500 liras 1957: Una moneda a contracorriente

El pasado noviembre publiqué un vídeo mostrando unas pruebas de las 500 liras de 1957 que iban a ser subastadas por Nomisma. La moneda es preciosa; yo diría que una de las monedas más bellas del siglo XX. Las pruebas, además, son rarísimas y muy buscadas. 

Tras ver el vídeo, Kalandraka (un lector del Blog que prefiere que le cite por su pseudónimo en Imperio Numismático) me hizo llegar la curiosa historia de esta moneda, que yo desconocía. Lo he comprobado con fuentes, como ésta, ésta, ésta y ésta. Ahora os redacto brevemente la historia.

Diseño de las 500 liras 1957

Giuseppe Medici, siendo ministro de hacienda de Italia, propuso la acuñación de una nueva unidad de monedas acuñadas en plata: 500 liras. El diseño se encargó a Pietro Giampaoli, quien por entonces era el grabador jefe de la Casa de Moneda de Italia y tenía una experiencia más que reconocida.

Giampaoli modeló un perfil de mujer al estilo renacentista, inspirándose para ello en su mujer: Letizia Savonitto. Este busto estaba rodeado por los escudos de armas de las 19 ciudades y regiones italianas. A saber: Génova, Turín, Aosta, Milán, Trento, Venecia, Trieste y Udine, Bolonia, Florencia, Ancona, Perugina, Roma, L’Aquila, Nápoles, Bari, Potenza, Catanzaro, Sicilia, Cagliari, Molise y Campobasso. En el exergo, Giampaoli añadió su nombre a modo de firma.

Como motivo del reverso, Giampaoli propuso una rosa. Pero la flor no se ajustaba al estilo renacentista que se quería transmitir (no he encontrado ninguna imagen de ese diseño). Por eso, encargó a su alumno Guido Veroi que propusiera un diseño de corte renacentista para el reverso. Veroi quiso plasmar el renacimiento económico nacional que vivía Italia a finales de los años 50, relacionándolo con el Descubrimiento de América. Por eso plasmó en la moneda las famosas carabelas de Colón.

Así, en el reverso de la moneda se encuentran la Santa María, la Pinta y la Niña surcando los mares. La leyenda indica “Repubblica Italiana” y en el exergo se indica su valor (“L. 500”) y la marca de ceca de Roma (“R”).

El canto de la moneda es también muy interesante. Es un canto parlante que indica “Repubblica Italiana”, junto con la fecha de emisión de la moneda rodeada por estrellas. Es decir, la fecha del ejemplar no está ni en el anverso ni en el reverso, sino en el canto.

A finales de 1957 se acuñaron 1.070 ejemplares de 500 liras como pruebas. Estos ejemplares indicaban la palabra “Prova” en el reverso. Un ejemplo es la pieza que se muestra a continuación, rematada en Nomisma por 16.000 euros. Existe un ejemplar donde la palabra “Prova” se escribe más pequeña.

500 liras 1957. Prueba.

Controversia con las 500 liras 1957

Todo el mundo parecía encantado con la bellísima moneda hasta que el 10 de diciembre de 1957 un capitán de la marina llamado Giusco di Calabria dio la voz de alarma: los gallardetes de los mástiles principales de las tres carabelas estaban dispuestos contra el viento. Es decir, estaban dispuestos hacia la izquierda. 

Esto causó un revuelo de inmediato. Afortunadamente, no se había comenzado a acuñar estas monedas para su circulación, lo que permitía cierto margen de maniobra. Se consultó a expertos navales, quienes tenían opiniones dispares: algunos consideraban que los gallardetes del barco nunca se colocaban en contra de la dirección del viento, mientras que otros consideraban que es una forma particular de navegar, llamada bolina, en la que se navega a barlovento.  Tanta fue la polémica que hubo incluso publicaciones en el periódico Il Tempo que argumentaban sobre la verosimilitud de este diseño. 

También hay que decir que Guido Veroi, el grabador del reverso de la moneda, era licenciado en ingeniería y casualmente tenía una tesis sobre construcción marina. Es decir, que a priori sabía lo que estaba haciendo cuando representó las carabelas. Yo supongo que fue por un motivo estético por el que dispuso los gallardetes hacia la izquierda. Por otra parte, Cristóbal Colón bien pudo haber navegado contra el viento durante su primer viaje a América.

 La moneda circulante

Como todavía no se había comenzado a acuñar la moneda, y para evitar la polémica, se decidió girar los gallardetes y hacer que las carabelas naveguen a favor del viento

Se atesoraron y se destruyeron las 1.070 pruebas distribuidas. Algunas pocas se salvaron en manos privadas y, por eso, hoy en día son tan raras y caras.

La moneda circulante pasaba 11 gramos, con una pureza de 835 milésimas, y tenía un diámetro de 29,5 mm. Entró en circulación el 28 de agosto de 1958 y se siguió acuñando hasta 2001 con la única excepción de los años 1962 y 1963. Es una moneda que se vio afectada por el incremento del precio de la plata en los años 60 y 70. Por eso, a partir de 1968 solo se acuñaron para coleccionistas, en calidad SC y PROOF.

Hoy en día las monedas de 500 liras circulantes son muy baratas. No es complicado adquirirlas por su peso en plata o poco más.

500 liras 1957

Comentarios en: 500 liras 1957: Una moneda a contracorriente

  1. Yo no veo ningún error en el diseño original, el viendo bien podría venir a babor, que bien impulsaría las naves al frente. Es uno de los diseños contemporáneos más bonitos, por la flota, por la señora, y por los escudos de armas de los distintos territorios italianos, creo que hace años desglosé los escudos allá por el foro imperio.

  2. Precioso diseño, se nota que son italianos. Lo de la fecha en el canto es un puntazo.
    Por aportar algo, Colón no fue con tres carabelas, si no con dos carabelas (“Pinta” y “Niña”) y una nao (“Santa María”, la gallega).
    Y, a ver qué pasa, los estudios genéticos están casi concluidos e igual se demuestra que Cristóbal Colón era gallego y no genovés. Entonces el diseño sí que sería un escándalo.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Con la cantidad de pueblos que reclaman el origen de Colón, al final va a tener mil padres y va a ser un hijo de …

      :D

      Lo importante es que fue una empresa castellana. Igual que la primera vuelta al mundo :-)

    2. Y, Wikipedia mediante, la nave que cierra la formación debe ser la Niña. Concretamente ántes de llegar a Canarias, dado que salió con velamen latino y en Canarias se modificó a vela cuadrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba