Monedas conmemorativas: restricciones en sus diseños

Una de las críticas que suelen hacer los aficionados a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) es que sus diseños son muy diáfanos o poco originales. Esto salió, por ejemplo, cuando hablábamos de las últimas emisiones dedicadas al balompié. Comentábamos entonces que hubiese sido muy bueno tener una moneda mostrando a Casillas levantando la Copa del Mundo o que se podría actualizar la imagen del rey Felipe VI tras haber pasado siete años de su proclamación como Rey

He hablado sobre este tema con el personal de la FNMT y me han dado los motivos por los cuales el grabador no tiene tanta libertad como quisiera a la hora de elegir los motivos y definir el diseño de la moneda (véase la entrevista que hice a Alfonso Morales). Todos estos motivos son de tipo legal, económico y pragmático, como vais a poder ver. Si decíamos que hace siglos los grabadores tenían total libertad para colocar símbolos en las monedas según les placiera, hoy en día existen multitud de restricciones que no permiten a la FNMT tener plena libertad a la hora de definir una moneda.

Derechos de imagen

La primera cuestión son los derechos de imagen. Si en una moneda se quiere mostrar un deportista o una persona viva reconocible, es necesario que esa persona otorgue sus derechos. Esto es algo que generalmente implica un buen desembolso de dinero y una complicación administrativa que puede suponer un retraso importante en la emisión de la moneda. 

Este es el principal motivo por el que no es viable poner en una moneda la imagen de Casillas levantando la copa del mundo rodeado del resto de la Selección Española. Los derechos a pagar serían extremadamente caros. Lo que hacen es utilizar una imagen genérica del juego del balompié y anonimizarla a base de combinar rostros, de forma que se evite que los jugadores sean identificables. De esta forma se evita pagar derechos de imagen.

La crítica, muy sensata, que hizo Pablo al respecto es que una imagen así es demasiado genérica, pues valdría para cualquier competición de balompié. El considera que pueden buscarse motivos propios del Mundial o de la Eurocopa: la copa del mundo, la mascota oficial de la competición… 

La FNMT podría utilizar estos símbolos oficiales. Al fin y al cabo, son la FIFA y la UEFA quienes invitan a la FNMT a emitir las monedas. No obstante, los símbolos oficiales están enormemente estandarizados: deben tener cierto tamaño, deben dejar cierto espacio vacío a su alrededor… Esto hace que si se incluye uno de estos símbolos, éste debe ser el motivo principal -y prácticamente el único- de la moneda. En principio esto no tendría por qué ser un problema, pero al haber más países emitiendo monedas sobre el Mundial o la Eurocopa, si dos tienen la idea de incluir el mismo símbolo al final serán diseños demasiado semejantes.

Empresas, fundaciones y museos

También tienen derechos de imagen los cuadros, grabados y objetos arqueológicos que se encuentran en un museo. Esto supone un coste y un trámite administrativo. Supongo que estos derechos no suponen un gran problema para la mayoría de los museos españoles, especialmente para los que tienen una titularidad pública. De hecho, la FNMT ha emitido varias series de monedas conmemorativas dedicadas a los tesoros de los museos españoles.

Finalmente, hay empresas y fundaciones que tienen derechos sobre ciertas imágenes. Por ejemplo, la Fundación Dalí gestiona los derechos de Salvador Dalí. Entiendo yo que habrá sido necesario un acuerdo entre dicha fundación y la FNMT para poder emitir las monedas dedicadas a Dalí (una y dos). 

En algunos casos este tema es realmente complicado. El personal de la FNMT me comentaba que en las monedas dedicadas a la historia de la aviación, lo más complicado fue gestionar los derechos de imagen: que si una imagen es de un avión histórico que está en el museo de no sé dónde; que si otra es de un avión de una empresa que tiene unos procedimientos complicadísimos para el tema de derechos; que si otra es de otro avión que pertenecía a una empresa que fue absorbida por otra que luego entró en quiebra, pero parte de la empresa quebrada la compró otra que ahora pertenece a un holding de no sé quién… Un jaleo por cada una de las veinte monedas que componen la serie.

Hay casos en los que el acuerdo con la empresa o la fundación es inviable, lo que imposibilita la emisión de las monedas. Hay fundaciones o empresas que no ceden sus derechos por menos de varios millones de euros, lo cual es inasumible para la FNMT.

El busto de Felipe VI

En cuanto al retrato de Felipe VI, hay que tener en cuenta que un busto para ser plasmado en algo tan oficial como una moneda no se puede hacer en una tarde. Se trata de un procedimiento largo que debe tener el visto bueno de mucha gente. 

Al fin y al cabo, más que al rey como persona se está representando al Estado. Estas representaciones del poder se hacen con mucho cuidado y no es normal que los gobernantes actuales cambien tanto de busto como siglos atrás. Podemos referirnos a Franco, que solo tuvo tres bustos en treinta años de dictadura; o a Isabel II, que ha sido representada con cinco bustos en casi setenta años de reinado

Por otra parte, un monarca actual cambia de estilo con mucha frecuencia (más todavía una reina que un rey). Cada aparición pública de cualquier rey está supervisada por una legión de asesores de imagen que le harán parecer moderno pero sin provocar. No es razonable pensar que vaya a haber un cambio del busto oficial en las monedas cada vez que Felipe se afeite.

10 euros 2018, con el busto de Felipe VI barbado.

Otras restricciones

Existen otros tipos de restricciones para la emisión de monedas que ya se han comentado en el Blog en otras ocasiones. No voy a profundizar en ellas; simplemente las enumero:

  • Restricciones técnicas. El diseño debe plasmarse en un cospel de metal bastante pequeño. La FNMT cuenta con una tecnología puntera y con las monedas conmemorativas puede asumir un mayor coste de acuñación que con las monedas circulantes. Pero aún así no es técnicamente posible plasmar en una moneda cualquier tipo de diseño imaginable. Hay veces que ocurre al revés: el diseño de la moneda busca un desafío técnico; un ejemplo fue la moneda de El Bosco.
  • Restricciones de márquetin. La FNMT busca vender monedas, como es obvio. Esto hace que, por lo general, se busquen motivos comerciales. Así, hay muchas monedas dedicadas a los deportes más populares y a los artistas españoles más conocidos. Sin embargo, son pocas las que se centran en otros temas minoritarios.
  • Restricciones estilísticas. Como decíamos en la conversación con Francisco J. López cada país tiene su propia tradición y su propio estilo de monedas. No es razonable pensar que España vaya a diseñar monedas con un “estilo finlandés”, por ejemplo.
  • Restricciones políticas. En última instancia, la decisión de emitir una moneda la tiene el Gobierno (concretamente el Ministerio de Economía o su equivalente en cada momento). Los motivos de la FNMT no son sensibles desde el punto de vista político. Pero siempre puede haber un gobierno que, por el motivo que sea, prefiera que una moneda no se emita. No soy consciente de que esto haya ocurrido nunca, pero podría pasar. En cualquier caso, entiendo que hay una restricción implícita: a nadie se le ocurriría plantear una moneda conmemorativa que homenajease a Gil-Robles o a La Pasionaria, por muy influyentes que hayan sido estos personajes en la historia de España.

Comentarios en: Monedas conmemorativas: restricciones en sus diseños

  1. La verdad que nunca me había planteado que fuera tan complejo elegir y plasmar una imagen en las acuñaciones de monedas y sus colecciones, ahora entiendo mejor el panorama numismático español. Aún así hay grabados de la reina Letícia y la princesa heredera Leonor que no tienen ni un atisbo de realidad, no se parecen en nada, feos pero feos :(

    En cambio Felipe VI, su retrato, es realista y está más guapo. Por cierto me encantan los reversos de las nuevas colecciones coloreadas, son preciosos (Lepanto, catedral de Burgos, las Meninas o el escudo Real).

  2. Una entrada muy interesante como siempre.
    Me gustaría comentar alguna cosa en 2008 según me comentaron estaba prevista una moneda de 12 euros dedicada a Expo Zaragoza 2008, pero pasadas las elecciones se descarta la emisión.
    En cuanto a los diseños de las piezas circulantes, salvo cambio de jefe de estado, no pueden ser modificados en quince años.
    Y finalmente, yo echo de menos en las monedas españolas la firma de su autor, como se hacía en el pasado y como hacen otras cecas europeas con sus euros.

      1. Claro que hay un equipo creativo, pero al final es un grabador el responsable de cada pieza, si te fijas en los euros de Portugal, Italia y Francia, todos llevan alguna indicación de su autor y en Francia, aparte de la marca de Ceca aparece la marca del Grabador Jefe.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      No lo había oído, pero me resulta raro: en marzo de 2008 hubo un cambio de gobierno, pero no creo que un tema tan “blanco e inocente” como la Expo Zaragoza 2008 pudiera sentar mal a ningún miembro del gobierno.

  3. Particularmente las monedas conmemorativas coloreadas me parecen muy estéticas y bonitas. La serie de Tesoros de Museos Nacionales en color, creo que está muy lograda. La moneda del Bosco y los cincuentinwa de Arcimboldo, Hooper y Lepanto están logradísimos. Por lo demás suscribo plenamente lo dicho en artículo. Las de fútbol son anodinas y supongo que se venderán porque hay mucho forofo.

  4. Buenos días,

    Tengo una pregunta muy tonta, pero que al no haberme interesado nunca este tipo de moneda desconozco la operativa. Resulta que este año hice el Camino por primera vez y me interesaría comprar la emisión de 30€ dedicada al mismo. ¿Es posible reservarla y adquirirla por el valor de canje en cualquier banco o caja de ahorros? ¿O tiene que ser una sucursal del Banco de España? Lo que veo en la red se acerca más a lo primero, pero no aparece información 100% clara.

    Un saludo y gracias de antemano!

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Ya se pueden reservar en las sucursales bancarias. Entiendo que puedes reservarlas en tu sucursal bancaria habitual y te las darán a partir del 22 de noviembre, que es cuando se emite la moneda.

      Saludos,
      Adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba