Srang, la moneda de plata del Tíbet

El Tíbet es un país que atrae simpatías; yo diría que en occidente se tiene una visión un tanto idealizada del Tíbet. Más todavía por ser un país anexionado por China al que siempre se le considera una víctima. A pesar de ello, la moneda tibetana es muy desconocida en España. No es de extrañar, pues el Tíbet es un país que nos queda muy lejos, tanto geográfica como culturalmente.

En este artículo voy a introducir algunas de las monedas tibetanas de plata del siglo XX. Son monedas asequibles, bonitas y no muy complicadas de identificar en comparación con otras monedas asiáticas.

Las monedas del Tíbet a partir de 1909

El srang es fue introducido en 1909 como unidad de moneda tibetana y perduró hasta 1959, el año del famoso Levantamiento Tibetano. Durante esta primera mitad del siglo XX el srang circuló junto con el tangka, que era otra moneda de plata tibetana que se venía acuñando desde el siglo XVIII.

Tibet. Tangka, 13 BE año 46, 1792.

El srang se dividía en 10 sho y éstos en 10 skar. Es decir, 1 srang equivalía a 100 skar. Al seguir una relación decimal es bastante fácil de entender.

Lo que puede ser un poquito más lioso es la cantidad de valores que se asignaron a las monedas de cobre y de plata. Aquí tenéis un listado ilustrado de esas emisiones. Voy a enumerarlas:

Con valores en skar se emitieron ½ skar; 1 skar; 2 ½ skar; 5 skar; y 7 ½ skar. Todas ellas se emitieron en cobre.

Con valores en sho se emitieron ⅛ sho, ¼ sho, 1 sho (plata), 1 sho (cobre), 2 sho (plata), 3 sho, 5 sho (plata), 5 sho (cobre).

Con valores en srang se emitieron 1 srang (plata), 1 ½ srang (plata), 3 srang (plata), 10 srang (vellón) y 20 srang (oro).

Tibet. 1 ½ srang 16 BE año 12, 1938.

Las monedas de ⅛ de sho, ¼ de sho, 1 sho de plata y 2 sho de plata se emitieron en 1909 y 1910. Entiendo que pronto se dieron cuenta de que era preferible que los divisores del sho se nombrasen como múltiplos de skar y que se dejase la plata para monedas de 5 sho en adelante. Tras la Segunda Guerra Mundial las monedas de 5 sho pasaron a ser de cobre.

Las monedas de srang siempre fueron en metales nobles, pero sufrieron una fuerte devaluación. Así, la moneda de un srang de 1909 pesaba 18.5 gramos de plata, mientras que la de 3 srang de 1935 pesaba 12.50 gramos. Las emisiones de 10 srang de finales de la década de 1940 eran de vellón.

En cuanto a las monedas de tangka, estas cohabitaron con los skar, sho y srang, si bien a partir de 1910 no se emitieron para su circulación. 1 tangka equivalía a 15 skar. Es decir, 1 srang eran 6 ⅔ tangka.

Tibet. 10 srang 16 BE año 22, 1948.

El calendario tibetano

A partir de aquí me centraré en la identificación de las monedas de 3 srang. Son monedas muy llamativas y que sirven para ejemplificar cómo identificar las monedas tibetanas. Ya veréis que no es muy complicado.

Como no podía ser de otra manera, estas monedas siguen el calendario tibetano. Este calendario es bastante complejo. Se basa en ciclos de sesenta años (rabjyung) y dentro de cada ciclo se definen los años (lo). Cada uno de estos años se relaciona con un animal, un elemento y un sexo, generando unos ciclos bastante complicados en los que no vamos a entrar.

Lo que nos importa para las monedas de 3 srang -que se acuñaron entre 1933 y 1946- es que en 1926 comenzó el rabjyung 16. Por tanto, las monedas se data con rabjyung 16 y el año dentro de dicho rabjyung.

3 srang 1933 – 1934

Tibet. 3 srang 16 BE año 7, 1933.

El primer tipo de monedas de 3 srang se acuñó en 1933 y 1934. Es sensiblemente más raro que el segundo tipo.

En su anverso vemos un león hacia la izquierda, rodeado de un montón de ornamentos. En la orla exterior aparece una leyenda tibetana separada por cuatro nudos infinitos, que es un símbolo tibetano de buen augurio.

La leyenda del anverso indica: “དགའ་ལྡན་ཕོ་བྲང་ ཕྱོ་ ལས་རྣམ་ རྣམ་རྒྱལ”, que significa “El Ganden Phodrang, victorioso en todas las direcciones”. Ese Ganden Phodrang al que se refiere era la residencia del Dalai Lama.

En el reverso nos encontramos unas letras en el centro, junto con unos ornamentos. Esas letras indican: “སྲང གསུམ་”, que significa “3 srang”. En la orla exterior nos volvemos a encontrar una leyenda separada por tres nudos infinitos.

La leyenda del reverso indica (en el caso de la moneda de la imagen): “རབ་བྱུང་ བཅུ་དྲུག་ལོ་ ལོ་ བདུན”, que significa “rabjyung 16, año 7”. Es decir, está datando la moneda para indicar, en este caso, que es del año 1933. En la siguiente imagen podéis ver dónde se encuentra el dígito que define la fecha de la moneda. Solo hay dos años posibles, así que identificarlos no debería ser un problema. Si el dígito es “དུ” (como en la imagen), entonces es el año 7 y se corresponde a 1933. Si el dígito es “རྒྱ”, entonces es el año 8 y se corresponde a 1934.

Tibet. 3 srang 16 BE año 7, 1933. Dígito de la fecha.

3 srang 1935 – 1946

Tibet. 3 srang 16 BE año 10, 1936.

El segundo tipo de monedas de 3 srang se acuñó entre 1935 y 1938, con una emisión a mayores en 1946. La estructura de la moneda, en su anverso y su reverso, es igual que la del tipo anterior.

En su anverso encontramos un león pasando frente al monte Kailash con dos soles en el fondo. En la orla exterior se encuentra la leyenda en caracteres tibetanos separados por varios símbolos de buenos augurios.

La leyenda del anverso es la misma que en el primer tipo: “དགའ་ལྡན་ཕོ་བྲང་ ཕྱོ་ ལས་རྣམ་ རྣམ་རྒྱལ” (“El Ganden Phodrang, victorioso en todas las direcciones”).

En el reverso se representa una vasija del tesoro, otro símbolo budista de buen augurio. De esta vasija salen hojas y también la rodean distintos ornamentos. La orla exterior vuelve a tener caracteres tibetanos separados por varios símbolos de buenos augurios.

La leyenda del reverso es semejante a la del primer tipo. La diferencia es que, como en este segundo tipo no aparecen los caracteres en el centro indicando el valor de la moneda, esa información se traspasa a la leyenda. Así, se indica: “རབ་བྱུང་ བཅུ་དྲུག་ལོ་ ལོ་ བཅུ་ སྲང་ གསུམ་”, que significa para el caso de la moneda de la imagen “ciclo 16, año 10, 3 srang”. Es decir, está indicando el valor y la datación de la pieza.

Todas las leyendas de los 3 srang del segundo tipo tienen la misma leyenda salvo por los dos dígitos que definen su fecha. En la imagen siguiente se resalta dónde se encuentran. Este tipo de monedas se emitieron durante más años, así que la casuística es algo mayor, veamos:

  • དགུ” →  9 (1935).
  • བཅུ” →  10 (1936).
  • བཅུག” →  11 (1937).
  • བཅུས” →  12 (1938).
  • ཉིཤུ” →  20 (1940).
Tibet. 3 srang 16 BE año 10, 1936. Dígitos de la fecha.

La próxima subasta de Monedalia

Monedalia organiza una nueva subasta para el día 30 de noviembre. Ya sabéis que esta casa de subastas barcelonesa ofrece dos subastas al año, una a mediados de año (ya comentamos la del pasado junio) y otra a final de año, que es la presente.

Se trata de una subasta para todos los públicos. Hay algunas monedas de alto valor pero por lo general son piezas bonitas en calidades medias. Yo creo que a muchos coleccionistas de a pie les puede interesar esta subasta, especialmente si coleccionan moneda internacional.

La subasta arranca con 57 monedas de oro, entre las que destaca por su rareza la corona de Francisco José I, acuñada en Viena en 1864. La colección sigue con 57 monedas españolas, centrándose sobre todo en las platas del siglo XIX. También se incluyen varios errores de las últimas décadas.

Posteriormente se entra en la moneda internacional, que supone el grueso de la colección. Se ofrecen 35 pruebas francesas del siglo XX, lo cual es más que extraño en una subasta española. Vienen después las monedas de muchos países, estructuradas por continentes. En total son unos 900 ejemplares y 60 lotes que cubren el mundo entero, especialmente las acuñaciones de los últimos 200 años.

Tened en cuenta que las monedas virreinales se encuentran descritas en los países que actualmente conforman el territorio en cuestión y no se describen como moneda española. Por ejemplo, este estupendo 8 reales potosino de Carlos III aparece en el apartado de Bolivia. Esta forma de clasificar puede sorprender a algunos coleccionistas pero es muy normal en subastas internacionales.

Por último, se ofrecen algunos billetes clásicos, tan interesantes como estas 1.000 pesetas de 1895 “Conde de Gabarrús”, acompañados por unos 250 billetes de la Guerra Civil.

En el siguiente vídeo os muestro algunos de los ejemplares que pude ver en mi última visita a Barcelona:

Comentarios en: Srang, la moneda de plata del Tíbet

  1. Excelente entrada, yo tuve una colección decente de skar, sho y algún tangka, eran monedas especiales que daba mucha satisfacción tener, pero debido a las enormes cantidades de variantes, me desice de ella al ser una colección que se escapa de mi bolsillo y ser algo complejas de consegir y prefería centrarme en otros temas, magnífico repito.

  2. Adolfo Ruiz Calleja

    Manuel Mozo no deja de sorprenderme: ¡¡es un gran conocedor de la moneda tibetana!!

    En mi perfil de Facebook ha comentado lo siguiente:

    Muy buen trabajo Adolfo que sin duda aplaudo.
    No se si sabes que eres la segunda persona (que me conste) que escribe en modo artículo en castellano en toda la historia sobre estas maravillosas piezas tibetanas.
    Me consta que se está haciendo un excepcional trabajo al respecto también en Méjico pero a día de hoy aún no está publicado.
    Me ha encantado tu texto (aunque en algunos aspectos socio políticos espinosos no estoy de acuerdo) y sin duda creo que además de en internet deberías publicarlo “en papel”. Me gustaría al menos (si es posible) poder contar con él.
    Con tu permiso reproduzco lis enlaces que sobre diferentes aspectos de la moneda tibetana publique hace algunos años. Los pongo debajo:

    Estudio de los 20 Tam Srang tibetanos emitidos por Thupten Gyatso (1876-1933), XIII Dalai Lama del Tibet

    Simbología lamaísta en las monedas del Tibet

    Por cierto “dGan ldam pho brang phyad (co) las nam rgyal” tenia un significado dual: de un lado se refería al gobierno del Tíbet organizado en torno a la reencarnación de la emanación compasiva de Chenrezig (Avalokitesvara), el buda blanco de la comparación reencarnado en la persona del Dalai Lama, líder espiritual de los “gorros amarillos; y también al monasterio de Gan Den (en Lhasa) donde esta ubicado el primer buda llegado al Tíbet supuestamente traído por una princesa nepalí que se casó con el primer rey tibetano importante Songtsen Gampo (604-650)

    […]Durante bastantes años me dediqué bastante en profundidad hasta el punto de llegar a tener la colección de tibetano mejor de España y la segunda mejor de toda Europa.
    También me interese bastante por las piezas de Bhutan y de Ladakh.
    Pero bueno… termine dejándolo. Aunque si que es un tema que me encanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba