El primer busto oficial de Fernando VII en los 8 reales

Mi mayor sorpresa en Potosí

Quienes me seguís en redes sociales o estáis apuntados a la lista de correo del Blog Numismático (¡altamente recomendable!) ya sabéis que he pasado unos días estupendos en Potosí. He grabado muchos vídeos que iré publicando a partir de la semana que viene. Ahora os traigo una enorme sorpresa que me llevé en mi segunda visita a la Casa de la Moneda de Potosí (aquí la primera).

En el Museo de la Casa de la Moneda tienen varias vitrinas con monedas potosinas. También hay una vitrina, mucho más interesante, con cuños y punzones. Me fijé en esa vitrina y veo lo siguiente, ahí colocado sin ningún tipo de cartel ni explicación.

Matriz expuesta en la Casa de Moneda de Potosí.

¡Mis ojos se abrieron como platos al ver una matriz con la ceca de Cádiz y la firma de Félix Sagau!

Se lo comenté a la guía y, a pesar de que es una mujer que sabe de lo que habla y responde adecuadamente a las preguntas que se le hacen, no se había fijado en que hubiese expuesto un supuesto troquel con la marca de ceca de Cádiz. Ella no sabía qué podría ser. Yo le dije que lo único que se me ocurría era que fuese una matriz enviada por la Junta de Cádiz en 1810 para unificar el busto de Fernando VII en las cecas indianas. La guía me dijo que podría ser, pero que no lo sabía.

Al día siguiente tuvimos una reunión casual en el grupo de Discord del Blog Numismático (es bastante común que dos hagan una videollamada y luego se unan más y acabemos siete hablando una hora) y les comenté mi hallazgo. Jesús Chaves se puso a mirarlo por su cuenta y se percató de que estaba en lo cierto: tiene toda la pinta de ser una de esas matrices enviadas por Sagau

En el resto del artículo haré un repaso de la aparición de este busto, fijándome solo en el módulo de 8 reales.

Los bustos de los 8 reales de 1808 a 1810

Las cecas indianas se apresuraron a acuñar moneda a nombre y con el busto de Fernando VII tan pronto como le aclamaron como rey en 1808. Se dieron especial prisa porque buscaban distanciarse del reinado napoleónico de la España peninsular

El problema es que en América no había ningún retrato oficial de Fernando VII, por lo que las distintas casas de moneda tuvieron que inventarse el busto del monarca. Eso dio lugar a una gran variedad de bustos. Concretamente los siguientes (todos sacados de la Colección Fleming, que subastará Áureo & Calicó el 28 de abril de 2022):

Fernando VII. 8 reales 1810, Guatemala.
Fernando VII. 8 reales 1809, Lima.
Fernando VII. 8 reales 1809, México.
Fernando VII. 8 reales 1809, Santiago.
Carlos IV. 8 reales 1808, Potosí.

Podemos ver que en Lima, México y Santiago se inventaron los bustos como buenamente quisieron (aquí la explicación del busto del almirante de Santiago). Mientras, en Guatemala y Potosí siguieron acuñando con el busto de Carlos IV. En el caso de Potosí, además congelaron la fecha. 

El busto grabado por Sagau en las cecas indianas

Esta variedad de acuñaciones encanta a los coleccionistas a día de hoy, pero en su momento se entendía como descoordinación entre quienes supuestamente apoyaban a Fernando VII. Por eso la Junta Suprema Central instó a Sagau que grabase un busto de Fernando VII que pudiese reproducirse en todas las cecas hispanas.

Sagau comenzó su trabajo en Sevilla y lo terminó en Cádiz, moviéndose junto con la Junta Suprema y la ceca. Fue un trabajo exquisito. Un busto formidable. El busto solo porta una toga y está laureado, lo que recuerda a los emperadores romanos y connota transparencia y ciertas virtudes morales. También elimina cualquier referencia militar (el busto de Carlos IV llevaba coraza), pareciendo más una figura alegórica que un rey.

Este busto se utilizó inmediantemente en la ceca de Cádiz, incluyendo en la medalla de proclamación de la Constitución de Cádiz, pero en este caso sin toga. 

Fernando VII. 8 reales 1810, Cádiz.

Se envió a las cecas indianas, usando para ello punzones y matrices como la que me encontré en el Museo de la Casa de la Moneda de Potosí. Nótese que solo era necesario enviar la matriz del busto, pues todos los demás elementos ya se encontraban en las cecas indianas porque son idénticos a las monedas que venían emitiéndose hasta entonces.

En América se utilizó el nuevo busto muy pronto. En Guatemala, Lima y México se comenzó a acuñar en 1811 con el nuevo busto. 

Fernando VII. 8 reales 1811, Guatemala.
Fernando VII. 8 reales 1811, Lima.
 Fernando VII. 8 reales 1811, México.

Ese mismo año hicieron en Guatemala algunas monedas con el busto de Fernando VII y fecha 1808. 

Fernando VII. 8 reales 1808, Guatemala. Acuñada posteriormente.

En Santiago se comenzó a acuñar monedas con este busto en 1812. Lo mismo ocurrió con la ceca de Cataluña, que comenzó a utilizarlo cuando se asentó en Mallorca en 1812. 

Fernando VII. 8 reales 1812, Santiago.
Fernando VII. 8 reales 1812, Cataluña (Mallorca).

Potosí es un caso especial porque acuñó monedas con el busto de Fernando VII laureado y fechas de 1808 y 1809. Obviamente esas monedas tuvieron que ser acuñadas más tarde porque Sagau finalizó el busto en 1810. 

Más aún, el 10 de noviembre de 1810, el Ejército del Norte entra en Potosí tras ganar la Batalla de Suipacha, lo que hace que Potosí se adhiera a la Junta de Buenos Aires. Esta adhesión implicó su independencia de la corona española hasta finales de 1811, cuando el Ejército del Norte se vio obligado a retirarse. Por lo tanto, estas monedas seguramente fueron acuñadas en 1812, año que no existe en las acuñaciones potosinas. A partir de 1813 se siguió utilizando este busto en Potosí.

Fernando VII. 8 reales 1808, Potosí. Acuñada posteriormente.
Fernando VII. 8 reales 1809, Potosí. Acuñada posteriormente.
Fernando VII. 8 reales 1813, Potosí.

Nuevas cecas, mismo busto

Nuevas cecas aparecieron en Sudamérica cuando ya estaban muy avanzadas las Guerras de Independencia Americanas. Estas fueron la provisional ceca de Chiloé, con escasísima producción, y la ceca de Cuzco (uno y dos), donde se trasladó la ceca de Lima. En ambos casos se utilizó el busto laureado de Sagau, pues ya estaba muy asentado.

Fernando VII. 8 reales 1824, Cuzco.
Fernando VII. 8 reales 18229, Chiloé. Fuente.

En la ceca de Popayán no se utilizó este busto. Pero ya vimos que la ceca de Popayán fue un caso muy especial, donde cuesta mucho distinguir qué acuñaciones son realistas y cuáles independentistas

En México se abrieron una miríada de nuevas cecas durante la Guerra de la Independencia. De nuevo, el busto laureado estaba tan asentado que se utilizó en muchas cecas realistas: Durango, Chihuahua, Guadalajara, Guanajuato y Zacatecas.

Fernando VII. 8 reales 1821, Durango.
Fernando VII. 8 reales 1816, Chihuahua.
Fernando VII. 8 reales 1814, Guadalajara.
Fernando VII. 8 reales 1822, Guanajuato.
Fernando VII. 8 reales 1821, Zacatecas.

El busto de Fernando VII en la Península

El busto de Fernando VII grabado por Salgau se oficializó en las cecas peninsulares tras la Guerra de la Independencia. Por eso, además de las acuñaciones en Cádiz y Mallorca que antes he citado, nos encontramos este busto en Madrid (1814-1825 y 1830) y en Sevilla (1814-1820).

Fernando VII. 8 reales 1816, Madrid.
Fernando VII. 8 reales 1817, Sevilla.

Colección Fleming vol. IV

Áureo & Calicó ofrece el cuatro volumen de la Colección Fleming para subastarse el día 28 de abril de 2022. Esta Colección Fleming da un extensísimo repaso a las monedas de los Borbones, buscando más la completitud que la calidad (primer, segundo y tercer volumen). 

Este cuarto volumen se dedica a José Napoleón, la Cataluña Napoleónica y Fernando VII. Para entender la magnitud de la colección bastará con decir que se ofrecen 1117 monedas en total, incluyendo 215 duros (incluyendo los que ilustran la entrada) y 93 onzas. ¡Una exageración!

Están prácticamente todas las rarezas de estos reinados. Estoy seguro de que será una colección que gustará muchísimo en Hispanoamérica y que muchas piezas harán unos remates loquísimos. Con seguridad, las más caras serán algunas de las onzas: los tres ejemplares de 320 reales de José Bonaparte, los dos ejemplares de 8 escudos de Cataluña, los dos ejemplares de 320 reales de Fernando VII… hay de todo.

La Colección Fleming volumen IV se acompaña de una subasta en sala para el día 27 de abril de 2022. Es una subasta que repasa la historia de la numismática en 2348 lotes. Están todos los periodos representados, si bien unos con más peso que otros en cuanto al número de ejemplares que se ofrecen. Hay muchas monedas del Bajo Imperio, andalusíes, de los Borbones y billetes del Banco de España. Por lo general son piezas muy comerciales que salen a precios atractivos, por lo que atraerán pujas sin ningún problema.

Podéis seguir a Áureo & Calicó en Facebook y en Twitter.

Comentarios en: El primer busto oficial de Fernando VII en los 8 reales

  1. Adolfo Ruiz Calleja

    Me comenta por privado Glenn Murray que lo que me encontré en el Museo de la Casa de la Moneda de Potosí no es una prueba de hincado, sino una matriz para crear punzones. Es un objeto que él ya conocía.
    He modificado la entrada de forma acorde.

    Por otro lado, las dos primeras imágenes de monedas eran erróneas. Ya están modificadas.

    Saludos,
    Adolfo

  2. Traduzco del catalán un párrafo del siguiente artículo que, aparte de ajustar la fecha para la ceca de Catalunya tangencial en tu entrada, ayuda con las fechas y disposiciones generales:

    “La seca del Principat de Catalunya establerta a reus, Tarragona i Ciutat de Mallorca (1809-1814)”, de Xavier Sanahuja Anguera. Acta Numismàtica 26, SCEN, Barcelona, 1996, p. 176.

    “Con los franceses a las puertas de Tarragona, el 27 de mayo de 1811 se embarco toda la maquinaria con destino Mallorca donde arribó el 2 de junio…En aquel mismo mes se publicaban dos decretos de Fernando VII sobre la acuñación de moneda. El primero de 2 de junio, ordenaba que las monedas de oro llevasen el busto real al natural o desnudo, sin adornos del vestido ni armadura de hierro, como hasta entonces se había usado en las distintas cecas… El 11 de junio se publicaba un segundo decreto en el cual se ordenaba al superintendente de la ceca de Sevilla (establecida provisionalmente en Cádiz) que enviase, a todas las cecas, matrices originales del busto de Fernando VII, trabajados por el grabador general de los reinos… (el 19 de agosto ya se habían recibido las matrices en Mallorca…).”

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Muchas gracias por la traducción del texto.

      Este artículo no está accesible en la Web. Ahora que la Societat Catalana d’Estudis Numismàtics ha comenzado a escanear sus números antiguos, esperemos que pronto lo esté.

      Un abrazo,
      Adolfo

  3. Gran entrada, Adolfo. Ese placer al explorar terreno desconocido y encontrar sorpresas en el museo. Muy interesante todo el tema de los bustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba