50 pesetas julio de 1884, Bravo Murillo

50 pesetas julio de 1884, Bravo Murillo

50 pesetas 1884

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Denominación: 50 pesetas

Año: Julio 1884

Calidad: EF45 (EBC)

Casa de subastas:  Soler & Llach

Fecha: 16 de julio de 2020

Precio de salida: 5.000 + 12.000 euros

El mayor hallazgo de billetes clásicos españoles

Como os comenté en la otra entrada dedicada a esta subasta, un amigo mío me ha contado la historia de algunos de los billetes de esta colección. Creo que es un tema digno de relatar porque se trata de un hallazgo único de billetes españoles.

Eran finales de los años 70 cuando se remodeló una antigua casa de postas localizada entre Navarra y Francia. Al tirar uno de los muros se encontraron una cesta en la que había un montón de billetes antiguos. Eran obreros que nada sabían de notafilia, así que se los vendieron a un comerciante local. Éste no tardó en vender el conjunto a un coleccionista muy potente de otra región de España. Al parecer, con lo que sacó en esa venta se compró un buen piso y todavía le sobró un pellizco. Este coleccionista (que Dios lo tenga en su Gloria) mantuvo el lote durante décadas. Viéndose anciano comenzó a vender algunos ejemplares. En una de estas ventas, mi amigo se hizo con una buena cantidad de ejemplares.

El tesoro encontrado se componía de 16.725 pesetas. Esto era un dineral en el siglo XIX que hubiera permitido a su dueño vivir holgadamente el resto de sus días. Vaya como ejemplo que a los quintos que les tocó ir a la Guerra de Cuba se podían librar con el pago de 1.500 pesetas. Pagó todo el que pudo, recopilando dinero de donde fuese para salvar la vida de esos pobres muchachos; pero la mayoría no fueron capaces de reunir esa cantidad ni juntando todo lo que tenían familiares y amigos. Este tesoro hubiera sido suficiente para librar de la guerra a 11 muchachos. Este inciso nos da una idea de la magnitud del tesoro.

Lo más impresionante de este hallazgo es que está compuesto por billetes correlativos y que no han circulado. Concretamente se tratan de los siguientes:

No hay más que mirar el precio de los billetes que salen a subasta para percatarse de la rareza de los mismos. Especialmente en la conservación que aquí se presentan. Los billetes clásicos generalmente han llegado a nuestros días muy retocados, ya sea planchados, lavados, restaurados… sin embargo estos están como nuevos. De hecho, un porcentaje muy significativo de los billetes españoles del siglo XIX que se ven en alta calidad por el mercado provienen de este hallazgo. Al ser de números consecutivos su procedencia se puede comprobar fácilmente.

El último punto, del que obviamente nunca vamos a tener respuesta, es qué motivación tuvo el dueño de la posta para guardar estos billetes. Mi primera idea es que esa posta pudiera ejercer como casa de cambio en la frontera entre España y Francia. Pero de ser así los billetes no estarían todos nuevos y mucho menos serían correlativos, además de que también hubieran aparecido billetes franceses. Probablemente el dueño guardaría en estos billetes su tesoro personal, preocupándose de guardar «billetes bonitos», recién salidos del banco; eso explicaría por qué los billetes están nuevos y son correlativos. Pero es una forma muy extraña de guardar un tesoro. Lo normal es que hubiera guardado monedas de oro o de plata. Afortunadamente no lo hizo así: en muchos casos son los únicos ejemplares que nos han llegado con sus tintas y su textura original.

Precio de un trío de 50 pesetas de julio 1884, Bravo Murillo

Se presenta un trío correlativo de las 50 pesetas emitidas en julio de 1884, dedicadas a Bravo Murillo. Este trío no se ofrece en un único lote, sino como un billete suelto por un lado y una pareja por otro. Esto es muy razonable porque hay más coleccionistas interesados (o que se lo puedan permitir) en billetes sueltos y en parejas que en tríos. De esta forma se da la opción a quien quiera un ejemplar suelto, una pareja o un trío que se haga con lo que busca. Lo mismo ocurre con los lotes 25 y 26, donde se ofrece un trío correlativo de las 1000 pesetas de 1895, dedicadas a Cabarrús (más raro todavía que las 50 pesetas de Jovellanos).

Se me hace muy complicado definir un precio a este trío por tres motivos. El primero es que los billetes de 50 pesetas de julio de 1884 que he visto subastados son todos en una calidad significativamente menor. Por poner un ejemplo, en enero de 2019 se remató uno en 1800 euros estando en MBC+. Si se sube a EBC y EBC+ bien puede rondar los 5.000-6.000 euros por ejemplar. La otra cuestión es que apenas se ven parejas o tríos de billetes clásicos españoles en subastas y mucho menos en estas calidades. La tercera es que yo no controlo tanto los billetes como las monedas. Con todo, mi intuición me dice que el precio de remate razonable no debería ser muy lejano del precio de salida. Pero este trío que se ofrece (y lo mismo digo del Cabarrús) es algo totalmente único. Basta con que sean dos los que quieran los billetes para que el precio suba.

Sobre la Colección Céspedes

Soler & Llach organiza una subasta de billetes el 16 de julio.  Esta colección está centrada en el Banco de España y toma su nombre de Pablo de Céspedes, quien ilustra el billete que comentamos en otra entrada.

La colección arranca con varios vales carlistas que a mí personalmente siempre me han parecido muy interesantes (ejemplo). Luego se ofrecen 17 lotes de billetes clásicos de un nivel altísimo, muchos de los cuales he citado aquí. Entrando en el siglo XX aparecen billetes de un amplio rango de precios pero siempre manteniendo un nivel de calidad muy adecuado; por poner un ejemplo de los lotes que más me han gustado puedo citar a las 1000 pesetas de 1907 y la pareja de Hernán Cortés en MS67.  También hay algunos billetes de la Guerra Civil y 130 lotes de billetes extranjeros, algo que no se suele ver en nuestro país. Creo que es una colección interesante para los coleccionistas medios del billete español como para los más potentes. Una característica que suelen tener las subastas de Soler & Llach.

Podéis seguir a Soler & Llach en su web, en Twitter y en Instagram.

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripciones de Soler & Llach

BANCO DE ESPAÑA. 50 Pesetas. 1 Julio 1884. Bravo Murillo. Este billete está dedicado en anverso a Bravo Murillo junto a motivos del fulgurante progreso que traían las máquinas de vapor para la comunicación y el comercio (barco y ferrocarril). El reverso de este billete suele tener perdido el color lila suave debido a que se fabricaron con una tinta inestable que ante cualquier manipulación o incluso por mala conservación o exposición solar prolongada quedan «blanquecinos». Precintado y garantizado por PMG (nº 8043472-001) como 45 CHOICE EXTREMELY FINE. Pedigrí de colección privada. (Posibilidad de hacer un trío correlativo con el lote siguiente). Ed-288. EBC.

Fuente

BANCO DE ESPAÑA. Lote 2 billetes 50 Pesetas. 1 Julio 1884. Bravo Murillo. Pareja correlativa. Estos dos billetes están tan bien conservados que poseen íntegramente las tintas lila con que los imprimieron en los talleres del Banco de España y son un deleite visual… MAGNÍFICOS. Poco más que añadir sobre la calidad de estos dos billetes sacados del taco hace más de 135 años por algún potentado que los guardó y nunca llegaron a ponerse en circulación. Precintados y garantizados por PMG (nº 8040417-005 y 8043472-002) como 50 EPQ. SUBLIME CALIDAD. Pedigrí de colección privada. Ed-288. EBC+.

Fuente

Seguid otros comentarios en Facebook.

1 Comentario

  1. Ferran 3 meses hace

    Muy buena entrada Adolfo,
    Me fascinan estas informaciones de hallazgos tanto de monedas como en este caso de billetes guardados en sitios inverosímiles como el muro de una casa.
    La verdad que en este caso al tratarse de billetes tan antiguos y escasos incluso correlativos y sin circular aún hace más romántica esta historia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*