100 pesetas 1900, Quevedo

100 pesetas 1900, Quevedo

100 pesetas 1900 Quevedo

País: España

Ceca: Madrid

Denominación: 100 pesetas

Calidad: EBC

Casa de subastas:  Ibercoin

Fecha: 14 de julio de 2020

Precio de salida: 1.000 euros

El retrato de Quevedo

Si Don Francisco de Quevedo hubiese nacido en cualquier otro país, muy probablemente se le consideraría el mayor literato que jamás haya escrito en su lengua. Pero los castellanoparlantes tenemos la enorme suerte de que nuestro idioma ha sido trabajado por tantos y tan grandes artistas, que Quevedo debe compartir su gloria con un grupo de grandes nombres.

La numismática española ha reconocido a Quevedo en varias ocasiones. Yo diría que, tras Cervantes, es el literato que más ha aparecido en el numerario español. Los homenajes numismáticos que dedicó España a Quevedo se pueden centrar en dos tandas. La primera son los retratos en los billetes de finales del siglo XIX. A Quevedo se le representa en el rarísimo billete de 100 pesetas de 1880, en el de 25 pesetas de 1899, el de 50 pesetas de 1899 y el de 100 pesetas de 1900 (el que ilustra la entrada). Tras estos homenajes notafílicos hubo que esperar casi un siglo para que Quevedo se volviese a ver representado en la moneda española apareciendo en las monedas de 10 pesetas de 1995.

Tanto en los billetes como en las monedas Quevedo aparece representado con la misma imagen. Se trata del único cuadro que se conserva de él, el archiconocido retrato que le hizo Velázquez. Lamentablemente, el retrato original se perdió en el siglo XVIII y hoy solo contamos con tres copias del mismo que hicieron los seguidores del genio sevillano. Tal es la fama del retrato, del retratista y del retratado, que a partir de este cuadro no solo se han acuñado monedas sino también una palabra: llamamos «quevedos» a esas gafas circulares que se sujetan en la nariz.

Precio de las 100 pesetas de 1900, Quevedo

Todos los billetes españoles anteriores a 1905 son piezas raras. La notafilia clásica es preciosa pero bastante cara. Dentro de ellos, el de 100 pesetas de 1900 que representa a Quevedo es de los más asequibles incluso en una calidad alta, como es el ejemplar que aquí se muestra. Por citar ejemplares semejantes, se puede ver este que se remató en Spink por 1.000 libras en 2019 o este otro que se remató en Áureo en 1.200 euros también en 2019. En Estados Unidos parece que se paga algo más caro: este se fue a los $2.000 y este otro a $2.200. También vemos que no aparecen en el buscador ejemplares que suban de EF45, lo que da una buena idea de lo difícil que es pasar de una calidad EBC.

Las próximas subastas de Ibercoin

Ibercoin organiza una doble subasta para cerrar el curso los días 14 y 15 de julio. Yo diría que es la subasta más importante de cuantas han organizado desde su reapertura y muestra la clara tendencia ascendente que tiene esta casa en un mercado en el que no es nada fácil posicionarse.

La subasta del día 14 se dedica a la notafilia española. Es una subasta muy amplia con 979 lotes centrados en el siglo XX. Como siempre, para mí los más interesantes son los clásicos, donde se incluyen las 50 pesetas de Goya de 1886 y las de 1889, varios Jovellanos y varios de Quevedo. También hay una representación muy amplia de los billetes del siglo XX, con muchas series diferentes, parejas, tríos y demás. Hay billetes en SC y en calidades más bajas, así que todo tipo de bolsillos podrán encontrar algo de su interés. Seguro que también llaman mucho la atención los 324 billetes de la Guerra Civil. Son billetes muy variados y con unas calidades típicas de esta serie. Como curiosidad, creo que es la primera vez que se subastan en España billetes de 0 euros.

La subasta del día 15 la forman 1268 lotes que dan un repaso a la historia de la numismática española. Como comentario general, es una subasta cargada de monedas en calidades medias con algunos ejemplares que son una auténtica delicia. Los más sorprendentes de la Edad Antigua son el denario de Clodio Macer y este áureo de Adriano. En la Edad Media los dos enriques de la silla de Madrid (uno y dos) que ya adelantamos hace unas semanas; sin duda son la joya de la colección a las que se puede sumar el bonito sólido de Teodosio II. En la Monarquía Española destacan estos 320 reales de 1822. Los coleccionistas medios no tenemos que asustarnos por estos piezones porque hay monedas para todos los precios que resultan bonitas. Prueba de ello es esta silicua o los ejemplares de El Centenario de la Peseta.

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripción ofrecida por Ibercoin

100 Pesetas. 1 de Mayo de 1900. Serie E. (Edifil 2017: 308a). Raro en esta conservación. EBC.

Cuentas las crónicas de la época que aquel 1 de Mayo en Madrid, fecha de emisión de este billete, fue un rotundo éxito. Los discursos de los líderes sindicales y políticos, entre los que se encontraban Largo Caballero y Pablo Iglesias, ante un frontón abarrotado, se centraron en pedir “templanza” a los obreros, rechazar la violencia e incidir en la importancia del internacionalismo y de la fraternidad entre los obreros de todo el mundo.

Las cien pesetas de 1900 fueron de los últimos billetes ordenados bajo la Regencia de María Cristina, antes de que Alfonso XIII asumiera oficialmente el poder en 1902, y fueron dedicados al escritor Francisco de Quevedo y Villegas, quien ya había aparecido anteriormente en las 100 pesetas de 1880.
En esta ocasión, parece comúnmente aceptado que el retrato de Quevedo es obra del pintor madrileño Juan Var der Hamen aunque alguna corriente lo atribuya a su coetáneo Diego Velázquez. La elección de colores permanece fiel al estilo de los anteriores billetes, sobria en los anversos (azul y ocre, en el de 25; negro y amarillo, el de 50; y azul y verde, el de 100) y más llamativa en los reversos (rojizo, verde claro y anaranjado, respectivamente), siguiendo criterios de diferenciación de los billetes por colores similares a los establecidos en las emisiones de 1884, 1889, 1893 y 1898.

Fuente. Panorama numismático. José. A. Castellanos.

Fuente

Seguid otros comentarios en Facebook.

6 Comentarios

  1. Celso 2 semanas hace

    De mi colección de billetes, sin duda, los «clásicos» son mi pequeño tesoro. Y desde luego Quevedo, junto a Cervantes, Lope de Vega y otros muchos son los grandes olvidados de una casta de genios de la literatura española.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

      Hola Celso.

      Con esos clásicos, tu colección de billetes debe ser una maravilla.

      Saludos,
      Adolfo

  2. Celso 2 semanas hace

    Cuando empece a coleccionar en los años 90, como es lógico, los precios no eran tan caros, además era fácil conseguir los últimos billetes de pesetas por mi buena relación con algunos cajeros de las antiguas Cajas de ahorros. De los clásicos me falta algunos que son muy caros, de los que tengo, mi preferido es el del león acostumbrado.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 2 semanas hace

      ¿león acostumbrado?

  3. Celso 2 semanas hace

    Ja, quería decir león acostado, me pasa por escribir con el móvil.

  4. Celso 2 semanas hace

    Me refería a las 1000 pesetas del «ángel».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*