Precios altos en las subastas

Precios altos en las subastas

En los últimos meses estamos viendo continuamente precios altos en la numismática. No hablo de series concretas, ni de las monedas más raras. Parece que todas las monedas están subiendo en gran medida. A muchos coleccionistas ya se les ha desencajado la mandíbula de tanto sorprenderse por los remates de algunas piezas.

La reacción de los coleccionistas

Este fenómeno lo comentábamos hace unos meses, indicando que el mercado se ha polarizado entre un mercado online en auge y uno offline totalmente roto. Esto no solo afecta a las subastas. Comerciantes autónomos que venden fundamentalmente online nos aseguraron que venden «más y más caro que nunca». Pero no deja de sorprendernos.

1 real Navarra

Tras cada subasta veo comentarios en Facebook que ponen en duda la veracidad de los remates, o dejan entrever que puede haber algún tipo de trampa. A muchos que llevamos tiempo en esto del coleccionismo nos cuesta entender que por monedas corrientes, de esas que aparecen subasta tras subasta, se esté pagando un 60% más que hace año y medio.

Eso mismo comentaba hace poco con los remates del último volumen de la Colección Fleming. Por poner tres ejemplos de los cientos que se podrían citar, puedo fijarme en los 8 reales de México (monedas corrientes donde las haya): 142 euros pagados por un 1805 en MBC+ con oxidación en el canto; 177 euros por un 1804 en MBC; o 566 euros por un 1808 en EBC+. Todas ellas son monedas que a duras penas valen la mitad.

 

Algo semejante se puede decir de la subasta de Tauler & Fau del 22 de junio. Por poner dos ejemplos que se han comentado en Facebook voy a indicar el 4 cornados navarro de Felipe IV por el que se han pagado 496 euros, o los 8 maravedises segovianos de 1625 en EBC por los que se han pagado 236 euros. Son unos precios carísimos para unas monedas bastante comunes (si bien el 4 cornados presenta una rara variante).

Así podríamos ir subasta por subasta, pero me vais a permitir que no lo vaya a hacer. Creo que dos ejemplos son suficientes.

Mi opinión al respecto

Yo estoy bastante seguro de que detrás de estos remates no hay ni trampa ni cartón. Mi seguridad se debe a varios motivos:

  • Esta subida de precios está ocurriendo a nivel general en todo el mercado. No es que ocurra en una casa de subastas y en el resto no.
  • Las casas de subastas que he citado (y cualquier otra) manejan una cantidad de dinero bárbara para un ciudadano de clase media. Puede ser sorprendente tanto para los coleccionistas como para los subastadores, pero estos remates de manera puntual no afectan para nada su cuenta de resultados. Si se pusieran a hacer trampas lo lógico es que las hiciesen con las monedas que valen decenas de miles de euros ¿no creéis?
  • Hablando con los directores de las casas de subastas, sus testimonios coinciden tanto por su sorpresa en el precio de los remates como en las causas. Lo explico con más detalle.

Otros mercados

Cuando hablamos con Ibercoin nos comentaron que están entrando nuevos pujadores de los lugares más insospechados, incluyendo el mercado asiático. Esto nos lo comentan siendo Ibercoin una empresa familiar, relativamente pequeña y que no hace ningún tipo de márquetin para acercarse a Asia.

20 reales Napoleon

Otras casas de subastas me han dicho que en cada subasta tienen más pujadores que en la anterior. De nuevo, me hablan de Asia y de Hispanoamérica: les están entrando muchos coleccionistas nuevos y también comerciantes que se ven obligados a adquirir género en las casas de subastas al no tener la posibilidad de comprar de manera física por las restricciones actuales. Creo que estos dos aspectos son los que marcan la diferencia.

Es muy típico que cuando comento a algún coleccionista que estoy en Bolivia me diga que aproveche a comprar monedas. Desde España nos creemos que aquí es sencillo encontrar duros macuquinos con triple fecha por poco más que su peso en plata. Pero desgraciadamente la realidad dista de ser así: en Hispanoamérica hay mucha menos moneda que en España o en Estados Unidos. Esto hace que el mercado sea más ineficiente y que los precios, por lo general, sean bastante más altos. No es que haya buscado mucho en el mercado local, pero por lo que veo los precios son más altos que en España. Lo mismo puedo decir de Uruguay o de Argentina (también os podéis fijar en los remates de Río de la Plata).

Como consecuencia, si los comerciantes hispanoamericanos se ponen a comprar en las subastas españolas, es normal que estén dispuestos a pagar un precio sensiblemente más alto que los comerciantes o coleccionistas españoles. Ergo, los precios suben.

Nuevos coleccionistas

El segundo efecto produce todavía mayores turbulencias. Según me cuentan, están entrando nuevos pujadores que son totales novicios. Novicios que no entienden siquiera el funcionamiento más básico de las subastas. No entienden cómo es posible que ellos hayan pujado 200 euros y se acabe rematando en 160. No entienden que hay una comisión al pujador que adquiere los lotes. E incluso no entienden que están pujando en una subasta y solicitan que les envíen la factura (y las monedas) en el momento que pujan, aunque falten dos semanas para que se celebre la subasta.

5 centimos Carlos VII

Esto es algo que no ocurría hasta hace pocos años (e incluso diría meses). Hasta hace poco los coleccionistas primero andaban en mercadillos o adquirían a comerciantes locales. Pasados unos años ya se adentraban en las subastas. Creo, sinceramente, que esto es una buena práctica porque los comerciantes pueden dar un asesoramiento personalizado que las casas de subastas no van a poder dar (ni cualquier otra empresa con miles de clientes) y eso viene especialmente bien a los coleccionistas que se inician.

Pero claro, ahora cualquiera empieza a coleccionar monedas, hace un par de búsquedas en Google y se encuentra que todos están hablando de las subastas (me siento responsable en parte de este aspecto). Así que, sabiendo poco más que una moneda es redonda, se lanzan a las subastas. Y claro, entran como un elefante en una cacharrería.

Tasar monedas es complicado. Yo no esperaría que alguien que lleve un par de meses en este mundillo sepa con seguridad diferenciar entre una moneda de 100 euros y una de 200. Mucho menos son capaces de identificar cuándo una moneda «merece un pique» y cuándo es una pieza que la encontrarás semejante en otra subasta si esperas un par de meses.

Yo mismo hice unas compras nefastas las primeras veces que pujé en subastas a pesar de que llevaba un par de años coleccionando. Unas compras tan malas que ahora, 13 años después, no podría vender esas monedas por el precio al que las adquirí.

Quiero decir con esto que no les culpo por no saber. Nadie nace aprendido. Pero bastan media docena de novicios con ganas de comprar monedas para que haya remates más que sorprendentes. Remates que, por cierto, no hay que tomarlos como precio de mercado.

cartuchos Juan Carlos

Detrás de las monedas que ilustran esta entrada hay una historia muy bonita. Teresa (miembro del grupo de Discord del Blog Numismático) lleva años colaborando con Manos Unidas. En esta organización han creado la campaña «Peseta Solidaria», donde buscaban que los ciudadanos cediesen las pesetas que tuviesen en casa para que Manos Unidas las cambiase en el Banco de España y así poder financiar un proyecto para paliar el hambre de India.

Muchos fueron quienes dejaron sus pesetas, pero también hubo quienes cedieron monedas más antiguas, que no se pueden cambiar en el Banco de España, pero que pueden tener cierto valor numismático. Teresa se ha encargado de gestionarlas y eso le ha hecho acabar interesándose por la numismática.

Teresa, en nombre de Manos Unidas, ha cedido a Ibercoin parte de las monedas que les han entregado, incluyendo las que ilustran esta entrada. Muchas salen en la próxima subasta, que se organiza para el día 21 de julio. Aquí tenéis el listado completo de las monedas cedidas; para encontrar los 23 lotes que se ofrecen en la subasta de julio solo hay que buscar por «Manos Unidas».

19 Comentarios

  1. Pedro Joaristi 3 semanas hace

    Liquidez, liquidez, liquidez….con cero rentabilidad en renta fija= flujo hacia coleccionables…

  2. Victoria 3 semanas hace

    Qué detallazo que hayan indicado los lotes que son de Manos Unidas… más de uno, si no tiene preferencia por un lote u otro… o tal vez no le importe hacer una donación a cambio de una moneda…

  3. Marisiña 3 semanas hace

    Me parece una gran iniciativa, y sí me he dado cuenta que algo cambiaba en las monedas subastadas, parece una subasta más viva , menos encorsetada, hablo desde la ignorancia, soy muy muy nueva en esto y sólo espero haber ya pasado la época de total novata, siento mi aportación al desastre de los altos precios de los remates … pero me he divertido un puñado. Ojalá tuviera los 15000 euros y algo más para pujar por el lote de monedas de Estados Unidos . Otra vez será.
    En cuanto a recuperar el dinero pagado, la verdad ahora mismo ni me lo planteo, todavía estoy en la época “recién casados”

  4. Paco+Moreno 3 semanas hace

    Yo Adolfo te añado un par de comentarios.
    Es cierto que los precios de las subastas se están inflando. No se si será así en un futuro.
    Lo que veo es que en una reciente subasta las monedas de 8 escudos de oro de Carlos III y Carlos IV se las llevaron coleccionistas Chinos y buena parte de los columnarios fueron a EEUU.
    Y que en la Red pululan un montón de revendedores «al tramo» que sacan las monedas adquiridas en subastas recientes y las revenden a precios altos (y calidades bajas). Muchos son espabilados que en el negocio al igual que los reventas de entradas de fútbol.
    Para el coleccionista español mal asunto.

  5. DLA 3 semanas hace

    Gracias Adolfo por este interesante artículo. Otro fenómeno que ha aparecido en algunos grupos de Facebook hace unos meses son revendedores de sortean las monedas que han adquirido a precios bastante altos en subastas.
    Hacen participaciones para el sorteo de unos 15-20€ cada una, el número de participaciones depende del valor de la moneda… pero al final quien sortea la moneda recibe al menos el doble del valor de mercado.
    Un saludo.

  6. TERESA 3 semanas hace

    Soy Teresa.
    Gracias Adolfo; que las pujas sean altas es muy bueno para paliar la cola del hambre.
    Quería avisaros que hay un error en ese listado de Manos Unidas: los billetes se subastarán el día 28 de Julio, no el 21.

  7. Luis 3 semanas hace

    Intervengo para confirmar el gran incremento de compradores chinos nuevos y pudientes que están apareciendo en los últimos meses. Mis principales operaciones en los tres últimos meses han sido todas con chinos, algo inaudito hasta la fecha.

    Tradicionalmente siempre ha habido algunos chinos intentando comprar monedas, con poco éxito a la postre pues, al menos en mi caso, se trataba de chinos aplicando las típicas técnicas comerciales agresivas chinas, que no digo yo no les funcionen a la hora de comprar mercancías a granel pero que son totalmente ineficaces en el mercado numismático. Me refiero a escoger una de tus mejores monedas y con todo desparpajo e incluso condescendencia, como haciéndote un favor, ofrecerte la mitad de lo que pides por ella, al objeto de iniciar una batalla de regateo de las que a ellos les gustan. Ni que decir tiene que cualquier numismático profesional pasa de embarcarse en semejantes transportes: se le da un precio final al chino, ligeramente rebajado (yo personalmente les descuento siempre menos que a un no chino que ofrezca directamente un precio más de mercado), y punto. La gran mayoría de las veces no vuelves a saber nada del chino de turno, demostrando así una considerable falta de educación.

    Sin embargo de unos cuantos meses a ahora ha aparecido un tipo de comprador chino mucho más educado y respetuoso, con un nivel de de inglés bastante más elevado que los otros, que pide descuentos moderados, perfectamente razonables. A este tipo de comprador ya lo creo que se le vende. Sinceramente creo que esta clase de compradores chinos son los que están empujando al alza los precios, entre otros factores. Y me da a mí que no van a desaparecer mañana mismo. Para bien o para mal China está entrando en el mundo del coleccionismo numismático serio y si ésta entrada se afianza, nuestro mundillo no volverá a ser el mismo.

  8. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

    Interesantes comentarios.

    @Teresa, gracias por esa labor con Manos Unidas. Ya ves que no solo a mí, sino también a @Victoria y a @Marisiña les gusta.

    @Pedro, yo últimamente veo cosas en los mercados (no solo numismático) que no tienen ni el más mínimo sentido. Creo que la economía está más que dopada a base de enchufar liquidez. Veremos en qué queda.

    @Marisiña, disfruta de la fase de «recién casados», que es la más bonita :-)

    @Paco, los chinos están comprando mucho oro desde hace ya bastantes años.
    En cuanto a los revendedores, eso siempre ha ocurrido. Comerciantes autónomos compran en subastas para intentar venderlo más caro; subastas compran a comerciantes autónomos por lo mismo; subastas compran en otras subastas… Más sobre el tema.

    Hay quienes «aguantan» la mercancía un tiempo (meses o años) tras la compra y hay quienes la ponen a la venta al momento. Eso ya depende del estilo de cada uno y del músculo financiero que tengan para poder tener paralizado un capital.

    @DLA, lo de las rifas numismáticas a mí me hace mucha gracia. Yo no he participado nunca ni tengo el más mínimo interés de participar. En algún momento tendré que dedicar una entrada al tema porque parece que en Facebook es cada vez más popular.

    @Luis, muchas gracias por darnos la opinión de un comerciante. Es muy interesante lo que dices, especialmente sobre el mercado asiático. Curiosamente, cuando entrevistamos al personal de Ibercoin también citaron al mercado asiático como emergente en sus subastas.

    Por cierto, hoy mismo se ha rematado en Áureo un duro vallisoletano de Felipe IV con oxidaciones por 10.000 euros. Que vale que es muy raro, pero Valladolid siempre ha sido una ceca muy poco comercial. No la coleccionan ni los pucelanos. A mí me costaría vender ese duro por 10 veces menos de lo que han pagado por él. Y dudo que sean los chinos.

    Saludos,
    Adolfo

  9. carlos 3 semanas hace

    Buenos días,

    Es cierto que ha habido un aumento general en los precios de las monedas (no siempre por un pique entre rusos.. jajaja), pero también es cierto que en monedas de un cierto valor, de un precio más bien alto, no se están llegando a los remates de hace tres, cuatro o cinco años por la misma moneda… y tenemos ejemplos en esta última subasta de Aureo y Calicó, o incluso en la ultima Selección del mes de Marzo.

    Un saludo.

  10. Ivan 3 semanas hace

    Buenos dias
    No solo en monedas, tambien en sellos y coleccionismo en general, para mi es pasajero, durara lo que dure el virus.

  11. Gustavo Gonzalez 3 semanas hace

    Hola
    Muy buena oportunidad para sacarse de encima todo lo que ya no nos interese o recuperarse en lo que pagamos caro en su momento.
    Saludos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      No está mal pensado, viéndolo así.

  12. Paco M 3 semanas hace

    Gracias por tu respuesta Adolfo.
    Yo me refiero a los revendedores particulares que utilizan la reventa de monedas como una forma de negocio inmediato. No son los típicos comerciantes que viven y alimentan la numismatica.
    En mi caso se trata de una afición que mantengo desde niño y una colección de monedas cuidada durante muchos años, buscando la belleza, no el beneficio por eso no planteo su reventa. Un abrazo a todos.

  13. Paco 3 semanas hace

    Se me olvidaba comentar que desde joven pensé que el coleccionismo de monedas antiguas era como un circuito cerrado donde las monedas se movían de unas manos a otras dentro del mundo numismatico cerrado de particulares y negocios. Y que periódicamente entraban nuevas partidas en ese circuito procedentes de coleccionistas fallecidos o de descubrimientos.
    Con el escándalo de una casa de subastas que por error dio la lista de compradores aprendi que buena parte de las monedas las compraban las propias casas de subastas para revenderlas (o incluso la misma que subastaba).
    Y ahora con la globalizacion el mundo de las subastas se hace internacional. Y también se convierte en una forma de inversión.Perdonad si he pecado por ser un poco inocente.
    Nada más. Un abrazo.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      Fue curioso la que se lio con la lista aquella. A mí no me pilló de sorpresa para nada, pero muchos parece que entendieron de repente cómo funciona el mercado numismático.

  14. Juan Carlos Herreras Belled 3 semanas hace

    Yo estoy convencido, aunque sin pruebas porque si no ,o habría denunciado a quien procediese que desde hace tiempo hay personas en las subastas y en concreto en las salas de las casas de subastas , que se dedican a inflar el precio de las monedas dependiendo del interés de determinadas monedas y cecas. Es muy triste, pero legal supongo, Ya depende del pique o del interés que te suscite la moneda. Así será imposible que nuevas generaciones puedan entrar en este maravilloso mundo del coleccionismo. Lo dicho una pena

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      No sé muy bien a qué te refieres con esto.

      Si quieres decir que hay gente amañando las subastas, no creo que sea así. Obviamente una casa de subastas no va a permitir que alguien externo amañe sus subastas. En cuanto a que alguien de dentro las amañe, tampoco se sostiene porque entonces tendrían que ser todas las empresas de numismática a nivel internacional unos estafadores. Algo así es imposible sin que fuese notorio.

      Seguramente no te haya entendido.

      • Gustavo Gonzalez 2 semanas hace

        El diccionario de la RAE define:
        grupí
        1. m. coloq. Arg. y Ur. Postor falso en una subasta.
        Esto es algo tan antiguo como las subastas mismas, pero es digamos no ilegal, y lo puede realizar la misma casa, algun colega amigo , algun particular ligado a la misma o hasta podria darse el caso de que lo haga alguien solo por fastidiar a otros oferentes.
        Obviamente esto no se manifiesta en todas las pujas ni con la misma intensidad, si no seria algo muy notorio que espantaria a los participantes en este tipo de eventos.
        Prueba indurecta de esto es que cuando por error se publico una lista con los resultados finales de una subasta habia compras hechas por la misma casa, cosa que no tiene otro sentido que no sea subir precios, y otras hechas por otros colegas, cosa que a mi no me cierra que sea para revender, pues los margenes de ganancia que manejarian serian muy magros y dudo muchisimo que le sirviera.
        Ahora es esto una estafa? es este un proceder etico?, y en verdad hay que responder en ambos casos que no.
        Esto habra seguramente quien lo niegue enfaticamente o tambien quien diga que los subastadores son gente de la peor calaña,pero ni una cosa ni la otra, esto es parte del juego de una subasta y quien se espante por esto deberia abstenerse de participar en ellas y acudir a comerciantes tradicionales que venden a precio fijo.
        Saludos

  15. Luis 2 semanas hace

    los subastadores son humanos y expuestos a las mismas tentaciones que cualquiera. Luego sabiendo como saben (pues tienen las pujas) que la moneda X la va «ganando» el pujador 1234 en 300 euros, siendo su puja máxima 700 euros, se les plantean dos alternativas: la honrada, esto es dejar que el hueco entre 300 y 700 se llene de forma natural vía pujas legítimas de terceros compradores, lo que pudiera no suceder, y la no honrada: cubrir ese hueco con pujas propias o de amigos conchabados. Dado que no hay posibilidad de que les pillen empleando la alternativa no honrada pues las pujas no son públicas (como debe de ser), queda en la honorabilidad y la honestidad del subastador recurrir a esa práctica o no.

    Yo he ganado muchas monedas por mi máximo pero dado que eran máximos estudiados, de comerciante, no es un indicio en absoluto de mala praxis por parte del subastador. Sólo una vez se me quedó una duda seria acerca del empleo de la alternativa no honrada: por error pujé el lote equivocado, en vez del lote 456 pujé por el 457. Me bailó el número de lote. Pues bien la cantidad de dinero que para el lote 456 era lógica para el 457 era disparadamente elevada. El caso es que se me adjudicó el 457 en mi puja máxima. Una moneda que no valía ni la tercera parte de ese precio aún sin contar la comisión… no sé, no sé.

    Yo en ciertas subastas no tengo problemas en pujar con una semana de antelación pues mi instinto me dice que no se autopujan, con otras lo tengo menos claro razón por la que, si puedo, prefiero pujar siempre «en vivo».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*