Barcelona, 6 cuartos 1839

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Año: 1842

Reina: Isabel II

Ceca: Barcelona

Valor: 6 cuartos

Peso: 13,76 g.

Material: cobre

Calidad: MBC+

Casa de subastas: Áureo & Calicó

Fecha: 18 de enero de 2024

Precio de salida: 125 €

Las acuñaciones en Barcelona (1836-1846)

El reinado de Isabel II es el último en el que se acuña moneda local catalana en Barcelona. La ceca barcelonesa acuñó de forma intermitente durante la primera mitad del siglo XIX. En la Guerra de la Independencia convirtió parte de su maquinaria en una ceca itinerante que acabó en Mallorca. Luego cerró para reabrir durante el Trienio Liberal. En 1823 volvió a cerrar aunque se conservó la maquinaria en Barcelona. Esto fue importantísimo para facilitar su reapertura en 1836, momento en el que se acuñaron las primeras pesetas, de las que ya hablamos, y las monedas de 3 y 6 cuartos en las que se centra este artículo.

La reapertura de 1836 se dio en el contexto de la primera guerra carlista. Era necesario encontrar fondos para financiar el conflicto, que fue especialmente duro en Cataluña. Así, se dispuso la reapertura de la ceca, bajo el control de la Diputación de Barcelona, para acuñar calderilla y poder financiar la guerra con los beneficios derivados de su emisión. Esa calderilla se acuñó en módulos de 3 cuartos y de 6 cuartos a partir del 11 de septiembre de 1836. El gobierno central exigió que se cerrase la ceca de manera inmediata, pero el capitán general Francisco Espoz y Mina se negó aludiendo que era necesario socorrer económicamente a las tropas (más detalles).

Isabel II. Barcelona. 3 cuartos 1836. “III QUAR”.

La ceca catalana siguió acuñando monedas y, parece ser, cometiendo algunas irregularidades. Con la regencia de Espartero (octubre de 1840) llegaron relevos en la dirección de la ceca. Esto permitió que se juzgase y condenase al antiguo director, Joan Reynals, por desfalco. También trascendió que un operario había estado sisando oro con el conocimiento de los dirigentes de la ceca. Ante estos escándalos la dirección de la ceca decidió paralizar las acuñaciones el 30 de noviembre de 1841. Ya en enero de 1842 el gobierno central ordenó que se enviaran a Madrid los troqueles utilizados para fabricar monedas de calderilla. Afortunadamente ese envío no se llevó a cabo y en junio de 1842 se solicitó permiso para volver a acuñar, lo que se materializó en la reapertura de la ceca ese mismo mes de agosto.

No duró mucho la alegría en Barcelona. En noviembre se produjo una revuelta contra el gobierno de Espartero. El regente castigó la sublevación bombardeando Barcelona el día 3 de diciembre. Posteriormente entró el ejército en la Ciudad Condal y se inició una represión que, entre otras muchas consecuencias, cerró la ceca el día 17 de diciembre.

Estos dos eventos hacen que las acuñaciones de 1842 sean escasísimas. Es el único año entre 1836 y 1846 en el que no hay monedas de 3 cuartos acuñados en Barcelona y es, con mucha diferencia, el año más raro de las monedas de 6 cuartos. 

Isabel II. Barcelona. 3 cuartos 1846. Barras con líneas.

La regencia de Espartero acabó en mayo de 1843, lo que fue aprovechado para reabrir la ceca de Barcelona.  Desde Madrid seguían mirando con desagrado esta ceca y finalmente se ordenó que se cerrase para siempre en 1847. Con eso se acabaron las acuñaciones de cuartos a pesar de que se siguió acuñando oro y plata hasta el 20 de agosto de 1849 porque esas acuñaciones financiaban unas obras civiles que se estaban llevando a cabo en Barcelona. Este fue el fin de las acuñaciones autónomas de Barcelona.

Al año siguiente se estableció una nueva ceca en Barcelona por Real Orden del 7 de mayo de 1850. Pero en ese caso no era una ceca autónoma sino que estaba dirigida bajo el gobierno central. Quizá hablemos de esa reapertura en un futuro.

Si queréis leer más podéis pasar por aquí y por aquí. Son las dos fuentes principales de las que ha bebido este artículo. 

Variantes de los cuartos de Isabel II

Isabel II. Barcelona. 6 cuartos 1840. Flores de cinco pétalos.

Entre 1836 y 1846 se acuñó una gran cantidad de calderilla en la ceca de Barcelona. Son monedas que siguen el mismo diseño de los cuartos acuñados durante el reinado de Fernando VII pero, debido a la autonomía de las acuñaciones y al gran volumen de las emisiones, son monedas propensas a presentar variantes. Como son monedas muy coleccionadas de forma completista, y como son monedas baratas, muchos coleccionistas se fijan en estas variantes de cuño.

Mi intención no es hacer un catálogo exhaustivo de las variantes existentes. Me limitaré, simplemente, a mostrar en qué se pueden diferenciar unas y otras monedas.

  • El valor. Es una diferencia obvia: existen monedas de 3 cuartos (8 gramos, 26 milímetros de diámetro) y de 6 cuartos (14 gramos, 33 milímetros). 
  • La fecha. Es otra diferencia obvia: existen ejemplares fechados desde 1836 hasta 1846.
  • La leyenda. Oficialmente la leyenda debería indicar en el anverso “Isabel 2ª Reina Const. de las E: Fecha ·”; y en el reverso “Princip. de Cataluña”. Pero existen variantes, especialmente en las monedas de 1836, como “Retna” o “Cathaluña”. Las variantes de leyenda conocidas las lista el catálogo de Áureo & Calicó
  • El valor. Generalmente el valor se escribe como “3. Cuar” o “6. Cuar”. Sin embargo, las primeras acuñaciones de 1836 utilizaban números romanos, indicando “III. Cuar” o “VI. Cuar”. Áureo & Calicó lista una variante donde se indica “6 Cura”, que solo ocurre en los 6 cuartos de 1838. 
  • Los pétalos de las flores. En las monedas de 6 cuartos hay unas ramas con flores que rodean el valor. Esas flores pueden tener 5 pétalos o 7 petalos.
  • La forma de las ramas. Las ramas que rodean el valor tienen distintas formas y estructuras tanto en las monedas de 3 cuartos como en las de 6 cuartos.
  • Las barras del escudo. Las barras que componen el escudo de Cataluña pueden ser líneas sólidas o pueden estar formadas, a su vez, por líneas.

Podéis fijaros en las monedas que ilustran la entrada para ver algunas variedades de estas monedas. Aquí tenéis algo más de información.

Isabel II. Barcelona. 6 cuartos 1843. Flores de siete pétalos.

Colección Fleming vol. V

Áureo & Calicó subastará el quinto volumen de la colección Fleming el 18 de enero de 2024. Esta colección da un extenso repaso a las monedas de los Borbones, buscando más la completitud que la calidad. Los volúmenes anteriores (uno, dos, tres y cuatro) se subastaron entre 2019 y 2022, habiendo pasado más de un año y medio desde que se ofreció el cuarto. La espera habrá valido la pena para los aficionados a Isabel II, pues es a esta reina a quien se dedica el quinto volumen. 

El volumen presentado se compone de 625 monedas, lo cual es más que suficiente para presentar muchas rarezas. Estas rarezas se concentran en el bronce y, sobre todo, en la plata. Con los cobres se puede destacar el maravedí de Jubia de 1843, los 8 maravedís de Barcelona de 1855 o los preciosos 5 céntimos y 10 céntimos de real de 1854. Por parte de las platas me han llamado especialmente la atención los 20 reales de Madrid de 1840, los de Barcelona de 1850, los 20 céntimos de escudo de 1866, los 40 céntimos de escudo de 1865 y los 2 escudos de 1865. También habría que citar las siete pruebas del Departamento de Grabado, capitaneadas por los 20 reales de  1834 y los 10 reales de 1840

Las monedas de Isabel II atraen a muchos coleccionistas completistas. Estoy seguro de que encontrarán una oportunidad de incrementar su colección con tantas rarezas.

Este artículo está patrocinado por Áureo & Calicó. Podéis seguir a Áureo & Calicó en su web, en Facebook e Instagram.

En podcast

He publicado un podcast con un contenido semejante a este artículo:

Descripción de Áureo & Calicó

1842. Isabel II. Barcelona. 6 cuartos. (AC. 24). Rara. 13,76 g. MBC-/MBC.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio