1 peseta 1885 (18-85)

1 peseta 1885 (18-85)

1 peseta 1885

Periodo: Edad Contemporánea

País: España

Denominación: 1 peseta

Reinado: Alfonso XII

Ceca: Madrid

Calidad: SC-/SC

Peso: 8.07 g.

Casa de subastas:  Martí Hervera, Soler & Llach y Aste Bolaffi

Fecha: 17 de febrero de 2020

Precio de salida: 300 euros

La Unión Monetaria Latina en 1873

Es muy conocido que las monedas de peseta de plata tenían distinta pureza dependiendo de su valor. Así, las monedas de 5 pesetas tenían una pureza de 900 milésimas, mientras que las monedas de media, una y dos pesetas tenían una pureza de 835 milésimas. Es decir, que en monedas de peseta, una peseta eran 4,175 gramos de plata; mientras que en monedas de 5 pesetas, un duro eran 4,5 gramos de plata. En otras palabras: un duro valía más que cinco pesetas.

Esto se debe a que así era el estándar de la Unión Monetaria Latina (UML). La idea es que las monedas de oro y las grandes de plata (5 francos/pesetas/bolívares/francos suizos/liras… todas eran equivalentes) debían ser aceptadas entre los países miembros de la UML. Por eso, estas monedas debían guardar una proporción 1:15,5 entre el oro y la plata. Pero las monedas de plata de menor denominación tenían menos porcentaje de plata porque servían exclusivamente para el comercio interno. Es decir, se podían hacer pagos internacionales en monedas de oro o en monedas grandes de plata, pero no las monedas pequeñas de plata porque el valor que representaban (1 peseta en el caso de la que ilustra la entrada) era mayor que su contenido en plata. En este sentido se podría decir que las monedas pequeñas de plata eran monedas fiduciarias.

Así estaba escrito en los tratados de la UML, pero en la práctica no fue así. En 1873 hubo una enorme depreciación de la plata. Esto tuvo una repercusión numismática no solo en los países de la UML, sino en otros como EEUU. Con una plata depreciada con respecto al oro, las monedas de 5 francos/pesetas/liras… valían bastante menos que su equivalente en oro. Es decir, una moneda de 20 francos tenía más valor en metal que 4 monedas de 5 francos… y no digamos ya que 20 monedas de 1 franco. La reacción de la gente fue inmediata: miles de comerciantes y de ciudadanos llevaron sus monedas de plata a fundir, especialmente a Francia y a Bélgica. Esto hizo que se cancelase la conversión de moneda de plata y que de facto la UML dejase de ser un sistema bimetálico para ser un sistema basado exclusivamente en el oro. Otro efecto colateral es que aparecieron cientos de falsificadores de moneda de plata, como comentábamos la semana pasada.

Por cierto, estuvimos hablando sobre el grabador de esta moneda, Gregorio Sellán y González, aquí.

El precio de 1 peseta de 1885 (18-85)

La peseta de 1885 es muy complicada de encontrar en esta calidad. Las pesetas fueron monedas que circularon muchísimo y durante muchos años. Además, algunos detalles del grabado (como la barba) quedaron por encima del listel. Esto, junto con que la tirada de estas piezas fue relativamente corta (en comparación con otras pesetas), hace que encontrar pesetas de 1885 en calidad sin circular sea realmente difícil. Por otro lado, El Centenario de la Peseta es la serie más coleccionada de la numismática española. Quizá no tenga tantos interesados como en 2005-2008, pero ahora se está recuperando y los precios van subiendo desde 2014. Es decir, que es una serie que no está en sus mejores momentos, pero va recuperando el interés. Eso sí, estas pesetas de módulo pequeño despiertan interés casi exclusivamente en España.

En cuanto a precios, podemos ver este ejemplar rematado en 1.100 euros el año pasado, este otro rematado en 750 euros en 2014 (quizá el momento más bajo para esta serie) o este otro rematado en 1.100 también en 2014. A juzgar por estos remates, esta moneda debería alcanzar unos 1.000 euros. Sin embargo, vemos que este mismo año se han rematado dos magníficos ejemplares de una peseta 1885*1886 (en principio es una moneda más rara) por 850 euros y 750 euros.

Sobre la subasta

El comentario sobre la subasta va en formato audiovisual:

En Imperio Numismático también están comentando esta subasta.

Descripción de Soler & Llach

1 Peseta. 1885 (*18-85). M.S.-M. Brillo original. Bonita pieza. SC-/SC.

Fuente

 

Seguid otros comentarios en Facebook.

9 Comentarios

  1. Juan Lucas 5 meses hace

    Hola Adolfo,,,, habrás querido decir que un duro de plata valía más que 5 monedas de 1 pesetas de plata… Saludos

  2. oscar 5 meses hace

    Interesante entrada, me supongo que quieres decir que un duro vale más que 5 pesetas, no que 4…

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

    Corregido el error.

  4. Juan León 5 meses hace

    Se preferían las 5 pesetas de una pieza.
    Por cierto Adolfo, tienes alguna idea de la referencia de las monedas del Gobierno Provisional al número de piezas en kilogramo, tengo alguna teoría pero me gustaría tener algún apoyo documental.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      No tengo referencias sobre ello, pero me parece bastante obvio que España tenía que hacer explícito que sus monedas seguían el estándar de la UML porque todavía no era reconocida oficialmente como partícipe de la federación. Lo mismo ocurre con las monedas de otros países, como el caso de Venezuela que vimos hace un par de días: https://blognumismatico.com/2020/02/17/1-bolivar-1900/

  5. Athalbert 5 meses hace

    Es que España nunca fue miembro de la Unión Monetaria Latina, aunque como algunos otros países acuñó siguiendo sus directrices.
    En cuanto a lo de la ley inferior de la plata de las monedas «pequeñas» es otra razón más práctica la que lo explica: a mayor pureza más blanda es la plata y más desgaste sufre; siendo la ley menor se compensaba por un lado el mayor coste que para el Estado suponía la acuñación de moneda menuda, además se obtenía una moneda más resistente y que duraría más.
    No es cierto que solo los duros y superiores pudiesen circular libremente entre todos los países signatarios del acuerdo, lo establecido era que todas las monedas fuesen intercambiables si bien la comodidad de su transporte y lo rápido de su contabilización hacía del oro el sistema de pago preferido.
    En aquel entonces si tu querías llevar 1000 francos franceses en monedas y gastarlos en suiza no tenías ningún problema, pero si llevabas esa cantidad en billetes te cobraban por cambiarlos pues los billetes no eran considerados más que como sustitutos de la moneda «de verdad» que era la metálica y que basaba su valor en su contenido metálico.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

      Me has quedado de piedra con lo de que España nunca formó parte formal de la UML. Pero, según Wikipedia, tienes razón:

      «Spain and Romania also considered joining. The discussions broke off unsuccessfully, but both countries nevertheless made an attempt to conform their currencies to the LMU standard.»

      Totalmente equivocado estaba… tendré que estudiarme la UML con más detalle.

      Por otro lado, si un francés iba a Suiza podía pagar con moneda francesa porque era equivalente a la Suiza. Pero otra cosa es que el Banco de Suiza recogiese moneda francesa. Según entiendo, solo se recogía moneda de oro de otros países; e inicialmente moneda de plata grande. Pero luego se dejó de recoger moneda de plata de cualquier módulo.

      Saludos,
      Adolfo

  6. Jose 5 meses hace

    Interesante.los comentarios.sobre las monedas .Llo no tengo idea..

  7. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 5 meses hace

    Esta entrada se ha posicionado muy bien y ya ha recibido 26.500 visitas en 48 horas. ¡Impresionante!

    Ha habido bastantes comentarios preguntando por el valor de sus monedas. No los he aceptado porque creo que no es el lugar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*