Inversión en oro español

A principios de este año Manuel escribió el siguiente comentario en el Blog. Lo reproduzco y lo contesto en una entrada aparte porque es un tema que tiene su miga y sobre el que me han preguntado varios:

Buenas tardes Adolfo. Quería pedirte opinión sincera sobre la idea que me ronda.

Siempre me ha encantado la numismática desde pequeño pero por tema económico nunca empecé a coleccionar. Ahora de adulto me gustaría empezar a unir esa afición frustrada con una inversión en oro a largo plazo, ya que quiero invertir una parte de mi patrimonio en este metal.

La idea que tengo en mente es empezar desde un oro mas bajo y económico (100 reales de Isabel II, 25 pesetas de Alfonso XII en buenas calidades) e ir subiendo poco a poco (8 escudos de Fernando VII, 80 reales de José Napoleón, 8 escudos de Carlos III y IV, etc. en calidades MBC) y un poco mas adelante meterme en piezas más altas.

Entre 1200 y 2500 euros al año es el presupuesto que tengo en mente, no quiero mucha cantidad, prefiero tener pocas monedas pero de más valor. Poder llegar a tener alguna pieza con mucha historia como un doble excelente de Sevilla. En resumen: oro de reyes desde los mas contemporáneos hacia atrás. También añadiría con el tiempo alguna pieza de plata tipo un 8 reales de Segovia de Carlos II (preciosa).

Me he planteado también invertir simplemente e n moneda de inversión tipo filarmónica, de oro mas puro, pero no tiene para mí el apasionante componente numismático de tener un trozo de historia de España en casa, además de lo bellas que (para mi de nuevo) resultan los 8 escudos por poner un ejemplo.

¿Qué opinión te merece esta idea?, ¿ves posibilidad de una buena revalorización de una colección así vista a largo plazo (20 – 30 años)?. Sumaría la posible revalorización del oro con el tipo de moneda, que espero que se revalorice en el tiempo.

Valoro mucho la opinión de un experto como tú antes de dar un paso así. Un saludo.

Lo primero es que hay que distinguir la inversión en oro de la inversión numismática. Se podría decir que el precio de una moneda está compuesto de su precio intrínseco en metal más su valor numismático.

  • Ejemplo 1: un 8 escudos de Carlos IV de México en EBC+ quizá cueste 2.000 euros. De ellos 1.200 euros serán su valor en oro y los otros 800 serán su valor numismático.
  • Ejemplo 2: un 8 escudos de Carlos IV de México en MBC- costará los 1.200 euros que cuesta su oro. Tenemos, entonces, que su valor numismático es nulo.
  • Ejemplo 3: un 8 reales de Carlos II de Segovia en EBC quizá cueste 30.000 euros. Se puede considerar que su valor de metal es despreciable con respecto a su valor numismático.

Desde el punto de vista del inversor, estamos haciendo inversiones distintas en cada uno de estos tres ejemplos aunque en los tres casos se adquieran monedas españolas. Con el Ejemplo 2 estamos adquiriendo un lingote, por lo que será una inversión en oro; con el ejemplo 3 estamos adquiriendo una moneda “sin valor intrínseco”, por lo que será una inversión numismática; con el ejemplo 1 estamos haciendo una inversión intermedia.

Carlos IV, 8 escudos Popayán 1795
Isabel II, 100 reales Madrid 1862
Isabel II, 100 reales Madrid 1862

 

 

 

 

 

Con la estrategia que nos pone Manuel, lo que propone hacer en el corto plazo es una inversión puramente en oro. Desde ese punto de vista, da lo mismo que adquiera filarmónicas que alfonsinas: a la hora de venderlas se venderán como oro y listo (si bien quizá sea algo más sencillo vender las filarmónicas).

Seguramente a Manuel -como a mí- le resulte más interesante tener oro histórico que lingotes o monedas acuñadas hace tres años. Afortunadamente hay muchas monedas españolas de los últimos 200 años que se pueden adquirir (casi) por su precio en oro. Por lo tanto, es una idea magnífica que si Manuel quiere hacer una inversión en oro físico lo haga en oro con un poquito de historia. Eso, además, le ayudará a motivarse para seguir adquiriendo monedas y para ahorrar con el propósito de financiarlas. Pero no hay que autoengañarse: esas monedas valen y valdrán su peso en oro. Es muy pequeña la probabilidad de que suban algún día de precio por el hecho de tener 200 años, si bien es cierto que el inversor no paga ningún extra por dicha probabilidad.

Un peligro asociado es que Manuel puede acabar convirtiéndose, sin quererlo, en un coleccionista que “desee” ciertas monedas. Por ejemplo, puede verse deseando una alfonsina. En tal caso quizá su deseo le haga pagar por ella un precio superior al que debería. Esto es normal y nos pasa a todos los coleccionistas, pero como inversor ese “deseo” puede reducir la rentabilidad obtenida.

Para no caer en ese peligro yo recomendaría a Manuel que en esas monedas que valen (casi) su precio en oro, calcule el valor intrínseco de la misma y lo compare con lo que paga por ella. El valor intrínseco es su inversión y lo que pague de más es un gasto. Un capricho de coleccionista.

Alfonso XII, 25 pesetas 1878 (18-78)
Alfonso XII, 25 pesetas 1878 (18-78)
Juan Carlos I. 40.000 pesetas V Centenario
Juan Carlos I. 40.000 pesetas V Centenario

 

 

 

 

 

Como ves, es una inversión puramente en oro y se ganará o se perderá dependiendo de la fluctuación del oro. A largo plazo supongo que el oro costará más de lo que cuesta actualmente. Especialmente si los bancos centrales siguen pulsando al botón de la impresora con la alegría con la que lo pulsan ahora.

En cuanto a la inversión de monedas con un valor numismático, que entiendo que Manuel lo plantea para un medio/largo plazo, se trata de una cuestión totalmente distinta. Aquí la inversión será mejor o peor si esa moneda es más demandada en un futuro de lo que es ahora. Pero entiendo que hará varias compras antes de esos 8 reales de Carlos II o del doble excelente de los Reyes Católicos (¡no tiene mal gusto Manuel!), por lo que tiene tiempo para ir adentrándose en este mundillo.

Mientras, le recomendaría que leyese el libro gratuito que ofrezco al apuntarse a la lista de correo del Blog Numismático, que eche un vistazo a esta charla, a esta entrada y a la serie “una colección como plan de pensiones“.

Las monedas que ilustran la entrada son piezas que pueden adquirirse por poco más que su peso en oro. Creo que serían buenas opciones para quien quiera invertir en oro español. Todas ellas las ofrece Numag, donde siempre hay un buen repertorio de monedas de oro.

Comentarios en: Inversión en oro español

  1. Yago Abilleira Crespo

    Lo bueno es que se adaptan a tu capacidad de ahorro. Si no tienes mucho, pues 25 pesetas de oro, y si tienes suficiente, pues 100 pesetas u onzas. Mola.

    1. Si pinchas en los enlaces de las fotos, tienes 4 a la venta. Andorrano está comprando Alfonsinas a 335 (por debajo del precio) y vendiéndolas a 410…. Las últimas Alfonsinas de las subastas de aureo….se rematan entre 330 y 340..justo el precio de compra de andorrano….que casualidad….que si le sumas comisiones, te resultará que te sale un poco por encima de la cotización del oro…. Es que el oro está alto ..

    2. Adolfo Ruiz Calleja

      Como dice Victoria, no son difíciles de encontrar. En los enlaces tienes algunos ejemplos y si buscas en la web de Numag encontrarás más.

      Lo que no se puede pretender es que un comerciante venda las monedas de oro a precio de spot. Lo normal es que las venda un poco más caras (pongamos un 10%) que su peso en oro y las compre un poco más baratas (pongamos otro 10%) que su peso en oro. Ese es el beneficio que saca el comerciante por la gestión.

      Saludos,
      Adolfo

  2. mariobv.616@hotmail.com

    Hello, yo estoy invirtiendo así , pero suelo comprar esas monedas en el estado SC y puedo decir que sí que suben de precio , una por son escasas y dos el oro a largo plazo siempre sube

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Si las compras en SC ya sueles tener que pagar un precio considerablemente por encima del precio en oro. Salvo que sean alfonsinas o monedas conmemorativas.

  3. Hola Adolfo. En primer lugar decirte que, como seguidor tuyo y del blog que soy, es un autentico honor para mí que hayas creado una entrada sobre la consulta que te hice hace varios meses.

    Comentarte un poco mi periplo “inversor” desde entonces: dado que dentro de mis escasisímos conocimientos numismaticos veo que el mercado esta alto en tema de precios por lo que veo en los remates de las subastas (sigo a 4 o 5 casas como aficionado aunque ahora mismo no puje) no he comprado ninguna moneda con valor numismatico.

    Como quería empezar este año en este tipo de inversión he ido adquiriendo oro en bullion con un premium muy bueno de aproximadamente un 3,5 % sobre el precio spot (calculado sobre el promedio de todas mis compras). Tambien he adquirido plata con un premium evidentemente muchisimo mas alto que ronda el 21 %. Esto lo enfoco simplemente como un plan de pensiones y un “seguro” contra la inflación y la devaluación de moneda. Esto es para mi jubilación, nada de cortoplacismo.

    Aunque no viene al caso, comentarte también que soy inversor a largo plazo en criptomonedas (lo mismo, nada de especulación a corto plazo), no porque piense que pueden sustituir al Fiat como muchos ingenuos piensan, sino porque creo en la tecnología subyaciente de blockchain y en su adopción futura a gran escala en multitud de sectores como el financiero o el industrial.

    Respecto a la numismática, no me he olvidado lo mas mínimo de ella, simplemente estoy ahorrando y esperando a ver si se enfría un poco este calentón de precios si es que no ha llegado para quedarse muchos años (esperemos). Sigo con la idea de adquirir onzas a precios lo mas razonable posibles en calidades medias y sigo soñando con ese doble excelente de Sevilla. Y espero que el hijo que voy a tener en un par de meses se interese algun día por continuar con esta afición que tanto nos gusta a los apasionados de la Historia.

    Un saludo.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Me alegro mucho de que te guste la entrada. Especialmente a ti, que has sido la inspiración.

      En cuanto a las criptomonedas, creo que es algo que los numismáticos nos estamos perdiendo. Andamos tan pendientes de la historia del dinero que no nos damos cuenta de que hay una auténtica revolución en lo que a divisas se refiere y que está ocurriendo delante de nuestras narices. Creo que es pertinente una reflexión sobre las criptodivisas “y similares” (dinero digital, NFT o monedas estables) desde el punto de vista numismático. Voy a ver si me lo estudio y a partir de septiembre dedico una serie de entradas al tema.

      Que nadie se asuste: este blog no va pasar a ser un blog sobre criptomonedas. Pero creo que es procedente una reflexión de este fenómeno desde el punto de vista de la historia del dinero. Lo que está pasando me recuerda mucho a la aparición de los billetes a mediados del siglo XIX.

      Saludos,
      Adolfo

  4. Francesc Escuder

    Una pregunta de un novato, novato… Qué diferencia hay entre un 8 escudos de Carlos IV de México y otro de Madrid (España)?

    A nivel de metal me imagino que no hay diferencia, pero a nivel numismático?

    Gracias de antemano por vuestra respuesta!

    Saludos

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      No sé a qué te refieres con “a nivel numismático”.

      En ambos casos son monedas comunes, que se encuentran sin mucha dificultad si no buscas la calidad. En México se acuñó mucho más oro, pero también son más demandadas por el mercado americano, tanto en México como en Estados Unidos.

      No sé si he respondido a tu pregunta.

      Saludos,
      Adolfo

  5. Francesc Escuder

    Hola Adolfo,

    Gracias por tu respuesta!

    Quizás no formulé correctamente mi pregunta…

    Me refiero a qué, en igualdad de condiciones, de estado, del mismo año, etc.

    Se valora más una moneda de 8 escudos de Carlos IV de México, o una de 8 escudos de Carlos IV acuñada en Madrid?

    O sea, una moneda de 8 Escudos Carlos IV del año 1802, tiene más valor o menos (numismáticamente hablando) en función del país en que se acuñó? o en este caso la acuñación no tiene importancia…

    Compré recientemente una moneda de 8 Escudos Carlos IV del año 1802 acuñada en Madrid y me gustraía saber si tiene más o menos valor por el hecho de haber estado acuñada en España versus otra pero acuñada en México…

    Espero haber formulado mi pregunta correctamente…🙏

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Hola.

      Las monedas de México son más demandadas que las de Madrid. Esto hace que, por lo general, sean más caras. Luego ya habría que ir caso por caso para ver la rareza de la misma.

      En el caso de los 8 escudos de 1802, tanto el de Madrid como el de México es muy común. En ambos casos se compran a precio de oro si la calidad es baja. Si es un EBC+ se puede pagar 2.000-2.500 euros, llegando hasta los 3.000 euros si se busca un SC impoluto.

      Creo que ahora sí he contestado tu pregunta.

      Saludos,
      Adolfo

    2. Pues es que también depende bastante del año. No puedes comparar un Carlos IV de 1802 de Madrid que un Carlos IV de Madrid de otra fecha. Son otra historia. En cuanto a Mexico, tambien hay fechas raras, pero en general son bastante comunes y unas se pagaran más que otras.
      En España todavia tendrás un poco más demandado el ocho escudos madrileño.

      Sin embargo… un ocho escudos que esté acuñado en una ceca en una terminada fecha y tenga un determinado tipo…. claro que tiene un valor numismático diferente! Totalmente!

  6. hola. Pegunta……si felipe v dio la orden de implantar el cordoncillo en las piezas de plata y oro en 1728 (es historia, no me lo he sacado de la manga) en las cecas peninsulares y en las de america (o las indias) alreedor del 1752……
    por que hay tanta moneda certificada como buena con el cordoncillo aplicado incluso en monedas de carlos ii?
    montones de casas de subastas y autenticadoras (ngc, pcgs, etc) califican como buena un 8 escudos de sevlla , 1700 con cordoncillo. Hu?
    o los acuñadores se pasaban por el forro lo que decia el rey y acuñaban como querian…..o que?
    un acuerdo del mercado para sacar como buenas monedas que no lo son?
    y dicho esto….la primera maquina de cerrillar se invento en 1685, segun he leido, y no llego a españa hasta 1708 (fuente murray, casa vieja). Como es posible que se cerrillasen monedas en 1700 en adelante?
    con la virola no, ese fue un invento posterior…
    mercado amañado?
    me faltara medicacion y deliro?
    que se os ocurre?

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Pues con esa pregunta me pillas.

      Cierto es que las onzas sevillanas de 1700 tienen el canto grabado, así que las máquinas para cerrillar se tuvieron que introducir en la Península antes del siglo XVIII. Lo que no sé es la fecha exacta ni el procedimiento que se llevó a cabo.

      A ver si un día me lo preparo, daría para una muy buena entrada.

      Saludos,
      Adolfo

    2. Hola,
      Los ocho escudos de 1700 llevan cordoncillo, pero es diferente al de Madrid 1728. La novedad importante en 1728 es que se dispone que las monedas de oro llevarán el busto del rey -y cordoncillo estriado-. Esto empieza en Madrid, y al año siguiente todavia tenemos 8 escudos de Sevilla de la cruz con cordoncillo espigado y 8 escudos de busto de Sevilla con el cordoncillo estriado.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba