El verdadero origen del símbolo del dólar

El símbolo del dólar es omnipresente en el mundo a día de hoy. Incluso siendo europeos no pasa un día en el que no hayamos visto el símbolo “$”. Pero su origen no está muy claro y eso hace que hayan aparecido teorías bastante inciertas.

El símbolo de dólar no proviene de las columnas de Hércules

La teoría más conocida sobre el origen del dólar es que proviene de las columnas de Hércules de los 8 reales españoles. Así, las barras verticales del símbolo serían las columnas de Hércules y la línea sinuosa la banda que indica “PLUS” o “ULTRA”. 

Un origen como ese nos enorgullece a los españoles. Como nos gusta creerlo, nos lo creemos. Y al ser atractivo, lo repetimos una y otra vez. Esta teoría, que no está respaldada por ninguna documentación histórica, ha aparecido mil y una veces en la prensa generalista (ejemplo). Incluso en Wikipedia se enuncia esa hipótesis como cierta.

Pero no por mucho repetirlo va a ser cierta: es rotundamente falso que el símbolo provenga de las columnas de Hércules de los 8 reales del Imperio Español. No hay ninguna constancia documental que lo sustente.

El símbolo de dólar proviene de la abreviación de “peso”

Hubo una conversación muy interesante en Facebook a partir del vídeo que publiqué sobre los legajos que se encuentran en la biblioteca de la Casa de la Moneda de Potosí (muestro el vídeo más abajo). En esa conversación participaron Lanzarote y Jorge Proctor, dos auténticos pozos de conocimiento numismático. 

Proctor dio la clave del origen del símbolo del dólar: la abreviación de la palabra “peso”. Esto se explica en un artículo que Florian Cajori publicó en diciembre de 1912 en la revista Popular Science Monthly: “The Evolution of the Dollar Mark”.

Ya se sabe que los 8 reales o pesos españoles circulaban mucho en el actual EEUU. En ese artículo Cajori explica que la palabra “peso” se abreviaba como “Ps”. La grafía manuscrita de esas letras “Ps” varió según el tiempo y según la región. Así, recoge la siguiente tabla con esas grafías manuscritas, donde aparecen bastante de finales del siglo XVIII:

En la tabla os podéis fijar que a finales de la década de 1770 en la zona de Nueva Orleans y Mississippi la palabra “peso” se abreviaba como el actual símbolo de dólar. Unos años más tarde se recoge esa misma grafía en un lugar tan distante como Filadelfia. Nótese que justamente en Filadelfia se abrió la primera ceca estadounidense. Allí se acuñaron los primeros dólares, que en su momento equivalían a los pesos españoles. Es de suponer que en los libros de contabilidad utilizasen ese mismo símbolo para los pesos españoles y para sus nuevos dólares. 

Es, por tanto, muy sólida la teoría de que el símbolo del dólar proviene de la abreviatura del “peso”. 

Otras teorías falsas

En el artículo de Cajori me ha resultado interesante que se recogen otras teorías, sin ningún sustento documental, que eran creídas en su época. Ya para entonces se consideraba que la teoría de las columnas de Hércules era la más conocida en su época.

Las invenciones sobre el origen del símbolo de dólar, todas ellas falsas, recogidas por Cajori son las siguientes:

  • Tiene un origen patriótico, proveniente de las siglas “US” (United States), habiendo degenerado la “U” en “I I”.
  • Tiene un origen religioso, proveniente de las siglas “IHS” (Jesus, Hominum Salvator).
  • Tiene un origen histórico, proveniente de las siglas “I I S”, que es como los romanos abreviaban la palabra “sestercio”.
  • Tiene un origen sudamericano, proveniente del anagrama de la marca de ceca de Potosí.

Comentarios en: El verdadero origen del símbolo del dólar

  1. Magnífico, Adolfo. Poniendo por fin las cosas en su justo lugar. Cuando vi, hace ya un tiempo, ese documento compartido por los amigos Jorge Proctor y Ricardo de León, no me cupo duda. ¡Ahora si le doy crédito a esta historia!
    Un saludo

      1. Perdón por mi ignorancia.
        Se sabe si en otros documentos donde no se usara plata se usaban otros símbolos?

        Me explico. Si ese signo marcaba la cantidad de plata tal vez habría que suponer que si se contabilizaban monedas de cobre u oro debería llevar otro signo, puede ser?

  2. Yo había leído, no recuerdo donde, que la S con dos barras era habitual en la contabilidad hispanoamericana y se ponía junto al resultado final de una columna de sumas o restas. De aquí habría pasado a USA como signo genérico de dinero.
    Aunque no me cuadra mucho esa “importación”.

    Diría que la más verosímil es la que señala Ana Serrano.

  3. En mi opinión ambas teorías son compatibles. Aun suponiendo que sea cierto que proviene de una abreviatura de la palabra peso, el origen puede ser múltiple. ¿Por qué en Philadelphia se consolidó precisamente esa abreviatura tan alejada de la palabra peso? Pues quizás porque recordaba a las columnas de Hércules que caracterizaban a los pesos.
    Pasa con el origen de muchos símbolos. La bandera de España se escogió mediante un concurso con el objeto de que fuera bien visible en la mar, pero no fue casualidad que sus colores coincidan con los del reino de Aragón.
    Con las teorías sobre el origen de los símbolos muchas veces no se puede ser tajante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba