8 reales de Bogotá, 1819

País: Gran Colombia

Periodo: Edad Moderna

Denominación: 8 reales

Año: 1819

Ceca: Bogotá

Material: Plata

Calidad: MS-64

Casa de subastas:  Daniel Frank Sedwick

Fecha: 7 y 8 de mayo de 2021

Precio de salida: $22.000

Las platas de Bogotá 1819-1821

El otro día hablábamos de la ceca de Popayán durante la Guerra de la Independencia de Colombia. Veíamos que en el transcurso de la guerra cambio 11 veces de manos. En el caso de Bogotá no hubo tantos cambios, pero quizá estos fuesen más complejos. Digamos que se montó un Cristo de Padre y muy Señor Mío.

Bogotá se declaró independiente de España el 16 de julio de 1813 y se erigió como capital del Estado Libre de Cundinamarca. Pero en esas épocas los independentistas neogranadinos no eran uniformes. Había dos bandos: los centralistas (apoyados por Bogotá) y los federalistas. Por eso estalló una guerra civil dentro del bando independentista que culminó con el Asedio de Santafé de Bogotá en diciembre de 1814, momento en el cual Bogotá pasó a manos federalistas pasando a ser parte de las Provincias Unidas de Nueva Granada. Poco duró la alegría a los bogotanos: en 1816 Morillo y sus hombres tomaron la ciudad devolviéndola a España. La mantuvieron en sus manos hasta que el 10 de diciembre agosto de 1819 el mismísimo Simón Bolívar entró en Bogotá. La ciudad pasaría a formar parte de la Gran Colombia.

Durante este periodo tan convulso entre el Virreinato de Nueva Granada y la Gran Colombia, no se dejaron de acuñar monedas. Cuando la ciudad estaba en manos españolas se siguieron acuñando monedas virreinales. Pero cuando la ciudad estaba en manos independentistas, se acuñaron monedas febles (es decir, con menos cantidad de plata que las virreinales) de un nuevo tipo. Curiosamente, los independentistas también acuñaron monedas realistas porque eran las aceptadas en el comercio internacional. Ya se sabe que las armas hay que pagarlas con moneda de verdad.

Estas monedas febles las acuñaron con un nuevo tipo: el “cabeza de indio”. Así son llamadas por los numismáticos y hay cierta discusión sobre si se trata de un indio o de una india. Al parecer, en la Ley de Emisión de 1815 se indica que se representa una india (concretamente una “amazona americana”), así que debería ser una mujer. Por cierto, el creador del diseño fue el mismísimo Antonio Nariño, uno de los ideólogos de la independencia colombiana.

En las emisiones entre 1813 y 1816 se acuñaron monedas de cuarto de real, medio real, real y 2 reales (las dos últimas eran “cabeza de indio”).

Más abundantes fueron las emisiones entre 1819 y 1821, autorizadas por Simón Bolívar. Fueron monedas de plata de entre cuarto de real y 8 reales. De 4 reales solo existe un ejemplar que actualmente se encuentra en una colección privada de Bogotá. Hay cierta discusión sobre si dicho ejemplar es auténtico o no. Manuel Rojas (quien me ha echado una mano con esta entrada) me indica que él mismo ha inspeccionado ese ejemplar y lo considera auténtico.

Voy a dar un breve repaso al resto de las monedas de esta emisión apoyándome en la próxima subasta de Sedwick, ya que aparece una muy buena colección de ellas.

La idea general es que el diseño es el mismo para todos los valores salvo para las monedas de un cuarto de real. Como se aprecia en la figura que ilustra la entrada, en el anverso se presenta una cabeza de indio con un tocado de plumas, mientras que en el reverso aparece una granada. Lo que cambia es la leyenda del reverso. En unos casos aparece “República de Colombia – Cundinamarca” (se refiere a la moneda provincial) y en otros “Libertad Americana – Nueva Granada” (se refiere a la moneda nacional). En cambio, las monedas de un cuarto de real muestran el gorro frigio en el anverso y la granada en el reverso. Luego hay variantes de la marca de ceca, pero en eso no me voy a meter.

Por lo tanto, tenemos:

Existe también un error “mula“: 8 reales 1820 con el anverso indicando “República de Colombia” y el reverso “Nueva Granada”. Ejemplo.

Aparte de estas monedas, también hubo reacuñaciones de las monedas provisionales acuñadas durante esta Guerra de la Independencia (un ejemplo y otro). Entre las monedas base se encontraban las piezas de buena ley acuñadas en Santa Marta, Caracas y Cartagena.

Precio de un 8 reales de Bogotá 1819

Estamos ante un ejemplar clave en la numismática colombiana; no hay coleccionista de moneda colombiana que no la quisiera tener. Se trata, además, de una pieza rarísima de la que se ve un ejemplar cada varios años. Por si fuera poco, es el mejor ejemplar conocido. Eso hace que sea muy complicado acertar el precio de remate: como se piquen dos tipos con pasta por esta pieza pueden subir el remate a las nubes.

Para hacernos una idea, en 2018 se remató un ejemplar en AU-55 por $8.000 y en 2014 un AU-53 por $7.000. Ese mismo año se remató un MS-61 con una acuñación muy floja en $6.000. Hay que irse hasta 2006 para ver un ejemplar que pueda compararse con el que ahora se subasta: una pieza en MS-62 rematada en $15.000. Tomando esa pieza moneda de referencia, teniendo en cuenta que han pasado 15 años y el ejemplar que ofrece Sedwick es claramente mejor en lo que a acuñación se refiere, supongo que sería razonable que alcanzase entre el doble y el triple de precio de martillo. Es decir, un remate entre $30.000 y $45.000.

La próxima subasta de Daniel Frank Sedwick

Daniel Frank Sedwick organiza una subasta para los días 7 y 8 de marzo. Como siempre en esta casa se trata de una subasta muy amplia, dividida en cinco sesiones y llena de tesoros. A esto se le suma una subasta sexta sesión “express” para el día 10 de mayo.

Dediqué otra entrada a esta subasta en la que comentaba las mejores monedas virreinales que aparecen en esta séxtuple subasta. Ahora voy a citar las monedas que más me llaman la atención del resto de piezas ofertadas.

Las dos primeras sesiones se centran en monedas virreinales casi en su totalidad. La tercera sesión comienza muy fuerte con una amplia selección de moneda argentina del siglo XIX, incluyendo un mítico 8 escudos de La Rioja. Tras un repaso a Potosí y a Santiago de Chile, se entra de lleno en una amplia colección de moneda Colombiana. Esta colección abarca ejemplares virreinales y también republicanos. Hay monedas en los tres metales, si bien destacan las platas tanto por su rareza como por su calidad de conservación. Los 8 reales del indio (como el que aquí se presenta) o las muchas platas de Popayán (ejemplo) son realmente asombrosas. También hay oros tan raros como los 5 pesos de Medellín 1885.

Esa tercera sesión va pasando por muchos otros países hispanoamericanos, dejando ejemplares tan raros como los 8 reales de Durango 1824, los 20 pesos de Guanajuato 1896 o el real de la Guerra de la Triple Alianza. Así llega hasta España, donde destacan algunas onzas sevillanas y, sobre todo, el 8 escudos de Segovia 1721. Para finalizar esta sesión, hay un conjunto de monedas venezolanas muy selectas, incluyendo un 4 reales de Caracas 1819.

La cuarta sesión se centra en monedas y billetes internacionales. En ella aparecen bastantes ejemplares de Estados Unidos.

La quinta y última sesión incluye un poco de todo: unas pocas monedas griegas y bizantinas, joyería, espadas, pistolas…

A Daniel Frank Sedwick le podéis seguir en Facebook, en Instagram y en su web.

Descripción de Daniel Frank Sedwick

Bogota, Colombia, 8 reales, 1819JF, Nueva Granada (“Libertad Americana”), NGC MS 64, finest known. Restrepo-142.1; KM-78. The finest example ever seen of this scarce and desirable first “crown” of independent Colombia, normally found worn and weakly struck but this specimen with all details fully defined against smooth fields, full original luster and light toning all over, none finer among several entries at both NGC and PCGS, truly a numismatic trophy on so many levels. NGC #5936656-012. Pedigreed to the Esmeralda Collection (stated on special label).

Fuente.

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook y, si eres nuevo en el Blog Numismático, descarga gratis un e-Book de introducción a la numismática.

Comentarios en: 8 reales de Bogotá, 1819

  1. Adolfo Ruiz Calleja

    Me indican por privado dos referencias bibliográficas relacionadas con esta moneda y su contexto, por si queréis seguir leyendo:

    La moneda en el Nuevo Reino de Granada y en el periodo inicial de la República de Colombia“, por Fabio Gómez Arrubla.

    “El paso de la moneda de la Nueva Granada a la de la República de Colombia en un contexto mundial”, por Pedro Damián Cano Borrego (El Tinto Numismático vol. 1 pag. 103-128).

    Y otra más: Moneda libertad americana

  2. Muchas gracias estimado Adolfo por tus comentarios sobre los inicios de la moneda republicana en la Nueva Granada.
    Como coleccionista y conocedor de esta moneda y periodos me gustaría hacer aportar un par de precisiones.
    Primero las tropas de Simón Bolívar entran a Santa Fe el 10 de Agosto de 1819 tres días después de la batalla del Puente de Boyacá.
    Segundo las monedas con la figura indígena diseñada por Antonio Nariño son llamadas desde esas remotas épocas abastá nuestros días simplemente “Indias”. Esa larga tradición sigue hoy en día en la comunidad numimática. Nada de cara de de indio.
    Por otra parte, como complemento de información a los lectores, es importante aclarar que la moneda de 4 reales de 1819 es falsa. No solo la revisé personalmente varias veces pero incluso pude haberla comprado en la venta Lozano Villegas y certifico que falsa.
    Las monedas de 8 reales de 1819 son bastante escasas más no diría que son raras. Se ven con alguna frecuencia pero jamás en estos estados. Solo se han visto dos en estos estados. La de la venta de Oen Nelson que mencionas y esta.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Muchas gracias Gregorio, por tu comentario.

      Corrijo la errata sobre la fecha de entrada de Bolívar en Santa Fe.

      Sobre la moneda de 4 reales, mi único comentario es que yo no la he visto ni en foto. Tú indicas que te parece falsa, Manuel Rojas me indicó que le parece auténtica. Hasta ahí puedo leer. Pero agradezco mucho el comentario porque muestra la controversia que genera esa pieza y que incluso los expertos en moneda colombiana no se ponen de acuerdo al respecto.

      En cuanto a la denominación, yo también he leído que se las denomina “moneda de la china”.

      Gracias de nuevo,
      Adolfo

    2. Gustavo Gonzalez

      Que interesante diferencia de puntos de vista sobre una moneda de la cual se conoce un solo ejemplar , quise encontrar fotos y mas informacion sobre esta moneda y no me ha sido posible, si alguno tiene fotos para enviarselas a Adolfo para que las pudiera publicar seria muy bueno.
      Saludos

  3. Adolfo. Tienes la razón. A algunos denominan estas monedas como “chinas”. Esto no tiene nada que ver con el país pero es una vieja palabra del argot bogotano también conocido como rolo que quiere decir joven o muchacha. Al parecer una muchacha joven en la moneda el público o pueblo bogotano las bautizó como moneda de la china o mejor chinas. Algunos numismáticos aún usamos de vez en cuando ese término.

  4. gabriel borrajo lopez

    Hermosa mema, jamás la había visto en este grado. Efectivamente, coincido con Gregorio, son las indias que se conocen. En mal estado no es difícil conseguirlas, yo mismo tengo varias de los 3 distintos años, con la única excepción de ésta, que escasea un poco más. Incluso las hay con sobrecargas varias.
    Además tengo que comentar que existen algunas con un brillo dorado. La leyenda es que el General Santander necesitó plata para sufragar los gastos de la guerra y mandó rebajar la plata de las monedas. Yo he visto una y dicen algunos que son falsas pero al parecer existe documentación sobre esto.
    La de cuatro reales no la conozco para opinar, pero me gustaría verla algún día.

  5. Había leído antes que a estas monedas se les llamaba chinas por la figura de una muchacha aborigen que aparece, sin embargo, no es sólo un argot bogotano, aquí, en Argentina en las zonas de campo está bien extendido el uso de china o chinita para nombrar a una muchacha joven campesina, con el pasar del del tiempo también se extendió en la ciudad aunque últimamente su uso se limitó.

  6. Buena entrada en mi opinión. Muy interesante la numismática colombiana. Sólo comentar que la subasta comienza el 7 de Mayo, y no de Marzo. Aún están a tiempo de pujar!
    Un saludo

  7. Cuando leo estos relanos, no puedo más que acordarme de la novela “Nostromo” de Conrad.

    Son unas monedas preciosas; pero raras; y las pocas que suelen salir con frecuencia las noto siempre muy “planas” con escaso relieve. El ejemplar de la subasta es realmente impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba