Variante cero partido

Las variantes de cero partido son unas de las más comunes y de las más desconocidas de las variantes que aparecen en las monedas de pesetas y cobres de El Centenario. Como todos ya sabéis, las últimas pesetas de plata que se acuñaron bajo el reinado de Alfonso XIII fueron las fechas de 1903, 1904 y 1905. Todas ellas, tienen en las estrellas dos cifras que contienen el mismo número que el año de la moneda. Evidentemente, en todas ellas aparece un cero en la segunda estrella.

Durante el proceso de acuñación de estas monedas era relativamente común que se rompiese el cuño en la parte del 0 que aparece en la segunda estrella. Esto tenía como consecuencia que en las monedas se grababa una rayita que cruza diametralmente dicho dígito. Eso es lo que se conoce como “variante de cero partido” porque el cero parece roto por una rayita, casi como si fuese una fi mayúscula.

Las siguientes son fotos de mi peseta de 1904, donde se ve el cero partido (fijaros en la segunda estrella).






Además de en las monedas de pesetas es muy común encontrarse esta variante en las monedas de 2 céntimos de 1904 y, menos común, en la de 1905. Dejo aquí una foto de mi moneda de 2 céntimos de 1904.






En cuanto a su aparición, en las pesetas de 1903 son más bien escasas las monedas con el cero partido, en comparación con las que no lo tienen. En cambio, en las de 1904 se pueden encontrar ceros partidos sin demasiada dificultad, tanto en las de 2 céntimos como en las de peseta (estas dos son monedas que muchos coleccionistas nos podemos permitir en calidades altas). Por la parte de las de 1905, dentro de lo raras que son las pesetas con estrellas, muchas de ellas tienen el cero partido; los dos céntimos de 1905 son más rarillos, pero también se encuentran.

Comentarios en: Variante cero partido

  1. ¡Ostia perdón Adolfo! Te he cambiado el nombre descaradamente en la anterior entrada je je je. Puedes devolvermela cuando quieras (por ejemplo Pantonio, Toñete, lo que se te ocurra XD). Interesante el hilo de Imperio por cierto.

  2. A mí siempre me ha intrigado saber por qué razón terminó la acuñación de las grandes piezas, duros y oro en los primeros años del reinado. ¿sería por el llamado desastre del 98?

  3. No sabía de la existencia de tales variantes. La verdad es que no tengo muchas monedas del Centenario, pues tiro más para atrás en el tiempo; excelentes fotos que hacen pensar en dedicarse también a esta bonita etapa histórica de la numismática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba