Siete monedas históricas españolas que se pueden comprar por su peso en oro o plata

Siete monedas históricas españolas que se pueden comprar por su peso en oro o plata

Este artículo lo he escrito para el Blog de Value School. Aquí tenéis la publicación original que reproduzco a continuación.

En este 2020 ha pegado un subidón el precio del oro y de la plata. Como siempre que ocurre, atrae la atención de los inversores que buscan en los metales preciosos una forma de refugiar su capital y, por qué no decirlo, también una forma de especular en el corto plazo.

Muchos inversores adquieren oro o plata mediante fondos, ETFs o empresas mineras. Otros, sin embargo, prefieren el metal físico pues lo entienden como una forma más segura de refugiar su dinero. Estos últimos suelen hacerse con lingotes de 100 gramos de oro o de 1 kilo de plata.

También hay quienes prefieren con monedas de 1 onza troy, ya sea de oro o plata. Estas monedas de 1 onza las fabrican por miles, año tras año, los países exportadores de oro. Los ejemplos más conocidos son los pandas chinos, las filarmónicas austriacas, los maple leaf canadienses (imagen), los krugerrands sudafricanos, los canguros australianos, los koalas australianos o las Britannias británicas.

Adquirir estas monedas resulta bien sencillo. Basta hablar con un comerciante de metales preciosos (por ejemplo, Andorrano Joyería) y solicitarle la cantidad que se desee. Se fabrican todos los años monedas suficientes para satisfacer la demanda, así que no suele haber problema por encontrar, por ejemplo, 50 krugerrands del año 2020.

Eso sí, el inversor debe ser consciente de que está haciendo una inversión en oro o plata y no una inversión numismática: es muy poco probable que esas monedas vayan a valer algún día más que su valor intrínseco en metal.

Otra opción semejante -pero sin duda más interesante- es adquirir monedas históricas que tengan un precio muy similar a su valor intrínseco en oro o plata. Esto es algo que sorprende tanto a quien se aproxima al coleccionismo como a quien busca vender algunas monedas heredadas que pensaba que eran un pequeño tesoro. Es una suerte que una moneda que tenga 200 años se venda a día de hoy como simple y llano metal. Pero tal es el caso. Quien quiera invertir en oro o plata físico quizá pueda considerar esta lista porque, además de realizar su inversión, se llevará a casa un pedazo de historia de España.

Antes de proseguir me gustaría dejar claras cuatro ideas para evitar que alguien se lleve a engaño:

  • Estas monedas valen a día de hoy su peso en oro o plata y es muy probable que sigan haciéndolo durante muchos años. Que nadie espere comprar hoy una moneda por su valor de metal y venderla dentro de 20 años por el triple de su valor en metal.
  • Adquirir estas monedas es relativamente sencillo, pero no tan sencillo como las onzas de inversión que se emiten cada año. Un comerciante tiene que trabajárselo más: para él no consiste solo en llamar por teléfono y tener 50 ejemplares al día siguiente entrando por la puerta. Así que quien quiera invertir comprando moneda histórica lo mejor será que entable confianza con algún comerciante y le pida que le ofrezca algunas monedas según se vaya haciendo con ellas. Las monedas históricas requieren algo más de paciencia.
  • Si digo que estas monedas «se compran a precio de metal» quiero decir que un comerciante las pagará razonablemente a ese precio y las venderá un poco más caras. Quizá una moneda cuyo metal cueste 1.200 euros la ofrezca por 1.250. Hay que entender que el comerciante tendrá que ganar algo. En esta cuestión de precios suelo tener a Andorrano Joyería como referencia porque publica diariamente en su web los precios a los que compra y vende distintas monedas.
  • Los tipos de monedas que presento son aquellos en los que los ejemplares en una conservación baja o media y que no sean raros valen su precio en metal. En las monedas históricas hay fechas o cecas raras, o monedas en perfecta calidad, cuyo precio puede dispararse.

Dicho esto, vamos con ellas.

100 PESETAS DE 1966

Las 100 pesetas de plata fue la gran apuesta de Franco para emitir una moneda que emulase a los famosos 8 reales españoles (el duro de plata). La emisión se interrumpió en 1970, pero en esos cinco años se fabricaron millones de ejemplares. Muchos de ellos nunca fueron recogidos y por eso hoy son tan comunes aunque estén en calidad sin circular. Estas monedas tienen un peso de 19 gramos y 800 milésimas de plata. Cuidado que su plata es bastante baja. Más sobre estas monedas.

5 PESETAS 1869-1899

Estos duros de plata fueron el emblema de la numismática española desde que se emitieron las primeras pesetas hasta la Guerra Civil. Son monedas que circularon mucho y por eso se suelen encontrar en un estado de conservación bastante bajo (como la de la foto o peor). En esos casos se pagan por su peso en plata. No obstante, si están en altas conservaciones su precio puede ser mucho más alto. Tienen un peso de 25 gramos y 900 milésimas de plata. Las monedas de 1 y 2 pesetas se suelen encontrar con más desgaste que las de 5 pesetas; en tal caso también se pagan por su peso en plata. Más sobre su precio.

25 PESETAS DE ALFONSO XII 1876-1881

Las 25 pesetas acuñadas entre 1876 y 1881 son monedas de oro muy comunes. Las emisiones de 1882 a 1886 son más raras y caras. Todas estas monedas siguen la metrología propuesta por la Unión Monetaria Latina, si bien la mayoría de los países acuñaron más monedas de 20 que de 25; por ejemplo, los 20 francos franceses, los 20 francos suizos, las 20 liras… Todas estas monedas, junto con los soberanos ingleses, son una buena opción para quien quiera adquirir oro en forma de monedas pequeñas. Las 25 pesetas tienen un peso de 8,06 gramos y tienen 900 milésimas de oro fino.

100 REALES O 10 ESCUDOS 1850-1868

Isabel II acuñó una gran variedad de monedas de oro en Madrid, Barcelona y Sevilla. Algunas de ellas son muy comunes y, si no se buscan en alta conservación, se pueden encontrar por su peso en oro. Un ejemplo son los 100 reales madrileños de la imagen. Estos 100 reales tienen un peso de 8,50 gramos y una ley de 900 milésimas. Más sobre los 100 reales de Isabel II.

2 ESCUDOS 1772-1833

Las monedas de 2 escudos circularon muchísimo a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Los españoles las llamaban «doblones», los franceses «pistoles» y los ingleses «pistols» (más). Estos nombres populares demuestran cómo estas monedas se aceptaban en cualquier puerto del mundo. Hoy en día quien no busque las monedas raras ni de alta calidad puede hacerse con una colección de 2 escudos desde 1772 a 1833 por prácticamente su peso en oro. Se acuñaron en multitud de cecas: Madrid, Sevilla, Cádiz, México, Lima, Potosí, Santiago de Chile, Bogotá y Popayán. Tienen un peso 6,75 gramos con una ley de 875 milésimas.

4 ESCUDOS 1772-1824

Las monedas de 4 escudos son más raras que las de 2 escudos pero también son mucho menos coleccionadas. Esto hace que a día de hoy, muchas de las acuñadas entre 1772 y 1824 se puedan adquirir por su peso en oro si están en baja conservación. Tienen un peso 13,5 gramos y su ley es de 875 milésimas.

8 ESCUDOS 1772-1824

Los 8 escudos fueron la joya numismática del Imperio Español. Son monedas muy coleccionadas internacionalmente. Los coleccionistas ofrecen mucho dinero por los ejemplares más raros en alta conservación. Pero muchas de las onzas a partir de 1772 son muy corrientes y en una conservación media no cuestan más que su peso en oro (en alta conservación, probablemente el doble). La «onza española» es una moneda que llena la mano y que atrae la atención de cualquiera. Además hay multitud de cecas y años para elegir. ¡Pero cuidado! Una onza española no pesa una onza troy. Tienen un peso 27 gramos y tienen una ley de 875 milésimas.

28 Comentarios

  1. F. T. 4 meses hace

    Hola, Adolfo. Interesante entrada, como todas. Esta en especial es perfecta para plantear una duda que siempre he tenido en mente. Yo estoy interesado mucho más en el coleccionismo, y en el componente cultural de la numismática, que en la inversión, pero mi duda alude a la relación entre ambos campos (y perdona si resulta ser una duda ingenua, es probable que así sea, ya que me considero un principiante).

    ¿Cómo lidia el mercado del coleccionismo numismático con la cotización fluctuante del oro?

    Me explico, a través del ejemplo de la onza: existen muchos ejemplares de onzas a partir de 1772, como bien dices, cuyo valor estimado en catálogo muchas veces no supera la banda de los 800-900 € en conservaciones medias. Sin embargo, en periodos de crisis, como por ejemplo este fatídico 2020, hemos sido testigos de cómo el oro ha llegado a cotizar a casi 2100 $/oz, lo que, si mis cálculos no fallan, equivale a la friolera de 63 €/gr. Ateniéndonos a la composición de una moneda de 8 escudos, de 875 milésimas, tendríamos que el precio por peso en oro de la pieza sería casi el doble del valor estimado del catálogo numismático. ¿Cómo se resuelve esta paradoja?
    Muchas gracias por tu atención y tu tiempo, ¡un saludo!

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Hola.

      Hace ya años que hablamos sobre los precios de los catálogos, pero hay que bucear mucho en el Blog para encontrar esas entradas:

      https://blognumismatico.com/2011/05/12/los-precios-de-los-catalogos/
      https://blognumismatico.com/2009/10/08/¿tasar-monedas-con-catalogos/

      También hablé sobre ello en el libro que regalo al inscribirse al Blog.

      Los precios de los catálogos adolecen de muchos problemas. Entre ellos el de que son precios estáticos, escritos en un libro, que no recogen la volatilidad del mercado (es obvio que el mercado numismático, como cualquier otro, es volátil).
      En mi opinión, para este tipo de monedas los catálogos deberían indicar, simplemente: «estas monedas cuestan su valor intrínseco en metal». Pero como eso no lo hacen y ponen una cifra, esa cifra no es más que una estimación burda que no valdrá para mucho si el oro/plata sube o baja.

      En este sentido veo mucho más útil la tabla de precios que tiene Andorrano Joyería: https://www.andorrano-joyeria.com/precio-del-oro

      Ahí se indica el precio al que un profesional concreto se compromete a comprar y a vender monedas de oro o plata. Ese precio lo tienen referenciado a la cotización de los metales por lo que se actualiza a diario. A partir de saber esos precios el coleccionista/inversor ya sabe a qué atenerse.

      Espero haber resuelto la duda.

      Saludos,
      Adolfo

  2. Curial 4 meses hace

    Un apunte solo, las onzas tienen un fino de .901 hasta 1785, luego como dices se reduce a .875

    Otra serie muy interesante y enorme sería coleccionar monedas del mundo de la época del patrón oro, desde 1870 hasta la Primera Guerra Mundial. Todos los países en esa época emitieron grandes cantidades de monedas de oro, la mayoría del tipo de 25 pesetas de Alfonso XII, con lo que son fáciles de encontrar a precios cercanos al spot.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Así me gusta, que estés atento :)

      Sabía que iba a surgir este comentario en el Blog. Date cuenta de que este artículo lo he escrito para un blog de finanzas, así que no he querido liar al personal con datos técnicos. Al fin y al cabo será difícil que quien quiera invertir en oro vaya a adquirir monedas anteriores a 1785.

      Si nos abrimos al mundo hay muchísimas monedas de los siglos XIX y XX que se pueden adquirir por su precio en oro. Algunas las he nombrado, pero no puedo enumerar todas porque sería una lista muy larga.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Vicente 4 meses hace

    Muy buena lección. La pena es este país, es un país de Piratas.

    Se te a olvidado contar la historia de porque hay en España muchas monedas de oro, limadas….
    Y otra cosa.. La calidad, no es lo mismo ley de 900 milésimas, que 999 milésimas….

    Es increíble la facilidad que hay fuera de España, para comprar y vender monedas de oro y plata.
    Aquí, cuesta un mundo el que no te estafen…. Y no te digo nada, lo que cuesta vender una moneda si en algún momento te ves apurado….

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Yo no creo ni que sea un país de piratas ni que sea complicado comprar/vender este tipo de monedas.

      Quien quiera venderlas lo tiene tan fácil como hablar con un profesional. Sin ir más lejos, Andorrano Joyería te compra todas las monedas de oro/plata que le lleves y ya sabes a priori el precio que paga por ellas. Yo creo que los precios que paga son muy razonables. Si alguien quiere vender las monedas más caras (o comprarlas más baratas) tendrá que trabajárselo un poquillo más. Él sabrá si le compensa el 1-2% que se vaya a poder ahorrar.

      Pero en general no creo que comprar/vender monedas de oro/plata sea más difícil en España que en cualquier otro país.

      Saludos,
      Adolfo

    • Claudio Marcelo 4 meses hace

      Creo que no son las 25 pesetas de Alfonso XII si no las 20 pesetas de Alfonso XIII las que concuerdan con la métrica de la UML correspondiente a los 20 francos suizos (Vreneli) o franceses (Marianne), a saber, 5, 81 gramos de oro fino y 6, 45 de peso total.
      Fuente: página 546 de Numismática Española de A&C.

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

        Sí, efectivamente. El equivalente en oro a los 20 francos son las 20 pesetas.

        Lo que ocurre es que en España se acuñaron muchas más monedas de 25 pesetas que de 20 pesetas. Eso hace que ahora las de 25 pesetas se encuentren por su peso en oro, mientras que las de 20 pesetas cuestan algo más.

        Saludos,
        Adolfo

    • Claudio Marcelo 4 meses hace

      Yo he cambiado mi opinión al respecto de la ley, ahora prefiero las leyes bajas (entorno a 900) de las monedas de oro de inversión que fueron acuñadas en su día para circular, porque las hace más resistentes a golpecitos y descuidos.
      A la hora de vender, las monedas de oro de inversión se compran por su peso fino y la calidad, si aporta algo, viene más determinada por su estado de conservación que por la ley de la aleación.

      • Autor
        Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

        Leyes de 875 milésimas para arriba me parece correcto.

        Yo no recomendaría a nadie que adquiriese monedas de 800 milésimas (como los paquillos) o menos (hay monedas europeas de 600 milésimas e incluso menos) como inversión. Luego es una lata venderlas porque el coste de fundición es bastante mayor y se pagan muy mal. Algunos comerciantes ni siquiera compran monedas con menos de 600 milésimas de plata.

        Saludos,
        Adolfo

  4. Josep 4 meses hace

    Muy interesante.

  5. Javier 4 meses hace

    Hola Adolfo, me parece muy interesante el tema moneda histórica/inversión. Tengo algunos napoleones de oro porque me parecen una moneda con mucha historia y a la vez pues puedes recuperar algo la inversión.
    Siempre he tenido esta duda: ¿porque las tiendas de inversión como Andorrano, y otras en Madrid recompran los napoleones y los soberanos mejor que las 20 o 25 pesetas si tienen la misma ley?
    ¿Están más desprestigiadas las pesetas? Andorrano recompra los napoleones y los soberanos a un 90% y las 25 pesetas a un 80%. En Francia sucede igual, los 20 francos franceses o belgas se pagan mejor que las 20 pesetas,
    Gracias de antemano

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Me sorprende mucho esto que dices.

      Si nos fijamos en los precios de compra de Andorrano Joyería ( https://www.andorrano-joyeria.com/precio-del-oro ) vemos que las 25 pesetas las compra un 20% por encima de los 20 francos, independientemente de si estos 20 francos son de Napoleón o son de finales del siglo XIX.

      En otras tiendas no tengo ni idea.

      Saludos,
      Adolfo

      • Javier 4 meses hace

        Si no he hecho mal las cuentas los 20 francos los recompra al 90% de lo que los vende y las 25 pesetas las recompra al 80% de lo que los vende. Y ya lo he visto en más sitios.
        Entiendo que los 20 francos son una moneda más conocida internacionalmente y apreciada como inversión, pero no lo acabo de entender teniendo la misma ley

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

          OK, no te había entendido.

          La cuestión es que a la hora de comprarlos, los compran igual sean 20 francos o 25 pesetas (los compran como oro y listo). En cambio, a la hora de venderlos las 25 pesetas las venden más caras que los 20 francos.

          Entiendo que la razón es que haya quienes busquen las 25 pesetas como elementos de colección y por eso en España las vendan algo más caras. Eso se ve también en las subastas: las 25 pesetas se suelen rematar (con comisiones incluidas) algo por encima de su precio en oro, mientras que las monedas de 20 francos son bullion puro y duro.

          Esto es, simplemente, mi hipótesis. No he hablado con Andorrano Joyería ni con ningún otro comerciante de metales preciosos a este respecto.

          Saludos,
          Adolfo

          • Javier 4 meses hace

            Disculpa, tienes toda la razón, las recompra exactamente al mismo precio del oro pero las 25 pesetas les añade el valor numismático.
            Se que a mucha gente los napoleones les puede parecer una moneda vulgar pero tienen mucha historia y me encantaría una entrada tuya acerca de esta moneda, duró prácticamente 100 años y es heredera de nuestro doblón ;-) un saludo y gracias por tu atención

  6. David Fernando 4 meses hace

    Adolfo , a las pesetas las recompra a 53 centavos de euro menos por gramo que a la los francos franceses siendo oro de la misma ley, Es lo contrario a mi país un argentino se compra por encima del valor de la libra o unos francos y el año más dificil que es escaso el año 89 vale el doble. Es curioso que en España menosvalgan sus propias monedas de oro.

    • Javier 4 meses hace

      No, es lo que ha explicado Adolfo, los recompra al mismo precio el oro fino tanto los francos como las pesetas pero las 25 pesetas las vende más caras por su valor numismatico

  7. Gregorio 4 meses hace

    Adolfo. Hace mucho tiempo que no escribía en tu blog. Sobre las monedas de oro realistas de las colonias americanas (México, Potosí Santiago Lima y las más numerosas Bogotá y Popayán) dudo mucho que las encuentres a precio de oro aún en estados muy pobres (VG o F). Estás valen según mi experiencia entre un 5% a un 10% por encima siendo los modulas más pequeños (1 y 2 escudos) comparativamente más costosos. Las de 4 escudos son habitualmente difíciles y su precio es siempre alto.
    Sin embargo las piezas soldadas, brilladas o con daños si pueden conseguirse a precio de oro.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Eso mismo es lo que advierto al principio:

      «Si digo que estas monedas «se compran a precio de metal» quiero decir que un comerciante las pagará razonablemente a ese precio y las venderá un poco más caras.»

      • ignacio 4 meses hace

        Hola Adolfo

        «Pero muchas de las onzas a partir de 1772 son muy corrientes y en una conservación media no cuestan más que su peso en oro»

        Quizás habría que definir que entiendes por conservación media… Una conservación MBC-, sí es a peso. Pero una conservación MBC+, para nada va a peso, a menos que tenga un buen golpe, unas hojas, y entonces no sea apetecible.
        Una conservacion media para mi es MBC, y por lo general no son atractivas. Esas van a peso y un poquito más.
        Las onzas de 1772 a 1785 son mucho más raras que las de 1786 s 1788, y si estan atractivas sin defectos, y no estoy hablando de EBC+, se van de precio.

        Los 4 Escudos tambien es muy dificil encontrarlos a peso… execpto machacadas

        saludos

  8. Daniel 4 meses hace

    Hola Adolfo,
    ¿Existe algún catálogo de las monedas de la Unión Latina? Tengo algunos francos y liras de esa época y me pica la curiosidad. Sería una colección bonita para hacer.
    Un saludo,

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      No que yo sepa, aparte del Krause.

      Estaría muy bien un catálogo que recoja y explique todas las monedas de la Unión Monetaria Latina. A ver si alguien nos lee y se anima.

      Saludos,
      Adolfo

  9. Enrique 4 meses hace

    Me ha gustado.

  10. Juan 4 meses hace

    Enhorabuena por la entrada, muy completa, pero creo que puede conducir a error. Coincido con Vicente, si ojeamos el precio de venta en conocidos portales y cualquier tienda numismática, observamos que dichas piezas de oro nunca las venden «al peso», aun teniendo mala conservación.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

      Pues piensa que todo lo que supere el precio de oro es el beneficio del vendedor.

  11. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 4 meses hace

    Hoy a las 16.00 estrenaré una entrevista con Rafael Company: https://youtu.be/GTatl06tDxE

    Durante el estreno estaremos Rafael y yo chateando con todos los que estéis. También quedará ahí la entrevista para quien quiera verla más adelante.

    Os esperamos,
    Adolfo

  12. Will 4 meses hace

    Muy interesante Blog

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*