4 reales Burgos, Reyes Católicos

4 reales Burgos, Reyes Católicos

4 reales Burgos Reyes Católicos

Periodo: Edad Moderna

País: España

Ceca: Burgos

Reinado: Carlos I (a nombre de los Reyes Católicos)

Denominación: 4 reales

Material: Plata

Calidad: EBC-

Peso: 13.60 g.

Casa de subastas:  Tauler & Fau

Fecha: 27 de octubre de 2020

Precio de salida: 2.500 euros

Las monedas de plata a nombre de los Reyes Católicos

Sin duda el evento más importante de la moneda de los Reyes Católicos fue la archiconocida Pragmática de Medina del Campo de 1497. Esta no fue la única legislación de los Reyes Católicos relacionada con sus acuñaciones. De hecho, hay bastante pragmáticas que abordan esta temática durante el último tercio del siglo XV lo que muestra la necesidad de establecer una legislación clara y asentar unas bases sólidas para el numerario castellano. Esa fue justamente la contribución de la Pragmática de Medina del Campo.

Esta pragmática regulaba tanto la moneda de plata como la de oro y de vellón. Lo más revolucionario fue la legislación de las acuñaciones de oro, dejando atrás el patrón del castellano y abrazando el ducado, que en Castilla pasó a llamarse «excelente«. Hay que tener en cuenta que para entonces ya se había conquistado Granada y los Reyes Católicos ponían más los ojos en el comercio con Europa que con el mundo musulmán. No obstante, en 1537 -y a petición de las Cortes de Valladolid- Carlos I introdujo el escudo de oro en Castilla. Este escudo tenía una ley inferior que el excelente, evitando así que el oro castellano se exportase a Francia en grandes cantidades. Esto era algo que llevaba décadas preocupando a los castellanos, pero de poco sirvió la medida porque el oro siguió saliendo de Castilla.

En lo que a las monedas de plata se refiere la Pragmática de Medina del Campo era mucho más continuista. Según esta pragmática se acuñarían monedas de un real, medio real, cuarto de real y octavo de real. La principal novedad es que el real de plata pasó de valer 31 a 34 maravedís. Un cambio que no se reflejó en los libros de cuentas de manera inmediata pero que permanecería constante durante siglos.

Eso no significa que no hubiese inflación. La hubo y mucho: las grandes remesas de plata traídas desde América hicieron que el valor de la plata -y el del maravedí- se envileciese enormemente durante la dinastía de los Austrias. Los coleccionistas de resellos o los aficionados a la literatura del Siglo de Oro Español lo saben bien. Pero ya en el primer tercio del siglo XVI se atisbaba la necesidad de acuñar plata en múltiplos del real. Así, se introdujeron paulatinamente los módulos de 2 reales, 4 reales y 8 reales.

El problema es que estas monedas de plata se siguieron acuñando a nombre de los Reyes Católicos y eso dificulta su datación. Por ello nos debemos fijar en los ensayadores ya que a veces nos dan pistas de la época en la que se acuñó la pieza. En el caso de la moneda que ilustra la entrada la marca de ensayador es el roel que se representa a la izquierda del escudo. Esta es la marca de Antonio de Prado, quien trabajó en la ceca de Burgos a partir de 1548.

Apunte de mercado de un 4 reales de Burgos a nombre de los Reyes Católicos

Las monedas de módulo grande (4 reales y 8 reales) de Burgos del siglo XVI son todas de una enorme rareza, independientemente del ensayador de la misma o de la variante de cuño que se trate. Siendo Burgos una ceca no tan comercial como otras cecas castellanas, esto no se nota en la moneda de los Reyes Católicos puesto que hay muchos coleccionistas que se centran en este reinado, interesándose por todas las cecas. La rareza de estas acuñaciones hace que tengan un interés muy alto en el mercado aún incluso si su calidad de conservación no es muy alta.

El ejemplar que ilustra esta entrada es, además de raro, de una calidad exquisita. Subir de esta calidad es realmente complicado y, en caso de conseguirse, hace que el precio de la moneda se dispare enormemente (el único ejemplar claramente mejor que el que aquí se presenta que yo conozco se remató en 15.000 euros). En una calidad semejante al que aquí se presenta apareció otro ejemplar en 2018 que se remató en 6.000 euros. Si se tomase ese ejemplar como eso referencia de precio, los 6.000 euros de estimación de Tauler & Fau son razonables.

La Colección «Gran Capitán»

Tauler & Fau ofrecen la Colección «Gran Capitán» en su subasta 67. El Gran Capitán se refiere a Don Gonzalo Fernández de Córdoba, que bien puede ser considerado el mejor militar de su época. Su figura ha sido resaltada durante los últimos años en España, si bien no es nada conocido en hispanoamérica. Invito a los aficionados de la otra orilla del Atlántico a que busquen información al respecto, porque hay mucha y seguramente les agradará leer sobre sus gestas en Italia. Unas gestas que fueron el inicio del Imperio Español.

La Colección «Gran Capitán» se compone de 340 lotes de moneda castellana de los Reyes Católicos y de Juana y Carlos. Esto incluye tanto las cecas peninsulares como las primeras acuñaciones mexicanas.

La colección se centra fundamentalmente en la plata, si bien no falta vellones (30 ejemplares) y oros (7 ejemplares). Se puede encontrar una representación muy amplia de las monedas de plata acuñadas por los Reyes Católicos en las distintas cecas, pues están casi todos los módulos de cada ceca. En muchos casos hay variantes de ensayadores y de cuño. Así que es una subasta de obligatorio estudio para todo aquel a quien le interese especialmente la moneda de los Reyes Católicos. Y para el resto de aficionados es, en cualquier caso, un disfrute ver las monedas y los 79 vídeos que las acompañan.

Sin duda los ejemplares que más me han gustado han sido los de la ceca de Burgos. Es una ceca muy cuidada en esta colección tanto por la cantidad como, sobre todo, por la calidad de monedas presentadas. Este vellón burgalés es muy bonito, por no hablar de este tremendo 2 reales, el 4 reales que ilustra la entrada o los dos ejemplares de 2 excelentes (uno y dos). También se puede citar este bonito 8 reales sevillano y las acuñaciones de Fernando el Católico en Navarra (ejemplo). Por último, es muy raro ver este medio real de Brujas a nombre de Felipe el Hermoso y Juana I.

Jesús Orejas ha dedicado dos entradas en el Blog de Tauler & Fau a raíz de esta subasta: «una época de transición» y «he aquí un hermoso príncipe…«.

Podéis seguir a Tauler & Fau en su página web, en Facebook, en Instagram o en Youtube. Hay que decir que el interés de Tauler & Fau en internacionalizar sus subastas sigue in crescendo: en la Colección Gran Capitán prácticamente todos los lotes están traducidos al inglés.

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripción de Tauler & Fau

Fernando e Isabel (1474-1504). 4 reales. Burgos. (Cal-535). (Lf-H1.3.3). Anv.: FERNANDVS: ELISAVET:·. Rev.: + REX: E: RGINA: CASTELE: LEGION. Ag. 13,60 g. Escudo entre roel y IIII, B en reverso. Sin la E de REGINA en la leyenda del reverso. Extraordinario y rarísimo ejemplar. EBC-. Est…6000,00.

 

13 Comentarios

  1. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Santiago Fernández indica lo siguiente en Facebook:

    «El real de Navarra que comentas no lo acuña Fernando el Católico, I de Navarra, la acuña su nieto, Carlos I, IV de Navarra; lo que pasa es que en la primera época de su reinado mantiene ‘ herencias ‘ de su abuelo Fernando en las acuñaciones de distintos valores.
    Reales de Fernando hay muchos, de Carlos pocos, de ahí su precio pese a su conservación.»

  2. Domitilo Tristán Jover 1 mes hace

    Tanto que se habla de patrimonio cultural para luego vender las piezas al extranjero. Algo no cuadra.

    Lo lamentable de Tauler & Fau es que casí cada semana salen con una subasta nueva. No da tiempo de revisar las monedas de la subasta actual o ya presentan la siguiente. Lo único que lograran con esto es que le gente se canse y no puje.

    Dejame hacerte una pregunta Adolfo. ¿Para quien escribes estas entradas? De las piezas que has mostrado yo creo que la mayoría de los coleccionistas solo se pueden permitir la primera. Toda la información de las demas realmente es superflua y que la pieza de 8 reales, en yo que sé que casa de subasta, haya alcanzado los € 6.000 creo que le interesaría a muy poca gente. Ahora bien, si las imágenes de las piezas fuera del alcanze de la mayoría de los coleccionistas fueran acompañadas de información numismática e historica seria otra cosa. Pero como estudio y no para venderlas más caras, que es lo que algunos numismáticos y casas de subastas suelen hacer. Seguramente por esta razón Tauler & Fau empezaron el Blog. También suelen hacerlo Jesús Vico y Marisa Ollero e igualmente en Inglés pero por via de email procedente de VCoins.com. Obviamente prefieren vender al extranjero. Cosa que a mi me hace reflexionar sobre quienes son los verdaderos expoliadores del patrimonio cultural. Pero esto ya es otro tema.

    Finalmente y ya termino, ¿Como que leve perforación del medio real de Brujas? La perforación se vé perfectamente de punta a punta. De leve no tiene nada y una moneda perforada en mi opinión tiene muy poco valor. Lo mismo observo con los galanos o royals donde supuestamente numismáticos expertos pagan dinerales por piezas perforadas. Aqui en los Países Bajos consideramos que una moneda perforada ya no es moneda.

    Un saludo,
    Tristàn

    Creo que esta vez no he dicho nada que tengas que borrar. Con algunas cosas quizas no estes de acuerdo, como por ejemplo lo que he dicho sobre las piezas perforadas.

    • Curial 1 mes hace

      ¿Las monedas agujereadas no son consideradas monedas en los Países Bajos? Sigo muchas subastas internacionales y en todas ellas hay monedas partidas, limpiadas, repasadas y por supuesto agujereadas. Un agujero en una moneda es parte de su historia y nos cuenta algo interesante sobre ella. Es cierto que estéticamente no queda bien pero le tengo mucho más respeto a una moneda agujereada que a una limpiada.

      • Domitilo Tristán Jover 1 mes hace

        En los Países Bajos las monedas perforadas son muy difícil de vender. Los numismáticos profesionales no las compran y si las tienen los echan en los cacharros de chatarra.

        Un saludo,
        Tristán

        • Victoria 1 mes hace

          Ya veo el nicho de negocio de buscar perforadas para traerlas a España jeje

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      No tengo nada que borrar de tu comentario. Yo no borro las críticas educadas, sino los comentarios maleducados o los que pueden generar problemas a terceros.

      Voy por puntos porque hay bastantes críticas:

      * Yo no entiendo cuál es la relación entre que un comerciante venda legalmente una moneda en el extranjero y que se defienda el patrimonio. Yo soy defensor de dos ideas: la Ley hay que cumplirla (aunque no guste) y el libre comercio es deseable. Si un francés paga más por una moneda que un cacereño, bien está que esa moneda se la lleve el francés en vez del cacereño. Esto es absolutamente independiente de que considere que si esa moneda pertenece al Estado Español, el que debe tenerla en propiedad es el Estado Español (y no un cacereño ni un francés ni ninguna empresa empresa la podría vender).
      Una cosa es defender la Ley y otra es ser proteccionista económico. Supongo que no hará falta mucha más explicación para entender que son cosas distintas; tampoco voy a entrar en detalles porque son discusiones que nada tienen que ver con la numismática.

      * Lo de hacer una subasta semanal es el «estilo de Tauler & Fau». Otras casas, como Áureo & Calicó, hacen una subasta al mes. Otras, como Sedwick, hace dos subastas al año con seis sesiones cada subasta. Es cuestión de estilos. Aquí tienes tres ejemplos de casas de subastas exitosas con cada vez más pujadores tanto a nivel nacional como internacional. Esto muestra que hay público al que le atraen distintos estilos de subastas. El que a ti te guste más un estilo que otro no significa que el resto de coleccionistas sean de tu misma opinión. Justamente por eso hay que alegrarse de que distintas empresas hagan las cosas de distinta forma.
      El hecho de que ahora hay una gran cantidad de subastas es algo que merece mayor reflexión y a lo que tengo pensado dedicar una entrada. No eres el primero que me dice esto mismo. Vaya por delante que el problema no es que haya muchas subastas, sino que se ofrecen muchas monedas de manera pública. Es decir, si queremos «seguir todas las subastas» sería igual de difícil si Tauler & Fau organiza una subasta semanal de, pongamos 500 monedas, que si organiza una subasta cada 20 semanas de 10.000 monedas. Es más, ni siquiera el problema es que estas monedas se ofrezcan a través de subasta porque estaríamos en las mismas si Tauler & Fau ofreciesen 500 monedas semanales para comprar a precio fijo. La cuestión es que cada vez hay más vendedores que ofrecen monedas de manera pública y si queremos estar pendientes de todas las monedas que se ofrecen hablamos de miles de monedas semanales. Como el tiempo que podemos dedicar a ver monedas es limitado, creo que es buena idea restringir estas búsquedas de alguna forma, ya sea centrándose en algún periodo concreto (e.g., solo ver los cobres de los Austrias de cada subasta) o centrándose en algunos vendedores concretos (e.g., seguir un par de casas de subastas por las que tengamos especial predilección).
      Como digo, esto requiere una reflexión más pausada.

      * Estas entradas las escribo para quien quiere entender la subasta. Esta subasta tiene 340 lotes y, en cuanto al número de lotes, no es de las más grandes de las organizadas por Tauler & Fau. Con estos párrafos hago una síntesis de la subasta y cito algunas de las monedas más especiales. Estas monedas especiales suelen ser las más caras (fíjate que no siempre, como en el caso del vellón burgalés), ya sea por su conservación o por su rareza. Lo que no tendría sentido es que cite los 340 lotes o que cite un real de sevilla en calidad MBC-, que también es una pieza interesante pero que sale en multitud de subastas.
      El que sea experto en moneda de los Reyes Católicos seguramente no encontrará ninguna novedad en mi texto porque seguro que él ya lo sabe. Sin embargo, el que tenga curiosidad sobre la colección -si por ello ser experto, o ni siquiera coleccionista de esta serie- supongo que con mi texto habrá conseguido entender la colección. Le apunto a los lotes más relevantes y luego ya es trabajo suyo el verla con mayor detenimiento y pujar por alguna que se pueda permitir si lo desea.
      Por cierto, hay veces que también cito series con especial relevancia dentro de la subasta sin que por ello sean monedas caras. Por ejemplo, hay veces que cito que hay cobres de Felipe IV o pellofas interesantes.

      * Las entradas de la categoría «Apuntes de un Ejemplar» están estructuradas de manera muy clara y la estructura es siempre la misma. Esto facilita la lectura y también facilita que a quien no le interese un apartado puede, simplemente, no leerlo.

      * Que un aficionado a la numismática no se pueda permitir una moneda no significa que no le interese verla. Igual que un aficionado al arte estará interesado en los cuadros de Picasso aunque no se los pueda permitir. De hecho, yo no puedo permitirme muchas de las monedas que comento pero aún así me llaman la atención; también veo semanalmente los catálogos de Sotheby’s, aunque ni soñando puedo aspirar a comprar un cuadro ahí. Me consta que no soy el único.

      * Obviamente ni Tauler & Fau ni ninguna otra casa de subastas puede hacer un comentario histórico de cada moneda que subasta. Es muy de agradecer la labor de divulgación que hace Tauler & Fau en su blog y otras empresas. Todo lo que sea divulgar la numismática española lo veo como algo positivo, y si va dirigido a un público internacional todavía mejor.

      * Que un comerciante compre algo y lo intente vender más caro es algo que no puede extrañar a nadie. Ya sea un comerciante de monedas o de naranjas. No entiendo por qué hay a quienes les molesta que un profesional gane dinero con su trabajo.

      * Entiendo que indican «leve perforación» porque es un agujero pequeño (en comparación a, por ejemplo, los agujeros que suelen presentar los galanos). De todas formas, la palabra «leve» es subjetiva.

      * A cada serie hay que pedirle lo que puede dar. Lo que no puedes pedir es lo que es imposible porque entonces te quedarás sin nada. El ejemplo de los galanos es claro: por el propio uso que tenían esas monedas, la inmensa mayoría de ellas fueron perforadas. Otro ejemplo son los cincuentines, donde todos han sido limpiados porque eran monedas de ostentación (solo conozco un ejemplo de uno que nunca ha sido limpiado). Otro ejemplo son las blancas de los RRCC, que circularon muchísimo y hoy en día presentan muchísimo desgaste. Podríamos seguir poniendo ejemplos hasta mañana.
      Entonces es claro. Si para ti (o, según tú, para los coleccionistas de los Países Bajos) adquirir una moneda perforada es inaceptable, entonces no colecciones galanos. Si adquirir monedas limpiadas es inaceptable, entonces no colecciones cincuentines. Y si solo quieres adquirir monedas de EBC+ para arriba, entonces no colecciones blancas de los RRCC.
      Yo tengo otra aproximación: busco monedas buenas dentro de cada serie. No aceptaría una peseta de Alfonso XII agujereada, pero aceptaría con gusto un galano agujereado.

      Saludos,
      Adolfo

  3. Domitilo Tristán Jover 1 mes hace

    Si, si, solamente borras lo que no te conviene. Los comentarios que me borraste ni eran maleducados ni podían generar problemas a terceros, quizás que les resulte molestos a algunos. Yo solamente digo las cosas como son, ni más ni menos. Guste o no. Gracias a Dios no soy político. Pero dejemos este tema.

    En los Estados Unidos, y creo que en Italia también y quizás otros cuantos países, la ley prohíbe vender moneda antigua. La razón, sin entrar en la definición de moneda antigua, es muy sencilla. Toda la moneda antigua procede de algún hallazgo u otro. Por lo tanto vender esta clase de moneda, también según la ley española, se considera un delito. Lo que quería dejar claro es la hipocresía. Generalmente a las casas de subastas lo único que le interesa es el dinero, no la numismática ni tampoco el patrimonio cultural. De lo contrario ya hubieran devuelto muchos artefactos y monedas a sus países de origen.

    Lo de cuestión de estilos de subasta no trata de cuál me guste más, trata que no hay Dios que pueda seguir tantas subastas. Sin duda una de las razones para que busquen clientela fuera de España. En cuestión al problema, una subasta no la van a hacer para solamente unas cuantas monedas. Por lo tanto hay una relación entre el número de subastas y la cantidad de monedas que ofrecen de manera pública. La gran diferencia con ofrecer monedas a precio fijo es que no hay un límite de tiempo en decidir si comprar o no. Yo ya suelo de filtrar las búsquedas pero aun así no me da tiempo para echarle un vistazo a todas las subastas. Me gustaría de leer esa entrada y más que nada la opinión de otros coleccionistas. Yo personalmente apenas pujo ya más en subastas porque no me da tiempo y porque los precios de adjudicación son demasiado altos. Yo prefiero comprar a numismáticos profesionales.

    La verdad que no creo que muchos de los coleccionistas necesiten semejante entrada a una subasta para entenderla. Como bien explicas no puedes describir los 340 lotes y los pocos lotes seleccionados que se describen normalmente son las piezas que casi nadie, para no decir nadie, se puedan permitir excepto los multimillonarios en plan de blanquear dinero, para decir algo. Prefiero de leer algo sobre piezas interesantes con algo de historia sean caras o baratas. Pero simplemente mencionar que cierta pieza en cierta subasta alcanzo los € 6.000, la verdad que no me interesa en absoluto. Es más me da la sensación que únicamente se dice para superar esa cantidad. Para luego por ejemplo decir con orgullo que una pieza de € 600 acabo adjudicándose por € 2.500. Encima se ríen del coleccionista y no te atrevas a decir algo que te responden sin educación alguna. Accepto que como patrocinadores de tu Blog (esta vez sí lo he comprobado) tengas que hacer estas entradas.

    A mí, y seguramente que a muchos aficionados a la numismática, lo que nos llamaría la atención sobre una moneda, podémosla permitir o no, es si la describen dentro de su contexto histórico. Por lo menos entonces podremos aprender alguna cosa. Queda claro que las casas de subastas no lo pueden hacer para todas las monedas y aun así siempre hay que ser conscientes que generalmente lo harán para vender las piezas más caras de lo que ya son y no tanto para divulgar información. Para dar un ejemplo, hace muy poco, le enseñé a un numismático profesional madrileño y bastante conocido una pieza (un doble excelente) de la que él escribió una entrada bastante interesante explicando que era la única conocida. Cada novato sería capaz de averiguar que la pieza es auténtica y lo único que me respondió es que la pieza parecía falsa. ¿Eso es discutir sobre esta pieza, aprender de ella y divulgar información? Al parecer en estos momentos se conocen 3 ejemplares. Mi intención no era, ni mucho menos, de atacar a este numismático profesional, solamente pensaba que le gustaría de verla y de ver lo que nos podría revelar esta nueva pieza.

    Que un comerciante profesional trate de ganar dinero con su trabajo lo entiendo perfectamente. Pero yo sé más de lo que piensas amigo. Si veo lo que ofrecen a quienes quieren vender las monedas heredadas de sus padres o abuelos me caigo de culo. Eso ya se acerca más al abuso que al negocio. Algo que por cierto también ocurre con los comerciantes de naranjas. Les ofrecen tan poco que prefieren que se pierdan en el árbol antes de venderlas por una mierda. Y yo hablo de experiencia, ya que mi padre cultivaba granadas. Terminé por decirle que las dejara perder. Es lo que hay. Experiencia que dudo tú hayas tenido en toda tu vida.

    ¡Pero qué agujero pequeño ni que leches! Una perforación es una perforación y los galanos perforados con gusto te los dejo para ti. Todas las condiciones que sumas, perforación, limpieza, desgaste, etc. generalmente suelen degradar el valor de la pieza bastante. Que extraño que en el caso de los galanes por ejemplo no fuera este el caso. No me entiendas mal, a mí NO me interesa de comprar un galano ni caro ni barato. Un argumento que otro numismático profesional de Barcelona usó contra mí cuando cuestionaba unos 8 reales de Santiago con precio de salida de € 600, terminando adjudicándose por € 2.500. Ni siquiera había visto esa pieza, NI me interesa de comprarla barata.

    Saludos,
    Tristán

    P.S. Gracias a Dios no soy político y soy libre en decir lo que opino.

    • Fremen 1 mes hace

      Domitilo, cuando dices «a las casas de subastas lo único que le interesa es el dinero», lo que me extraña es que te cause alguna sorpresa. Son empresas, luego su objetivo es ganar dinero ¿no? En algún momento leí que un psicólogo había estudiado los comportamientos habituales de las personas jurídicas, comparándolas con personas físicas , y dedujo que, si fuesen seres humanos, se trataría de psicópatas. Es lógico: una empresa no puede tener ética, porque ni siquiera es un ser vivo. A lo más que podemos aspirar es a que haya leyes que las controlen y a que esas empresas las cumplan. Si no se da lo primero, la culpa la tienen nuestros parlamentarios y solo en el caso de que no se de lo segundo podemos decir que la empresa tiene alguna responsabilidad. Responsabilidad jurídica, porque la ética ni está ni se la debe esperar.

      Por supuesto, la empresa tiene mucho interés en que todos los coleccionistas puedan seguir su ritmo de subastas, pero tampoco pueden permitirse «perder comba» si otros competidores resultan más activos. Entiendo que en sus cálculos entra que ganan más perdiendo a compradores como tú que bajando su ritmo, así que hacen lo que creen que más conviene a su cuenta de resultados. Que es el único criterio que, por lo dicho más arriba, va a tener en cuenta una empresa. A mí, personalmente, me gustaría que las casas de subastas sacasen tres o cuatro monedas cada día, en vez de hacer subastas de conjunto; pero ese es exclusivamente problema mío.

      Y en cuanto a los agujeros: bueno, hay otro tipo de cosas a la que yo no considero «monedas», pero tampoco soy quién para imponer mi criterio a nadie. Que cada cual coleccione lo que le venga en gana, y en paz.

  4. Óscar 1 mes hace

    Pienso Adolfo, que lo mejor a veces, es hacer oídos sordos, frente a ataques sibilinos… Favorece al blog y te favorecerá a ti…

  5. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Estoy muy de acuerdo contigo, Domitilo: es una fortuna que no seas político. Quien considera que «dice las cosas como SON» o «dice LA verdad» es porque se considera en posesión de LA verdad. Eso lleva a posiciones políticas de corte fundamentalista. Así que sí: es una suerte que no seas político.

    La cultura de este blog es distinta. Aquí consideramos (entiendo que es una opinión compartida con mis lectores) que la verdad está repartida entre muchos. Gracias al debate, al intercambio de ideas y a la reflexión podemos ir acercándonos a esa «verdad intersubjetiva» que está siempre en constante revisión. Por eso en el Blog llevo más de una década fomentando el debate y el intercambio de ideas. Yo mismo he aprendido mucho así.

    Estoy seguro de que si yo hubiera venido a pontificar este blog hubiese sido totalmente inútil. Seguramente también hubiera caído en errores de bulto o incoherencias que no hubiera sabido rectificar porque me hubiese considerado en posesión de LA verdad. Me hubiese pasado como a ti, que aseguras que el comercio de moneda antigua en Estados Unidos e Italia es ilegal. Lo cual no tiene ninguna lógica viendo que hay casas de subastas (v.gr., Nomisma o Sedwick, por citar dos patrocinadores del Blog entre las muchas que se podrían citar) que venden moneda antigua de manera pública con total normalidad; o dices que todas las monedas agujereadas se venden como chatarra en los Países Bajos, mientras que en España cualquier comerciante te pagaría 1.500 euros por un galano con agujero (fíjate qué negocio más fácil tendrías si fuese cierto lo que dices, como dice Victoria); o dices que las casas de subastas tendrían que entregar muchas monedas a ciertos Estados (¿qué estados? ¿tenemos que entregar todas las monedas romanas al Estado Italiano?); o dices que… no sigo, creo que Óscar tiene razón.

    Afortunadamente vivimos en sociedades abiertas y plurales, a pesar de que los fundamentalistas quieran imponer SU verdad. Esto también es el caso en la numismática. Por eso, tu puedes elegir y hacer lo que más te convenga:

    * Si no te gustan las casas de subastas, puedes comprar monedas a comerciantes particulares.
    * Si no te gustan las monedas galanas, puedes comprar cualquier otra serie.
    * Si no te gustan mis comentarios sobre el precio de una moneda, puedes obviarlos y leer solo el comentario histórico. O no leer nada: ni cobro por acceder al Blog ni hago un examen para ver si habéis leído todo lo que he publicado.
    * Si quieres pontificar TU verdad, puedes buscar otro lugar donde escribir comentarios.

    Saludos,
    Adolfo

  6. Juan E. Sánchez. 1 mes hace

    Imagino que para la mayoría de los que nos pasamos por esta casa para leer, y de vez en cuando entramos para comentar cuando hay algo que realmente podemos aportar, esto de las monedas, lo vivamos con la intensidad que lo vivamos, no deja de ser un HOBBY.
    Y si sentimos que cualquier pasatiempo, en un momento dado, nos está causando estres por que haya muchas subastas o malestar, o que se yo, igual habría que replantearse la cosa. Es mi humilde opinión.
    Una vez más, gracias al anfitrion de la casa.

  7. Óscar 1 mes hace

    No quería ahondar más en las conversaciones anteriores, pero es que me suena todo tanto chifla envenada… A ver, yo en las subastas que pujo, me tengo bien aprendido qué tipos de piezas son por las que quiero pujar… Y ciertamente me da igual, que describan o no la moneda en sí, porque eso tiene que venir ya resuelto desde casa…
    Para mi, cuantas más subastas haya seguidas, mucho mejor… Pues aumenta la oferta y disminuye la demanda, ya que al no ser que seas multimillonario, el dinero que te gastes en una de estas casas oficiales, «impedirá» que puedas comprar en otras subastas más cercanas…

    Por otro lado, gracias a una perforación corregida, pude conseguir un doble excelente de los Reyes Católicos de la Ceca de Sevilla a un precio más que asequible… De otra forma, hubiera tenido que pagar más del doble… Así que, a veces, benditas perforaciones…

    Tal vez Adolfo no tenga experiencia en naranjas, pero tiene más experiencia que tú en educación… Y no me refiero solo a nivel cognitivo, si no, a nivel conductual… Y como él no te lo va a decir, Domitilio, te lo digo yo; antes de hablar hay que pensar, y antes de insultar lavarse bien la boca con agua y jabón.

  8. Alexis Sanz R. 1 mes hace

    HOLA
    Saludos a todos , es maravillosa la numismatica y la historia que hay detrás de cada de monedas, tengo muchísimos años ,en el mundo de la numismatica como coleccionista
    Y estudioso . Estoy entusiasmado e ilusionado con este maravilloso blog que estas llevando Adolfo y comparto todo lo que has dicho en el ,desde que no es costosa el coleccionismo ,pues una pieza tan antigua y con historia es asumible el precio , hasta difrutar de ella. Siempre hemos soñado con piezas inalcanzables y cuando era más niño
    Y mi familia no tenia ese dinero para cobrar monedas yo conseguía una foto o recortaba
    De un periódico o revista la moneda y las pegaba en un albun . Y hay tanta cosas que aprender . Muchas gracias Adolfo por tu labor y tu gran contribución. Un abrazo desde este rincón del Atlético , de la España insular .

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*