Comprendiendo los resellos castellanos del siglo XVII

Por todos es sabido que la política monetaria castellana del siglo XVII era de auténtico caos. Había muchísima moneda de vellón y de cobre circulante que se veía afectada una y otra vez por multitud de pragmáticas y reales cédulas. Eso hizo que la moneda circulante fuese resellada en muchas ocasiones, añadiendo más caos a tan calamitosa situación.

En esta bitácora todavía no había abordado el tema de los resellos del siglo XVII con detalle. Aparecieron cuando hablaba de los textos de Quevedo, cuando resolví una duda que me hizo un lector, y cuando describí los libros de Juan Luis López de la Fuente y el de Jarabo y Sanahuja

Hay mucha documentación sobre estos resellos porque la política monetaria del siglo XVII ha sido muy estudiada. Sin embargo, yo solo he visto dos tipos de documentos al respecto: textos de corte académico que describen con detalle la legislación de la época sin dirigirse a los coleccionistas numismáticos; y guías para coleccionistas que permiten identificar resellos pero que no explican para nada el motivo por los que se hicieron. Los primeros son muy densos para un coleccionista medio, salvo que quiera centrar su colección en el vellón castellano; los segundos son prácticos pero no permiten que el coleccionista entienda los resellos que colecciona.

Esto me ha motivado a hacer un mini curso sobre los resellos castellanos del siglo XVII. Mi intención en este primer vídeo es explicar de manera sencilla y sucinta cada una de las operaciones de resellado del siglo XVII. Este vídeo permitirá comprender cada una de estas emisiones. Después, si el coleccionista quiere, podrá ampliar conocimientos con las muchas referencias que le proporciono. 

Esta entrada tendrá una continuación, más práctica para el coleccionista, en la que veremos ejemplos de resellos para clasificar y tasar. También ofreceré unas “chuletas” para que el coleccionista vaya directo al grano a la hora de clasificar esos resellos.

 

Este contenido Premium agradece el apoyo ofrecido por los mecenas del Blog Numismático. Aquí lo explico con más detalle.

Te sugiero que consideres hacerte mecenas. Por unos pocos euros al mes apoyarás el trabajo de divulgación del Blog Numismático y permitirás que siga existiendo in sæcula sæculorum.

Además, recibirás más contenido con mucho valor para los coleccionistas y podrás participar en el servidor de Discord del Blog Numismático, donde encontrarás soporte, chats especializados y quedadas semanales.

Muchas gracias.

Hazte mecenas

Comentarios en: Comprendiendo los resellos castellanos del siglo XVII

  1. Yago Abilleira Crespo

    Hay un importante detalle que no comentas. La gente llevaba su dinero a la ceca a resellar (pongamos 100 maravedís) y se llevaba el mismo valor (100 maravedís) pero resellado, es decir, la mitad de las monedas que había entregado pero reselladas al doble de su valor. Así el Estado usaba la otra mitad para hacer pagos por arte de magia. Luego las bajaban de valor por Real Decreto y la gente se quedaba sin la mitad de su dinero así de golpe. Una estafa brutal.

    Personalmente, recomiendo el libro “Mis apuntes sobre los resellos” de J. Ignacio Reig (Ignis).

      1. Adolfo Ruiz Calleja

        Los Austrias fueron el peor cáncer que tuvo que sufrir Castilla. Pusieron los intereses del Reino a disposición de su familia.

        Pero no creo que fuesen autoritarios. En el Antiguo Régimen el poder político estaba más descentralizado de lo que nos pintan: había Cortes, asociaciones gremiales, estaba la Iglesia, había poderes locales… Las leyes no se hacían “porque lo decía el Rey y punto”.
        Hoy en día el poder está mucho más concentrado. Por poner un ejemplo reciente, Felipe IV no hubiera podido aumentar los impuestos a los trabajadores con tanta facilidad como ha hecho el Gobierno de España esta semana.

        Saludos,
        Adolfo

  2. ¿El público de a pie se enteraba de esto? O simplemente se enfadaban o contentaban porque su dinero valía la mitad o se duplicaba…
    Entiendo que ya notarían que las monedas en sí no valían y que lo único que ocurría era que ponían el valor real de la misma ¿ o no?
    Debieron surgir un montón de nombres “insultantes” a cada uno de los tipos de resellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba