Crónica de la Quinta Convención Numismática Online

Crónica de la Quinta Convención Numismática Online

Ayer celebramos la Quinta Convención Numismática Online. Al ser el Día del Padre asistió bastante menos gente. En total fuimos 15 personas, que viene a ser algo menos de la mitad de los que nos reunimos habitualmente. La parte buena es que casi todos conocían a todo el mundo y había bastante proporción de comerciantes. Esto hizo que hubiera una conversación de altísimo nivel, donde había mucha confianza para decir cosas que no se comentan nunca de manera pública.

Además, contamos con la participación de Jaime Sanz, una de las personas que más sabe de billetes en España (si no el que más sabe). Nos dio una auténtica lección del mercado notafílico internacional.

Al ser menos, la dinámica fue distinta: a las 17.30 nos juntamos todos en una única conversación y estuvimos charlando todos juntos durante dos horas y media. Sinceramente, creo que es un lujo tremendo poder estar dos horas charlando con auténticos expertos, hacer las preguntas que se quieran, intercambiar opiniones… Personalmente, yo aprendo muchísimo. Me da la sensación de que muchos lectores no lo valora como se merece.

Del desastre me percaté más tarde: no se grabó correctamente la sesión. Hubiese podido hacer unos vídeos magníficos, pero hubo un error en la grabación. Sé que no es lo mismo, pero voy a escribir aquí las opiniones más interesantes que aparecieron en la conversación. Escribo de memoria, así que se me puede haber olvidado cosas y puede que diga alguna incorrección. Ni qué decir tiene que de esta conversación saco para escribir al menos 10 entradas.

Dracma Larisa

Ilustro la entrada con algunas imágenes de la conversación. Añado, antes de nada, un dracma de Larisa, en homenaje a la participante más linda que ha hecho aparición en estas convenciones (es una niña pequeña, obviamente no voy a poner su foto).

Situación actual del mercado español de monedas y billetes

  • Yo abrí la conversación resumiendo lo que escribí en esta entrada y posteriormente di paso a los comerciantes para que nos diesen su opinión.
  • Alfonso (Aeternitas Numismatics) nos indicó que ahora está vendiendo online más que nunca y a un mayor precio. Nos indica que están entrando nuevos coleccionistas y que se está vendiendo muy bien incluso monedas que llevan años en su stock.
  • Álvaro Albero (La Dobla) también indicaba que se vende muy bien ahora. Nos dice que a él le están entrando muchos coleccionistas y comerciantes de Estados Unidos buscando monedas de plata anteriores a la Flota de 1715.
  • Álvaro nos indica que cree que las subastas estadounidenses están disparadísimas de precios, más incluso que las subastas españolas. Esto hace que los coleccionistas y comerciantes norteamericanos busquen otros lugares donde poder hacerse con monedas. Un comerciante incluso le ha comprado 8 dineros de Alfonso VI para enviarlos a graduar.
  • Al preguntarles por el tipo de cliente nuevo, nos indican que son más coleccionistas que inversores. Si bien Alfonso y Álvaro son comerciantes centrados especialmente en el coleccionista y no en el inversor que busca comprar monedas de 30.000 euros.
    • Todos parecíamos de acuerdo en que lo que se consume en casa está siendo muy demandado (pusieron el ejemplo de los rompecabezas), mientras que lo que se consume fuera de casa está de total capa caída.
    • La inyección de liquidez por parte de los bancos centrales es la causa fundamental que indica Álvaro para la subida generalizada. Hubo un debate sobre las causas de todo esto.

Alfonso Romero

  • Sergio (un coleccionista de billetes de Valencia) comentaba que en el caso de los billetes españoles no ha habido tal aumento de precios y que eran más caros allá por 2008.
    • Esto se debe a que por entonces había muchos constructores  con dinero líquido en el bolsillo y algunos lo gastaban en billetes.
    • Yo apunté que es lo mismo que pasa con las monedas de El Centenario de la Peseta.
  • Vicenç indicaba que en los billetes locales de la Guerra Civil no había visto tal aumento de precios.
    • Le está costando encontrar estos billetes últimamente. Parece que los comerciantes no los trabajan.
    • Jesús (de Burgos) indicó que los billetes de la Guerra Civil son complicados y no hay muchos que los coleccionen.
      • Él mismo los coleccionaba hace años. Nos contó que cuando hacía la mili se vendían algunos por 25 pesetas en la Plaza Mayor de Madrid. Él adquirió varios para descubrir más tarde que no eran más que falsificaciones: había comprado fotocopias y eso quita las ganas de coleccionar a mucha gente.
    • Varios indicaron que ni las casas de subastas se hacen responsables muchas veces de los billetes de la Guerra Civil que venden. Muchas veces ponen lotes de conjunto indicando que «es imprescindible examinar» o que «puede haber billetes falsos».
    • Carlos Alcaraz (de Numismática Alcaraz) nos dijo que es material que últimamente es poco buscado por los coleccionistas y que, entonces, ni compensa llevarlo a convenciones porque no se reclama.
  • Se preguntó si los comerciantes son conscientes de todos los coleccionistas que hay o si hay un registro de coleccionistas.
    • Tal registro no existe y, probablemente, no sería legal hacerlo.
  • Ya no existen coleccionistas «de un comerciante».
    • En los años 80-90 era lo normal. Y a los coleccionistas les daban palos uno tras otro.
    • Hoy en día el coleccionista está muy informado y lo normal es que compre a muchos comerciantes.

Plataformas online de venta

  • Estuvimos un buen rato hablando de eBay y similares, especialmente entre tres comerciantes: Carlos, Alfonso y Álvaro.
  • De eBay creo que estaba todo el mundo de acuerdo en que:
    • Es un buen escaparate.
    • El coleccionista que compra en eBay compite en precio.
    • eBay USA «vigila» más a los comerciantes (a través de algoritmos) que eBay España.
    • Se vende fundamentalmente en subasta.
    • Una estrategia es poner un precio fijo algo más alto de lo que se busca vender y permitir que hagan una oferta un 10% por debajo del precio indicado.
  • Otras plataformas son VCoins (EEUU) y MA-Shops (Alemania).
    • Son dos plataformas de venta donde sólo pueden acceder comerciantes profesionales y es necesario el aval de quien ya está vendiendo ahí.
    • El perfil del coleccionista que compra monedas en estas plataformas es más alto.
    • Hay que pagar una cuota mensual y un porcentaje de las ventas.

Convenciones numismáticas en España y en el extranjero

  • Parece bastante claro que las convenciones numismáticas no funcionan muy bien en España:
    • Alfonso indicaba que él ni siquiera pone mesa en las convenciones de Madrid porque no se vende.
    • Álvaro decía que en la última que estuvo, en Gijón justo antes de la pandemia, apenas eran cuatro comerciantes.
    • Alfonso apuntó que en la Convención de Barcelona de la ANE sí que se vende porque hay muchos coleccionistas que «se reservan» para poder adquirir monedas en esa convención. En cambio, en otras algunos de los pocos coleccionistas que vienen te dicen que no tienen dinero porque acaban de hacer una compra fuerte en una subasta.
    • Barcelona y Sevilla son las mejores convenciones en cuanto a cantidad de comerciantes y volumen de ventas.
    • Burgos es una convención acogedora con buen ambiente donde a veces se encuentran cosas interesantes.
      • Jaime dijo que en la convención de Burgos de hace dos años, buscando en los billetes internacionales «en lotes» que ofrecía un comerciante vio un billete muy raro que lo vendía por 4,5 euros. Él lo compró y luego lo vendió en 3.000 euros.
      • Y yo le respondí que si lo llego a saber le hago pagar el lechazo que nos comimos aquel día.

Álvaro Albero

  • Una pregunta que todos nos hacíamos es por qué en España no funcionan las convenciones numismáticas. Hubo varias causas apuntadas:
    • No hay un interés real por parte de la AENP (que organiza convenciones en Madrid) de que esas convenciones lleguen a un público masivo.
      • Yo apunté que los socios más activos de la AENP son precisamente casas de subastas quienes, obviamente, tienen un negocio distinto al de las convenciones.
    • Hay menos interés en colaborar que en otros países. Es obvio que otros países también hay competitividad entre comerciantes, pero aquí si alguien monta una convención tienes a tres que le apoyan y otros tres que le critican antes de empezar.
      • Los grupos de Whatsapp entre coleccionistas es una manifestación de esto mismo.
    • Falta alguien que le ponga verdaderas ganas a comenzar una convención. Alguien que se recorra todas las convenciones europeas invitando a comerciantes y que ponga realmente interés y constancia.
      • Se puso el ejemplo de la convención de Oporto como un trabajo muy bien hecho.
  • Juan Luis (de Gran Canaria) apuntaba a que se deberían hacer convenciones buscando a un público que comience o a un coleccionista de más bajo nivel.
    • Puso como ejemplo algunas ferias folclóricas que se organizaban en Canarias, donde entre otras cosas, había monedas.
    • También subrayaba la importancia de subvenciones públicas y/o apoyo institucional para este tipo de eventos.
    • Yo dije que me entran escalofríos solo de pensar en que la Administración Pública vaya a tener que mediar en las ferias numismáticas. No creo que haya interés ni por parte de comerciantes ni por parte de la Administración.
    • Alfonso confirmó mi creencia de que un comerciante no va a llevar material «interesante» a una «feria folclórica», simplemente porque es más fácil que le roben las monedas a que vaya a vender gran cosa.
    • Indiqué también que ese tipo de eventos se pueden hacer por amor al arte. Un comerciante que vaya va a vender 10 monedas a 3 euros cada una, así que no le compensa.
    • Juan Luis indicaba que para eso estarían bien las charlas (que podrían ser subvencionadas) como forma de difusión de la numismática. Dijo que pocos profesores hablan de monedas en clase. Pero su mujer lo hace y lleva a los alumnos las monedas que él le deja.

Vicenç

  • La falta de apoyo de la Administración Pública es tal que el Ayuntamiento de Segovia ya ni siquiera permite que se organice la convención de Segovia en la Casa de la Moneda por tratarse de una actividad con fines privados.
  • Hace unos años se intentó hacer una gran feria en Torremolinos. Hubo apoyo institucional e incluso la FNMT emitió unos blísteres conmemorativos de esa feria. El fracaso fue estrepitoso.
  • Al final, a una feria se va a comerciar. Que se organice en un lugar agradable y una ciudad bonita está muy bien, es un añadido. Pero si no hay comercio la gente deja de ir.
  • Se citaron varias convenciones internacionales: Maastricht, Verona, Berlín, Múnich, Singapur, Hong Kong, Oporto, Chicago… Jaime nos contó algunas anécdotas:
    • Oporto como ejemplo de un buen trabajo hecho. Además, es una feria que se organiza en un edificio donde se encuentra la mejor colección de billetes portugueses.
    • Maastricht es una feria que dura una semana. Según Jaime, en ella se comercia más que en un año en tu casa. Hay muchos comerciantes europeos que van allí con sus coches, de forma que llevan paquetería.
    • Singapur es una feria con buen ambiente, donde van muchas familias y ves a las mamás con carritos.
    • Hong Kong es una feria donde van muchos chinos.
      • Las mesas que se reserva son de solo 80 cm.
      • En Hong Kong una vez se acercó una china a la mesa de Jaime y le dijo que si tenía algún billete «en grandes cantidades». Jaime preguntó que a qué se refería, si un taco o algo así. La china buscaba ¡¡un millón de ejemplares del mismo billete!!
        • Al parecer hubo uno que en la hiperinflación de la antigua Yugoslavia adquirió 75 millones de billetes (un hangar entero) para irlos vendiendo posteriormente.
        • En Venezuela se debe estar haciendo algo semejante actualmente.

Mercado internacional de billetes

  • El coleccionismo de billetes es mucho más nuevo que el coleccionismo de monedas.
    • Antes de los años 60-70 apenas había coleccionistas.
    • Por aquel entonces nadie apreciaba la calidad de los billetes.
    • Hoy en día hay muchísimos más catálogos e información disponible que hace 20 años.
  • Jaime comenzó a coleccionar billetes cuando vivía en Nueva York en el año 1997.
    • Se acercó a un comerciante de monedas y billetes para decirle que estaba interesado en coleccionar billetes. El comerciante le preguntó que cuánto presupuesto tenía y él dijo que unos $300 al mes. El comerciante le dijo que en la vida se iba a poder gastar tanto dinero en billetes.
  • Cuando se habla de billetes carísimos siempre es en Estados Unidos.
    • Algún billete de EEUU ha llegado a $1.000.000 y los hay que superan los $200.000, pero son poquísimos.
    • Otros billetes por encima de los $100.000 se pueden encontrar en Canadá o Australia.
    • Fuera de estos países hay pocos billetes que superan los $15.000 – $20.000 en subasta a pesar de que son rarísimos.
    • La relación precio/rareza es todavía muy buena si se compara con las monedas.

Victoria

  • Están entrando muchos coleccionistas nuevos.
    • Muchos del mercado asiático.
    • También hay quien coleccionaba monedas y ahora se está pasando a los billetes.
    • Esto hace que los precios se estén animando y que las casas de subastas grandes (v.gr. Heritage) se estén interesando en los billetes.
  • El mercado español es muy pequeño y se ha visto muy influenciado por algunas personas en concreto.
    • Un comerciante acaparó buena cantidad de los billetes raros existentes y, en cierta forma, monopolizó el mercado perturbando y controlando los precios.
    • Hubo un coleccionista llamado Zacarías que se recorrió toda España en busca de billetes en los años 60-70 (cuando no lo hacía nadie) y se hizo con una gran cantidad de los billetes raros existentes.
      • Zacarías es vallisoletano y toda una leyenda en el mercadillo de Valladolid.
      • Su colección se subastó por 2004.
  • En España subieron los precios mucho a principios de este siglo y luego, a partir de 2008, cayó en picado. Especialmente los billetes del Estado Español.
    • Además, han aparecido fajos grandes de este periodo que han tirado más los precios.
    • Jaime indica que él tendría suerte si vende su colección del Estado Español por la mitad de lo que le costó.
  • En los últimos 3-4 años están volviendo a subir los precios de billetes españoles, especialmente los clásicos.
  • Esta ciclicidad de los mercados ha ocurrido en otros lugares.
    • Países árabes, como Arabia Saudí o Qatar han bajado mucho de precio
  • En otros casos los países son pequeños y tienen un mercado muy reducido en el que si un coleccionista fuerte deja de comprar (o se muere) se nota en los precios.
    • Esto ha ocurrido en Uruguay.
    • Lo veo semejante a algunas series de monedas, como la medieval.
  • Hay quienes se dedican a recorrer África o Centroamérica con una mochila, buscando tacos de billetes raros que luego traen a Europa o EEUU.
    • Esa paquetería le resulta muy interesante a Jaime.
  • La graduación ha entrado en los billetes y esto es un cambio muy importante.
    • Cuando Jaime montó ICG  y fue a Maastricht había dos tipos de personas: quienes le querían apedrear y quienes no sabían de lo que hablaba.
    • Hoy en día empresas de graduación como PCGS tienen un enorme poder de mercado.
    • El mercado se está volviendo loco, pagando a veces el doble por un 68 EPQ que por un 67 EPQ.
  • PCGS ha abierto la mano a la hora de asignar grados 70.
    • Hay coleccionistas que solo buscan billetes en este grado y los pagan muy bien.
    • Hay comerciantes que mandan tacos de billetes a graduar con la esperanza de que alguno se gradúe como 70 y ya se amortice el taco entero.

Jaime

  • Se están haciendo catálogos que indican precios a partir de la graduación.
    • Yo no sirve la clásica graduación de «MBC, EBC,  SC…».
    • Hay muchos grados dentro de un billete en SC y el precio varía muy considerablemente de un grado a otro.
    • El problema es que en muchos casos hay pocas referencias de precios y estas son muy erráticas. Quizá un billete en MS68 EPQ haya salido a subasta dos veces, en una habiéndose rematado por $2.500 y otra por $1.200.
  • Hay que tener cuidado con los billetes en conservación top.
    • Todavía el censo de billetes es relativamente pequeño y hay billetes que, siendo comunes, tienen un censo de 3 billetes con grado 68 como top.
    • Esto simplemente se debe porque ha habido pocos billetes de ese tipo mandados a graduar.
    • Quizá dentro de 10 años haya 40 billetes en ese grado, y dentro de 30 años haya 200.
    • Por lo tanto, para muchos billetes comunes no tiene sentido pagar un sobre precio importante porque sean los de máxima graduación conocida.
  • Sergio apuntaba a los errores que comenten las empresas de graduación.
    • Él lo que hace es ver siempre el billete en la mano antes de comprarlo. Adquirirlo sin graduar y luego enviarlo él a graduar.
    • No lo gradúa por especulación, sino por la conservación del billete.
  • Hay cierta tensión entre partidarios y no partidarios de la graduación.
    • Jaime considera que es una tensión entre gente más mayor, anclado a una forma de coleccionar más tradicional, y gente más joven y con más dinero.
      • No le cabe duda de que esta generación más joven acabará imponiéndose.
    • Sergio considera que hay cierta reticencia por parte de comerciantes españoles, acostumbrados a vender billetes planchados o restaurados como sin circular.
      • Sergio lo denominaba «picaresca», pero fuimos varios los que dijimos que eso en realidad es una estafa.
  • Track & Price es un buen recurso para conocer los precios a los que se han vendido los billetes.

14 Comentarios

  1. Fernando Prieto Flores 3 semanas hace

    Me alegro que pasarais un rato tan bueno. Pensaba que iba a llegar a tiempo, pero no pude. Para la próxima.
    Un saludo

  2. Gonzalo 3 semanas hace

    Me encantó la convención, entré tarde, para las 17:45 pero esas algo más de horas que pude asistir fueron maravillosas.

    Se creó un ambiente muy familiar, hablando abiertamente de temas que pueden considerarse delicados pero reinando una atmósfera de confianza, educación y respeto.

    Es una tremenda suerte poder contar con coleccionistas del nivel de Jaime, me encanta escuchar a gente con tanto conocimiento y vivencias.

    Esperando ya a la siguiente.

    Un saludo a todos.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

    @Fernando, nos vemos en la siguiente.

    @Gonzalo, estás en lo cierto: hemos creado un ambiente de confianza donde se comparten cosas que, generalmente, no se dicen en público o en un grupo más amplio. Como digo en la entrada, yo he aprendido muchísimo de esta conversación.

    Saludos,
    Adolfo

  4. Vicente 3 semanas hace

    Gracias por el resumen. Debió de ser muy entretenida.

  5. Ankhmar 3 semanas hace

    Me ha parecido muy interesante todo lo que he leído, hecho de menos un buen libro en el que se narren estas experiencias contemporáneas tan jugosas que marcan una época en el comercio numismático, si existe alguno, cosa que desconozco, por favor, recomendarlo,

    • Victoria 3 semanas hace

      No creo que nadie se atreva a poner esas cosas por escrito…..hay que escucharlas de la fuente ;-)

  6. Juan Bautista Bajo Miguelez 3 semanas hace

    Gracias, Adolfo, por compartir experiencias y conocimientos
    Y si acaso comentar que , personalmente, me interesa más la RAREZA que la GRADUACIÓN.
    He leído en tu exposición que en la convención se dijo que: «En los últimos 3-4 años están volviendo a subir los precios de billetes españoles, especialmente los clásicos» Yo añadiría que también están subiendo de precio los billetes especiales y con ERRORES (de impresión, de numeración… de exceso de papel o papel mal cortado… En este sentido me llamó la atención que un billete de Pérez Galdós con exceso de papel (año 1979)rematase en una subasta en 375€ y un billete de 100€ también con exceso de papel se adjudicase en subasta en 1100€
    Cordiales saludos

  7. Jorge Rubio 3 semanas hace

    ¿Cuándo será la próxima? No he tenido de asistir a ninguna y espero hacerlo pronto.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      El 23 de abril a las 17.00 tenemos otra.

      Y si queréis, ya de paso celebramos los 500 años de la Batalla de Villalar :-)

  8. Rubén Gaviño 3 semanas hace

    Buenas noches Adolfo!

    Me gustó mucho el tema de la convención, interesante como lo que haces siempre por la numismatica.
    En referencia a lo que dice Victoria, “ El mercado español es muy pequeño y se ha visto muy influenciado por algunas personas en concreto”.
    A que te refieres o se refiere concretamente?
    Pienso que por un lado, sería interesante que en la numismática hubiese más afición, pero por otro lado me da terror el pensar que una afición tan bonita se vuelva inasequible para el aficionado de clase media.
    En estos últimos años hemos podido ver que las monedas y billetes están llegando a un alto valor económico, cada vez más personas se dedican a vender.
    Podemos ver como en los grupos de Facebook al que pertenecemos la mayoría, descaradamente se suben los precios de las monedas de un día para otro. Para mi estos gestos, ansia por sacarle los cuartos a los compañeros o a los novatos, hace que la numismatica se vuelva más negocio que afición. Parece que una gran mayoría antepone el dinero a la numismatica.
    En resumen, espero que la numismatica española nunca se parezca al negocio de la numismatica de EEUU, que es en su mayor parte puramente especulación.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      Hola Rubén.

      El mercado español de billetes es muy pequeño y hace 20-30 años lo era todavía mucho más. Por eso algunos actores pueden influir de manera decisiva.

      Concretamente, Zacarías era una coleccionista que acaparaba casi la totalidad de los billetes raros españoles que existían. Por otro lado, había un comerciante que intentaba manipular el mercado (y en buena forma lo conseguía) adquiriendo tantos billetes raros como pudiera y luego poniendo él los precios altos.

      Por parte de la especulación, yo no tengo absolutamente nada en contra de ella. Yo creo que todos somos coleccionistas, si bien unos tenemos unos intereses y otros tienen otros. Es plenamente legítimo coleccionar con el propósito de ganar dinero. De los que empiezan así pocos son los que lo acaban consiguiendo, pero es legítimo intentarlo. En cualquier caso, siempre quedará espacio (¡mucho espacio!) para el coleccionista romántico de clase media.

      Esto daría para otra entrada bastante interesante, pero yo tengo bastante envidia por el mercado estadounidense. Ahí entran grandes capitales que tira los precios para arriba… de las monedas más espectaculares. Pero el coleccionista medio puede hacerse con muchas monedas y muchos billetes a precios razonables. Ese capital lo que consigue es que se financien estudios y publicaciones; como consecuencia, ese coleccionista medio tiene una cantidad inmensa de bibliografía accesible a un precio muy barato.

      Monedas hay muchas, muchísimas. Un coleccionista medio podrá pasarse su vida entera comprando monedas clásicas, medievales, modernas o contemporáneas. Seguramente no podrá adquirir áureos ni cincuentines ni dólares de busto drapeado en MS67. Pero monedas para coleccionar no van a faltar; de cualquier época.

      Saludos,
      Adolfo

    • Victoria 3 semanas hace

      Rubén, gracias por considerarme tan influyente… pero para nada tengo ese tipo de conocimientos… Mi foto sólo está de adorno, no soy la «dueña» de las frases que aparecen bajo ella. Sería todo un honor… pero no me lo merezco.

  9. Teresa 3 semanas hace

    Adolfo, yo tb pienso la suerte que es tener estas convenciones online. quizá no te diste cuenta que un día 19 de Marzo el que no está trabajando está celebrando el día del padre con su familia y es mi caso, por lo tanto disculpa mi ausencia te agradezco todos los comentarios y el resumen seguimos en contacto un abrazo y gracias por todo

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

      Hola Teresa.

      Muchos me decían que no podían los viernes por la tarde porque están trabajando y que si se celebrasen sábados o domingos, entonces seguro que asistirían. Así que no era capaz de prever a priori el impacto de que fuese el Día del Padre.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*