María II de Portugal: sus monedas de oro

Doña María II de Portugal tuvo una vida complicada y un reinado difícil que la sobrepasó. Subió al trono en 1826, con tan solo 7 años, tras la abdicación de su padre, el constitucionalista Don Pedro IV de Portugal (Pedro I de Brasil).  Pero en 1828 su tío Manuel I, absolutista y regente de Portugal, buscó una jugarreta para destronar a María y hacerse él mismo con la corona. Esto generó una guerra civil en el país luso que enfrentó a liberales constitucionalistas y conservadores absolutistas. La guerra finalizó en 1834, cuando Manuel I salió al exilio y María II recobró el trono. Acababa de cumplir 15 años.

Las primeras acuñaciones a nombre de María II se realizaron en 1833, cuando todavía no había acabado la guerra civil. Se acuñaron monedas de oro, plata y bronce. En lo que sigue me centraré exclusivamente en las monedas de oro.

María II: Monedas según el sistema tradicional

En 1833 se acuñaron las llamadas “peças”, tal y como se venían forjando monedas en Portugal. Son monedas que pesaban 14,3 g. 

Lo más extraño de esa primera emisión áurea de María II es el extraño peinado que porta. Tiene un moño que más parece un rey sasánida que una reina quinceañera del siglo XIX. A este busto se le denomina “degolada”. Aquí podéis ver un ejemplar.

María II, peça 1833 “degolada”.

Este busto no debió gustar mucho, pues el mismo año de 1833 se grabó otro con un peinado más discreto, más elegante y más propio de la época. Además, el busto es más pequeño, dejando algo de espacio para el cuello del vestido.

María II, peça 1833.

Este segundo busto se acuñó entre 1833 y 1834. Ya en 1835 se volvió a grabar otro retrato en el que se vuelve a modificar el recogido del pelo, así como el vestido.

María II, peça 1834.

La pobre María contaba con 16 años y ya había visto una guerra civil, tres bustos suyos en las monedas portuguesas y se había casado dos veces. ¡Eso sí que es vivir deprisa!

María II: Monedas según el sistema decimal

El 24 de abril de 1835 se aprobó en Portugal una ley para establecer el sistema decimal en las monedas portuguesas a partir de 1836. Se tomó el real portugués (reis) como base del sistema monetario. 

El cambio al sistema decimal implicó modificar los valores, los pesos y los diseños de todas las monedas. Si nos centramos en las de oro nos encontraremos tres valores: 5.000 reis, con un peso de 9 gramos; 2.500 reis, con un peso de 4.5 gramos; y 1.000 reis, con un peso de 1.8 gramos (equivalente a la más alta denominación de plata).

Las monedas de 5.000 reis (también llamadas “coronas”) se acuñaron en los años 1836, 1838, 1845 y 1851. En todos los años tienen el mismo diseño

María II, 5.000 reis 1838.

Las monedas de 2.500 reis (también llamadas “medias coronas”) se acuñaron en 1836, 1838, 1851 y 1853. Pero en este caso hay tres diseños distintos. El primero de ellos lo comparten las monedas de 1836 y 1838, que coincide con el diseño de 5.000 reis:

María II, 2.500 reis 1836.

El diseño de los 2.500 reis de 1851 presenta a una reina con más mofletes:

María II, 2.500 reis 1851.

Se ve que María siguió engordando (era una mujer obesa), pues en los 2.500 reis de 1853 se la representó con unos mofletes semejantes pero con más papada:

María II, 2.500 reis 1853.

Las monedas de 1.000 reis solo se emitieron en 1851, con un busto equivalente al de los 2.500 reis de ese mismo año:

María II, 1.000 reis 1851.

El 15 de noviembre de 1853 falleció María II tras haber dado a luz a su undécimo hijo. 

Los paralelismos de María II de Portugal con Isabel II de España son más que evidentes: reinaron al mismo tiempo, se hicieron con el trono siendo niñas, tuvieron que enfrentar guerras civiles contra absolutistas que ellas no comprendían, eran obesas… Y en sus monedas también encontramos semejanzas. En ambos casos hicieron la transición definitiva a un sistema decimal; también vemos que la estética e idealización de los bustos es semejante.

La próxima subasta de Numisma Leilões

Numisma Leilões subasta la Colección Cientista el próximo 20 de abril. La colección consta de 387 lotes de monedas portuguesas y brasileñas. Es una colección muy cuidada en la que la inmensa mayoría de las monedas son de oro (el resto son platas de módulo grande). La colección busca representar todos los tipos de monedas de oro, si bien hay algunos tipos en los que se incluyen los distintos años.

La colección arranca con un precioso morabetino de Sancho I. Luego pasa por los oros del siglo XV y del XVI; entre ellas hay monedas tan bonitas como este San Vicente de Juan III. Luego hay un salto hasta finales del siglo XVII, es decir, la Dinastía Filipina (los Austrias) no están representados en la Colección Cientista. Esto da un repaso muy detallado a todas las monedas de oro de la Monarquía Portuguesa. Entre ellas hay ejemplares tan interesantes como el dobrao de 1724 o el primer ejemplar que se representa en esta entrada.  

Creo que la Colección Cientista es una muy buena oportunidad para quienes quieran adquirir monedas de oro portuguesas, o simplemente para quienes se sientan atraídos por la numismática lusa y quieran ver la evolución de sus tipos.

Numisma Leilões organiza sus subastas en Bid Inside. Podéis ver otras tiendas disponibles y subastas organizadas en Bid Inside. También podéis seguir a Bid Inside en Twitter, en Facebook y en Instagram.

Comentarios en: María II de Portugal: sus monedas de oro

  1. Muy interesante. La verdad es que La moneda portuguesa con sus dinares, morabetinos y monarquias son muy bonitas y tienen una historia parecida a la española.
    En Brasil están también las reacuña iones y resellos de 8 reales españoles y su moneda de oro. De este tema sería bueno un blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba