8 reales México 1686, resellado en Guatemala

8 reales México 1686, resellado en Guatemala

8 reales México resello Guatemala

Periodo: Edad Moderna (resello Edad Contemporánea)

País: México (Imperio Español) (resello Guatemala)

Ceca: México (resello Guatemala)

Denominación: 8 reales

Reinado: Carlos II

Año: 1686 (resello 1839-1840)

Calidad: VF

Casa de subastas:  Stack’s Bowers & Ponterio

Fecha: 18 de enero de 2019

Precio de salida: $1200

Los resellos de Guatemala

Las primeras décadas del siglo XIX fueron realmente duras en Centroamérica. Las continuas guerras devastaron la región e hicieron que Centro América estuviese en total bancarrota tras su independencia. Como es normal en estas situaciones, hubo escasez de moneda y, el poco circulante existente era realmente heterogéneo. Había piezas coloniales (como la que ilustra esta entrada) que salieron a circulación tras varias décadas acaparadas por las familias y también plata extranjera de diversa procedencia. Por eso, tras la caída de la República Federal de Centro América, Guatemala reselló monedas para dar una garantía al numerario circulante.

Concretamente, se aplicaron cuatro resellos distintos que os resumo en la siguiente tabla:

TIPOAÑOANVERSOREVERSOTÉCNICAEJEMPLO
I1838Quetzal volando sobre montaña y sol radiante
--EstampaciónLote 21034
II1839-1840Sol radiante sobre tres volcanes
--EstampaciónLote 21036
III1840Sol radiante sobre tres volcanes
Sol sobre estrella de cinco puntas, las la cual hay un arco, una flecha y un carcaj
EstampaciónLote 21039
IV1841Sol radiante sobre tres volcanes
Sol sobre estrella de cinco puntas, las la cual hay un arco, una flecha y un carcaj
Tijera de bisagraLote 21042

Creo que la tabla es bastante descriptiva y sirve para poder distinguir con facilidad los cuatro tipos de resellos de Guatemala. Los dos primeros resellos fueron estampados exclusivamente en el anverso de la moneda (tal es el caso de la pieza que ilustra la entrada, que es del tipo II), teniendo ambos distinto diseño. El tipo III guarda el mismo diseño de anverso que el tipo II, pero añade otro resello en el reverso. El tipo IV es exactamente igual que el tipo III en lo que al diseño se refiere. Lo que cambia es la técnica para aplicar el diseño a la moneda, pues el tipo IV lo hace con unas tijeras de bisagra. Es muy fácil distinguir los del tipo III y los del tipo IV, puesto que al usar las tijeras de bisagra, los resellos tipo IV están colocados de manera totalmente simétrica en el anverso y el reverso de la moneda.

Precio de un 8 reales de 1686 resellado en Guatemala

Me resulta muy complicado dar una estimación de precios a esta moneda. Por un lado, ya sabéis que es difícil tasar monedas con resellos porque no solo hay que considerar la rareza y la conservación de la moneda en sí, sino también del resello (más sobre monedas reselladas en la entrevista a Kyle Ponterio). Así que vamos por partes:

El resello de Guatemala tipo II es razonablemente común. Se ve con cierta frecuencia y seguramente sea el más común de los cuatro tipos. El estampado y la conservación de ese resello es muy bueno. Se ven los detalles muy nítidos y eso no es algo demasiado común para un resello. Por lo tanto, se podría decir que es un resello común pero muy bueno.

La moneda es una pieza rarísima. Ya de por sí, los 8 reales de México de Carlos II son raros. Pero la fecha de 1686 es realmente rara. Tanto que no he encontrado otro ejemplar más que el que aquí se presenta (a pesar de que Áureo & Calicó lo marca con el mismo precio que el resto de monedas de su mismo tipo, que son todas raras, como digo). La moneda está todo lo bien que se le puede pedir que esté a un 8 reales de Carlos II, pues son piezas que en un MBC- ya podemos hablar de un muy buen ejemplar. Eso sí, tiene un agujero. Pero estos agujeros son muy típicos en las monedas reselladas en Guatemala. No entiendo el motivo (estaría muy agradecido si alguien nos lo explica) pero se ven en muchísimos ejemplares, yo diría que en la mayoría. Por lo tanto, ese agujero es algo «perdonable».

Tenemos también la rareza histórica de una moneda que debería haber sido fundida en el siglo XVIII pero que fue resellada en 1839, 153 años después de que fuese forjada. Es realmente complicado encontrar monedas del siglo XVII resellados en Guatemala. Un ejemplo es esta, que se vendió por 220 libras en 2011. Ese remate me parece muy bajo pero la moneda sin resello es mucho más común que la que tratamos ahora. En cambio, esta otra pieza resellada sobre un 4 soles de Potosí de 1830 (pieza rara y que debió ser resellada por error) se remató en $3.600.

Finalmente, está el tema del pedigree: este ejemplar perteneció a la Colección Richard Stuart, que probablemente sea la mejor colección de moneda centroamericana jamás forjada.

Con todo, yo no sé a qué atenerme. La rareza de la moneda y del resello aplicado a ella es tal que resulta muy complicado definir un precio. Yo diría que si la pieza no tuviese resello sería razonable un remate de $800. Con resello, y teniendo en cuenta todo lo anterior, quizá diría que el doble: unos $1.600. Pero esta es la típica que se puede quedar sin vender o puede triplicar su precio de salida.

La Colección de Kyle Ponterio

Del 10 al 20 de enero se celebra en Nueva Your el mayor evento numismático del año. Hay una convención en la que asisten muchos de los comerciantes más potentes a nivel internacional y las principales casas de subastas estadounidenses organizan subastas. Una de las empresas que organizan subastas numismáticas es Stack’s Bowers & Ponterio. Concretamente, organiza una subasta en seis sesiones, lo cual ya de por sí nos puede dar una idea de la magnitud del evento. Como parte de la segunda sesión se ofrece la colección Kyle Ponterio, que consta de 77 monedas de plata reselladas en el siglo XIX.

Los habituales del blog recordaréis la entrevista que hice a Kyle Ponterio. En ella nos hablaba de la autenticación y el coleccionismo de moneda resellada. Ahora que saca su colección a la venta, podemos ver monedas que bien pueden considerarse únicas, como este resello de Costa Rica sobre un duro Mexicano o los resellos de Filipinas aplicados al 8 reales de las Provincias Unidas del Río de la Plata o al 8 reales de Perú.

Os recomiendo echar un vistazo a la colección porque las monedas se acompañan de una descripción muy buena y, en muchos casos, de un apunte histórico. Como siempre, estas subastas temáticas representan una excelente oportunidad para aprender numismática. Obviamente, también es una oportunidad excelente para los coleccionistas de monedas reselladas y para todo aquel que quiera incorporar alguna a su colección de moneda colonial. Para este segundo caso la oportunidad proviene, sobre todo, porque son monedas ofrecidas por un verdadero experto en resellos, lo cual reduce al mínimo la posibilidad de que sean resellos falsos. Esto de comprar a los expertos es muy importante en general, pero más aún en los resellos puesto que es un ámbito relativamente poco estudiado y con falsificaciones muy difíciles de distinguir.

PCGS ha publicado un artículo sobre la Colección Kyle Ponterio.

Descripción ofrecida por Stack’s Bowers & Ponterio

GUATEMALA. Guatemala – Mexico. 8 Reales, ND (ca. 1839-40). PCGS Genuine–Holed, VF Details Gold Shield; Countermark: EF Details.

KM-not listed; Jovel-Type III countermark (host not listed). Type II Countermark; sun over mountains within circular boarder. Issued by decree of 2 May 1839 through 20 November 1840. EXTREMELY RARE host coin for this issue. On a 1686-oML Mexico Cob 8 Reales of the Charles II. Countermark deeply impressed and clear with complete and bold details. The host coin exhibits a bold full four digit date, decent shield and cross with partial legends on both sides. Holed at 6 o’clock on the obverse, pierced from the reverse. Despite its shortcomings, a richly toned example displaying attractive slate patina with a lovely iridescent sheen that pops out when tilted in the light.

The host coin itself is very rare in its own right being a fully dated Mexican cob of Charles II. With the exception of Mexican cobs dated 1679-82, most of which are sea salvaged recovered from the shipwreck of the Johanna, fully dated cobs of Charles II are extremely rare. Not to mention that the present example survived for over 150 years escaping the melt and is a relatively handsome piece. It is also interesting to note that the countermarking action for cobs did not cease once milled coins began to be marked. In fact on many examples one can link the countermarks back and fourth between cobs and milled coinage. It appears that once the hinged dies were introduced cobs were no longer being authorized as no known examples bear the bi-facial countermark (Type IV), though there does exist three examples of cobs that bare only the reverse countermark of the Type III, sun superimposed on bow, arrow and quiver, such as the 1767 Bolivia cob 8 Reales also in this sale.

Estimate: $2,000 – $3,000.

Provenance: From the Kyle Ponterio Collection.

Ex: Richard Stuart Collection.

Ex: Spink-America Auction December 5, 1995 Lot # 106 «The Pablo Gerber Sr. Collection»

Fuente

Seguid otros comentarios en Facebook.

1 Comentario

  1. Daniel Rey 4 meses hace

    Una posible respuesta a la perforación de las macuquinas de escudo coronado es la cruz que figura en los reversos de las monedas. Es probable que se utilizaran como medallas religiosas y como una devoción popular cristiana. La población de escasos recursos económicos improisaba colgantes con monedas de metales preciosos a falta de comprar joyas o medallas mejor labradas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*