Venezuela, 50 céntimos 1889

País: Venezuela

Periodo: Edad Contemporánea

Denominación: 50 céntimos

Año: 1889

Material: Plata

Ceca: Caracas

Calidad: Fine

Casa de subastas:  Numisubastas

Fecha: 17-18 de febrero de 2022

Precio de reserva: 6.000$

La accidentada Casa de Moneda de Caracas (1886-1890)

El 27 de enero de 1885 se firmó un contrato entre Miguel Tejera y el gobierno venezolano, presidido por Antonio Guzmán Blanco, que supuso la apertura de la Casa de Moneda de Caracas en 1886. Esta casa de moneda se inauguró el 16 de octubre de 1886, iniciando ese mismo día las acuñaciones con unos troqueles enviados desde París. 

Poco duró la aventura.

Hay que entender que Venezuela implementó un patrón monetario bimetálico a imagen y semejanza de la Unión Monetaria Latina (UML) aunque, al igual que España, nunca llegó a pertenecer oficialmente a ésta. Como ya expliqué con detalle, ese patrón bimetálico fue un auténtico fracaso: la relación de precio entre el oro y la plata llevaba décadas estable pero en la década de 1870 (poco después de establecerse la UML) el precio de la plata se derrumbó. Esto hizo que diferentes países buscasen soluciones diversas. Pero, al menos oficialmente, tomaron como patrón monetario el oro, lo que convirtió a la moneda de plata en moneda fiduciaria.

En el caso concreto de Venezuela, las monedas de plata de 5 bolívares eran de plata de 900 milésimas. Eran monedas fiduciarias, ya que la plata contenida en cuatro monedas de 5 bolívares valía menos que el oro contenido en una moneda de 20 bolívares. Pero las monedas de plata de menor denominación (2 bolívares, 1 bolívar y medio bolívar) eran de plata 835 milésimas y eran todavía más fiduciarias. Es decir, 10 monedas de 2 bolívares tenían menos plata que 4 monedas de 5 bolívares. 

Este problema se lo encontraron muchos otros países de la UML y ya vimos que no fue fácil de resolver. Pero en Venezuela el tema tuvo una consecuencia a mayores: la casa de la moneda estaba en manos privadas y el encargo de acuñar 4 millones de bolívares en monedas de plata no especificaba en qué módulos debían acuñarse. Obviamente, a la empresa encargada de la acuñación le interesaba acuñar moneda de 835 milésimas puesto que, aunque tuviera que acuñar más ejemplares, se ahorraba un 7,22% de plata con respecto a acuñar monedas de 5 bolívares.

Una nueva ley del 2 de junio de 1887 intentó enmendar este problema regulando la circulación de moneda de plata y exigiendo un cupo de monedas de 5 bolívares. Pero el gobierno solicitó más monedas de 5 bolívares de las que suponía el cupo a la vez que la casa de moneda produjo menos. Un desastre que no generaba más que una tensión creciente hasta que Theodoro Delort, por entonces director de la ceca, propuso no acuñar más monedas de 835 milésimas hasta 1888 y luego reducir a la mitad la cantidad de moneda acuñada en módulos pequeños.

El problema volvió a resurgir el 12 de junio de 1889, cuando el gobierno ordenó retirar de la circulación 188.455 bolívares en monedas acuñadas con 835 milésimas para reacuñar esa plata en monedas de 5 bolívares; es de suponer que esas monedas retiradas, que eran las que se encontraban en la casa de la moneda, portasen en su mayoría el año 1889. Teniendo en cuenta que ese año se habían fabricado 208.000 bolívares en monedas con módulos de medio, 1 y 2 bolívares, está claro que la inmensa mayoría de las monedas acuñadas nunca entraron en circulación. Por eso son tan raras.

Poco después se decretó el cese de actividades en la ceca de Caracas; ya nunca se volvieron a acuñar bolívares en plata en Venezuela. El edificio lo compró el gobierno en 1890 y actualmente es un edificio ocupado y medio en ruinas. Pero se le sigue conociendo como “la esquina del cuño”.

Subasta y convención binacional: Capítulo Venezuela

Numismática en Margarita y Numisubastas han organizado una actividad binacional muy interesante con la colaboración de la Sociedad Numismática de Colombia. Es una convención binacional que tendrá un primer capítulo en Caracas los días 17 y 18 de febrero de 2024 y un segundo capítulo en Bogotá los días 2 y 3 de marzo de 2024. En ambos eventos habrá mesas de negocio para la venta privada, ponencias académicas y una subasta. En Caracas este evento ocurrirá en el salón Oasis del Hotel CCT

Como el año pasado (una, dos y tres), el Blog Numismático se apunta a esta convención haciéndose patrocinador del evento junto con otras firmas internacionales, como Numismática Globus, Tauler & Fau y Sedwick. Además, este año acudiré personalmente al capítulo de Venezuela, por lo que estaré en la convención que ocurra en Caracas. 

Las ponencias académicas incluyen a varios conferencistas, entre quienes destacan Gerardo Cerrada, Manuel Rojas, Ángel Longart y George Salas.

En relación con la subasta de Caracas, esta la organizan Numisubastas y Numismática en Margarita el día 17 de febrero. Aquí podéis acceder al catálogo en pdf. También tenéis todos los lotes en la web de Numisubastas.com. Ya sabéis que si os hacéis con algunas monedas de esta subasta podréis pagarlos en euros y que Manuel Rojas y Ángel Longart os los harán llegar a España, o cualquier país de Hispanoamérica, sin mayor dificultad. 

La subasta se compone de 186, de las que 124 se dedican a fichas, medallas, monedas y billetes venezolanos.  Entre ellos hay algunos billetes privados raros, especímenes y números bajos. También se ofrecen monedas interesantes como el cuarto de real de 1805 o el octavo de real de 1818, además de algunas pruebas. La Sección Platinum, que destaca las piezas más raras, incluye una prueba de los 50 bolívares de 1988, otra del bolívar de 1989, los raros 500 bolívares de 1940, el medio real de 1812 y los 50 céntimos que encabezan esta entrada. 

En podcast

Descripción de Numisubastas

50 céntimos, 1889. Sólo 80.000 piezas acuñadas. La moneda circulante más rara de Venezuela después de 1817. Fine. 6.000-6.500 (reserva 6.000)

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio