A subasta la Colección León España

A subasta la Colección León España

La casa de subastas Cayón organizó una subasta para el día 20 de marzo de 2020 con parte de la Colección León España, perteneciente a los herederos de León Hernández-Canut. Según reza la publicidad de Cayón, se trata de «la colección de moneda medieval española más importante jamás subastada». Hay que entender esta afirmación dentro de un contexto publicitario, pero ya nos da una idea de que se trata de una colección realmente extraordinaria. En verdad está formada por monedas de extrema rareza y altísima calidad. Esta primera parte de la subasta se compone por 604 ejemplares, donde destacan unos vellones románicos castellanos y leoneses propios de un cuento de hadas. Yo me he quedado realmente impresionado de que existiesen ejemplares así (véase el maravilloso vellón palentino de Urraca I y el dirham toledano de Alfonso VI que ilustran esta entrada).

Ni qué decir tiene que ahora, cuando la moneda medieval castellana y leonesa se vende muy bien, una subasta así supone una golosina tanto para quienes nos gusta ver monedas como para quienes pueden permitírselas. Más aún con los precios tan bajos con los que salían a subasta, pues se hace soñar a muchos coleccionistas con poder tener monedas tan maravillosas como las que ahí se subastan. Fueron muchos los aficionados que pujaron y oí decir a más de uno que no compraba monedas porque «estaba ahorrando para la de Cayón». Algo normal porque esta colección suponía una oportunidad única para incorporar ejemplares a las mejores colecciones de moneda medieval. Ir a por algunas de estas monedas supondría un desembolso de varios miles de euros, así que es normal que los coleccionistas se estuvieran guardando. También conozco a coleccionistas de zonas costeras que fueron a Madrid exclusivamente para valorar algunos vellones con sus propios ojos. Pocas veces una colección tan especializada atrajo tanta atención.

dinero Palencia Urraca IDebido al confinamiento que comenzó a mediados de marzo, la subasta se pospuso indefinidamente. Supongo que algunos coleccionistas lo viesen como una buena noticia porque les permitía ahorrar unos meses más y llegar a la subasta con más músculo financiero. Finalmente, se publicó que la subasta acontecería el día 19 de junio de 2020; es decir, tres meses más tarde que la fecha oficial. Además, las pujas se haría exclusivamente online. Hasta ahí es todo normal: en estos meses hemos visto a muchas firmas europeas y estadounidenses sacar colecciones importantes online con un gran éxito en cuanto a los remates.

La sorpresa ha ocurrido con la aparición del nuevo lote 1A: un lote que sale por 300.000 euros e incluye la totalidad de la colección salvo 10 ejemplares; en caso de que este lote recibiese una puja, se cancelaría automáticamente la venta de 594 monedas, dejando solo 10 en subasta. El lote 1A tuvo una puja, lo cual canceló 594 lotes. Ahora solo se puede pujar por dicho lote de conjunto y por otros 10 ejemplares que no pueden exportarse de España.

Os podéis imaginar que muchos coleccionistas se sienten enfadados, desazonados y desilusionados pues les quitan la posibilidad -probablemente para siempre- de poderse hacer con ciertas monedas de envergadura. Este enfado se ha visto reflejado en foros y en Facebook. Ahí se han vertido opiniones que prefiero no reproducir. También hay expertos en moneda medieval que han dado su opinión al respecto. Quien quiera que lo lea y saque sus propias conclusiones; ya os adelanto que la rumorología está jugando un papel importante.

La pregunta que algunos se hacen es si esto se puede hacer. La respuesta es que esto es plenamente legal. De hecho, en las condiciones de la subasta se indica lo siguiente:

7. Sin aviso previo, los lotes podrán ser agrupados, divididos, excluidos y/o alterados en el orden de subasta sobre la base de la potestad discrecional del subastador

Por otro lado, aunque los coleccionistas de monedas no estamos acostumbrados a este tipo de situaciones, esto no es muy de extrañar en otro tipo de coleccionismos. Por ejemplo, en sellos ha habido bastantes casos en los que una colección se ofrece como un lote y, solo en el caso de que ese lote no tenga pujas, se ofrecen los ejemplares por separado (esto lo he visto, por ejemplo, en Iberphil). Supongo que esto se haga porque el cedente prefiera que su colección mantenga su unidad, y solo en el caso de que nadie quiera hacerse con la colección al completo, se proceda a venderse las piezas por separado.

Ahora bien, un denominador común de los casos que he conocido es que el lote que supone hacerse con la colección al completo es un lote bastante caro. En este caso la salida de 300.000 euros no se me antoja alta (lo mismo opinan aquí y aquí expertos que saben mucho más que yo del mercado de moneda medieval). De hecho, al poco de publicarse tuvo una puja. Supongo (pero esto es solo un suponer) que esto se deba a la voluntad de los herederos del coleccionista de que la colección se mantenga junta aunque el dinero que reciban no sea tan alto como si se vendiese pieza a pieza.

Otra pregunta es por qué ha aparecido el lote de conjunto a finales de mayo en vez de cuando se publicó por primera vez la subasta. Obviamente yo no puedo dar una respuesta. Pero os reproduzco parte del correo electrónico que, al parecer, envió Cayón a quienes habían pujado en la subasta (un coleccionista lo ha publicado aquí y otro aquí):

Lamentamos el inconveniente que le haya podido producir la agrupación de los lotes, pero es una solución adecuada tanto para la propiedad como por el interés que ha mostrado el comprador para mantener la colección unida, opción que ha surgido dadas las extrañas circunstancias de los últimos meses. En cuanto que se ha adoptado esta decisión, con tres semanas de antelación a la subasta, le estamos avisando.

Entendemos que aunque pueda tener algún sentimiento desazonado, fruto de la pasión por querer adquirir alguno de los lotes en particular, es un aviso con suficiente margen como para que los clientes puedan adaptarse a esta nueva situación y pujar por el lote de conjunto y/o focalizarse en los otros lotes individuales

Como veis, he relatado hechos y he apuntado a todas las fuentes que he leído al respecto. Mi opinión prefiero no darla porque para tener una opinión razonable de todo esto tendría que hablar con la casa Cayón. Al ser una empresa con la que apenas tengo relación no creo que me vayan a decir más que lo que han dicho a sus clientes en el correo electrónico. Así que hasta aquí llega lo que yo puedo decir. Entiendo la desilusión y el enfado de muchos coleccionistas de moneda medieval. A todos ellos les invito a que lean los artículos de León Hernández-Canut que ha recopilado y publicado Cayón.

Os pido que en cada comentario a esta entrada se acompañe del nombre y apellidos de su autor.

Seguid otros comentarios en Facebook.

16 Comentarios

  1. JUAN CARLOS BASABE LEOZ 1 mes hace

    Hola! Me gustaría saber sobre este coleccionista, y si hay antecedentes de compras por parte del Estado español de colecciones similares. Hay alguna normativa que en la Unión Europea, sea el Estado el primero en tener posibilidades de adquirir estas piezas? Soy Juan Carlos Basabe Leoz

  2. Rafa Legionensis 1 mes hace

    Desde luego este no es lugar para dictaminar sobre la legalidad de la jugada de Cajón, que para mi no lo es. No hemos de olvidar que el cambio de condiciones a se hace cuando la subasta ya está activa, con pujas ACEPTADAS por diversos lotes individuales, y que se anulan una vez ACEPTADAS (insisto) de manera unilateral y sin causa justificada alguna. La cláusula que citas, podría tener su validez antes de la aceptación de pujas. Después es dejar en manos de una de las partes la validez del negocio jurídico, es una cláusula leonina y abusiva y por tanto entiendo que podría ser perfectamente anulable. Pero bueno, el caso es que estos Srs se creen los reyes del mambo y con potestad para hacer lo que quieran, y debemos ir tomando nota y actuando en consecuencia. Muy aséptico tu comentario Adolfo, te visto pegar más palos a otros por mucho menos! (Firmó como siempre, ya que creo que no digo ninguna ”barbaridad ”y la mayoría ya me conocéis). Un saludo

  3. Buxbaumia 1 mes hace

    Buenos días, Adolfo. Después de leer tota la polémica que se ha montado en foros y redes sociales, hay una cosa que no me queda clara: por lo que sé, algunos numismáticos habían donado algunas monedas para esta colección, con la condición de que finalmente fuesen a parar a un museo. ¿Vender estas monedas no sería ilegal? A no ser que fuese solamente un acuerdo verbal y de buena voluntad, que desconozco si fue así. Un saludo, soy Miquel Jover Benjumea.

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

    @Juan Carlos, sí hay casos en los que el Estado se ha hecho con colecciones de importancia y también con piezas sueltas. No solo numismáticas sino archivos, colecciones de arte o arqueológicas.
    Echa un vistazo a esta entrada, donde explico la normativa: https://blognumismatico.com/2014/05/15/el-derecho-de-tanteo-y-el-derecho-de-retracto-del-estado-en-las-subastas-publicas/

    @Rafa, yo no soy jurista. Quizá en un juicio esa cláusula se pueda anular. No lo sé.
    Por parte de los «palos», hay que tener en cuenta algunas cosas:
    En este blog yo siempre busco ofrecer información a mayores de la que es obvia. En este caso simplemente no puedo, por lo que me limito a informar de un tema que se está incendiando las redes sociales y que entiendo muy relevante por la calidad de la colección. Pero no puedo ofrecer más información porque con Cayón no tengo ninguna relación; ni buena ni mala: ninguna. Si fuese otra casa de subastas española (incluyendo las que no patrocinan este blog) tened por seguro que haría un mejor trabajo: sintetizaría los argumentos y las críticas vertidas en las redes sociales; llamaría al director de la casa de subastas para comentar las críticas; y mostraría el punto de vista de la casa de subastas junto con una opinión por mi parte. Pero en este caso no tengo esa posibilidad. Por lo tanto, mi opinión no puede ser más valiosa que la de cualquier otro.
    Ten en cuenta también que este blog no es el mismo que hace ocho o diez años. Por entonces había una media de 100-200 páginas visitadas al día, mientras que este mes de mayo pasan de 7.000 (¡nuevo récord!) y otras tantas en Youtube. Por lo tanto, la repercusión de mis palabras es mucho mayor. Más importante todavía es que mi trabajo está apoyado por varias firmas españolas, quienes en buena forma lo respaldan. Esto está muy bien porque me permite hacer cosas que sin su apoyo serían imposibles pero también me genera la responsabilidad de, al menos, no ocasionarles problemas. Por eso he medido mucho mis palabras, de forma que no puedan ser ofensivas para nadie ni suponer ningún problema.
    Entiendo que no me has pedido tantas explicaciones, pero yo con los lectores de este blog siempre he sido transparente como el agua.

    Por parte del nombre, a ti se te conoce de sobra :-)
    Lo de indicar nombre y apellidos es para evitar que aparezca alguien agazapado detrás de un pseudónimo y suelte alguna barbaridad. Ya ha habido un par de comentarios en esa línea que no he permitido que se publiquen.

    @Buxbaumia, yo no tengo ni idea de si parte de esas monedas fueron donadas ni de, en tal caso, las condiciones de dicha donación. Hay quien afirma eso y hay quien afirma muchas otras cosas. Yo lo dejo todo en el plano de los rumores salvo que sea Cayón o los cedentes quienes den explicaciones.

    También ha habido un señor que dice llamarse «Mateo Martín» y que ha escrito un comentario con una crítica muy dura tanto a Cayón como a mí. A mí me dice que soy parcial y que en este blog no se trata igual a unos y a otros porque estoy «subvencionado» y «me muevo por dinero». Espero que el comentario que he hecho más arriba sirva de respuesta. Yo simplemente no quiero participar en esta polémica y me limito a informar; más imparcial imposible.
    Los comentarios del tal «Mateo Martín» mostraban que lleva leyendo este blog desde hace mucho tiempo, de lo cual me alegro porque es buena muestra de que le gusta mi trabajo. Pero como su nombre no me sonaba de nada, he comprobado el correo que ha indicado y resulta que no existe. Ese truco de inventarse un nombre ya me lo sé, así que le invito a este señor a que me mande un mail con una foto de su DNI (lo siento, en él no puedo confiar si no es así) y yo con gusto publico lo que ha escrito.

    Saludos,
    Adolfo

  5. Alberto Cervera Romero 1 mes hace

    Bueno, yo entiendo perfectamente el cabreo de los pujadores más «modestos», al fin y al cabo les han quitado el caramelo de la boca…
    En mi opinión, es un error por parte de los vendedores.
    La casa subastadora «encabrona» a un montón de clientes (y no olvidemos que hoy día nadie tiene un monopolio, internet pone muy facilito pujar en cualquier país); pero es que nadie impide que yo, comerciante «x» puje por el lote, lo consiga más barato que si fuese pieza a pieza y que a partir de mañana comience a venderlas en mi tienda por los que los cedentes no tienen ni mucho menos la certeza de que la colección vaya a seguir junta…

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Esto es claramente cierto: el coste total de esta colección es asumible por muchos comerciantes patrios. Bien podría darse que un comerciante adquiera la totalidad de la colección y luego la revenda pieza a pieza.

  6. Manuel Mozo Monroy 1 mes hace

    Doy fé de lo que dice el Sr. Benjumea es cierto. Yo mismo doné monedas a esa Fundación, que ahora a están incluidas en dicha subasta. Y tengo los documentos que lo acreditan y confirman. Una donación, no es susceptible de venta.

  7. J.L. Gongora 1 mes hace

    Me halaga saber que algunas piezas fueron mias.

  8. Óscar 1 mes hace

    Esto no es más que el fiel reflejo de la sociedad en la que nos está tocando vivir.
    No doy crédito a lo que ha pasado y alucino con las palabras de Manuel Mozo, cuando dice que él mismo ha hecho donaciones a dicha «fundación».

    Si yo donara monedas a un museo (después de esta noticia, ni se las vendería) esperaría algún día verlas y que las viera todo el mundo, expuestas. Lucrarse con una donación es del todo inmoral e inaceptable. Están sacando un dinero de un regalo (donación) gratuito y de piezas, que seguramente estén en un elevado status, siendo los donantes de la talla del señor Mozo.
    Tenemos por un lado a una fundación que pone las piezas a subasta, y no se la pone ninguna restricción al respecto. Me supongo que la fundación habrá pasado las piezas a la subasta por medio de un intermediario… tampoco sabemos qué papeleo ha pedido la casa de subastas para poner a la venta dichas piezas y asegurarse de que no está cometiendo infracción alguna… tal vez, los «papeles» presentados sean falsos, o no se les ha requerido ningún documento…

    Ahora bien, al Estado le da por comprar todas las piezas… ¿por qué? pues fácil… porque seguramente, es la mejor forma de subvencionar una fundación, de forma «indirecta».

    Es decir, tal vez el Estado, o alguien que pertenece al Estado, al gobierno actual, es amigo directo de alguien que pertenece a la fundación… tal vez, ese alguien, de la fundación, esté actuando de manera individual, y el resto de los componentes de la Fundación, ni sepan que las piezas que salen a subasta, algún día, fueron piezas donadas por gente altruista, porque a lo mejor esas piezas, nunca llegaron a verlas, y se quedaron en manos del que ahora las saca a la venta… vendedor que posiblemente esté congeniado con el comprador.

    O tal vez, la única forma de subvencionar a esta fundación con grandes sumas de dinero, es, que el estado, compre toda una subasta de monedas, que a priori no se sabe de dónde vienen (ahora sí se ha demostrado de donde vienen) y que la Fundación, reciba el porcentaje de la venta total que le corresponde. Y tal vez, en unos meses, el gobierno, el Estado, vuelva a entregar la colección a esta Fundación, en forma de donación… y la Fundación se quede, con el dinero de la subasta y con las piezas que una vez vendió.

    Porque, si al final, las piezas se venden a cientos o miles de pujadores, éstas, se quedarán en sus casa… pero si el Gobierno actual las compra todas, siempre podrá obtenerlas de nuevo la fundación, gracias a una donación.

    Qué Cayón haya tenido que regular para retirar todas las pujas, indica que no está en el ajo, desde mi punto de vista…
    Las subasta empieza, los pujadores pujan, y el fundación espera que puje el gobierno, por todas las piezas … cuando éste lo hace, la subasta, da marcha atrás y se queda con la puja global… mal hecho moralmente dicho, aunque no sé si legalmente… El Estado, mejor dicho, el gobierno, (porque el estado lo somos todos) siempre gana… por que hecha la ley, hecha la trampa…

    Sea cual sea la hipótesis, (esa es la mía) si yo hubiera donado piezas a esa fundación sabiendo que ahora están en subasta, lo denunciaría.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Esto no puede ser como tú lo estás pintando. Porque, obviamente, si así fuese ya se hubiera denunciado.

      • Tomeu Duran 1 mes hace

        No es sólo que no se pueda hacer, es que para que el Estado se gaste más de 100.000€ tienen que haber ciertos concensos administrativos y votaciones parlamentarias o plenos de Ayuntamientos, dependiendo de que administración las quiera. Otro aspecto a tener en cuenta es que es muy difiente una Fundación Privada y un Museo Público.

  9. Jos8reales 1 mes hace

    El hecho de que dejen 10 impresionantes piezas fuera del lote, me hace descartar al Estado. El hecho de que sean «inexportables» creo que es una pista en todo este asunto.
    Lo que si tengo claro es que ni a la familia, ni a la Fundación, ni a la casa de subastas ni al comprador les importa un pito la unidad de la colección.
    Al menos al Sr. Mozo y otros, les deberían decir a quién venden las monedas que ellos donaron.
    Muy feo, este lío.
    Soy José Gómez Pineda.

  10. Tomeu Duran 1 mes hace

    Buenas noches,

    Primero de todo comentar que la participación del Estado en esta nueva «condición» la descartaría por dos razones. En primer lugar es de suponer que la colección se ofreció al Estado, al no llegar a un acuerdo la colección sale a subasta. En segundo lugar, al no aceptar la oferta hecha por los propietarios, la colección sale a subasta pública, aquí el estado si quiere participar ya lo hace como un pujador más con la metodología del «derecho a tanteo». En este caso, debería hacer el tanteo con todos los lotes.

    Personalmente ya lo he comentado en Facebook, me parece una jugarreta muy mal planificada ya que hay pujas en marcha. Mi pregunta es la siguiente. ¿Si no hubiera habido del Covid-19, la pujas se habrían mantenido como estaban?

    Realmente me parece una mala gestión de la casa de Subastas. Así como ellos bloquean a los compradores que pujan y luego no pagan, en este caso los compradores deberían vetar a la casa. Seguro que hay miles de coleccionistas deseando tener alguna pieza, ahorrando meses para ello y ahora se quedan sin. No solo sin la pieza sino sin la posibilidad de participar ya que o te gastas 360.000€ o nada. El lote sale por 300.000€ pero hay que añadir el 20%.

    A mi personalmente me han perdido como cliente…

    Gracias y disculpen por el tostón…

    Tomeu Duran

  11. Óscar 1 mes hace

    para que el lote salga indivisible, y hayan retirado las pujas, tiene que haber ya alguien que lo vaya a comprar…

  12. JuanLegio 1 mes hace

    Hola amigos. Soy nuevo leyendo este blog, y ¡vaya estreno! cuando observo la «operación Cayón» y que desaparece la opción para los que Legio participemos un poco, que era nuestra esperanza.
    Confío que alguien por lo legal, según me han comentado, pueda poner algún tipo de acción en este tipo de decisiones.
    En subastas de todo tipo, existen claros abusos al consumidor. Esperemos que también sirva para concienciar a ofertantes avispados.

    Un saludo a todos

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Hola Juan.

      No me has mandado tus apellidos, pero sí un correo electrónico válido, así que supongo que esto te hace suficientemente identificable :-)

      Yo no estoy de acuerdo contigo en que aquí haya ocurrido algo ilegal, ni tampoco es que «en subastas de todo tipo existan claros abusos al consumidor». Creo que la regla general de las subastas es la transparencia. Los hay que abusan, pero no es para nada generalizable. Como en todos los negocios, vaya.

      Saludos,
      Adolfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*