Comprando moneda griega en Afganistán

Comprando moneda griega en Afganistán

Hace años conocí un militar que había estado en Afganistán. Era aficionado a la numismática y lector de este blog. Me enseñó unas cuantas monedas que había comprado cuando estuvo en Afganistán para saber si eran auténticas o falsas. Sin dudarlo le dije que eran falsas, pues no eran más que burdas imitaciones de monedas griegas. También me enseñó billetes que adquirió allí y me regaló unos cuantos en calidad plancha. Lamentablemente, no le pregunté sobre el proceso de compra de esas monedas. Y si lo hice, no recuerdo ningún detalle que os pueda contar.

Hace unos meses recibí un correo con un caso semejante y esta vez no dejé pasar la oportunidad: un militar aficionado a la numismática me preguntó por unas piezas que había comprado durante su misión a Afganistán en el año 2007. Os dejo las monedas y también su historia.

Estimado Adolfo, como ya te adelanté, no tendría mucho que contar acerca de la compra de las monedas. A pesar de ello, trataré de contar los pocos detalles que recuerdo. Estas monedas fueron adquiridas en Afganistán, más en concreto entre uno de los múltiples mercadillos de Kabul, otro en la localidad de Herat y por último en un mercadillo que se montaba en la puerta del aeropuerto de Herat, que era también la base principal que OTAN tenía en la región oeste del país. Esto fue en el año 2007, que si haces un poco de memoria, la situación de la zona era muy mala, con atentados diarios y una crisis entre la población bastante importante. Como decía, en esto mercadillos fue dónde adquirí las monedas, y más concretamente en los dos de Herat, ya que en Kabul fueron una par de objetos y no monedas. Los puestos en los que las ví pues eran puestos al estilo de los mercadillos de este tipo de paises, unos palés o simplemente unas maderas y montoncitos de chatarra sobre estas. Para la compra de las monedas se hizo al regateo, como no podía ser menos y si hago una media del precio al que salió cada una pues probablemente no alcanzaran los dos euros por pieza. Recuerdo que cinco de las nueve las compré de una vez ya que el hombre las tenía en una cajita de plástico blanco con un cristal en la tapa que dejaba ver las monedas perfectamente. En vendedor, que estaba acompañado por un niño de no más de 8 ó 10 años, no paraba de decir » ¡¡ Alejandro Magno !! Alejandro Magno !! «. Como me habían llamado mucho la atención pues empezamos a regatear llegando finalmente a un acuerdo: 10 euros y una lata de coca-cola para el crío.
Pues bien, eso es lo poco que te puedo contar, y aunque mis conocimientos en numismática son practicamente nulos, siempre me ha fascinado poder adquirir «cosas» con historia. En el caso de las monedas, me conformaría con que fueran falsas de época, eso significaría que tinen más de 2000 años. Eso significa que desde que se cuñaron han pasado no generaciones, sino varios imperios desde entonces. […] Por último de verdad, sé que a coleccionistas y estudiosos como tú en este tema, no os gusta (a mí tampoco) que ocurran este tipo de cosas. En este caso porque parecen ser falsas pero de ser auténticas entiendo que se fomenta el expolio de las riquezas de los diversos países. Sin más me despido no sin anter darte las gracias.

Esto me recuerda a la mujer que compró un columnario en un mercadillo croata y a tantos otros que se creen que en la América profunda puedes comprar onzas cuzqueñas por su precio en oro. Nada de eso. Hoy en día vivimos en un mundo interconectado donde es muy fácil acceder a información. Cualquier comerciante de Herat puede acceder a más información de la que un comerciante español podía acceder en los años 80. Así que no esperéis comprar moneda griega por 2 euros la pieza, porque en el mundo en el que vivimos el más tonto hace relojes.

Otra cuestión es el último comentario del militar. Las guerras son momentos en los que hay un inmenso expolio del Patrimonio nacional. Ocurrió en la Guerra Civil Española, en la de Afganistán, en la de Irak, en la de Libia… es generalizado.

Para rematar la entrada, os dejo otro e-mail que me envió una mujer que había estado trabajando en Ouarzazate:

Bueno dias me dirijo  a ti debido que ya he visto por tu blog que quizás nos puedas ayudar en la valoración de estas monedas, o indicarme donde nos podríamos informar sobre esto.

He estado trabajando durante 3 años en una zona de Marruecos llamada Ouarzazate en la ejecución de las 3 termosolares que allí se han llevado a cabo , con lo cual he hecho muchas amistades con la gente local,llegando asi a formar parte de mi familia allí .
En las intermediaciones de esta ciudad existe un pueblo muy muy humilde llamado tafarghost, donde han encontrado estas piezas a las q ellos llaman su pequeño tesoro jeje.
Yo solo soy una simple intermediaria que se ofrece a intentar ayudar en el caso de que esto tenga valor pudiendo  contribuir en que su economía mejore.
Adjunto fotografías que he recibido por si t pudiera interesar o  nos puedes orientar un poco del Valor que esto pudiera tener, según me dicen son muy antiguas y por lo tanto están bastante deterioradas .

No las he visto personalmente solo por fotos dicen que hay  de oro y plata, pero ni idea, yo no sé orientarles más allá de la valoración por gramo de oro, pero si tiene un valor añadido histórico no se.
Quedo a la espera de contestación y agradecerte tu ayuda de antemano .millon de Gracias

8 Comentarios

  1. Jorge 3 semanas hace

    Muy a mi pesar, el valor de estos objetos es practcamente nulo, solo por la hevilla se podrían sacar unos pocos euros

  2. Luis 3 semanas hace

    Bueno, las monedas serán falsas, pero ya tienen su historia…

  3. Juan 3 semanas hace

    Si. Es una lástima pero no valen gran cosa. Me llama la atención los dos feluses de las últimas fotos con la estrella de David que además de un símbolo hebreo, es también un símbolo musulmán. Uno de ellos está agujereado. Algunos llegaron a España traidos por militares a su regreso de la campaña de África (o como pago de una deuda según la fuente). Son monedas curiosapor su proceso de fabricación vertiendo el metal fundido en un molde en forma de arbol y recortando luego las «hojas». En el museo de la FNMT hay un arbolito completo muy curioso. En uno de los de la foto se aprecia el corte perfectamente. A mi me parecen interesantes piezas desde el punto de vista numismatico por esa fabricación, pero de escaso valor económico.

  4. Gabriel 3 semanas hace

    En Afganistán todas las monedas griegas que hay, que son muchas, son falsas, incluso en algunos mercadillos te venden el cuño sin el menor escrúpulo.

  5. Angel 3 semanas hace

    Hubiera hecho lo que hizo el militar sin fijarme mucho en las piezas, hubiera regateado para no faltar al respeto al comerciante y le habría dado los diez euros, la vida en zonas de guerra es muy difícil y con ese dinero seguro que dio un rayito de esperanza a esa familia; las otras piezas cuentan una historia, vale más recopilar esa información y divulgarla que las piezas en sí,

  6. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 3 semanas hace

    Está claro que estas monedas, aunque falsas, tienen su historia.

    Los feluses no me los he estudiado nunca, pero es cierto que son monedas curiosas por su forma de fabricarse (son monedas fundidas) y tremendamente baratas.

    Saludos,
    Adolfo

  7. Jesús sanz 3 semanas hace

    Buenas tardes, a mi lo que me llama la atención es la variedad, unas son griegas, otra indo griega, otra indoparta, otra de Filipo II, en fin no hay que enfadarse por que vendan algo falso, es ayudar.

  8. Agustín 2 semanas hace

    Los feluses ,muy curiosos yo tengo alguno y se aprecia claramente como tiene un pequeño rabito (por donde lo cortaron al fundir como bien decís en el comentario ,en ese árbol que vierten en material al realizar la moneda).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*