As de Ursone, oso en pie

As de Ursone, oso en pie

as de Ursone

Periodo: Edad Antigua

País: Hispania

Denominación: As

Ceca: Ursone (Osuna, Sevilla)

Material: Bronce

Calidad: MBC+

Peso: 12.97 g.

Casa de subastas:  Soler & Llach

Fecha: 6 de mayo de 2021

Precio de salida: 150 euros

Los ases de la ceca de Ursone

En la ceca de Ursone se consideran siete emisiones distintas con tres tipos de diseño. Cronológicamente, las primeras cuatro emisiones corresponden al tipo que muestra una esfinge en su reverso; la siguiente emisión corresponde al tipo que muestra un oso en pie (imagen de portada); y las dos últimas al tipo que muestra un oso sentado.

as Ursone oso sentado

As de Ursone, tipo oso sentado

as Ursone esfinge

As de Ursone, tipo esfinge

Quienes vean por primera vez estos ases de Ursone seguramente se sorprendan por dos motivos: primero por la estética de las primeras emisiones, que recuerdan mucho a los ases de Castulo. Segundo porque aparece un oso, un animal que rara vez se representa en la numismática íbera.

Sobre el parecido a los ases de Castulo, en efecto las monedas tienen un arte semejante. Esto hace pensar que al comenzar las acuñaciones en Urso (que así se llamaba la ciudad) solicitaron a artesanos de Castulo para que se hiciesen cargo de ellas.

Sobre la aparición del oso, son las únicas monedas íberas en las que se representa un oso. Es curioso que se hiciese en Sevilla, donde los osos no abundan. Pero el topónimo «urso» tiene una clara relación con la voz latina «ursus» o «ursu», que significa oso.

La datación y el significado de las leyendas de estas monedas se hace muy complicado. Aquí tenéis un análisis de la historiografía al respecto. Nada se sabe seguro, pero se sospecha, por el arte, que las primeras emisiones son indígenas; esto incluye las de la esfinge y las del oso en pie. Sin embargo, las emisiones del oso sentado tienen un estilo más romanizado. Por eso, es posible que se emitiesen en torno al año 145 a.C., cuando Fabio Máximo Emiliano concentró sus tropas en Urso para atacar a Viriato en Lusitania.

Precio de un as de Ursone con el oso en pie

La ceca de Ursone es una ceca escasa. No diría que es de «las imposibles», pero cuesta encontrar ejemplares, especialmente si se buscan en un estado de conservación bonito.

Las monedas de tipo oso en pie son las más escasas. Como precio de referencia, se puede ver este ejemplar que en calidad MBC- se remató en 240 euros o este otro que en calidad MBC+ se remató en 190 euros (me resulta un remate barato). El de la Colección Cores voló hasta los 860 euros (ese me parece un remate caro). Ya veis que con estos remates es complicado predecir un precio, pero yo diría que en torno a los 300 euros de remate sería razonable.

Sobre la próxima subasta de Soler & Llach

Soler & Llach organiza una subasta online para el día 6 de mayo de 2021. Fieles a su estilo, Soler & Llach da un repaso a la historia de la numismática en algo más de 1.500 lotes.

Dentro de la moneda antigua, destaca la cantidad de monedas íberas, con algunos ejemplares muy interesantes como el as de Ursone que presento en esta entrada o el famoso dracma de Emporitón.  También hay muchos denarios, tanto republicanos como imperiales. Seguro que a muchos les gustan los denarios de Augusto, pues presentan una oportunidad para quien quiera hacerse con alguno sin romperse por ello el bolsillo. Finalmente, hay algunos sestercios bonitos de finales del siglo II (ejemplo). También hay que citar el raro áureo de Claudio y Agripina.

Entrando en la Edad Media, lo más interesante son los 25 trientes visigodos. Por lo general son ejemplares bonitos y comunes, si bien hay rarezas como el triente de Sisebuto de ceca de Senabria. A muchos también os gustarán los 23 ejemplares del Reino de Navarra, que siempre son escasos.

En cuanto a la Monarquía Española, se presenta una colección muy variada con monedas de todos los metales. Abundan más las monedas de los Borbones, siempre más comerciales. Es complicado hacer una síntesis, así que bastará decir que me han llamado la atención estos 4 reales segovianos de 1614, el medio duro columnario de 1742 y estas raras pruebas de medios escudos. Pero probablemente la moneda más interesante sea el ejemplar de portada: los 5 rals de 1641 de Vilafranca de Penedés; esas monedas de la Guerra de los Segadores son muy difíciles en esta calidad.

También merece la pena echar un vistazo a las monedas internacionales, en su mayoría de los últimos 200 años: hay piezas muy bonitas y con precios de salida atractivos. En este apartado lo más interesante son las pruebas de la Segunda República: 10 céntimos 1937, 10 céntimos 1938 y las dos de 25 céntimos (una y dos); muy raras todas ellas.

Podéis seguir a Soler & Llach en su web, en Twitter y en Instagram.

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripción del Soler & Llach

MONEDAS HISPÁNICAS. As. 50 a.C. URSONE (OSUNA, Sevilla). Cabeza masculina a derecha, delante (VR)SONE. Oso en pie a derecha. 12,97 grs. AE. Pátina oscura. AB-2497. MBC+.

Fuente

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook y, si eres nuevo en el Blog Numismático, descarga gratis un e-Book de introducción a la numismática.

3 Comentarios

  1. Ankhmar 2 semanas hace

    Para mi es una de las piezas más bonitas de la numismática peninsular, tiene un aspecto muy marcado del Sur, si nos creemos que he una ardilla en otros tiempos podía cruzar de norte a sur sin tocar el suelo, también nos podemos creer que en Sevilla en los tiempos que se citan había osos,

  2. Lanzarote 2 semanas hace

    No es que nos creamos que existían osos en la actual provincia de Sevilla en la Edad Antigua, es que está constatado arqueológicamente, y es más, históricamente, pues en Andalucía todavía había osos en el siglo XVII.

    https://hombreyterritorio.org/2010-2016/archivos/medios/publicaciones/Trofeo-2010.pdf

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

    Cuando se dice que con la numismática se aprende de todo es realmente cierto, hasta de las poblaciones históricas de osos se aprende.

    Muchas gracias. No tenía ni idea de que tan al sur hubiese oso hasta el siglo XVII.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*