Medalla de la Promulgación de la Constitución de Cádiz, 1812

Medalla de la Promulgación de la Constitución de Cádiz, 1812

medalla Constitución de Cádiz cobre

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Ceca: Cádiz

Reinado: Fernando VII

Año: 1812

Metal: bronce

Calidad: EBC+

Peso: 64,76 g.

Casa de subastas: Aureo & Calicó

Fecha: 22 de abril de 2021

Precio de salida: 125 euros

Las medallas de Félix Sagau y Dalmau en Cádiz

Félix Sagau y Dalmau de Galcerán era un grabador barcelonés. En 1809, cuando contaba con 23 años, dejó su puesto de grabador en Madrid y marchó a Cádiz para ofrecer su trabajo a la Suprema Junta Central que gobernaba desde allí en nombre de Fernando VII. A pesar de su juventud, Félix Sagau ya contaba con varios premios a nivel internacional y bastante experiencia en el grabado de medallas.

En sus memorias, Félix Sagau indica que grabó ocho medallas en su etapa gaditana en las que conmemoraba las principales gestas de la Guerra de la Independencia Española. De todas ellas, la más transcendente es la medalla que ilustra esta entrada. Se trata de una medalla que conmemora la Promulgación de la Constitución de Cádiz.

Lo más relevante del anverso es que Fernando VII aparece como rey constitucional de las Españas. Es curioso que aparece un busto laureado muy detallado y realista de Fernando VII.  Serrera Contreras se pregunta cómo pudo Sagau llegar a ese detalle en el busto cuando el rey se encontraba ausente (Fernando VII no pudo posar porque se encontraba en Francia mientras se promulgaba la Constitución de Cádiz). Supongo que la razón es que Salgau había sido el encargado de grabar una medalla exaltando el ascenso al trono de Fernando VII. Si bien esa medalla nunca se llegó a fabricar, Salgau pudo utilizar los moldes realizados (algunos de los cuales se conservan) para la medalla de la Constitución de Cádiz.

Medalla Constitución de Cádiz, plata

Medalla Constitución de Cádiz, oro

En cuanto al reverso, personalmente me parece sublime. En él, dos guerreros representan a España y a América, sosteniendo ambos la Constitución sobre los dos hemisferios terráqueos.

Se hicieron tres versiones de esta medalla:

  • En oro de 22 quilates, con un peso de tres onzas. Estas medallas se repartieron a los monarcas aliados, al presidente de las Cortes, a los miembros del Consejo de Regencia y a otras personalidades que el Gobierno considerase. Se acuñaron 16 ejemplares en total.
  • En plata de 11 dineros, con un peso de dos onzas. Estas medallas se repartieron a los diputados, prelados y altos funcionarios civiles y militares.
  • En bronce. Estas medallas se repartieron a los subalternos y a distintas corporaciones. Además, se permitió que el público adquiriese estas medallas mediante pago.

No puedo acabar este texto sin reproducir un párrafo del propio Félix Sagau en el que nos indica la importancia y la transcendencia de las medallas.

Ha sido costumbre generalmente adoptada desde la más remota antigüedad por los pueblos civilizados, el acuñar medallas de oro, plata, y bronce, tanto para solemnizar los grandes acontecimientos y transmitir su memoria á la posteridad como para honrar á los hombres que les prestaron eminentes servicios […] Fácil es conocer el motivo que haya podido haber para adoptar las Medallas entre los principales monumentos de las nobles artes destinados á conseguir los fines indicados […] En efecto, el acuñarse las Medallas sólo por disposición de la autoridad suprema garantiza la certeza de los hechos históricos á que se refieren. El ser de metales incorruptibles y su multiplicación las pone á cubierto de las injurias del tiempo, de la devastación de los conquistadores, y de la ignorancia, la codicia ó la miseria de los pueblos, pues que si bien algunas dejan de existir por estas ó semejantes causas, otras se conservan aunque sea sepultadas en la tierra, y atraviesan los siglos para dar auténtico testimonio de los hechos que recuerdan: por último, otros monumentos ocupan un solo punto determinado, y por consiguiente no todos pueden disfrutar de su vista, al paso que las Medallas constituyen un monumento que no sólo puede verse á un mismo tiempo en diferentes puntos, sino que también puede poseerlo todo entero cualquiera individuo de la sociedad por poco acaudalado que sea, puesto que la mayor ó menor riqueza del metal que contienen en nada altera la esencia de la obra. Estas consideraciones excitaron sin duda el patriotismo de los Diputados de las Cortes generales y extraordinarias, y el de los individuos de la Regencia, reunidos en Cádiz durante la memorable guerra de la Independencia, a disponer la acuñación de varias Medallas relativas á los acontecimientos más célebres de aquella época de gloria

Precio de las medallas de la Constitución de Cádiz

Yo diría que las medallas de la Constitución de Cádiz son una de las obras cumbre de la medallística española. Esto se debe tanto a la relevancia del evento que conmemoran como a la belleza estética de las mismas.

Son medallas que se emitieron en grandes cantidades (para lo que son las medallas). Esto es una suerte para los coleccionistas porque un bolsillo medio puede hacerse con un ejemplar en cobre (por 150-200 euros) e incluso en plata (unos 300 euros). La medalla en oro juega en una liga diferente. Para que nos hagamos una idea, este ejemplar no encontró quien pujase 12.000 euros por él.

El tercer volumen de la Colección Tomás Prieto

Áureo & Calicó subasta el día 22 de abril de 2021 el tercer volumen de la Colección Tomás Prieto. Esta colección se centra en la medallística española a partir de la llegada de los Borbones. Se trata de la mayor colección de medallas españolas en manos privadas que se ha publicado. Ya hablamos de ella cuando describí el primer y el segundo volumen de la colección (ambos acompañados de vídeos).

A quienes os interesen las medallas españolas e hispanoamericanas, o simplemente quienes queráis curiosear un poco, os recomendaría que miraseis la colección en el catálogo de la subasta en su versión en PDF. La razón es que muchas de las medallas incluyen unos textos explicativos que ayudan a comprenderlas. Esto es especialmente relevante para las medallas de Fernando VII porque es un periodo muy convulso en el que la temática varía mucho de unas medallas a otras (Guerra de la Independencia Española, Guerra de Independencia Hispanoamericana, medalla de proclamación, eventos varios en España, medallas extranjeras relacionadas con la historia de España…).

Dicho esto, os dejo un vídeo que publiqué en el Canal de YouTube del Blog Numismático mostrando 12 de los ejemplares que salen a subasta:

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Podéis seguir a Áureo & Calicó en Facebook y en Twitter.

Descripción de Áureo & Calicó

1812. Fernando VII. Cádiz. Promulgación de la Constitución. (Cano 84, en bronce plateado) (RAH. 470 y 471) (Ruiz Trapero 426, 427 y 428) (V. 292) (V.Q. 14190 var metal). Grabador: F. Sagau y Dalmau de Galcerán. Bella. Precioso color. Bronce. 64,76 g. Ø57 mm. EBC+.

Fuente

Adjunto también el comentario realizado en el catálogo a la medalla de la Constitución de Cádiz en oro.

Al inicio de la Guerra de la Independencia y a raíz de la invasión francesa, una de las primeras decisiones de la Junta Central en Sevilla fue la convocatoria de Cortes Extraordinarias con el objetivo de que, en ausencia del rey, pudiese tener la Nación Española una representación oficial y elaborarse un nuevo marco jurídico liberal y abierto a los nuevos tiempos e ideas. Así en la convocatoria a Cortes de la Junta de Defensa de Sevilla, se decía “se convocarán Cortes, se reformarán los abusos y se establecerán las leyes que el tiempo y la experiencia dicten para el bien público y la felicidad, cosas que sabemos hacer los españoles y que las hemos hecho con otros pueblos sin necesidad de que vengan los franceses a enseñárnoslas…”.

Las cortes abiertas en la Isla de León el 24 de septiembre de 1810 tuvieron como principal tarea la promulgación de una constitución política para la Monarquía. La Constitución de 1812 es la réplica nacional a los intentos modernizadores de los afrancesados y el nacimiento del movimiento Liberal español que se enfrentaría al Absolutismo y luego al carlismo durante casi todo el siglo XIX. Fue obra de una comisión presidida por Muñoz Torrero y formada por diputados liberales y realistas. Presentada por Agustín Argüelles, se debatió entre agosto de 1811 y enero de 1812. Así nacía el constitucionalismo español con estrechas vinculaciones con el modelo francés de la Constitución de 1791. En su Artículo 3 señalaba: “La soberanía reside esencialmente en la Nación …”. El pueblo la recibió con júbilo y elogió su proclamación. En Cádiz, Gijón, Segovia y El Ferrol, se acuñaron medallas para celebrarla, así como en América. Sin embargo, la vigencia de nuestra primera Constitución fue breve. El 4 de mayo de 1814, recién vuelto el rey a España y a instancias de un grupo de diputados del partido absolutista (69 serviles que le dirigieron el escrito conocido como el “Manifiesto de los Persas”), dictó un decreto anulando todo cuanto habían hecho las Cortes desde 1810 y declaró su abierta resolución de no aceptarla. Se restauró el Absolutismo y se persiguió a los Liberales. Esta Constitución fue modelo para muchas otras en América y en Europa, y volvió a entrar en vigor entre 1820 y 1823, y con carácter interino en 1836, como consecuencia del Motín de la Granja.

De estas medallas se acuñaron un total de dieciséis ejemplares en oro, cuatrocientos sesenta y dos en plata y cuatrocientos veinticuatro en cobre. Son un extraordinario monumento del paso del Antiguo Régimen hacia un muy precario Nuevo
Régimen.

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook y, si eres nuevo en el Blog Numismático, descarga gratis un e-Book de introducción a la numismática.

5 Comentarios

  1. Fremen 1 mes hace

    La medalla de la gran ironía. La constitución liberal por una cara y el rey absolutista que la derogó en la otra. No sé si es posible encontrar una ilustración mejor para nuestra triste historia.

  2. Victoria 1 mes hace

    Está claro que a Félix Sagau le gustaba su trabajo

  3. Lanzarote 1 mes hace

    Los guerreros representan a la España del viejo mundo (Marte) y a la España del nuevo mundo (Guerrero nativo americano):

    «Artículo 1: La Nación Española es la reunión de todos los Españoles de ambos Hemisferios.»

    «Artículo 5. Son españoles 1º Todos los Hombres libres nacidos y avecindados en los dominios de las Españas, y los hijos de estos (…)»

    La medalla es un reflejo de la Constitución cuya promulgación conmemora ;)

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    Muchas gracias a los tres por los comentarios.

  5. Jorge ( tutmosis V) 4 semanas hace

    Fernando VII abolió la Construcción de Cádiz por presión de los países de Europa???…ó por decisión propia??? Los monarcas tenían mucho miedo a que si concedían ideas liberales, acabarían con su poder.
    No debemos olvidar los 100.000 Hijos de San Luis que acabaron con el Trienio Liberal.
    Muchas gracias Adolfo!!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*