8 reales resellado en Esequibo y Demerara

Periodo: Edad Contemporánea

País: Guyana Británica (Imperio Británico)

Año: 1808

Denominación: 3 gulden

Metal: plata

Casa de subastas: Coins Numismatic Barcelona

Fecha: 24 de diciembre de 2023

Precio de salida: 1 €

El resello de Demerara y Esequibo

Si hay un lugar olvidado en Sudamérica éste es el territorio cercano a los ríos Esequibo y Demerara. Seguramente muchos no sepamos ubicarlos con mucha precisión en el mapa; incluso es probable que si enumerásemos los países sudamericanos se nos olvidase citar Guyana, el estado en el que actualmente están ambos ríos (actualmente está de actualidad por una reclamación territorial por parte de Venezuela).

El que este territorio esté olvidado no es algo propio de nuestros tiempos. Los primeros exploradores castellanos llegaron allí en el tercer viaje de Colón, pero no se asentaron. Esto permitió que la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales se instalase allí a finales del siglo XVI y crease unas ciudades que fueron reconocidas por España en la Paz de Münster. Los holandeses encontraron en el Condado de Esequibo un lugar donde podían plantar azúcar, café, algodón y cacao usando la mano de obra esclava que importaban de África. Era, además, un excelente enclave comercial. El territorio permaneció razonablemente tranquilo hasta 1795, cuando la Francia Revolucionaria invadió los Países Bajos. Fue entonces cuando las colonias de Esequibo y Guyana pasaron a control británico, lo que fue ratificado posteriormente en el Congreso de Viena (1814).      

El circulante que se encontraron los británicos al llegar era muy complejo, como es propio de los territorios aislados. Las cuentas se llevaban en gulden (la unidad holandesa) aunque fue cambiando a las coronas británicas según avanzaba el siglo XIX. Así, un gulden de la Guyana Británica equivalía a 16 peniques británicos (recordemos que doce peniques hacían un shilling y cinco shillings una corona). Al cuarto de gulden, equivalente a tres peniques, se le denominaba “bit” (a veces escrito como “bitt”). La moneda escaseaba en el Esequibo y Demerara. Por eso permitían la circulación de oro y plata españoles y portugueses. De hecho, la moneda española fue de curso legal en la Guyana Británica hasta 1876. 
En este contexto se produjo un proceso de resellado aprobado por las autoridades de Esequibo y Demerara en diciembre de 1808. Los reales de a 8 del Imperio Español se sobrevaloraron y cada uno se convirtió en dos monedas que pudieran circular de manera independiente. Así, de un 8 reales (27 gramos) se extraía un círculo dentado de su parte central (4,8 gramos) para forjar una moneda de 3 bits y se dejaba el resto de la moneda agujereada (22,2 gramos) para forjar otra de 3 gulden. Si echamos cuentas veremos que se ha equiparado un 8 reales español con una corona británica, lo que supone una apreciación de en torno al 8%.

Guyana Británica. Resello 3 bits.

Resulta muy sorprendente la forma de la moneda central extraída (véase la imagen superior). Es una especie de círculo con 19 dientes; supongo que esa forma tan extraña dificulte la falsificación. Tiene un resello que indica su valor de 3 bits, así como las letras “E&D” que lo relaciona con las colonias de Esequibo y Demerara. El resto de la moneda también tiene un resello (véase la imagen de cabecera) que repite la “E&D”, así como el valor de 3 gulden. 

Seguramente estos raros resellos de Esequibo y Demerara recuerden a los famosos holey dollars australianos. Su parecido es obvio, si bien las australianas se revalorizaron 15 peniques más que las guyanesas. También habrá a quien les recuerden al conocido resello de Jorge III en Inglaterra, cuya revalorización fue de 3 peniques menos que las guyanesas. Sea como fuere, estamos ante una moneda muy rara y querida por los coleccionistas de resellos. También por los guyaneses, quienes entienden estos resellos como parte de su breve historia numismática.   

Subasta “El Dorado”, de Coins Numismatic Barcelona

Coins Numismatic Barcelona ha organizado una subasta para el día 24 de febrero de 2024, que se suma a la que tiene publicada para el día 18 y que ya comentamos la semana pasada. Esta subasta del día 24 se titula “El Dorado” y, sin duda, trae piezas más interesantes que la del día 18. Eso sí, todas tienen salida a 1 euro como es marca de la casa CNB.

El apartado más interesante es el de moneda española. Se arranca con algunas monedas medievales interesantes, como el medio real de Juan I y una dobla de la banda. De los Austrias hay una curiosidad bastante extraña: un ardite de 1616 acuñado sobre una plancha de metal cuadrada. También se ofrece un duro potosino de 1654 procedente de La Capitana. Los Borbones ofrecen una selección más amplia. Hay bastantes reales de a 8, incluyendo columnarios de México y de Lima, duros de busto, duros de Zacatecas LVO, monedas raras reselladas en Filipinas… tampoco faltan oros, entre los que destacan algunos de tamaño 2 escudos, como los 80 reales de 1823

Entre las monedas internacionales también encontramos piezas de mucho interés para cualquier coleccionista. Hay una buena selección de moneda japonesa, algunas piezas húngaras interesantes, un lang vietnamita previo a la colonización francesa… ¡Muchas curiosidades para los amantes de las rarezas internacionales!

Este artículo ha sido patrocinado por Coins Numismatic Barcelona.

En podcast

Os dejo un podcast con un contenido semejante al de este artículo:

2 comentarios en “8 reales resellado en Esequibo y Demerara”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio