México, 3 reales de Francisco Rincón

Periodo: Edad Moderna

Territorio: México (Imperio Español)

Reyes: Juana I y Carlos I

Denominación: 3 reales

Ceca: México

Peso: 9,04 g.

Material: Plata

Casa de subastas: Briggs & Bustos

Fecha: 14 de abril de 2023

Las monedas mexicanas de 3 reales

La ceca de México abrió sus puertas en 1536. Cuando hablamos de sus primeras acuñaciones decíamos que había una primera serie muy fácil de identificar ya que en el anverso aparece la palabra “PLVS” o “PLVSVT” recuadrada. Comentábamos que se acuñaron los valores de ½ real, 1 real, 2 reales, 3 reales y 4 reales. Seguramente a muchos sorprenda ese extraño valor de 3 reales que aquí inspeccionaremos un poco más. 

Lo primero es que es bastante coherente que exista el valor de 3 reales en la primera serie de México. Cuando se abrió esa ceca se estaba experimentando con los valores de los múltiplos del real y no había nada claro. En ese mismo año de 1535 se acuñaron monedas en Barcelona con valores de 3 y 6 reales para financiar una expedición a Túnez; igualmente veíamos denominaciones curiosas en la incipiente ceca de Santo Domingo. Así que parece bastante razonable que también se experimentase con el valor de 3 reales en México. De hecho, el primer 8 reales jamás acuñado fue de esa misma época; en aquella época no sería más que otro experimento.

No contamos con documentación que nos hable sobre estas monedas de 3 reales. Además, el número de ejemplares que han llegado hasta nuestros días es sumamente escaso, lo que hace muy complicado (aunque no desesperado) su estudio. De entrada, todos los ejemplares de 3 reales tienen la marca “R”, correspondiente al primer ensayador de la ceca de México: Francisco de Rincón. Rincón trabajó en la ceca mexicana desde abril de 1536 hasta mediados de 1538. Así que ya tenemos una cota bastante estrecha de cuándo se acuñaron estas monedas.

Llegados a este punto el único método que nos queda para poder seguir avanzando en el estudio de los 3 reales es haciendo un análisis de cuños. Eso es exactamente lo que presentó Cori Sedwick en este artículo. De entrada diferencia tres variantes principales que atienden al diseño del anverso de la moneda:

El “valor con tres puntos” o “valor con tres barras” responde a la forma en la que estas monedas de 3 reales indican su valor. Este valor bien puede ser mostrado con tres puntos (como en el ejemplar de más abajo) o con tres barras (como en el ejemplar que encabeza la entrada). Una forma poco ortodoxa de indicar el valor de la moneda pero que quizá fuese efectivo en una sociedad mayormente analfabeta. A mí me recuerda bastante a los valores de los primeros cobres de la República Romana. 

México. 3 reales de Francisco Rincón. Valor con tres puntos.
México. 3 reales de Francisco Rincón. Valor con tres puntos. 

El estudio de cuños muestra que algunos ejemplares de 3 reales comienzan con letras góticas para ir dejando paso de manera gradual a las sobrias letras latinas. Eso permite concluir el orden de los diseños: primero se acuñaron las monedas con el valor definido como tres puntos, y dentro de ellas, primero las monedas con olas bajo los pilares. También se deja cierto margen a la interpretación de los tipos. Por ejemplo, en el catálogo de Áureo se contempla un cuarto tipo que sería con valor de tres puntos, sin olas y con la marca de ceca con grafía latina. 

La realidad es que hay bastantes variantes de cuño. Pueden atender a la estética de las letras, la forma del escudo, la aparición o no de corona en los leones… hay un largo etcétera. Quizá el aspecto diferencial más gracioso es el escudito que presenta a las 12 del anverso la variante con valor como tres barras. Ese elemento, puramente ornamental, no se ha vuelto a ver en ninguna acuñación americana.

También es muy interesante que hay un “traspaso de cuños” de los tres reales a los cuatro reales. Es decir, existe un cuño de reverso que es común para las monedas de tres y de cuatro reales. Esto muestra otra secuenciación: se dejaron de acuñar monedas de tres reales para pasar a acuñar monedas de cuatro reales (en este caso, con el valor como número, tal y como se muestra en la siguiente imagen). Seguramente vieron la conveniencia de acuñar monedas de 4 reales y temieron que las monedas de 3 reales pudieran confundirse con ellas; por tanto, dejaron de acuñar monedas de módulo 3 reales cuando comenzaron a acuñar las de 4 reales.

México. 4 reales de Pedro de Espina.
México. 4 reales de Pedro de Espina.

La próxima subasta de Briggs & Bustos

Briggs & Bustos organiza una doble subasta para este mes de abril. La primera sesión se cierra el día 11 de abril y la segunda el 14 de ese mismo mes. La primera sesión se compone de bibliografía, medallística y monedas en calidades medias. Si bien es interesante echar un vistazo, en lo siguiente hablaré de la segunda sesión, donde están los mejores ejemplares. 

Esta subasta se compone de 412 lotes. Comienza con 50 billetes mexicanos, en su mayoría de bancos locales. Luego entra inmediatamente en el núcleo de la colección: un excelente repaso a las acuñaciones de la ceca de México desde sus inicios hasta la actualidad.

En la subasta hay muy buenas monedas de las primeras acuñaciones mexicanas, incluyendo las que ilustran esta entrada. También hay varios duros a martillo que llamarán tanto la atención como este ejemplar de Felipe II. Las rarezas siguen con las monedas a volante. Por ejemplo, seguro que llama la atención este duro columnario de 1733 o el rarísimo escudo “cara de perro”. Una tercera moneda de Felipe V a destacar es la media onza de 1735.  

Con el resto de los Borbones hay ejemplares que aúnan rareza y belleza. Tal es el caso de la bonita onza de 1759, el 2 escudos “cara de rata” de 1765, el precioso duro de 1775 y la onza de 1761. Tampoco nos podemos olvidar de la colección de medallas, pues las hay tan espectaculares como esta que conmemora el nacimiento del Príncipe Fernando.

Os dejo un vídeo en el que muestro algunas de las monedas virreinales más interesantes. Esta misma semana publicaré otros dos vídeos de esta subasta para mostrar las monedas de la Guerra de la Independencia de México y de la República de México. En otra entrada también comentaré esos periodos.

Podéis seguir a Briggs & Bustos en su web y en Instagram

Descripción Briggs & Bustos

Denominación con 3 barras, ensayador R, doble marca de ceca de estilo gótico flanqueando el escudo. El último y experimental diseño con el que cesó definitivamente la producción de esta denominación, en este subtipo se suprimen por competo los elementos góticos en leyendas, además de que se encuentran bien expresadas; en anverso “IOHANA” sin “N” invertida y “INDIARUM” completo en reverso. A lo más 20 ejemplares sobreviven incluyendo aquellos fuera de manos privadas, virtualmente completa, sin perforación, moderada corrosión marina en ambas caras como suele ser la norma en ejemplares como la que aquí se ofrece, efecto de doble golpe distinguible en escudo, pátina oscura en bordes que realza elementos del diseño, 9.04 gramos de peso. Emblemática entre toda emisión de la primera serie, la pieza en mira para coleccionistas avanzados. Muy Rara

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio