Comentario a “Historia de la Moneda de la Corona Catalano-aragonesa Medieval”

En esta entrada voy a comentar el libro de Miquel de Crusafont i Sabater “Història de la Moneda de la Corona Catalano-aragonesa medieval (excepte els comtats catalans)(1067/1162-1516). Es un libro editado en 2015 que yo adquirí hace unos meses. El libro está disponible y lo considero la mejor referencia sobre moneda medieval catalana y aragonesa, por lo que entiendo que el comentario es plenamente actual a pesar de que el libro tenga más de seis años.

Miquel de Crusafont

Miquel de Crusafont es uno de los grandes autores de numismática a nivel internacional. Es un verdadero experto en la moneda catalana, en la moneda de la Corona de Aragón y, más en general, de la moneda medieval. 

Crusafont

Crusafont tiene un currículum inmenso (lista de libros y lista de artículos) que resumí aquí. También es presidente de la Societat Catalana d’Estudis Numismàtics (SCEN), perteneciente al Institut d’Estudis Catalans. Yo mismo soy miembro de la SCEN.

Si alguien todavía no conoce la Obra de Crusafont, le recomiendo encarecidamente que vea la entrevista que le hice el año pasado. Esa entrevista es de lo mejor que se ha publicado en Blog Numismático y uno de los grandes privilegios que he tenido como divulgador.

Historia de la Moneda de la Corona Catalano-aragonesa Medieval

El título del libro indica claramente su objeto: describir la historia de la moneda medieval catalana y aragonesa. El libro abarca las monedas de la Occitania (desde 1067) y de la Corona de Aragón (desde 1162 hasta 1516). Esto obviamente incluye las acuñaciones en varios puntos del Mediterráneo, como Mallorca, Sicilia, Nápoles o Grecia.

El libro da una visión global a la moneda catalana y aragonesa, explicando su historia, transcribiendo la documentación más relevante y describiendo los distintos tipos monetales. Además, se proporcionan unos conceptos fundamentales para entender las particularidades de la moneda medieval en general y de la moneda de la Corona de Aragón en particular. De esta forma, no es necesario tener un conocimiento previo para sacar todo el partido al libro y para hacerse con un conocimiento sólido que permita profundizar con otros textos.

Este libro bien se puede dividir en cuatro bloques diferenciados:

  • Introducción y conceptos básicos (pp. 17-92). Esta sección introduce el libro, explica una serie de conceptos fundamentales, ofrece un glosario y un estudio historiográfico. Me parece muy útil para comprender la moneda de la Corona de Aragón.
  • Historia monetaria de la Corona de Aragón (pp. 95-313). Se relata la historia monetaria de la Corona de Aragón estructurándola por reinados. 
  • Repertorio documental (pp. 314-695). Se reproducen o citan –en su lengua original– 1.200 documentos históricos que suponen el apoyo documental para el trabajo realizado.
  • Catálogo de monedas (pp. 697-886). Un catálogo que describe 1.105 tipos monetales del periodo que versa el libro.
Extracto del libro “Historia de la Moneda de la Corona Catalano-aragonesa Medieval

Un aspecto a subrayar es que al inicio de cada capítulo se incluye una sección de “Criterio”. En ella se describe la metodología seguida por Crusafont para recopilar datos, analizarlos, estructurarlos y escribir la sección. Proporcionar este criterio es fundamental para dar solidez a lo que se incluye en la sección. Sin embargo, son poquísimos los libros numismáticos que incluyen un apartado metodológico, así que espero que los autores futuros tomen nota y sigan el ejemplo de Crusafont.

El libro está escrito íntegramente en catalán, como es lógico ya que está editado por el Institut d’Estudis Catalans. Esto no supone ninguna barrera para cualquier castellanoparlante. Yo entiendo todo perfectamente a pesar de que nunca he estudiado ni hablado el idioma de Ramon Llull. 

Contribución del libro

El libro “Historia De La Moneda De La Corona Catalano-aragonesa Medieval” es un compendio que sintetiza y da un sentido global a la historia monetaria occitana y de la Corona de Aragón. Buena parte de lo que incluye este libro ha aparecido en obras anteriores de Crusafont, si bien aquí son extendidas, actualizadas y/o contextualizadas

Me explico:

El glosario que incluye este libro es mucho menos extenso que el “Glossari català de Numismàtica, amb totes les poblacions emissores” que publicó Crusafont en 2017. Si bien es glosario incluído en este libro es propio de la moneda medieval, mientras que el glosario que acabo de citar tiene un ámbito mucho más amplio.

La historia monetaria catalana y aragonesa ya fue publicada en los años 80 por el propio Crusafont. Desde entonces se ha avanzado muchísimo en su estudio, habiendo hecho muchas contribuciones el propio Crusafont. Después, en el Medieval European Coinage el propio Crusafont escribe la historia numismática de la Corona de Aragón con una estructura similar a la que ahora se presenta. Sin embargo, en el libro de 2014 se repasa esa historia con más detalle.

Por lo que respecta al catálogo, el propio Crusafont publicó en 2009 el “Catàleg general de la moneda catalana: Països Catalans i Corona Catalano-Aragonesa (s. V a.C – s. XX d.C)”, además de otros catálogos anteriores. Esos catálogos abarcan un periodo mucho más amplio del que incluye el libro de 2015. Por otra parte, tal y como se indica en el libro, ha habido una actualización con más de 100 tipos monetales nuevos que han aparecido entre 2009 y 2015.

Mi opinión sobre el libro

En mi opinión, este libro consigue de sobra su objetivo que es dar una visión global, amplia y coherente sobre la moneda catalana y aragonesa. Yo lo recomendaría como libro esencial a cualquiera que quiera conocer esta moneda, bien sea coleccionista o historiador. 

También creo que es un libro apto para interesados en la historia de Aragón o de Cataluña que no tengan conocimientos previos sobre numismática porque los primeros capítulos les ayudarán a entender las distintas emisiones monetarias. Esto, junto con el rigor metodológico y la buena estructura son los aspectos que más me  han gustado del libro.

La crítica negativa que hago es que creo que algunos de los capítulos se podrían haber eliminado en la versión en papel y haber dado exclusivamente una versión digital (preferiblemente online). Todo el repertorio documental, que supone casi la mitad del libro, bien podría estar en un CD adjunto o estructurado en una web. Igualmente, el catálogo podría ser consultado y actualizado más fácilmente si fuese un catálogo online (una tendencia que en 2005 no era tan clara como ahora). Entiendo que Crusafont y yo somos de generaciones distintas y que probablemente la gente más mayor esté más acostumbrada al papel. Pero digitalizar esas secciones permitiría que el libro fuese más manejable y, seguramente, más barato.

El libro cuesta 100 euros. Está disponible en muchas tiendas (v.gr. Monedalia) o lo podéis pedir en el SCEN

Podéis encontrar otras opiniones del libro aquí y aquí. Veréis que son unánimemente positivas (salvo quienes lo critican sin haberlo leído, pero esos no cuentan).

Vídeo

Os dejo un vídeo donde muestro y comento el libro “Historia De La Moneda De La Corona Catalano-aragonesa Medieval”:

Comentarios en: Comentario a “Historia de la Moneda de la Corona Catalano-aragonesa Medieval”

  1. Será muy erudito. Estará muy documentado. Todo lo que se quiera. Pero un personaje que habla de “Corona Catalano Aragonesa”……ya me ha dicho todo. Basta revisar el minuto 48 de la entrevista.
    Dice que, hombre, que de vez en cuando allá por el siglo XV se citaba alguna vez el término “Corona de Aragón”, pero vamos, como algo anecdótico. Pero que en realidad los que hicieron “TODO” por supuesto fueron los catalanes. Claro, claro, el resto eran solo espectadores…..
    Pues nada, amigos numismáticos del mundo, que sepáis que la moneda fue inventada por catalanes, las 7 antiguas maravillas del mundo las construyeron los catalanes, el paraíso lo diseñó un tipo de Gerona y a Aquiles le seccionó el tendón uno de Lérida…..
    No obstante, agradezco Adolfo tu esfuerzo de redacción de esta entrada. Te ha tenido que costar elegir las palabras…..
    Pero en fin, que se me quitan las ganas de seguir escuchando a este personaje…
    Que veneno mas malo es la política que corrompe más que el dinero.
    Como me entere de que los dólares son también catalanes porque los diseñó y acuñó una tal Dolors…..dejo de coleccionarlos…….

    1. Magnífico mensaje. No entiendo que la gente quiera impregnar de política lo que el resto consideramos un pasatiempo y un disfrute (numismática, deporte…)

    2. Politica pura, este hombre es muy Nacionalista y lo lleva a la historia, como historiador lo puedo tener en estima, es un hombre culto, pero por mí como si lo escribe en Catalán, no se puede pisar tanto nuestra historia.

  2. Adolfo Ruiz Calleja

    Cada vez que hablo de Cataluña se monta un jaleo. Y eso que el público de este blog son gente madura, sensata y culta (especialmente si os comparo con los que pululan por otros lugares de la Web).

    A mí ya me han llamado de todo. El mes pasado me llamaron “facha” y “golpista”; hoy resulta que soy “independentista”, “anti-patriota” y no sé qué otras cosas más. Yo pienso seguir escribiendo sobre la Corona de Aragón y sobre Cataluña; tampoco vetaré a autores que hayan hecho contribuciones relevantes. ¡Y menos todavía si son tan relevantes como las hechas por Crusafont!

    Voy a pegar un texto que he escrito en Facebook y con eso lo dejo cerrado. Quien quiera saber más, que vea este vídeo: https://youtu.be/Ii02bYsc16U

    Si ves el vídeo que te he enlazado, queda todo bastante claro: es un término que NO se usaba en la Edad Media ni en la Edad Moderna, en eso estamos todos de acuerdo. Pero algunos historiadores contemporáneos (no solo catalanes, sino también italianos o ingleses) lo usan porque consideran que refleja mejor la realidad histórica que conformó la Corona de Aragón. No les falta razón. Al fin y al cabo, poco recorrido hubiera tenido Zaragoza sin Barcelona, ¿no crees?
    Si te das cuenta, yo no lo utilizo. Yo utilizo el término Corona de Aragón, sobre todo por economía de lenguaje. También hay otros historiadores que prefieren referirse al término histórico (Corona de Aragón), pero eso no les hace ni mejores ni peores.
    Hoy en día utilizamos MUCHÍSIMOS términos en la historiografía que no son términos históricos. Por ejemplo, si al hablar del siglo XVII nos referimos a “Hispanoamérica”, creo que es algo que todos entenderíamos y que no supondrá ninguna polémica, a pesar de que en esa época se usaban “las Indias”.
    Bueno, pues si no hay polémica con “la Hispanoamérica del siglo XVII” tampoco debería haberla con “la Corona Catalano-Aragonesa”.
    No soy capaz de explicarlo más claro.

  3. Adolfo. Nada más lejos de mi intención que tratar de montar jaleo. Alabo y admiro tu trabajo y he dicho que agradezco tu esfuerzo en los términos que utilizas. Ceo que en mis comentarios soy siempre educado y desde luego para nada te llamo anti patriota o independentista. Entiendo que no te refieres a mi al decir eso.
    En historiografía o en cualquier otra rama de la ciencia se utilizan términos no históricos. Sin duda. Pero sabes que igual que la pátina embellece una moneda, el verdín o el oxido la empobrecen. El término corona catalano aragonesa, es como el duro sevillano: “de plata es…..pero falso”. Pues eso.
    A ver si ahora ese denario que tengo del año 111-112 a d C mirado al microscopio resulta no ser de Gens Cornelia sino que realmente lo que pone es “Made in Cornellá”, vamos, de la República catalano romana ¿por qué no?
    Toda mi admiración por tu blog (para mi lo mejor para aprender de numismática) en los mismos términos que toda mi repulsa para tu invitado de hoy. Y es que cuando veo o escucho a estos seres infectados por ese virus de la politización, siempre me viene ese dicho de “Quod natura non dat, Salmantica non præstat”
    Un cordial saludo. Ah, y que sepas que me has envenenado con los denarios de la dinastía Severa. Persiguiendo a Orbiana me encuentro.

  4. Adolfo Ruiz Calleja

    No es por ti, Pedro.

    Yo he publicado la crítica de un libro, dando mi opinión sincera sobre él. Eso es todo.
    Si llega a ser un libro de moneda del Virreinato de Nueva Granada, a nadie le hubiese molestado que se titulase “Moneda de la Colombia Colonial”, cuando ni Colombia existía ni era una colonia. Pero nadie hubiese puesto el grito en el cielo ni mucho menos me hubiese insultado a mí o al autor. A lo mucho alguien hubiese dicho que es un término históricamente inadecuado; y lo hubiese dicho con educación.

    ¡Pues con Cataluña no hay manera! Y ya es algo que cansa: publico un vídeo y un artículo que me ha llevado varias horas de trabajo, comentando un libro que han supuesto años de estudio por parte de Crusafont… y lo que más recibo son insultos y críticas de esa forma (mucho más exacerbadas en Youtube que aquí).

    La solución podría ser no volver a hablar ni de Aragón, ni de Cataluña, ni de Valencia, ni de Mallorca, ni de los territorios de “della mar”. Pero eso no haría más que empobrecer esta bitácora.

    Me alegro muchísimo de que, a pesar de que no estéis de acuerdo en todo lo que publique (eso es muy sano, lo malo es si estuviéramos todos alineados al 100%, porque entonces no habría espacio para el debate), mi trabajo te guste y te beneficie a la hora de coleccionar. La dinastía Severa es estupenda y Orbiana uno de los rostros más difíciles… pero aún así se encuentra con relativa facilidad.

    Un abrazo a todos,
    Adolfo

  5. Hola Adolfo.

    Abandona toda esperanza. Cada vez que hables de monedas o asuntos relativos a esos territorios SIEMPRE habrán comentarios políticos al respecto. Ya es casi como los perros de Pávlov. Espero que no te desanime ni te condicione en como llevar tu propio blog.

    Salutacions.

    1. Correctísimo Corvo, no hay manera. Lo curioso es que supuestamente los nacionalistas son los otros, los catalanes. Como dice Adolfo, ya cansa. No se puede hablar de Colombia, hablemos de Nueva Granada; no se puede hablar de Hispanoamérica, hablemos de las Índias y sobretodo, que nadie nombre ‘Barcelona’, se llama Colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino.

      Grandísimo trabajo Adolfo! No defallezcas.

  6. Se me había pasado esta entrada Adolfo, creo que me estrene contigo con la subasta Crusafont, no se si me pilla mayor o que los censores son cansinos.

  7. Adolfo es tan sencillo como entender que el término no existió hasta el nacimiento del independentismo catalán y que no es más que una pieza más del entramado para crear una historia medieval acorde a esta ideología. Y si hay polémica es por el uso que se le da al término en Cataluña, menospreciando la aportación de los otros reinos a la Corona de Aragón, además de ser usado por defensores de los “Paisos Catalans”.

    Yo no me sentiría mal por tener este debate cada vez que sale este libro, porque es algo natural. Ahora, la pregunta sería ¿tan importante es para el autor esta denominación que no le importa sacrificar lo que se supone será un buen libro y que ya no llegará a muchos solo por su pensamiento político?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba