Tremis de Tulga, acuñado en Barbi

Periodo: Edad Media

País: Reino Visigodo

Reinado: Tulga

Denominación: tremis

Material: oro

Peso: 1,13 g.

Conservación: MBC+

Casa de subastas: Jesús Vico

Precio de salida: 4.000 €

Fecha: 12 de julio de 2022

La ceca de Barbi

Los oscuros siglos de la Alta Edad Media son muy difíciles de estudiar. En muchos casos apenas se cuenta con documentación de la época y los restos arqueológicos no son suficientes como para extraer conclusiones sólidas. Muchas veces todo lo que se puede hacer es lanzar hipótesis con más o menos sustento, pero siendo siempre conscientes de que podemos estar plenamente equivocados. Esto es lo que ocurre con la ciudad visigoda de Barbi.

Parece muy claro que la ciudad de Barbi se encontraba en una zona interior de la Provincia Baetica; lo que hoy es la Andalucía interior. A principios del siglo VI esa zona no estaba controlada por los visigodos, sino por los bizantinos. Ellos se habían instalado en el sur de la Península Ibérica fundando la Provincia de Spania; una provincia densamente poblada si se compara con el resto de la Península. Fue en las primeras décadas del siglo VI cuando los visigodos lograron expulsar a los bizantinos en un proceso de conquista del que no sabemos demasiado.

La ciudad de Barbi –que según algunos autores es probable que se encontrase cerca de la actual Antequera– se encontró durante varios años en el limes entre el Reino Visigodo de Toledo y la Provincia Bizantina de Spania. Ya en el año 612 hay una ley de Sisebuto contra los judíos de la zona en la que se cita a Barbi, por lo que es seguro que para entonces la ciudad estaría bajo el control de Toledo. Esto hace pensar que Barbi probablemente fue conquistada en época de Gundemaro (610-612). 

A partir de Sisebuto se emitió moneda en Barbi. Esto es algo inusual porque Barbi no era sede episcopal. De hecho, es la única ceca de la Provincia Baetica que emitió moneda sin ser sede episcopal. Por ello, parece lógico pensar que se tratasen de monedas emitidas para pagar a un ejército situado en la zona para combatir a los bizantinos. 

Las acuñaciones de Barbi a nombre de Sisebuto (612-621) son relativamente abundantes. También lo son las acuñaciones a nombre de Suintila (621-631), que fue quien expulsó a los bizantinos de la Península Ibérica. Recaredo II (621) acuñó pocas, algo normal porque reinó unos pocos meses. Mucho más escasas son las de Sisenando (631-636) y, sobre todo, Chintila (636-640) y Tulga (640-642). La política de centralización de la producción monetaria que llevó a cabo Chindasvinto (642-653) implicó el cierre de la ceca de Barbi.

En definitiva, siguiendo las hipótesis anteriores, tenemos que Barbi comenzó a acuñar en para pagar al ejército que expulsase a los bizantinos. Una vez que estos fueron expulsados las acuñaciones en Barbi tuvieron cada vez menos sentido y fueron cada vez más escasas, siendo Tulga el último rey que vio impreso su nombre en un tremis de Barbi.

La próxima subasta de Jesús Vico

Jesús Vico organiza la subasta presencial 162 para el día 12 de julio de 2022. Es una subasta que repasa la historia de la numismática en 508 lotes, a los que añade 108 lotes de arqueología (incluyendo 43 objetos pertenecientes a la colección de Rafael Tauler Fesser). En lo siguiente haré un pequeño repaso de la parte numismática.

Como es habitual en las subastas de Jesús Vico, la Edad Antigua está muy bien representada y trae ejemplares realmente soberbios. Hay monedas íberas tan interesantes como este as de Sekaisakom. También hay bastantes platas de la Grecia Antigua muy bonitas, como este tetradracma de Siracusa, Mucho más raro es este as de Olbia

Pero si algo destaca en esta subasta son las monedas romanas y, muy especialmente, los sestercios de la Dinastía Julio-Claudia. Hay 36 sestercios de esta dinastía de un altísimo nivel. Hay cinco ejemplares de Claudio, uno rarísimo de Británico, otro de Calígula, otro de Druso con los dos gemelos, uno de Tiberio “Divo Augusto”, dos ejemplares de Nerón con el mítico Puerto de Ostia… Una selección de sestercios realmente impresionante. Pero con estos sestercios no acaban las monedas romanas; otras piezas interesantes son los denarios de las legiones de Marco Antonio, el denario de Galba o el rarísimo áureo de Tito

En la Edad Media también hay muy buenas piezas, especialmente de oro. Entre los 15 tremises visigodos se pueden encontrar dos ejemplares de Tulgan y un rarísimo tremis de Witiza acuñado en Tarragona. En los reinos cristianos bien se puede destacar el enrique de la silla, la dobla de Alfonso de Ávila y el triente valenciano de Alfonso V.  

A la Monarquía Española se le da un repaso más rápido, pero sigue dejando monedas interesantes. Algunos ejemplos son el medio excelente de los Reyes Católicos, el 2 reales mexicano de Juana y Carlos o la onza sevillana de 1774 (una fecha muy escasa). Entrando en la peseta se ofrecen dos de las monedas más buscadas por los coleccionistas: el duro de 1869 y la peseta de Benlliure

Los lotes más destacados de la subasta se acompañan de fotografías adicionales y de vídeos. Además de que son excelentes recursos para los coleccionistas y los potenciales pujadores, agradezco el gesto de Jesús Vico porque esos vídeos los estoy usando para el canal de TikTok del Blog Numismático

Podéis seguir a Jesús Vico en su web, en Facebook, en Instagram y en Youtube.

Descripción Jesús Vico

REINO VISIGODO. TULGAN. Tremissis. Barbi. AU 1,13 g. 17,2 mm. CNV-390. Golpecito en rev. MBC+. Rarísima.

Fuente.

Comentarios en: Tremis de Tulga, acuñado en Barbi

  1. Podríais indicarme algún catálogo online de moneda visigoda para principiantes??? Gracias a Áureo y a Tauler tenemos mucha información numismatica, pero me falta ese periodo por cubrir.

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      Hola Carlos.

      Que yo sepa no hay nada.
      En los últimos años ha habido varios autores españoles que han publicado sus catálogos online y gratuitos. Pero todavía faltan algunos periodos: la Corona de Aragón; la moneda visigoda; y la moneda íbera. A ver si poco a poco se van cubriendo todos los periodos.

      Mientras tanto, el catálogo de Ruth Pliego sigue siendo la mejor alternativa: https://www.pliego.eu/index.php?s=detalles&id=586

      Saludos,
      Adolfo

  2. Una pequeña errata en el texto. Donde dice que Suintila expulsó a los “visigodos” debe decir a los “bizantinos”.
    Un saludo

  3. Adolfo Ruiz Calleja

    En el grupo de Información Numismática de Discord, Domitilo me hizo una pregunta muy interesante: ¿cuanto porcentaje de oro tenían estas monedas? y, si era oro tan bajo ¿cómo es que eran aceptadas cuando los mismos visigodos acuñaban monedas de buena ley en otras cecas?

    No sé el porcentaje de oro de estas monedas, pero desde luego que era oro bajo y que las monedas andaban escasas de peso. Vamos, que tenían sensiblemente menos oro del que deberían. Fue justamente por eso por lo que Recesvinto (quien gobernó inmediatamente después de Tulga) tuvo una política centralizadora de las emisiones de monedas y cerró cecas como la de Barbi. Esto daría para otra entrada, pero ahí dejo la idea principal.

    Saludos,
    Adolfo

    1. Supongo que si creas una ceca para pagar a un ejército te puedes permitir cierta sisa en la ley y, si alguien protesta, remitirle al maestro armero; literalmente. Eso sí, siempre y cuando el ejército no sea lo suficientemente grande como para darse la vuelta y presentarte una reclamación “formal”.

      También es verdad que parece muchos años para una estafa continuada.

      1. Adolfo Ruiz Calleja

        Más bien al revés: las monedas suelen ser de buena ley cuando hay que pagar a tropas. Lo primero porque si alguien se juega la vida por un rey, exige a ese rey un pago en oro/plata y no de cualquier manera. Lo segundo porque esas tropas quizá hagan una “reclamación formal”, como bien dices. Esto es una constante en la historia que llega hasta nuestros días.

        La ceca de Barbi acuñó monedas de buena ley mientras estaban en un proceso de conquista de la Provincia de Spania. Una vez que acabó la conquista y que, entiendo yo, las monedas se utilizarían para pagar impuestos o para el comercio pacífico, esas monedas dejaron de tener buena ley.

        Saludos,
        Adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba