Bactria, tetradracma de Eucrátides I

Periodo: Edad Antigua

País: Reino Grecobactriano

Rey: Eucrátides I

Valor: Tetradracma

Metal: Plata

Peso: 16,92 g.

Años: 170 – 145 a.C.

Calidad: FDC

Casa de subastas: Nomisma

Fecha: 17 de junio de 2022

Precio de salida: 3.500 euros

El Reino Grecobactriano

Bactria (o Bactriana) es una región de Asia Central que más o menos encaja con el actual norte de Afganistán, sur de Uzbekistán y Tayikistán. Es un lugar de difícil acceso pero que jugó un papel importante en las rutas comerciales de la antigüedad: es el punto de intersección entre Europa, el Extremo Oriente y la India. 

Desde el punto de vista occidental, Bactria entra en la Historia cuando la conquista Alejandro Magno. Tras la muerte del gran conquistador, Bactria formó parte del Imperio Seléucida hasta que Diodoto I vio la oportunidad de independizarse en torno al año 250 a.C. Así se creó el Reino Grecobactriano, del que hay muy poca información escrita. Hay ciertas referencias en textos chinos, indios o griegos que permiten reconstruir parte de la historia de este reino. En otras ocasiones el registro numismático es el único que nos habla de ciertos reyes.

Lo que parece claro es que la dinastía de Diodoto I solo duró hasta su hijo: el rey Eutidemo I se hizo con el poder bactriano en el año 225 a.C. Esta dinastía se mantuvo hasta el año 170 a.C. cuando Eucrátides I dio un golpe de estado, tomó el poder y extendió en gran medida el reino. Tras su muerte, Bactria entró en una guerra civil que enfrentó a los dos hijos de Eucrátides. A esta guerra civil se le sumó la ofensiva del Reino Seléucida y las invasiones de pueblos nómadas. Todo esto consiguió acabar con el Reino Grecobactriano a finales del siglo II a.C.

Las monedas de Eucrátides I

Eucrátides I gobernó sin saber que el final de su reino estaba cerca. Él llevó al Reino Grecobactriano a su máxima extensión, conquistando tierras del sur en lo que hoy es Pakistán. También debió ser un periodo de explendor económico para el Reino si tenemos en cuenta el registro numismático: hay muchas más monedas de Eucrátides I que de otros reyes bactrianos. Eso no significa que sean monedas comunes (menos todavía en la conservación de la que ilustra la entrada), pero en el caso de otros reyes son monedas rarísimas.

Medallón de Eucrátides I, la moneda de oro más grande de la Edad Antigua.

Tan sobrado de recursos estaba Eucrátides I que hizo monedas conmemorativas. Hay varias representaciones del rey como un guerrero. Más sorprendente es que se hicieron monedas conmemorativas en las que se representaban a sus padres. Incluso acuñó un impresionante medallón de 169,2 gramos de oro y 58 milímetros de diámetro. Ese medallón es una pieza única que se conserva en la Biblioteca Nacional de París. Es la moneda de oro más grande de la antigüedad.

El tetradracma que encabeza la entrada pertenece a la última etapa de las monedas de Eucrátides I. Esto se sabe por portar un casco (los bustos diademados se entienden como anteriores) y por la leyenda del reverso. En ella se indica BAΣIΛEΩΣ MEΓAΛOY (en la parte de arriba) y EYKPATIΔOY (en el exergo). Esta leyenda significa algo como “Gran Rey Eucrátides”. En otras monedas aparece BAΣIΛEΩΣ EYKPATIΔOY (“Rey Eucrátides”). Se entiende que al rey se le daría el epíteto MEΓAΛOY (“Megaloy”) por haber ampliado el territorio de su reino y, por tanto, las monedas que portan este epíteto son más tardías.

El retrato del anverso es magnífico. Se presenta a Eucrátides sosteniendo la mirada hacia la derecha y portando una coraza, un casco y una diadema. El casco tiene una pluma que lo adorna por la parte superior; los adornos también incluyen el cuerno y la oreja de un toro.

En el reverso, además de la leyenda, nos encontramos a los Dioscuro (Castor y Pollux, os hablé de ellos aquí). Bien puede entenderse que se introdujeron estos héroes griegos como un guiño a la poderosa caballería de Asia Central. Queda claro que es una moneda muy belicosa. También aparece un monograma a la derecha de las patas del caballo. Parece ser una marca de ceca, pero no he encontrado ningún estudio que determine exactamente de qué ceca se trata.

Para saber más sobre la moneda de Bactria y de Eucrátides I os dejo unos enlaces: uno, dos, tres, cuatro, cinco y seis.

La próxima subasta de Nomisma

Nomisma SPA organiza su subasta 65 para los días 17 y 18 de junio de 2022. La semana pasada comenté brevemente los lotes más destacados de la colección de moneda italiana, que es el núcleo principal de la subasta. Ahora comentaré la parte de la moneda antigua.

Las 16 monedas del mundo heleno están muy escogidas. Entre ellas, me han sorprendido enormemente los tres oros persas del siglo IV a.C., capitaneados por un rarísimo doble dárico

Los 143 lotes de moneda romana mantienen una calidad muy alta. Todos los denarios presentados son muy bellos, por lo que destacan los más raros. Entre esas rarezas se puede citar el de la gens Numonia, el de Domicio Enobarbo o este rarísimo didracma anónimo

También hay muchos áureos exquisitos, incluyendo uno republicano de la gens Clodia. Otros de los muchos que se podrían citar son el de Augusto, este de Nerón, el de Domiciano o el de Eliogábalo

Por último quisiera resaltar que hay monedas de algunos personajes romanos muy difíciles de conseguir. Estas piezas seguro que llaman la atención para quienes quieren tener una moneda de cada personaje romano representado en la numismática. Tal es el caso del antoniniano de Pacaciano o la media silicua de Julio Nepote. Por último, quisiera citar el sólido de imitación a nombre de Libio Severo, pues tiene un arte bastante interesante.

Podéis seguir a Nomisma en su web, en Facebook y en Instagram.

Descripción Nomisma

BACTRIANA Eucratide (170-145 a.C.) Tetradramma – Busto elmato a d. – R/ I Dioscuri a cavallo a d. – S.Cop- 469-471 AG (g 16,92) Conservazione eccezionale Grading/Status: FDC

Fuente.

Comentarios en: Bactria, tetradracma de Eucrátides I

  1. Los bustos me han dejado ensimismada. Es como si fuese una broma…. Me dices que es italiana del sxix y me lo creo igual…. Tiene un aspecto de explorador de finales del xix y principios del xx, hasta la barbita… Te podrías plantear perfectamente que estás viendo un explorador de África profunda o un cazador blanco…
    Me ha parecido super moderna.

  2. En general las monedas de Bactria son fantásticas. Tanto por los diseños como por su carga histórica. En caso de pequeñas platas se encuentran también monedas bilingües en griego y el idioma local, Karoshti.

    Pero creo que debe ser una de las series más falsificadas de la moneda antigua. Con la inestibilidad constante en Afganistan, sobretodo en los 2000, el mercado se llenó de monedas sacadas de manera ilegal. Buena oportunidad para el mercado de falsificaciones. A mi me “coló” una de ellas un comerciante hace unos años (seguro que sin mala voluntad). Después desubrí que habia sido detenido por presuntamente vender obras expoliadas por grupos terroristas. Esa es otra historia

      1. La que tengo yo no es excesivamente burda, pero con un poco de atención por mi parte se podría haber evitado. Para empezar, el peso ya no cuadra. En algunos artículos he leído que eso pasaba con algunas imitaciones escitas, pero hace poco encontré una moneda muy parecida en una lista de falsificaciones.

        En el blog he oído a menudo que nos debemos tomar comprar una falsificación como un aprendicaje. En este caso pudieron más mis ganas de tener una moneda de Bactria que un análisis riguroso. Lección aprendida. :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba