Excelente de los Reyes Católicos con resello de las Azores

Periodo: Edad Moderna

País: Portugal (moneda Castilla)

Año: 1582 (moneda anterior, siglo XVI)

Rey: Antonio I (moneda a nombre de los Reyes Católicos)

Ceca: Angra do Heroismo (moneda Sevilla)

Valor: 2 excelentes (moneda 1 excelente)

Material: Oro

Peso: 3,50 g.

Calidad: EBC

Casa de subastas: Tauler & Fau

Fecha: 22 de noviembre de 2022

Azores se resiste a Felipe II

Es muy conocido que Felipe II se hizo con el trono portugués tras la muerte sin descendencia de Don Sebastián. La Batalla de Alcántara (25 de agosto de 1580) se saldó con una contundente victoria de los tercios españoles, comandados por el Duque de Alba, frente a las tropas portuguesas leales a Antonio I, quien había sido nombrado rey de Portugal el 19 de junio de ese mismo año. A partir de entonces Felipe II fue rey de Portugal, naciendo así la “Dinastía Filipina”, que es como se la denomina la historiografía portuguesa. 

Lo que no es tan conocido es que Antonio I opuso resistencia. Marchó a Inglaterra y a Francia buscando el apoyo de Isabel I y Enrique III para reconquistar el trono portugués. Mientras, las Islas Azores no reconocían a un rey castellano en el trono portugués.

El 25 de junio de 1581 la Armada Española comandada por Pedro de Valdés se dirigió a las Azores, dando lugar a la Batalla de Salga. Esta batalla ocurrió en la Isla Terceira y supuso una vergonzosa derrota para los españoles. Curiosamente en esa batalla participaron dos grandes de las letras españolas: Cervantes y Lope de Vega. La victoria envalentonó a los azorianos. Tanto es así que en febrero de 1582 el regidor de las Azores envió una carta a Felipe II donde afirmaba “antes morir libres que en paz sometidos”. Una frase que pasó a ser el lema del archipiélago hasta nuestros días.

Por esos mismos meses de 1582 Antonio I fue en persona a las Azores, estableciéndose en Angra do Heroismo, la capital de la Isla Terceira. Allí acuñó moneda como acto de soberanía. También reforzó la isla y pidió refuerzos a franceses e ingleses, pues era plenamente consciente de que la Armada Española no tardaría en volver.

En efecto, en julio de 1582 la Armada Española volvió a partir hacia las Azores. Allí se enfrentó a una escuadra francesa, apoyada por buques ingleses y dirigida por el condottiero italiano Philippe Strozzi. De nada les sirvió: a pesar de que la mitad de la Armada no pudo ir a las Azores por mal tiempo, no había italiano, francés, inglés o portugués capaz de enfrentarse a los buques comandados por Don Álvaro de Bazán. 

Así, el 26 de julio de 1582 España tuvo una gran victoria en el Combate de la Isla Tercera. Un combate que no se siguió de una invasión de la isla puesto que Bazán dio prioridad a defender a la Flota de Indias, que entonces venía de América. Por eso hubo que esperar al 26 de julio de 1583 (justo un año después) para que Bazán desembarcase en las Azores y pusiera fin al último reducto portugués que no aceptaba a Felipe II como monarca.

Antonio I lo siguió intentando, buscando apoyos en Francia, Holanda e Inglaterra para recuperar el reino que consideraba propio. Lamentablemente para él ninguna potencia le prestó atención y el Reino de Portugal permaneció en manos de Felipe II.

Antonio I. Tostao acuñado y resellado en Angra en 1582.

Las monedas y resellos de Antonio I en Angra

En los pocos días de 1580 que Antonio I reinó en Portugal se acuñaron monedas de oro y plata en Lisboa. Parece obvio decir que son monedas rarísimas porque apenas se acuñaron durante tres semanas.

A partir de 1582, durante su estancia en las Azores, acuñó monedas en Angra. Esta acuñación se entiende más como un acto de soberanía que como una forma de proporcionar circulante a la economía local. Son monedas rarísimas acuñadas de manera muy basta que portaban un azor como marca de ceca (un ave al que el archipiélago debe su nombre). Esto muestra que los medios técnicos con los que contaban eran muy pobres, como es normal tratándose de una pequeña isla en medio del Atlántico. 

A pesar de que las acuñaciones fueron exiguas, Antonio I se quedó muy pronto sin material para poder continuarlas. Por eso, el 1 de abril de 1582 emitió un decreto en el que duplicaba el valor de las monedas de cobre. Así, todas las monedas de cobre que hubiese en la isla (hubiesen sido acuñadas allí o no) debían ser entregadas para aplicarlas un resello con forma de azor y devolver a su dueño el mismo valor facial. Es decir, que si el dueño entregaba diez monedas de 2 tostaos recibiría cinco monedas de 2 tostaos reselladas. Se puede ver que era una forma fácil de extraer dinero de la población.

Tras su derrota en la Batalla de la Isla Terceira, Antonio I procedió de igual forma en agosto de 1582 con las monedas de oro y de plata. Era una forma de extraer dinero para una guerra que ya veía perdida. 

Estos resellos se aplicaron a todas las monedas que estuvieran en la isla; fuesen o no acuñadas en Angra; fuesen o no acuñadas en Portugal. Todas ellas son extremadamente raras. Habría muy poco circulante en la isla y que buena parte de la población sería reticente a entregar sus monedas para recibir la mitad. Además, en 1583 se obligó a entregar todas las monedas de oro y plata reselladas, por lo que la inmensa mayoría fueron destruidas.

Según el libro clásico de Ferraro Vaz, entre los ejemplares resellados se encuentran monedas portuguesas y, en mucha menor proporción, castellanas. Según Ferraro Vaz, entre las monedas castellanas existe una dobla de Juan II, un doble excelente y un excelente (el que encabeza la entrada). Las tres se consideran monedas únicas. También existe un 4 maravedís. La que no cita Ferraro Vaz, ni otras fuentes que he consultado, es un real de los Reyes Católicos resellado en Angra. El real que reproduzco bajo esta línea.

Antonio I. Real de los Reyes Católicos resellado en Angra en 1582.

Adelanto de la subasta Tauler & Fau Selection

Tauler & Fau está organizando la próxima subasta Tauler & Fau Selection para el día 22 de noviembre de 2022. La subasta todavía no está publicada aunque ya tienen las cesiones cerradas. 

En su web han mostrado seis monedas que aparecerán en la subasta, donde se incluye el ejemplar que encabeza la entrada. La moneda de un real que muestro también formará parte de la subasta.

No os quepa duda que en cuanto se publique dedicaré en el Blog el espacio que requiere la Tauler & Fau Selection.

Podéis seguir a Tauler & Fau en Facebook y en Instagram.

Descripción Tauler & Fau

Fernando e Isabel (1474-1504). 1 excelente. Sevilla. (Cal-672). (Tauler-95, sin contramarca). Au. 3,50 g. La contramarca de anverso en este Excelente es un halcón – Açor en portugués – que se convirtió en insignia de las Azores. (Esta marca está recogida en las Moedas Portuguesas Aragao pág. 303 y lámina XXII 6 y 7; y Moedas de Ouro de Portugal seculos V-XX pág. 66). Muy pocos ejemplares conocidos, de los cuales no conocemos ninguno sobre 1 Excelente de Fernando e Isabel. ¿Única?. EBC. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba