se dio hasta el siglo III, cuando el denario sufrió una gran devaluación y ya los denarios de las legiones de Marco Antonio comenzaron a ser acaparados. Por eso hoy en día se suelen encontrar en un estado de conservación bastante bajo en comparación con otros denarios.

Hay cierta controversia entre autores en lo que al lugar de emisión se refiere. Lo más probable es que fuesen forjados en la ciudad de Patras donde Marco Antonio estaba acampado en el invierno del año 31 a.C. Puede resultar curioso que una emisión tan grande se acuñase en una sola ciudad, pero así parece por la similitud de motivos y estilos en todos los denarios.

Denario Marco Antonio Legión II

Denario Marco Antonio Legión III

Denario Marco Antonio Legión IV

Descripción de los denarios de Marco Antonio

En el anverso de los denarios nos encontramos una galera que muestra entre ocho y doce remos. En su leyenda superior se indica «ANT AVG», que es una abreviación de «Antonius Augur» (Antonio Augur). En el exergo se indica «III VIR. R. P.», abreviación de «Tresviri Rei Publicae Constituendae» (Triunvir para la reorganización de la República). Resulta muy curioso que se haga alusión a la condición de Marco Antonio como triunvir en unas monedas emitidas para financiar la guerra contra otro triunvir (César Octavio).

En el reverso se muestra el águila imperial flanqueada por dos estandartes. Bajo el águila aparece una inscripción que identifica una de las unidades del ejército de Marco Antonio.

Las legiones representadas

Denario Marco Antonio Legión V

Denario Marco Antonio Legión VI

Denario Marco Antonio Legión VII

En el reverso de los denarios, bajo el águila, aparece el número de la legión a la que alude la moneda. La leyenda indica «LEG» a la izquierda del estandarte y el número de la legión a la derecha. Podéis ver en las imágenes de la entrada (todas ellas ofrecidas en la próxima subasta de Ibercoin) varios números de legiones.

Hay legiones representadas hasta el numeral XXIII. En algunos casos se escribe el numeral de dos formas distintas. Así, nos podemos encontrar denarios indicando «LEG IIII» y también denarios indicando «LEG IV» (imagen). Lo mismo ocurre con «LEG IX» y «LEG VIIII» (ambas en las imágenes) y con «LEG XIX» y «LEG XVIIII«. También existe un error que indica «LEG IIX». Otra particularidad es la alusión a la primera legión, que se hace con la leyenda «LEG PRI«.

Además de las legiones se citaron en los denarios de Marco Antonio a la Guardia Pretoriana y a la Cohorte Especuladora (una especie de tropa de reconocimiento). En estos casos el diseño cambia en el reverso. Para la Guardia Pretoriana se incluye una leyenda alrededor del reverso que indica «Chortivm Praetoriarvm». Para la Cohorte Especuladora la leyenda de alrededor indica «Chortis Specvlatorvm», además de que cambia el anverso mostrando tres estandartes en vez de dos estandartes y un águila.

Otras emisiones relacionadas

Marco Antonio no solo acuñó denarios para sus legiones. También acuñó áureos que hoy en día son rarísimos.

Se puede buscar la influencia de estos denarios para las legiones de Marco Antonio en la numismática romana. No he visto ningún estudio al respecto, pero me parece evidente que diseños como el de los denarios de Clodius Macer tienen una clara influencia. Lo mismo puedo decir de algunas monedas de Septimio Severo, como ésta y ésta. Aquí se citan algunos otros ejemplos de monedas romanas con motivos semejantes.

Acuñaciones dudosas o falsas

Unas monedas tan queridas son muy golosas para los falsarios. Así, existen denarios que citan a las legiones XXIV a XXX. Estos denarios son dados por falsos por la mayoría de los autores. Consideran que fueron invenciones de finales del siglo XIX. Es más, hay quienes dicen que un falsario llamado Tardini se inventó el denario de la primera legión.

Sin embargo hay autores que consideran estos denarios como auténticos y no como meras fantasías. En 2017 apareció en subasta un denario con la numeración XXXIII, hasta entonces desconocida. Tanto la casa de subastas como Luis Amela Valverde abogan por la autenticidad de ese denario único y de la posible autenticidad de los denarios con numerales XXIV en adelante.

Coleccionismo de los denarios de Marco Antonio

Unos denarios con la trascendencia histórica de éstos son una auténtica delicia para los aficionados a la numismática romana. Mas aún, la aparición de las distintas legiones hace sean una serie coleccionable en sí mismos. Muchos coleccionistas (ejemplos aquí y aquí) buscan hacerse con ellos para relacionarlos con la historia de estas legiones. Digamos que tienen un denario en sus manos que no solo les lleva a Marco Antonio o a la batalla de Accio, sino también a la Legio III Gallica o la Legio VIII Augusta.

Algunas legiones, como la VI o la VIII son relativamente comunes. Muchas de ellas se pueden encontrar en estado de conservación corrientes por menos de 200 euros. Pero también hay legiones raras, como la Legión Primera, por las que habrá que pagar 5-10 veces más. Ni qué decir tiene que los áureos suponen un desembolso muy fuerte. Hay remates de áureos por encima de los 100.000 euros.

Otra característica de estas serie es que es bastante común en calidades bajas pero resultan muy raras en calidades altas. Hacerse con un ejemplar mejor que MBC+ es un reto importante y supondrá un desembolso superior a los 500 euros para los casos más sencillos. Completar la serie entera en calidad MBC+ probablemente sea un reto imposible.

Denario Marco Antonio Legión VIII

Denario Marco Antonio Legión VIIII

Denario Marco Antonio Legión IX

Las próximas subastas de Ibercoin

Ibercoin ha organizado dos subastas para este mes de diciembre. La primera de ellas es una subasta de billetes que acontecerá el día 17. En ella se ofrecen 983 billetes en su mayoría bonitos y muy asequibles (la inmensa mayoría de ellos no pasa de 100 euros de salida). El mejor billete de la colección es, con mucho, las 100 pesetas de 1876. Hay unos 450 billetes españoles del siglo XX más 378 de la Guerra Civil, además de 101 billetes extranjeros. A mí me ha llamado especialmente la atención esta y esta prueba. Por lo demás, creo que es una subasta muy interesante para todos los «billeteros de a pie».

Denario Marco Antonio Legión X

La siguiente subasta acontecerá el 22 de diciembre. Es una subasta donde se ofrecen 1727 lotes de monedas. La subasta da un amplio repaso a la historia de la numismática. Por lo general, las monedas que se ofrecen son muy comerciales y tienen una calidad media, si bien se encuentran algunas piezas muy selectas dignas de las mejores colecciones. Claramente es la mejor subasta que ha organizado esta firma en esta segunda fase. Me alegro mucho por ellos porque no es nada fácil ofrecer una colección así. Hay mucho trabajo detrás de estos lotes.

Se ofrecen 492 lotes de moneda antigua, entre los que destacan las monedas de Hispania y las del Imperio Romano. En ambos casos hay una muy buena representación de esos periodos. Entre ellas las que más me han gustado han sido los denarios de Marco Antonio que ilustran esta entrada y el áureo de Tiberio. La sección de la moneda medieval es más breve y quizá para coleccionistas más especializados. Destacan ahí los cobres bizantinos y una curiosa colección de pellofas.

Entrando en la Edad Moderna la subasta se vuelve bastante más comercial. Destacan los duros segovianos, como este 8 reales «María» de 1687, y algunas onzas, como las sevillanas de 1705 y 1729. También hay muchas monedas bonitas pero no por ello demasiado caras. Valga como ejemplo este estupendo medio maravedí de Pamplona. Finalmente, se ofrecen 437 monedas extranjeras de lo más variopinto. Entre ellas destaca la espectacular colección de 66 monedas francesas. Los siete oros medievales franceses hacen que se me erice el pelo. El resto personalmente me llama menos pero no dejan de ser monedas muy interesantes de la monarquía francesa.

5 Comentarios

  1. Victoria 1 mes hace

    Qué impresión de que este post que lo considero de lo más didáctico tenga menos repercusión. Supongo que porque no das pie a la opinión o debe ser tema de dominio público.
    A mi personalmente me ha encantado, las emisiones romanas son un misterio por sondear.
    Entiendo que para acuñar estos denarios, probablemente se fundieron otros….no habría plata cerca y en guerra no veo prudente plata de ida y plata de vuelta constantemente….

  2. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Gracias, Victoria. Me alegro de que te haya gustado el post.

    Estas entradas más descriptivas no dan tanto pie a comentarios como otras más basadas en la experiencia personal de cada uno. Eso no significa que no tengan repercursión. Por ejemplo, en Facebook ha habido decenas de «likes» y se ha compartido en un montón de grupos.

    La guinda a esta entrada sería que algún coleccionista especializado en esta serie aportase su experiencia o detalles más concretos de estas monedas. Eso a veces se da y a veces no. También se agradecen mucho los comentarios como el tuyo, Victoria. Me alegro mucho de saber que a gente tan despierta como tú (y como todo el público de este Blog) le gusta esta entrada.

    Saludos,
    Adolfo

    P.D.: me llevó cinco horas escribirla…

  3. Gustavo Gonzalez 1 mes hace

    Hola
    Muy buen articulo y muy didactico, increibles las cosas que han llegado a hacer los Romanos, nunca dejan de sorprender, no puedo imaginar como habran hecho para acuñar 35 millones de monedas con metodos tan rudimentarios en tan poco tiempo.
    Saludos

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Por cierto, leí por alguna parte que el se utilizó el tesoro de Egipto para generar estas monedas. Pero no lo he encontrado en ningún artículo medianamente serio, así que lo dejo como otro «rumor numismático» (de los muchos que hay), salvo que alguien me demuestre lo contrario con alguna buena referencia.

    Bien es cierto que parece razonable pensar que parte de la plata provendría de Egipto, Siria y otras provincias orientales.

    Saludos,
    Adolfo

  5. Miguel Ángel 1 mes hace

    Enhorabuena por la entrada Adolfo. Independientemente de su valor numismático me ha gustado mucho por su valor histórico. Para mí, que no estoy familiarizado con la historia de la Roma antigua, enterarme de la existencia de la batalla de Accio y de sus protagonistas me va a hacer interesarme por los hechos históricos que ocurrieron en esa época. Gracias.
    Saludos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*