Denario de Vitelio, Tarraco (69 d.C.)

Periodo: Edad Antigua

País: Imperio Romano

Denominación: Denario

Emperador: Vitelio

Año: 69 d.C.

Ceca: ¿Tarraco?

Calidad: aUNC

Peso: 3.59 g.

Casa de subastas: Lucernae

Fecha: 27 de diciembre de 2023

Precio de salida: 2.500 euros

Aulo Vitelio

Vitelio. Denario de ¿Tarraco?. Victoria avanzando a la izquierda. “IMP GERMAN”.

Vitelio fue el tercer emperador romano del año 69 d.C., el año de los cuatro emperadores. Ya solo con decir esto se entenderá que ni su reinado fue muy largo ni sus monedas fueron muchas. 

Ya comentamos que en el año 68 Galba, por entonces gobernador de la Hispania Tarraconense, se rebeló contra Nerón y se hizo con la púrpura. Otón fue uno de quienes apoyó la rebelión de Galba, pero quedó defraudado porque no veía sus aspiraciones debidamente compensadas. Así que organizó un golpe de estado y fue proclamado emperador el 15 de enero del 69, después de que la Guardia Pretoriana asesinase a Galba. Otón fue aceptado en Roma, pero las legiones de Germania proclamaron como emperador a Vitelio. Pronto le aceptó el gobernador de Britania, el de Aquitania, el de Hispania y el de la Galia Narbonense. Todos vieron que se les venían encima unas legiones muy bien pertrechadas y que era mejor apostar al caballo ganador. La suerte se echó en la batalla de Bedriacum, que tuvo lugar el 14 de abril en la actual Lombardía (Italia). Vitelio ganó la batalla y fue aceptado en Roma como nuevo emperador a mediados o finales de julio, cuando asumió los títulos de Augusto y Pontífice Máximo. 

Poco le duró la alegría a Vitelio: el 3 de julio Vespasiano fue nombrado emperador por sus legiones del este, las mejores preparadas de todo el ejército romano. La batalla entre las legiones de Vitelio y de Vespasiano volvió a ocurrir en Bedriacum el día 24 de octubre. La decisiva victoria de Vespasiano le permitió entrar en Roma el 20 de diciembre del 69 Vitelio fue ultrajado primero y asesinado después. Comenzaba así la dinastía Flavia.

Las acuñaciones de Vitelio

Vitelio. Denario de ¿Lugdunum?. Victoria volando. “GER IMP AVG P MAX”.

Apenas transcurrieron unos meses desde que comenzó la revuelta de Vitelio contra Otón hasta que fue asesinado por Vespasiano. A nadie le parecerá extraño que sus monedas sean raras y buscadas a día de hoy a pesar de que, al igual que ocurre con Otón, su producción monetaria fue bastante amplia porque había que pagar muchas tropas. 

Vitelio acuñó monedas de oro (áureos), de plata (denarios y unos pocos quinarios) y de bronce (sestercios, dupondios y ases). Antes de entrar en Roma, Vitelio acuñó en Lugdunum y en una ceca hispánica que había sido abierta un año antes para financiar la rebelión de Galba. Esa ceca seguramente fuese Tarraco, primero porque era la capital de la Hispania Citerior y segundo porque era una ciudad con una enorme tradición en la acuñación de monedas

La inmensa mayoría de las monedas de Vitelio hacen referencia a motivos militares. Muchas citan explícitamente el ejército, otras a la victoria y otras describen a Vitelio como restaurador de la libertad. Los temas mitológicos se circunscriben solo a las acuñaciones en Roma cuando el poder de Vitelio parecía asentado. También hay raras monedas de Roma que representan a su hijo y a su hija, una clara muestra de su interés en formar dinastía

El título “Germanicus”

Vitelio. As de ¿Tarraco?. Libertad drapeada. “IMP GERMAN”.

Secuenciar las emisiones de Vitelio es una tarea muy complicada. Parece claro que primero comenzaron a acuñar monedas a su nombre en la ceca de Lugdunum, después en la de Tarraco y finalmente en la de Roma, a partir de que le aceptasen como emperador a finales de abril. A partir de mediados/finales de julio las emisiones se concentraron en Roma; la ceca de Lugdunum y la de Tarraco cerraron poco después. Lo difícil es temporalizar las emisiones de cada una de estas cecas.

Tradicionalmente se han considerado tres periodos importantes en el reinado de Vitelio divididos por dos hitos: su victoria en la batalla de Bedriacum (14 de abril) y su llegada a Roma (finales de junio o principios de julio). Otros autores han dividido las emisiones según la evolución artística del retrato de Vitelio o según la evolución de la leyenda.  Concretamente, Boruch se fija, al igual que Sutherland, en un detalle muy curioso: la evolución del título “Germanicus”.  

El título “Germanicus” se otorgaba a los victoriosos en las guerras de Germania. Generalmente citaba a un emperador con este título como “Germanicus Imperator”. Sin embargo, en las monedas de Vitelio nos encontramos los títulos al revés: “Imperator Germanicus”, lo que ha sido interpretado como que fue nombrado emperador por las legiones acantonadas en Germania. Posteriormente, cuando Germánico fue aceptado como Augusto en Roma, sus títulos cambiaron al orden habitual. Además, se observa cómo la palabra “Germanicus” se va acortando según pasa el tiempo, lo que permite ordenar las emisiones monetarias.

La ceca de Lugdunum fue la primera en emitir monedas a nombre de Vitelio y solo acuñaron denarios y áureos. Comenzó poco después de que arrancase su revuelta a finales de enero y probablemente lo hizo hasta finales de julio. Estas emisiones se pueden dividir entre las que contienen la palabra completa “Germanicus” (1 emisión); las que lo abrevian como “German” (16 emisiones); y las que lo abrevian como “Ger” (2 emisiones). Queda claro que el segundo periodo es el más extenso y, muy probablemente, se deba a la financiación de la batalla de Bedriacum.

La ceca de Tarraco tuvo una vida temporal semejante a la de Lugdunum: desde enero hasta julio del 69. En este caso solo hubo dos fases. La primera contiene la palabra completa “Germanicus” (16 emisiones); la segunda lo abrevia como “German” (30 emisiones). En esta segunda etapa se acuñan 8 emisiones de ases de bronce. También se observa que el denario pesa entre 3.20 y 3.40 g. (en Roma y Lyon pesa entre 3.30 y 3.50 g.). Esto muestra que hubo una gran necesidad de acuñar monedas en Tarraco, con toda seguridad para financiar la marcha de Vitelio a Roma.

La ceca de Roma monopolizó las emisiones a partir de finales de julio. Sus acuñaciones se dividen en cuatro fases para las piezas de oro y plata (áureos, denarios y quinarios), y otras cuatro diferentes para las piezas de bronce (sestercios, dupondios y ases). Las monedas de metales nobles se comenzaron a acuñar a finales de abril y pueden tener el título “Germanicus” (7 emisiones); “German” (16 emisiones); “Germ” (22 emisiones); y “Ger” (2 emisiones). Las de bronce parece que se comenzaron a acuñar a finales de julio, ya que todos los bronces acuñados en Roma por Vitelio tienen los títulos de Augusto y Pontífice Máximo. Fijándonos en el título que sirve para dividir las emisiones se definen otros cuatro periodos: “Germanicus” (18 emisiones); “German” (24 emisiones); “Germa” (11 emisiones) y “Germ” (11 emisiones).

Ya veis que se puede profundizar mucho en las emisiones de Vitelio. Un ejercicio más que interesante sería relacionar todas las monedas conocidas de este emperador con las clasificaciones propuestas por los distintos autores. Se podrían extraer conclusiones muy interesantes de ese análisis.

La próxima subasta de Lucernae

Lucernae organiza la última subasta española del año 2023. Es una subasta compuesta por 1050 lotes que dan el clásico repaso a la historia de la moneda pero centrándose en la moneda antigua. Son especialmente relevantes las monedas ibéricas y las monedas romanas, que son los periodos más trabajados por Lucernae.

Dentro de las monedas ibéricas hay piezas que destacan por su belleza, como algunos de los denarios de Bolskan, y otras porque combinan belleza y rareza, como es el caso de los ases de Calacoricos, Eustibakula, Sergia u Ocalacom. También hay una buena cantidad de las grandes cecas ibéricas, como Castulo, Obulco, Bolskan o Secaisa. Se pueden destacar, además, las monedas cartaginesas. Finalmente, se ofrecen 78 ejemplares hispano-romanas, especialmente de Augusto y Tiberio.

La moneda romana supone el núcleo principal de la subasta. Son 603 lotes: 120 monedas  republicanas y 483 imperiales. Entre las republicanas destacan los 11 ejemplares “imperatoriales”; ahí podemos ver un Sexto Pompeyo, un elefante de Julio César, una galera de Marco Antonio… 

El Imperio Romano trae más y mejores monedas. Entre ellas tres áureos de Tiberio, Nerón y Antonino Pío. También muy buenos denarios, como el de Augusto, el de Vitelio, el de Galba, los dos “restitutor” de Adriano, el de Didio Juliano… Por lo demás, hay muchísima variedad de tipos y emperadores con un amplísimo rango de precios. 

Por lo demás, hay alguna moneda griega muy interesante, como el electrum de Éfeso o el hemidracma de Aegina. Entre las 31 monedas islámicas destacan varios dinares. Por la parte española me han gustado algunos ejemplares de dos reales y el medio escudo de Fernando VI

He publicado un vídeo donde repaso las monedas que más me han gustado de la subasta.

Esta entrada ha sido patrocinada por Lucernae.

En podcast

He grabado un podcast con un contenido semejante a este artículo:

Descripción de Lucernae

Roman Empire – Vitellius (April – 20 December AD 69.) Silver denarius (3,59 g. 18 mm. ) from uncertain mint in Spain (Tarraco?), January-July 69 A.D.

A VITELLIVS IMP GERMAN, laureate head left, globe at point of bust; small palm branch before

CONSENSVS EXERCITVVM, Mars advancing left, helmeted and nude but for cloak billowing behind, holding spear and vexillum surmounted by aquila.

RIC 24; BMCRE -, cf. 83-4; RSC 24c

About uncirculated condition with one of the best Vitellius portrait we have seen!

Fuente.

1 comentario en “Denario de Vitelio, Tarraco (69 d.C.)”

  1. Me comentan que la fuente principal de este artículo no está correctamente enlazada. Se debe a que hace falta un hash para acceder y parece que va cambiando.

    El artículo es «Notes on the propaganda dimension of Vitellian coinage», de Wojciech Boruch. Es del año 2004.

    Podéis encontrarlo fácilmente en Google Scholar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio