8 reales de los Reyes Católicos falsos

Dos de los lectores habituales de esta bitácora me han sugerido que escriba una entrada a partir de este hilo de Imperio Numismático. Hace mucho que, por falta de tiempo, no soy un habitual de ese foro, pero ese hilo es de lo mejor que he visto ahí en años. No tanto por la historia personal como por las lecciones que se pueden extraer a la hora de determinar que una moneda es falsa.

La historia en el hilo

En este hilo, un usuario llamado “iliberris” (a quien no tengo el placer de conocer) publicó un supuesto real de a 8 sevillano de los Reyes Católicos que acababa de comprar. Una moneda que, de entrada, parece falsa. Es la siguiente:

Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla.
Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla. FALSO.

Los foreros debían de estar de vacaciones, así que nadie comentó nada, por lo que el bueno de iliberris pidió que hubiese comentarios. Varios usuarios entraron a decir que era una moneda preciosa y que menuda envidia (no es la primera vez que una moneda falsa recibe elogios en ese foro). Esos comentarios gustaron mucho a iliberris. También hubo otro que puso en duda la moneda, quien fue rápidamente desacreditado por iliberris. Se ve que los comentarios que no sean aplausos no le gustaban tanto.

En su descrédito iliberris mostró los tres reales de a 8 que tiene en su colección. Los tres más falsos que un billete de 8 euros:

Reyes Católicos. 3 ejemplares de 8 reales. FALSOS.
Reyes Católicos. 3 ejemplares de 8 reales. FALSOS.
Reyes Católicos. 3 ejemplares de 8 reales. FALSOS.
Reyes Católicos. 3 ejemplares de 8 reales. FALSOS.

Siguieron los aplausos hasta que un forero con bastante experiencia (dasyatis) mostró que las dos monedas sevillanas “generan muchas dudas”, mientras que la burgalesa es falsa. Ahí se armó la marimorena porque iliberris se lo tomó como un ataque personal, atacó a dasyatis y dijo que se marchaba del foro para no volver más. Afortunadamente iliberris es una persona cabal que, pasados unos días, se percató de su error. Volvió al foro, pidió disculpas e indicó que había devuelto la moneda al vendedor. 

Determinando como falsos los 8 reales

La parte pedagógica de este hilo es entender en qué se fijaron los foreros que determinaron la moneda como falsa. Veamos.

Cualquier coleccionista que tenga cierta experiencia va a sospechar de la autenticidad de estas monedas nada más verlas. Digamos que “tiran para atrás”. El color, los detalles poco marcados, los bordes redondeados… en una primera impresión la moneda parece muy rara. Demasiado rara. Aquí y aquí tenéis otras piezas fundidas por si las queréis comparar.

También las podéis comparar con este otro ejemplar auténtico:

Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla.

Si no solo es una moneda, sino que hay tres y las tres parecen sospechosas, mal asunto. Entonces lo más normal es que sean todas falsas, bien porque el coleccionista haya comprado un lote de falsas o porque confíe en el típico vendedor que se las vende a buen precio, pero se las vende falsas. Todavía quedan vendedores de ese perfil. Desgraciadamente.

Todo esto nos hace sospechar pero no es ninguna prueba definitiva. Esta sospecha es más que suficiente para que alguien no compre una moneda, pero no es suficiente para convencer a otra persona de que la moneda sea falsa. Para convencer de la falsedad mediante fotografías es conveniente encontrar un clon (en mano es más fácil que la moneda “cante” por sí sola mirándola con lupa). Es decir, encontrar otra moneda igual que haya salido del mismo molde. 

Eso fue exactamente lo que hicieron dos foreros. El primero comparó la de Sevilla con tres clones. Aquí los tenéis:

Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla. FALSOS
Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla. FALSOS
Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla. FALSOS
 Reyes Católicos. 8 reales de Sevilla. FALSOS

El segundo comparó la de Burgos con otra clarísimamente falsa. Aquí la tenéis:

Reyes Católicos. 8 reales de Burgos. FALSOS

Para daros cuenta de que son clones basta con ver la posición de los distintos elementos de la moneda y ver que la distancia entre los elementos es la misma. Esto puede deberse a tres motivos:

  • Son monedas (originales o no) acuñadas con un mismo cuño.
  • Son monedas falsas fundidas con un mismo molde.
  • Una es una moneda original de la que se ha extraído un molde para hacer monedas falsas.

Si, además, la moneda tiene pinta de ser fundida, entonces la única opción razonable es la segunda. Podemos afirmar que esa moneda es falsa

Podéis observar que para determinar que una moneda es clon de otra lo que se hace es analizar el cuño o el molde de donde salió, no la moneda en sí. En efecto, dos monedas pueden ser clones aunque no sean exactamente iguales. Una vez hecha la falsificación la pueden cizallar, oxidar, envejecer… pero habrá salido del mismo molde. Eso es lo que confundió a iliberri, según dijo. 

El consejo de siempre

Sé que este tipo de entradas asustan bastante a quienes empiezan a coleccionar. Es normal: se percatan de que no saben distinguir las auténticas de las falsas y, por tanto, ellos también son susceptibles de ser estafados. 

Ante esta situación el consejo es el de siempre: adquirir monedas exclusivamente a profesionales serios que ofrezcan factura y que conozcan bien las piezas que estáis comprando. En el caso de unos duros de los Reyes Católicos yo diría que cualquier casa de subastas española o profesionales especializados como Numismática La Dobla o Numismática Barcala cumplen este criterio.

Me gustaría saber cómo ha comprado iliberri esas monedas. Según comentó en el hilo, el vendedor le devolvería el dinero porque se las había comprado a una viuda que no sabía ni lo que tenía. Es una historia que hemos escuchado demasiadas veces para creérnosla siempre.

5 comentarios en “8 reales de los Reyes Católicos falsos”

    1. Yo diría que se debe comprar a profesionales serios que conozcan bien las monedas que están vendiendo. Que sea en formato subasta o en formato compra directa no es tan importante, creo yo.

      1. Yo añadiría un «…en el caso que tú no tengas los conocimientos suficientes como para estar seguro de lo que haces.»

        Lo único importante es que el comerciante sea serio. Ni siquiera es necesario que conozca bien la moneda si ya lo haces tú.

  1. Hola a todos.

    Soy el tal «iliberris» en el foro imperio-numismático.com

    En primer lugar decir que me he llevado una sorpresa al encontrar este hilo en este blog que sigo habitualmente sin que nadie me haya pedido permiso o al menos me haya avisado de ello.

    Soy coleccionista veterano desde hace casi 30 años aunque en el tema de monedas de los Reyes Católicos estaba un poco verde habiendo tenido en mis manos sólo ejemplares de blancas, maravedís y un real de esta época hasta que, retomé nuevamente la numismática hace un año mas o menos ya que la abandoné un tiempo para dedicarme a otra de mis pasiones: La militaria

    Aburrido de la misma, decidí volver a «mis monedas» e iniciar una nueva colección. Desde siempre he adquirido mis monedas en alguna numismática online pero, cuando se cruzaba alguna moneda de un particular que merecía la pena también la compraba como supongo hacéis TODOS.

    En el caso que nos ocupa, encontré un día el ejemplar de Burgos anunciado en ebay, pujé por el desconociendo si se trataba de un original y perdí la subasta…se la agenció otro postor pero a los pocos días ebay me envió una oferta al siguiente pujador porque al parecer el ganador no había pagado y yo, seguro de haber pillado un auténtico chollo compré sin pensarlo y sin reflexionar ó asegurarme antes de que era lo que compraba adquiriendo dicha moneda y llegando a mis manos.
    He de decir que, en mano resultan muy convincentes sobre todo si no se ha tenido una de estas impresionantes monedas originales en mano.
    El vendedor que me la vendió a través de ebay se hace llamar «rocdefontilles» y hace poco intentó vender de nuevo la moneda en ebay como original pero al ver que puse un anuncio de alerta en el foro, que me consta que lee, retiró rapidamente la moneda:
    https://www.ebay.es/itm/185624819545
    Al recibir este primer ejemplar de moneda de 8 reales, le dije que si encontraba más ejemplares iguales me avisara y me comentó que tenía otro ejemplar de Sevilla que me enseño y me vendió nuevamente a un precio de lujo.
    Unos meses más tarde me escribió ofreciéndome otro de Sevilla parecido al anterior (El que habéis puesto para abrir este hilo en el blog)…en un principio no lo quise pues ya tenía un ejemplar de Sevilla muy parecido pero a los pocos días pensé que a ese precio sería una adquisición muy interesante aunque solo fuese para revender pues una moneda como esta no se ve todos los días….

    Y así estaba yo, tan contento, con mi avanzada colección de los Reyes Católicos pues adquirí posteriormente ejemplares de medio,1, 2, 4 reales y otros divisores , incluso un ejemplar de doble excelente y hoy por hoy tan solo me falta un ejemplar de los 8 reales para tener un ejemplar de cada clase de los reales de plata, incluso tengo un real de antes de la pragmática.
    Como bien indica el iniciador de este blog, es cierto que fruto del calentón, y de la desilusión de que mis 8 reales resultaran ser falsos la tomé injustamente con quien me intentaba hacer ver mi error e incluso creí que se equivocaba en sus explicaciones llegando incluso a anunciar mi salida del foro aunque después animado por otros usuarios y pensándolo fríamente, pedí disculpas, admití mi error y volví al foro.

    Contacté posteriormente con quien me vendió los tres ejemplares de las monedas y me aseguró que se pondría en contacto con la viuda del coleccionista que se las dio a él para que se las vendiera en ebay pero harto de excusas de que no le respondía «la viuda» y otras lo investigué un poco y vi en su perfil de ebay que colecciona y compra monedas romanas y me di cuenta que vendía estas falsificaciones para obtener liquidez para su propia colección estafando a coleccionistas desprevenidos como yo.

    Le amenacé y le dije que no me contara cuentos, que yo le había comprado las monedas a él y no a ninguna viuda y que el total de lo estafado hacía que, a ojo de las autoridades, se considerara un delito al superar los 400€ por lo que quería mi dinero de vuelta o tendría denuncia inmediata.

    Por suerte me devolvió todo lo pagado, envío incluido, y yo le devolví sus copias y ahí terminó el asunto de mi estafa y el «rifirafe» liado en el hilo del comentado foro de numismática….

    Os doy la razón en que inversiones altas requieren una seguridad que no da un particular y que muchas de las transacciones con particulares acaban en estafa pero lo he hecho siempre y lo seguiré haciendo si bien he aprendido que he de investigar más y lanzarme solo cuando tenga certeza absoluta.

    Es interesante publicar en foros y blogs estos casos de estafa para que los coleccionistas esten/estemos bien informados de lo que se cuece en el mercado pero quizás ha sobrado las alusiones a que, cuando me aplauden en el foro todo está muy bien pero cuando critican alguna de mis piezas monto en cólera….puede que sea así pero a nadie le interesa este aspecto mío salvo a los usuarios del mismo foro que intentaron mostrarme mi error y a mi….las críticas las merecen los estafadores y yo no me considero uno de ellos, sino la victima. De hecho otro usuario del foro me contactó antes de esto para comprarme uno de los ejemplares de 8 reales y yo accedí pero cuando surgieron las dudas, antes de entrar en mas detalle, yo mismo le exoneré del pago de la moneda sin que el me recriminara nada al respecto ante las dudas de autenticidad.
    Un saludo a todos y…..mucho cuidadín

    Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba