Me han entrevistado en Numismática YPR

Me han entrevistado en Numismática YPR

El otro día se puso en contacto conmigo Yanosky Pérez Rodríguez, un cubano que escribe un interesante blog de numismática: Numismática YPR. En su blog, Yanosky muestra las monedas de su colección (generalmente monedas y billetes americanos de las últimas décadas) y comenta su historia. También escribe artículos temáticos (v.gr. este sobre la salud en la numismática cubana) y entrevista a coleccionistas y divulgadores numismáticos.

Os dejo con la entrevista que me hizo Yanosky. Aquí podéis ver su publicación original en el blog Numismática YPR y aquí la publicación en Facebook.

Yanosky (Y): ¿Cuándo comenzó su afición por la numismática?

Adolfo (A): Como tantos otros coleccionistas, tengo contacto con la numismática desde que tengo uso de razón; probablemente desde antes.
Cuando yo era niño, mi padre coleccionaba monedas y yo le acompañaba al mercadillo o a las tiendas de numismática. Mi padre forjó una colección muy humilde, que ahora guardo con cariño a pesar de que apenas tiene valor. Vivíamos en una ciudad pequeña y en los años 80 no había los medios de comunicación que existen hoy en día. Sin embargo, es obvio que es primer contacto me marcó.

Tengo que decir que mi padre también me hizo una pequeña colección de sellos. Pero la filatelia nunca me ha llamado tanto. Esa colección se abandonó hace ya bastantes años y la guardo con cariño.

Durante la adolescencia no tenía interés en la numismática. Estaba a otras cosas aunque seguía coleccionando. Por entonces yo coleccionaba botellas de licor en miniatura. Me hice con más de 4.000… ¡¡todas llenas!!

A los 21 años retomé la afición por la numismática y la retomé con mucha fuerza. Pronto empecé con el Blog Numismático y lo demás es historia.

Y: ¿Es miembro de alguna asociación o sociedad numismática?

A: Actualmente soy miembro de la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia. En breve espero ser miembro de la Sociedad Numismática Boliviana.

Hay que tener en cuenta que en España no es tan típico asociarse como en los países hispanoamericanos. El buen ambiente que hay en las asociaciones numismáticas hispanoamericanas me generan bastante envidia.

Y: ¿Qué piezas numismáticas según su opinión son los más bellas?

A: Esto es cuestión del gusto estético de cada uno.

En mi caso me encanta el arte medieval y, especialmente, el románico. Por lo tanto, las monedas medievales me parecen bellísimas. Me gustan las de toda Europa pero más que otras las castellanas. Primero porque las entiendo como parte de mi historia (algo que no puedo decir de, por ejemplo, las monedas Húngaras); segundo porque son las que más conozco; tercero porque el estilo artístico me resulta más cercano y conocido que los de otros países. De nuevo, haber crecido en una ciudad pequeña de la Castilla profunda tiene una gran influencia.

Y: ¿Monedas o billetes? ¿antiguos o actuales? ¿Qué te apasiona más?

A: A mí me gustan más las monedas que los billetes. Las monedas tienen un mayor recorrido histórico por lo que permiten aprender mucho más de ellas.

Esto no significa que no me gusten los billetes. Me llaman mucho la atención los billetes del siglo XIX porque se esforzaron muchísimo en su diseño estético para favorecer su aceptación por parte de la sociedad civil. También me llaman la atención los billetes de bancos locales, tanto españoles como hispanoamericanos. Son objetos que me acercan mucho a la historia local de cada ciudad.

Una vez los bancos centrales tienen el monopolio de la emisión de billetes y que estos se consolidan, la verdad es que me llaman mucho menos la atención. Por ejemplo, el billete español del siglo XX me resulta aburridísimo. No digamos ya los euros o los dólares actuales. Obviamente, con esto no desacredito su coleccionismo ni mucho menos a sus coleccionistas. Probablemente mi desapego se deba a mi ignorancia sobre ellos; quizá si los conociese con más profundidad me llamarían más la atención.

En otros países hay billetes que sí que me gustan por su diseño estético. Por ejemplo los billetes de las colonias francesas me parecen preciosos.

En cuanto a la moneda actual, me llama menos la atención que la moneda histórica. A pesar de ello creo que coleccionar y estudiar las monedas de los siglos XX y XXI es muy interesante, tanto analizando los diseños (uno y dos) de las monedas como estudiando los avances técnicos. Este último aspecto es obviado por la inmensa mayoría de los coleccionistas, pero no hay que olvidar que la tecnología para la acuñación de monedas ha avanzado muchísimo en los últimos años.

Obviamente, coleccionar monedas de los siglos XX y XXI tiene la ventaja de que su precio es muchísimo menor que las monedas de siglos anteriores.

Y: ¿Qué tipo de piezas colecciona? Cuéntenos un poco sobre su colección…

A: Yo comencé coleccionando El Centenario de la Peseta (moneda española a partir de 1869). Posteriormente amplié a monedas de los Borbones. Luego pasé a moneda medieval. Luego también he adquirido monedas de los Austrias, alguna romana, alguna griega e incluso algún billete.

Leyendo esto pensarás que o bien soy millonario o bien soy un coleccionista muy disperso. Se trata de la segunda opción.

Mi dispersión es debido a una decisión consciente: me considero más divulgador que coleccionista. En el Blog Numismático escribo sobre monedas de todas las épocas y también escribo sobre su coleccionismo. Esto hace que sea necesario para mí conocer muchas monedas y enfrentarme a su adquisición. Yo no podría hablar del coleccionismo de monedas antiguas si nunca he adquirido un denario. Por eso mismo me “fuerzo” a inspeccionar nuevas series cada poco, de forma que pueda seguir enriqueciendo el Blog Numismático.

Todavía me quedan asignaturas pendientes: la moneda íbera, la moneda visigoda, la moneda andalusí… y por supuesto las monedas de los países hispanoamericanos posteriores a sus independencias.

Si no fuese autor del Blog Numismático probablemente haría dos colecciones. Una de ellas intentaría dar un repaso a la historia de la numismática española (algo del estilo de la Colección Lanzarote); y otra dedicada a un tema muy concreto (v.gr. moneda sasánida, vellones castellanos, ceca de Alejandría, bancos locales iberoamericanos…).

Y: ¿Cuáles son sus joyas numismáticas? Por su valor económico o sentimental

A: Una de mis joyas es la colección que me dejó mi padre, aunque ya digo que no es que valga gran cosa. Otra joya es la moneda que me regaló Caballero. Aquí la mostré en vídeo.

Monedas de un valor económico importante no tengo. Estoy seguro de que muchos se defraudarían si viesen las monedas que tengo en mi colección.

Y: ¿Cómo surge la idea del Blog Numismático? Háblenos de la Temática del blog, etc.

A: En 2009 me planteé escribir un blog. Era algo que muchos veinteañeros queríamos hacer en aquellos años (ahora buscan abrir un canal de YouTube). Lo que no sabía era la temática. Consideré hacer un blog de viajes, pero vi que había muchos y que era difícil destacar. Consideré hacer un blog con un diario de mi vida como doctorando, pero entendí que no le iba a interesar a nadie (hubiese sido una idea excelente, de hecho, se la recomiendo a mis alumnos ahora). Finalmente consideré escribir un blog sobre coleccionismo de monedas y me lancé a ello.

Yo llevaba muy poco tiempo en la numismática así que fue toda una osadía ponerme a escribir un blog. Sin embargo, en las redes sociales me manejaba muy bien y conozco con mucho detalle las tecnologías de la Web. Eso me ayudó.

Mi intención inicial era escribir lo que me hubiese gustado saber cuándo empecé. Eran cosas que, por aquel entonces, los coleccionistas comentaban de manera privada pero nadie escribía y nadie lo publicaba; hay que entender que las redes sociales numismáticas estaban en pañales hace 12 años. Así que comencé un blog para intentar evitar “palos” a los nuevos coleccionistas.
Posteriormente el Blog Numismático fue madurando. Ahora trato más los aspectos históricos y menos las batallitas de mercadillo. Un motivo es que esas batallitas ya las he tratado en muchas ocasiones; otro es que ahora me lee mucha gente y los protagonistas suelen darse por aludidos aunque deje pasar tiempo y aunque anonimice la historia.

En buena forma el Blog Numismático es un reflejo de mi propio aprendizaje.

Tenéis más sobre esto aquí.

Y: ¿Qué le recomienda a los que se inician en esta afición?

A: Les recomiendo que se apunten a la lista de correo del Blog Numismático. Al hacerlo recibirán un libro gratuito que he escrito con todo mi cariño para quienes comienzan (si bien coleccionistas expertos también me han dicho que les ha gustado mucho). Además, recibirán un boletín semanal con novedades del Blog Numismático y otras publicaciones. Simplemente con eso tendrán muchísimo material para aprender.

Y: Una moneda o un billete muy raro ¿Dónde deben estar: En Colecciones privadas o en museos?

A: Una moneda o un billete muy raro debe estar donde su dueño considere que esté.

A mí me parece estupendo que alguien adquiera una moneda rarísima, la meta en una caja fuerte y la deje dormir ahí durante 100 años. No tengo nada que objetar.

Igualmente, si alguien quiere abrir un museo con su colección, o donar ejemplares a un museo público o a una fundación privada, por mi parte me parece magnífico también. Tampoco tengo nada que objetar al respecto.

Si la pregunta es sobre si considero que la Administración Pública debe adquirir las monedas raras que salgan al mercado, mi respuesta es clara: No. Aquí argumento esa respuesta con detalle.

Y: ¿Algo por decir…?

A: Nada más que agradecerte la entrevista y también el trabajo que realizas en el blog Numismática YPR. Entiendo que coleccionar desde Cuba no debe ser un trabajo sencillo. Mucho menos divulgar la numismática desde allí.

Las monedas que ilustran la entrada son piezas caucásicas. El Cáucaso siempre me ha llamado la atención porque su música tradicional es verdaderamente preciosa. Hasta la fecha solo he podido visitar Azerbaiyán, pero llevo muchos años con ganas de visitar Armenia y Georgia, donde tengo amigos. Estudiar monedas tan bonitas como éstas también es una forma de acercarse a la cultura y a la historia de una región del mundo, en este caso el Cáucaso.

Concretamente son una imitación Cólquida de una moneda tracia, un dirham de Yazdgard I acuñado en Azerbaiyán, un dirham de al-Fadl I ibn Muhammad acuñado en Janza, un dram de Bagrat IV y un takvorin de Levon III.

7 Comentarios

  1. Gustavo Gonzalez 5 meses hace

    Linda nota…nos daremos una vuelta para conocer el blog del amigo Yanosky.
    Saludos

  2. Yanosky 5 meses hace

    Gracias por la entrevista estimado Adolfo. Un abrazo grande desde La Mayor de las Antillas: Cuba.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Gracias a ti.

  3. Fremen 5 meses hace

    Ya sé que es un comentario frívolo pero ¿antes de deshacerte de las 4.000 botellas de licor… las vaciaste?

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      No.

      Vendí unas 2800 o así. Me quedé con las que cabían en la estantería de mi habitación y ahí siguen estando expuestas. Las que me quedé eran las de güisqui, vodka, ron, ginebra, vino, licores de Europa del Este, botellas con formas bonitas, las que compré en viajes y todas las que me hubiese regalado alguien.

      El resto las puse en eBay y me saqué un dinerillo que invertí inmediatamente en monedas. Tampoco me hubiese atrevido a beberlas porque tenían bastantes años y lo más seguro es que hubiese tenido que gastar una fortuna en papel higiénico.

      Saludos,
      Adolfo

  4. rigoberto 5 meses hace

    Excelente entrevista, felicitaciones a dos colegas. Debo decir lo importante de ambos Blog para el desarrollo de la numismática, le agradezco a usted señor Callejas por todo en especial por su palabras finales, en verdad somos muchos los colegas que entendemos que el trabajo y la entrega del Doctor Yanosky representa la inspiración de la divulgación en la redes de mucho de lo que se hace en Cuba por esta ciencia, llegue mi reconocimiento a ustedes colegas.
    Desde Cuba con el corazón en la mano les saluda,
    Rigoberto

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*