La política de emisiones de la FNMT

La política de emisiones de la FNMT

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) recibe críticas por parte de muchos españoles aficionados a la numismática. Críticas que, por lo general, están poco fundamentadas. Uno de los temas por los que más se ataca a la FNMT es porque las monedas que emite al cabo de unos años valen en el mercado menos de su valor de emisión. Es decir, que si una moneda vale 55 euros más IVA, el coleccionista que la adquiera tendrá difícil venderla al cabo de 10 años por el precio que pagó por ella. En esta entrada voy a explicar por qué ocurre esto y dejo abiertos los comentarios para quien tenga más que decir.

Una demanda decreciente

Lo normal es que la demanda de un objeto conmemorativo sea decreciente. El hecho de conmemorar algo genera cierta expectación que hace que el público demande objetos físicos que les recuerden el evento. Pasado un tiempo se pasa la euforia inicial y la demanda de esos objetos se reduce de manera abrupta hasta casi desaparecer.

Hay miles de ejemplos que ilustran esto que digo. Los cromos de la temporada 2010/2011 tenían más valor hace 10 años que ahora. Las tiendas londinenses de suvenires a finales de 2011 (cuando viví en Reino Unido) estaban llenas de tazas, lapiceros, camisetas y mil cosas inútiles festejando la boda real que había ocurrido 6 meses antes; las vendían a una libra y no las compraba nadie. El Cristo de Borja recibe menos visitantes ahora que cuando saltó a la prensa internacional. La edición del 400 aniversario del Quijote se vendió mejor en 2015 que ahora. Y así un larguísimo etcétera.

XII Serie Iberoamericana

Ante este tipo de demanda existen dos estrategias posibles por parte de quien fabrica los objetos: dejar insatisfecha la demanda, de manera que se favorece que en el «mercado secundario» haya agentes que ganen dinero a costa de que haya quienes deseen el objeto y no lo puedan obtener; o satisfacer la totalidad de la demanda, de manera que ese mercado secundario no permita ningún beneficio a dichos agentes pero permitiendo que todo el que quiera pueda hacerse con su deseado objeto.

La estrategia de Patek Philippe

Algunas empresas de relojes de alta gama, como Patek Philippe, hacen lo primero. Por poner un ejemplo, esta marca emitió en 2014 un reloj conmemorando su 175º aniversario en el que, además de la hora, mostraba la fase lunar. La emisión de este reloj fue de 450 ejemplares que los vendió por 40.000 euros cada uno. Su demanda era muchísimo más alta por lo que los 450 afortunados hicieron el negocio del siglo: el precio actual de un ejemplar ronda los 100.000 euros.

La jugada de Patek Philippe es que saben que esos relojes tienen mucha más demanda de lo que ellos emiten. Lo que quizá no sepan es a qué precio se estabilizará la oferta y la demanda. Es decir, no son capaces de predecir si esos relojes van a acabar valiendo 150.000 euros o 70.000 euros. Pero son plenamente conscientes de que el mercado es capaz de absorber 450 relojes de su 175º aniversario a un precio sensiblemente superior a 40.000 euros. De esta forma ellos venden 450 relojes que quizá a ellos les han costado fabrican 2 millones de euros (lo digo al azar) por 18 millones (450×40.000 euros). Los afortunados compradores fácilmente los habrán guardado en su caja fuerte sin sacarlos de su envoltorio original o los habrán vendido por el doble de lo que costaron. Contentos quedaron los compradores y no precisamente por poder saber la fase lunar sin más que mirarse la muñeca. Más contentos quedaron los miembros de la familia Stern, dueños de Patek Philippe,  al ver que ganaron millones de euros con la venta de estos relojes a la vez que siguieron alimentando la idea de que comprar sus relojes es un negocio magnífico. Seguro que así con la siguiente emisión de relojes ganarán más que toda mi familia trabajando durante 5 generaciones.

La estrategia de la FNMT

Por el contrario, la estrategia de la FNMT es emitir una cantidad de monedas que satisfaga la demanda inicial. Si estiman que la demanda de una moneda será de 5.000 ejemplares (es un ejemplo) solicitan al Ministerio de Interior una orden de emisión de 15.000 (es la que tienen los euroset) y fabricarán 5.500 ejemplares, de manera que queda un pequeño remanente. Si resulta que se venden todos en poco tiempo, pueden fabricar otros cuantos ese mismo año. Estos ejemplares se venden a precios asequibles por la clase media española, de manera que quien quiera una moneda conmemorativa lo normal es que la tenga sin problemas.  Pero una vez satisfecha la demanda inicial, esta demanda cae muy significativamente. Por lo tanto, si alguien quiere vender la moneda que ha comprado verá que, por lo general, se la pagarán por debajo del precio al que él la adquirió.

Esta política beneficia al coleccionista que adquiere y guarda la moneda por gusto, puesto que hace que las monedas sean fáciles de adquirir al precio de venta oficial. Sin embargo, perjudica a los vendedores, ya sean distribuidores o inversores que pretendan vender en un futuro. Los distribuidores lo que quisieran es que se fabricase levemente por debajo de la demanda real de la moneda, de manera que ocurriese el efecto «¡cómprala pronto que se agota!» y esto les permitiese vender más rápido y más caro; los inversores lo que quisieran es una política «tipo Patek Philippe».

XII Serie Iberoamericana

Cuando digo que estos precios son «asequibles por la clase media española» no me refiero a que un ciudadano de clase media los pueda comprar sin hacer un esfuerzo económico. Comprar una moneda conmemorativa no es como tomarse un café. Pero un coleccionista a quien le gusten las emisiones de la FNMT podrá pagar los 26 euros que cuesta un euroset, los 70 que cuesta su versión PROOF o los 55 euros más IVA que cuestan las monedas de 10 euros. Incluso una vez cada ciertos años pueda comprar una moneda conmemorativa de oro. Esto no se debe comparar con las monedas bullion porque no es el mismo producto. La FNMT no vende plata a peso sino que vende objetos de diseño y de colección. Sería más bien comparable con los ositos de tous o joyas de diseño, salvando las obvias distancias. También sería justo comparar las emisiones de la FNMT con emisiones de Francia, Portugal, Austria, Lituania…

Críticas y opiniones

Volviendo a la crítica que se realiza a la FNMT de que las monedas conmemorativas por lo general se venden más baratas pasados uno años, podría pensarse que quienes hacen esa crítica preferirían que la FNMT siguiese una estrategia tipo Patek Philippe: realizar emisiones muy por debajo de su demanda estimada para favorecer a los inversores. Pero parece que no es así porque con la última moneda con la que la FNMT ha hecho una emisión menor que la demanda existente, que fue con la moneda del 100º Aniversario de la Legión Española, también les han llovido las críticas.

En resumen: los aficionados no quieren que se deje la demanda insatisfecha ni que las monedas se deprecien. Lo que quieren es poder ir tranquilamente a su numismática habitual, estar seguros de que van a poder tener las monedas que quieran y que, al cabo de unos meses o años, valgan sensiblemente más de lo que les han costado. Eso es tanto como escribir la carta a los Reyes Magos: de ser posible todos compraríamos tantas monedas de la FNMT como pudiéramos y nos haríamos todos millonarios.

XII Serie Iberoamericana

Con todo, como aficionados deberíamos entender que la FNMT busca que todo el que quiera una moneda la pueda adquirir poco tiempo más tarde de su emisión y que esto implica que el precio de la misma descenderá en el futuro. Por lo tanto, deberíamos comprar una moneda conmemorativa porque nos guste o porque el evento a conmemorar sea especialmente interesante para nosotros, pero no para ganar dinero. Finalmente, en el caso de que ocurran errores de previsión, como ocurrió con la moneda de la Legión, en vez de crisparnos podemos leer sobre la imposibilidad del cálculo económico en el socialismo para entender que este tipo de errores son inevitables. De hecho, lo sorprendente es que solo haya acontecido un par de veces en 33 años de emisiones conmemorativas por parte de la FNMT.

Últimas emisiones de la FNMT

Las imágenes que ilustran esta entrada muestran las dos últimas emisiones de la FNMT. Las tres primeras imágenes representan la XII Serie Iberoamericana, dedicada a trenes históricos (emitida el 16 de noviembre). En ella han participado España, Portugal, Perú, Nicaragua, Ecuador, Guatemala y Paraguay. Como en todas estas series, cada país presenta una moneda de plata y se ofrecen todas juntas -en este caso junto a dos medallas- en un estuche conmemorativo. La moneda española cuesta 42,35 euros y el estuche 285 euros.

Las siguientes dos imágenes representan la segunda moneda conmemorativa del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo (emitida el 23 de noviembre). Esta moneda se dedica al paso del Estrecho de Magallanes. Allí llegaron el 1 de noviembre de 1520 y tardaron 28 días en cruzarlo. El precio de esta moneda es de 66,55 euros.

10 euros 2020 Primera Vuelta al Mundo

10 euros 2020 Primera Vuelta al Mundo

28 Comentarios

  1. Marcos 2 meses hace

    De acuerdo con todo lo que dices, pero matizo, para mi el principal problema es el precio de venta de las monedas de la FNMT, una moneda de plata que al peso no llega ni a 10€ te la venden a unos 30, 40 ó 50€, y el valor facial muy por debajo del precio pagado. Mirar el precio de las monedas de la fabrica de Austria, mucho mas ajustado y además muy chulas.
    Cuando subió tanto la plata nos subieron las monedas de 12€ a 20€ y despues a 30€ para que les quedara margen de beneficio, despues cayó el precio de la plata a niveles de siempre y nada de bajar el precio.
    Particularmente los diseños de la FNMT no me suelen gustar.

  2. Gerardo 2 meses hace

    El problema con las emisiones conmemorativas es ese que decís, emisiones muy por encima de la demanda y muy por encima del valor no fiduciario. Nunca compraré monedas que no sean de circulación. Sólo compré una vez la famosa carterita de 500 ptas de «así se hace una moneda». Probablemente la compra de la que más me he arrepentido en mi vida. Bien podía haber destinado el dinero que me costó a adquirir algún denario que hoy en día me llenaría mucho más.

  3. Celso 2 meses hace

    En las monedas de plata de la FNMT, si es por puro coleccionismo están bien, pero si es para inversión, es mejor preguntar a un profesional, creo que las monedas del siglo XIX para atrás son una opción interesante, sólo hay que ver el historial de pujas de algunas casas de subastas en donde, por ejemplo, la moneda española de la época del Imperio Español es en general, muy demandada. Por eso, hay que tener muy claro cual es la razón por la que se compran, si por puro coleccionismo o inversión, son dos mundos muy diferentes.

  4. Yago Abilleira Crespo 2 meses hace

    A la FNMT le falta ese «plus» que busca el coleccionista: Siglas del grabador, por ejemplo. O, ya que ahora no hay Juez de Balanza ni Ensayador…pues qué se yo, siglas del Director o Ministro de Economía…esas cosas le dan vidilla al coleccionismo.

    Y entiendo que al ser un ente oficial tiene que hacer unos diseños comedidos, pero basta con comparar los diseños de las islas Niue y similares con los de la FNMT. La temática también suele ser algo sosa, pero entiendo que no se puedan representar batallas ni victorias ni cosas así, pero hay otros motivos que igual son más comerciales: Yo fui a la EGB (o nosecuánto aniversario de la aprobación o derogación de la EGB), Conmemoración de la peseta, aniversario de la visita de Pedro Duque a la Estación Espacial Internacional (ahora que es Ministro no podría ser, es un ejemplo), o yo qué sé el aniversario de la llegada del tesoro de la «Mercedes», vamos, cosas de las que nos sintamos orgullosos o vinculados. Y si por hacer las monedas sin color bajan de precio, pues mejor. La principal pega que siempre se les pone a estas monedas es el precio, pues que intenten bajarlo.

  5. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    @Marcos, como digo en la entrada estas monedas no tienen nada que ver con el peso en plata. No son una inversión en plata física ni pretenden serlo.

    El precio al que vende las monedas la FNMT es similar al de otros países de nuestro entorno. Austria vende una gran cantidad de monedas bullion mucho más baratas que las de colección. Pero, como digo, las filarmónicas no se pueden comparar con las emisiones de 10 euros de la FNMT.
    Otra cosa son las monedas coloreadas de Austria, que también rondan los 60 euros por lo que he podido ver.

    En cuanto a la subida de precios de 12 euros – 30 euros, creo que el error de la FNMT fue no subir el precio de manera paulatina. Quizá subirlo a 2.500 pesetas en 1999, 20 euros en 2004, 25 euros en 2010, 30 euros en 2015… creo que algo así hubiese sido más fácilmente comprensible por el coleccionista.
    En cualquier caso, se paga el valor facial: en cualquier momento se puede recuperar los 30 euros.

    @Gerardo, de esas carteras yo tengo tres en casa que compró mi padre en su momento. Las guardo con cariño.
    Hubo muchísima expectación en su momento por ser la primera moneda conmemorativa que emitía España. Han pasado 31 años y ahora vale 3 veces menos que en el momento que se emitió.
    Si te llenan más los denarios… pues colecciona denarios. Si esa cartera te enseñó eso creo que ya compensó las 5.000 pesetas que valía en su día.

    @Celso, estoy muy de acuerdo.

    @Yago, la FNMT hace motivos muy comerciales con los que mucha gente se identifica. Por ejemplo, hay muchas monedas dedicadas al balompié, al arte o a la literatura. Hay que tener bastante cuidado con los temas polémicos, que aquí a cualquier cosa se saca punta.
    Todavía recuerdo el jaleo que se montó por la moneda de los 75 años de Paz.

    Saludos,
    Adolfo

  6. Rafa 2 meses hace

    Si no valen su peso, no se revalorizan, y siempre podrás tener una cuando quieras incluso a mejor precio cada vez, no se cómo la FNMT logra vender estas series la verdad…por mucho mucho que te gusten te están timando…

  7. Xixo 2 meses hace

    Yo no colecciono monedas conmemorativas, son caras y se devalúan tal como decís. No muchas series me atraen de la FNMT y las que me atraen me tiran para atrás sus precios. Pero no escribía para decir eso sino que..

    Desconociendo totalmente el tema, ¿Por qué la FNMT no saca diferentes series pero en bullion? ¿Solo porque no son tan rentables?

    La Royal Mint, la Australian, la austriaca, la checa, la sudafricana…. todas todas tienen series muy chulas de monedas bullion…. Mirando solo de un lado, tienes potenciales coleccionistas puedes satisfacer a coleccionistas en el precio, diseño y valor de la moneda y además la compra venta de valores

    • Josera 1 mes hace

      La verdad es que en España no hay mucha tradición de almacenar metales nobles en casa como forma de ahorro. Aún recuerdo en Alemania; las sucursales de los bancos y cajas de ahorro tienen una sección de «metales nobles» donde puedes comprar como bullion lo que quieras. Eso en España es aún casi inexistente.

  8. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    Por cierto, en la entrevista que hice a Francisco J. López también tocamos este tema: https://youtu.be/pq-hF-7Numc?t=1690

    @Yago, tengo una entrada escrita sobre las emisiones de Niue y otros «paraísos numismáticos». Para no cansar sobre las monedas actuales tardaré un tiempecillo en publicarla.

    @Rafa, yo creo que estando bien informados no hay ningún timo. Lo que puede haber es autoengaño de creerse que compramos ahora una moneda en 55 euros y dentro de 20 años costará 3.000 euros. Así no funcionan las cosas y eso es lo que intento explicar.
    ¿Los que compran monedas conmemorativas de otros países también se ven engañados o solo los de la FNMT? ¿Quien compra los ositos de Tous también son engañados? ¿y los que coleccionan los cromos de Pannini?

    @Xixo, España no emite monedas bullion porque no es su negocio. España no es un país exportador de plata ni tampoco hay tradición de fabricar monedas bullion aquí.
    Tampoco hay en España empresas que exporten lana de alpaca por el mismo motivo: ni hay alpacas ni lo han hecho nunca.

    Os reproduzco un comentario que ha dejado David Álvarez en Facebook: https://www.facebook.com/aruizcalleja/posts/3646034832115224

    «Muy buen artículo aunque no es específicamente de coleccionismo, sino del juego de oferta y demanda. Y sí sucede que en numismática como otros coleccionismos hay gente que se mete al ruedo como falsos coleccionistas y solamente para especular, pero, para eso «la inversión» están las monedas bullion en oro y plata que tienen una prima baja con respecto a su peso en metal, eso debería estar muy claro para un coleccionista que se precie de tal, como también claro debería ser que el que colecciona lo hace por gusto, hobby o afición al item coleccionado, no para obtener rédito alguno. Lo de invertir en piezas numismáticas antiguas o de creciente valor en el tiempo es algo muy específico y no para todos pues es algo que debe ser muy estudiado y buscado e igualmente es para vender a un reducido mercado, lo práctico es ir a las monedas bullion o las monedas que valgan similar al peso que conitenen como las 5 pesetas centenario o las norteamericanas, etc.., en ese caso es inversión en metal noble. No obstante es como dices una moneda conmemorativa se debe comprar si tiene un significado para uno o si valora la conmemoración, la casa de moneda no tiene por que imponernos una moneda que no es de nuestro agrado si nos llamamos coleccionistas.»

  9. Yago Abilleira Crespo 2 meses hace

    Adolfo, sabes que con mucho gusto leeré esa entrada.

    La cuestión es que a las conmemorativas de la FNMT siempre se les critica lo mismo: Diseños poco atractivos y alto coste. Si no han hecho nada al respecto, no será porque desconocen las críticas.

  10. Lanzarote 2 meses hace

    Qué bien explicado!!
    No soy mucho de este tipo de emisiones, pero me ha gustado esta entrada, muy didáctica.

  11. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    Os pego un comentario de José Luis Rueda en Facebook: https://www.facebook.com/groups/177674529309099/permalink/1072207789855764/

    «Un artículo muy interesante.
    Desde mi punto de vista los coleccionistas numismáticos cometemos un error al aceptar pulpo como animal de compañía. Si bien es cierto que legalmente son monedas, no es menos cierto que a efectos prácticos son tan solo piezas especulativas, medallas muy bonitas y caras, que aunque les han puesto el nombre de monedas, nunca han sido pensadas como tal, me explico.
    Para mi una moneda además de tener o haber tenido poder liberatorio, tiene que haber estado concebida con el fin de fácilitar las transacciones comerciales ya que ese es el fin del invento en sí.
    Las abusivas emisiones conmemorativas modernas que la mayoría de países están llevando a cabo, tienen como único fin que el Estado especule con las mismas a costa del bolsillo del coleccionista. Tanto es así, que en España vista la buena aceptación que tenía la moneda anual de 12€ que se podía adquirir en los bancos a valor facial, decidieron aumentar su valor facial a 30€ para que el negocio fuese redondo para la FNMT.
    Resumiendo, son bonitas pero no cumplen con los requisitos básicos para los que se acuñan las monedas, facilitar las transacciones comerciales. No son una buena inversión y carecen de valor numismático, no dejan de ser unos souvenirs bonitos pero caros.
    En mi caso por el dinero que cuestan esas piezas, prefiero comprar monedas de verdad, con historia y con un valor económico estable que siempre suele ir hacia arriba con el paso de los años. La numismática española nos ofrece a los coleccionistas, preciosas monedas a precios asequibles y para todos los bolsillos, con un gran valor histórico y en general con un valor económico muy estable que siempre suele tender al alza con el transcurso del tiempo. Eso por no hablar de las monedas romanas y griegas que son una fuente inagotable de belleza e historia.
    Pero como siempre digo, para gustos los colores.»

  12. Yago Abilleira Crespo 2 meses hace

    Leñe, pues me dio por curiosear en tienda decla FNMT y resulta que sí sacaron una medalla del tesoro de la Mercedes:
    https://tienda.fnmt.es/fnmttv/fnmt/es/Productos/Medallas/MEDALLA-ALPACA-PLATEADA-%228R-NUESTRA-SE%C3%91ORA-DE-LAS-MERCEDES%22/p/92201103
    Eso sí, lo de que en detalles confundan doblones con onzas es imperdonable.

    En fin, me compraré una.

  13. Lanzarote 2 meses hace

    Coincido con José Luis. Por edos mismos argumrntos, tampoco considero monedas a los galanos ni a los cincuentines, y mucho menos a los corazones de Jesús. Aunque estos que menciono sí que se revalorizan…. y tanto…

  14. Alberto Hautacuperche 2 meses hace

    Hola, mi opinión es que están desfasados en los temas, que si Cervantes, que si la Guardia Civil, la Catedral de Burgos, no hay cosas bonitas como el Teide en Tenerife u otros parajes, o grupos del Rock Patrio u otra peña, los anglosajones se lo montan bien, con la Royal Mint, con sus monedas de Bullion, sus monedas con formas diferentes, que si los Aborigenes Australianos, que si AC/DC. Aqui la cara del Rey y detrás que si Felipe V, que si la Catedral de noseq, oiga señores que hay mas riqueza en el Estado, yo desde la peseta, no veo que se dedique nada a los Guanches en Canarias, a los bailes tipicos de Cataluña o veinte mil cosas.

  15. Claudio Marcelo 2 meses hace

    La FNMT no tiene nada que ofrecer al que busca moneda de inversión porque está cómoda vendiendo oro y plata a precio de coleccionista.
    Y es una pena, porque también hay mercado para la moneda de inversión española.
    Se usan las mismas máquinas, son productos complementarios, no hay ni que inventar diseños, ya que las réplicas del pasado funcionan y el mercado de la FNMT no es sólo el nacional, pues los escudos podrían generar interés en Hispanoamérica y los dinares en el mundo árabe.
    Si las cuentas salen, se genera producto para los inversores.
    Y si las cuentas no salen, pues se dejan de acuñar, lo que paradójicamente llevaría a que esas monedas, que no estaban pensadas para ser coleccionadas, al dejar de fabricarse se revalorizarían generando un producto seminumismático para los coleccionistas.
    Lo dicho, una pena.

    • Juan León 2 meses hace

      Totalmente de acuerdo sería una interesante línea de negocio el reacuñar antiguas monedas, dotadas de discretas marcas, como ya se hizo en los sesenta con ciertas monedas de oro en pesetas.

  16. Juan León 2 meses hace

    Muy interesante la entrada como siempre, pero yo también soy crítico con la labor de la FNMT-RCM, no voy a entrar en el debate del precio, si me gusta una moneda la compraré y no con la idea de hacer negocio.
    Yo siempre digo que fue un error en 1989, no acuñar maravedíes en la serie del V Centenario, que es una pena que tantas monedas salgan con los cantos lisos y que nuestras monedas no lleven más marca que la Ceca, se echan de menos firmas de grabadores o alguna otra marca, como llevaron las monedas españolas y llevan otras de euros.
    Un compañero se lamentaba de la compra del estuche Así se hace una moneda, pues yo creo que más de algún compañero firmaría por un estuche explicando cómo se fraguaron los sistemas monetarios de 1989-90 de la Peseta y del Euro.
    La FNMT-RCM no deja de ser una empresa que nos vende sus productos, mejor que sus clientes estemos contentos, no os parece?

  17. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    La FNMT no emite monedas bullion simplemente porque no es su negocio.

    Para entrar en el mercado de los emisores de bullion hace falta competir con otros países muy establecidos: Canadá, Australia, Sudáfrica… son países que llevan muchos años emitiendo bullion muy aceptado en todo el mundo y, en muchos casos, tienen allí mismo las minas de oro/plata.

    Pero ya os adelanto que si la FNMT emitiese bullion también encontraríais razones por las que quejaros: que si es muy caro con respecto al valor intrínseco, que si no es un diseño bonito, que… Según muchos, parece que la FNMT no hace nada bien. Y yo no digo que haga todo bien, pues soy el primero que a veces les critica, pero hay que entender que quienes están al mando son gente con mucha experiencia y que saben bastante bien lo que hacen.

    Saludos,
    Adolfo

  18. Jorge 2 meses hace

    Veo muchas criticas sobre las emisiones de la FNMT, por el desfase entre el valor facial y el valor intrínseco de las monedas de 30 €, la cuales yo tambien las considero caras, pero nadie menciona las burradas que se pagan por determinados Euros comemorativos. En las piezas de 30 €, al menos siempre te queda el valor intrínseco de la plata.

  19. Juan 2 meses hace

    Bonita entrada.
    Muy buenas a todos.
    Creo que Adolfo ha dejado meridianamente claro este asunto de las pseudomonedas conmemorativas que acuña la FNMT. Son puro y duro negocio. De algo hay que comer desde que Bruselas obligó a los distintos paises de la Unión a ir desaciendose o al menos liberando (mercantilmente hablando) el sector público.
    Bien. Dicho lo anterior, nadie ha comentado, salvo una leve anotación, acerca del negocio de las monedas circulantes y conmemorativas de 2 Euros. Pues éstas están proliferando como setas (donde las haya, claro) en todos los paises emisores de Euros.
    Estoy de acuerdo, de nuevo, que de algo hay que comer, y la FNMT tiene que darle de comer a muchas familias. Lo veo justo y hasta necesario, pues al fin y al cabo es generar riqueza, es producción. Lo que no entiendo y ya empieza a olerme un poco mal, es las emisiones de tirada tan corta como las que se hicieron de las dos monedas de 2 Euros conmemorativas de 2018, escasisimas ambas, nada comparable hasta entonces con lo que solia acuñarse con esta tipologia de monedas. Si tal y como ha dicho Adolfo, la FNMT acuña moneda conmemorativa (lo de moneda es por decir algo) suficiente para su negocio pero sin miras hacia el intermediario , comerciante, o especulador, me gustaría que alguien me explicase el porqué de las dos cortisimas emisiones de los 2 Euros conmemorativas del año 2018, máxime cuando la inmensa mayoria de coleccionistas de moneda circulante (autentica moneda) , entre los cuales están también los extrajeros, nos hemos quedado sin estas monedas, salvo que enseñes ciertas partes traseras sin pudor. Donde se han beneficiado comerciantes, listillos y se ha puesto otra vez de manifiesto nuestra afición por imitar al Lazarillo de Tormes (amigotes en ciertas entidades, ociosos o no ociosos madrugando y aguantando colas, allá donde tienen la suerte de tener alguna sucursal del BdE, y encima, en vez de democratizar la distribución de…., llamemosle desde ahora, este producto, se distribuia por cartuchos. Hombre, siempre se ha distribuido por cartuchos, ¿Verdad?, claro, pero cuando emites solo 400.000 piezas , no se si eso de corresponder 2 cartuchos por persona , es distribuir democráticamente o al menos contentar al subditaje .
    Si lo que busca la FNMT es que no haya especulación en sus productos, sean circulantes o no (para negocio creo que ya tienen sus carteritas, las Proof, y toda esta parafernalia que distribuyen por otros cauces), que venga alguien y me explique, por favor, ya que soy bastante torpe (lo reconozco), el porqué de estas limitadisimas tiradas de circulantes. Salvo mejor criterio. Equus.

    PD: La explicación de que así lo dicta una normativa…, es muy vaga. Debe de haber otra mucho más convincente, incluso el porqué de dicha normativa.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

      Hola.

      El tema de las monedas de 2 euros lo tratamos aquí: https://blognumismatico.com/2019/10/17/peligro-con-las-monedas-de-2-euros/

      Efectivamente, hay más negocio en las monedas de 2 euros que en las conmemorativas porque hay mucha más gente que las colecciona. No obstante, su tirada suele ser tal que hay suficiente para todos los que las quieran. Sin ir más lejos, yo mismo me pasé el otro día por el Banco de España y me hice con varios cartuchos de monedas de 2 euros sin mayores problemas: https://youtu.be/g-xuqyqy24o

      Siempre hay alguna moneda que acaba con tirada más corta o en la que hay ciertas manos que acaparan grandes cantidades. Siempre pasa y acaba siendo cara durante una buena temporada. Luego, pasados unos años, se suele normalizar su precio.

      Sin más que echar un vistazo en eBay he visto a varios vendedores ofreciendo la de 2 euros de 2018 Compostela por 10 euros con portes incluidos. Es sensiblemente más cara que otras monedas conmemorativas de 2 euros, que se pueden encontrar por su valor facial, pero tampoco es que sea un precio escandaloso (lo de Francia o Mónaco sí que me parece escandaloso).

      Al final el que haya alguna moneda un poquillo más complicada también forma parte de la gracia de coleccionar, ¿no?

      Saludos,
      Adolfo

  20. Raúl 2 meses hace

    fnmt feos diseños y poca flexibilidad, nulo dinamismos comparando cecas como Austria, Nueva Zelanda o US, Canada. Fuera de foco política de marketing. No se va a hacer nuevos aficionados emitiendo todavía la imagen de Juan Carlos I o retrato de Felipe VI. Concepto muy anticuado. Por esos precios duros a manta , y monedas tipo corona, duros y onzas

  21. Juan 2 meses hace

    Buenas.
    Pues sigo en mi ignorancia y candidez, pues aún nadie me justifica (pretencioso que es uno) el porqué en un pais como España, con 47 millones de potenciales utilizadores de monedas, sin meter foraneos temporales y no registrados, con tiradas que empezaron siendo alrededor de 8 millones de monedas conmemorativas 2 €, de repente, un misterio digno de investigar, año 2018 solo se emiten unas 700 mil y poco mas, encima en dos emisiones distintas. Algo habrá por ahí pillineees.
    Reconozco que estoy haciendo bridis al Sol, pero…., ya sabes, el Derecho al pataleo.
    Personalmente, creo que existen mucho mas de 400 mil coleccionistas de Euros en el mundo y si en vez de distribuir con algo de bondad, se reparten por cartuchos y en contadas provincias…
    Hombre, pagar 10 euros por dos en circulante por culpa de una mala o intencionada mala distribución, para mi no es digno de elogio, cuando menos. Que coleccionar euros es barato, pues si, si lo comparamos con otro tipo de monedas. Que nadie se va a arruinar por pagar algún eurillo de mas de su valor facial…, pues creo que no, pero que lo tenga que hacer porque nuestras autoridades no le han dado la oportunidad de otra legítima opción, eso ya es otra historia.
    Salvo mejor criterio. Equus.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

      No hay 400.000 coleccionistas interesados en monedas de 2 euros españolas ni de coña marinera. Dudo que haya 40.000.

      Sobre las intenciones de la FNMT para esa baja tirada, realmente las desconozco. Pero no van a ser intenciones oscuras para ganar dinero ni nada así. No creo que cueste mucho adquirir esas monedas por 8 euros/unidad; eso son 6 euros más que su valor facial. No parece gran cosa. Mal le va a ir a un coleccionista que no esté dispuesto a dejarse 6-8 euros en una moneda que adquiera a un profesional.

      Saludos,
      Adolfo

      • Juan 2 meses hace

        Vale, pues si no hay ni 40.000 coleccionistas de 2 euros españoles, explicame donde están las 660.000 monedas de 2 euros restantes de 2018, o las 960.000 restantes de 2020, por ejemplo. Puede que sea el único coleccionista que no logra verlas circulando, puede ser. Cada cual defiende la historia por donde le beneficia, y claro , si yo consiguo dos cartuchos (creo que son 50 monedas) y vendo 49 a 8 euros (como usted dice), me rentan 294 euritos, que no son moco de pavo (no me hacen rico, pero me ayudan bastante para adquirir otras moneditas algo mas elitistas, por ejemplo), pero claro, a costa de otros coleccionistas menos avispados o con menos posibilidades. Listos que son algunos. Un saludo.

        • Autor
          Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

          No sé si se habrá hecho la tirada completa. Sinceramente, no tengo ni idea.

          De todas formas, igual que no me parece normal que un comerciante compre algo en 2 y lo venda en 30, tampoco me parece normal que no se acepte que un comerciante gane 6 euros en una venta.
          Si un comerciante se hace con un cartucho de 2018 a valor facial y vende moneda a moneda por 300 euros, me parece lo más normal y natural de este mundo. Ese comerciante ha tenido que comprar el cartucho (no sé cómo es de fácil hacerse con uno a valor facial) y gestionar 50 ventas para ganarse 200 euros y pagar la mitad a Hacienda. Sinceramente, no me parece un negocio demasiado lucrativo, la verdad.

          Para negocio de los euros, el que tiene Francia: https://blognumismatico.com/2019/10/17/peligro-con-las-monedas-de-2-euros/

          Saludos,
          Adolfo

          • Fremen 1 mes hace

            Lo que no entiendo es ese «si un comerciante se hace con». ¿Cuál es el procedimiento? ¿Hay una lista de espera? ¿Se reparten por sorteo como los pisos de protección oficial? ¿Se reparten entre entidades bancarias y provincias aleatoriamente? ¿Hay prioridad para empresas respecto a particulares?

            Ya sé que Adolfo ha dicho que no sabe cuál es el procedimiento para hacerse con uno a valor facial, pero a lo mejor alguien por aquí puede informarnos. Aunque supongo que siempre se podrá hacer una consulta al portal de transparencia de la Administración.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*