Patagones falsos

Patagones falsos

Hola Adolfo,

Te escribo sobre el caso que te comentaba por WhatsApp. Espero que sirva de aprendizaje y también para alertar ante monedas falsas.

Ayer estuve en el mercadillo de Fuengirola con un amigo dando una vuelta, en mi caso buscando billetes, aunque sabía que lo más normal sería volverme sin ninguno, como así pasó. Pero fue una mañana agradable conversando con mi amigo sobre monedas (lo que él colecciona) y billetes. También aproveché la mañana para entablar conversación con algún comerciante local, de hecho, conocí a uno que tal vez pueda conseguirme algún billete, por lo que la mañana fue positiva.

Recorriendo el mercadillo llegamos a un puesto y tenía un patacón; los había visto en subasta pero nunca en mano. Me gustó mucho por diseño y peso histórico, pero no lo compré pues no sé sobre el tema, aunque despertó mi interés.

Por la tarde estuve buscando información y viendo remates de subastas para tener alguna noción básica, pues previamente solo sabía que me gustaban. Esto me llevó a encontrar la página sobre patacones que mantiene Lanzarote y así poder identificar las cecas, tipos de acuñaciones y reinados (gracias Lanzarote por la página). A su vez, el ver las subastas me dio una idea de que en torno a los 200€ se rematan muchas, habiendo también más baratas y caras, pero me formó una idea.

En la búsqueda encontré esta moneda por 50€.

Me parecía buena y el precio 50€ y en Madrid me atraían sobremanera, pero fue precisamente el precio lo que primero me escamó. ¿Cómo podían ser 50€ si acababa de ver que los remates siempre eran muy superiores a esta cantidad? Después pensé en la acuñación, no soy ningún experto en monedas pero esto no está acuñado a martillo. Seguí con mi búsqueda y encontré esto:

Anuncio patagón falso

Parece que la ha hecho la misma persona, con lo que ya tuve la confirmación de que la moneda que me gustaba no era buena.

Afortunadamente me di cuenta a tiempo y no compré una réplica pensando que era original.

Saludos
Enrique ;)

Este correo de Enrique me llegó tal cual. No hay mucho que añadir más que recalcar la necesidad de informarse siempre antes de adquirir la moneda, sospechar cuando veas que te ofrecen un chollo y saber identificar las monedas fundidas. A quien le entren miedo con esta tipo de prácticas le recomiendo que se relaje y que, simplemente, siga esta guía.

11 Comentarios

  1. Lanzarote 10 meses hace

    Espero que esta experiencia no le quite las ganas de adquirir un patagón. Un saludo.

  2. Pedro Joaristi 10 meses hace

    Por lo menos evitó un patadón…final feliz.

  3. Gabriel Borrajo lopez 10 meses hace

    Hola a todos,
    Bueno, yo entiendo que no se produce engaño alguno ya que la anuncia como réplica moneda 1649, si no lo hubiera hecho otro gallo cantaría. Lo cual no nos debe hacer que bajemos la guardia, el mercado está lleno de sinvergüenzas.
    Be Happy.

    • Fremen 10 meses hace

      No se produce engaño en la venta como réplica, aunque lo suyo sería que esa réplica estuviera claramente identificada como tal en algún punto de la propia moneda. El problema viene cuando alguien la revende como auténtica. Sea o no la misma persona.

  4. jose maria 10 meses hace

    hay mucho vendedor de falsas por ahi , tambien os advierto , hay una moneda de 2 reales de fernando VII de 1833 ( año que murio el rey ) que esta corriendo por ebay , ya encontre dos y una de ella encapsulada por NGC , tenga cuidado . me encanta tu blog sigue adelante !!

  5. Alfredo Macìas Chàvez 10 meses hace

    Bueno. Una vez más corroboro la bonhomía de Lanzarote. La manera en que le da el crédito debido a sus fuentes.

  6. Gabriel Borrajo lopez 10 meses hace

    Nada más cierto.

  7. Rafa Leginensis 10 meses hace

    Un tema complejo y preocupante el de las falsificaciones. Llevo más de 30 años coleccionando, con periódos más o menos activos. Hubo momentos en que otras prioridades casi no me dejaron tiempo para la numismatica. Y la asunción del enorme problema que suponen las falsificaciones en este mundo me llego relativamente tarde, quizás por esa ingenuidad juvenil que te lleva a pensar que todo el mundo es bueno. Pero ahora se que problema está AHÍ y nos rodea. Aún así creo que he tenido suerte, en las últimas revisiones de mi colección, y después de estudiar, aprender y actualizarme sobre el asunto he detaectado 4 falsas (creo) y un par de sospechas. Tres de las piezas fueron adquiridas en renombradas casas de subasta (sangrante) y la otra a un comerciante. Dos de ellas, (una la del comerciante) las pude devolver, las otras 2 no. Y no he podido porque eran monedas compradas en los años 90 y no conservaba la factura. Lo intenté en las casas de subasta, pero claro, después de tanto tiempo, ellos tampoco tenían (o eso me dijeron) las facturas en sus archivos. Pero el verdadero problema es ..qué pasa si la casa o el comerciante te niegan la supuesta falsedad ? Cómo se prueba o demuestra ésta? No me refiero a burdas fakes fácilmente detectables a poca experiencia que uno tenga, sino a buenas fake, de esas que nos colarian a cualquiera en un momento dado y que salen a subasta .Y cómo se prueba o se demuestra que la pieza en cuestión es exactamente la misma que ellos te vendieron después de días, semanas, meses o incluso años? Si el conflicto surge ( y puede surgir en cualquier momento, porque falsas las hay, al parecer muchas, y cada vez mejor hechas) los coleccionistas estamos jodidos (con perdón). Merece la pena iniciar una cruzada para acreditar la falsedad de una pieza de 100- 200 o 300 ? No. El coste no lo hace rentable…y se aprovechan de ello..

    • Athalbert 10 meses hace

      Como decía Jack «el destripador» a sus victimas, «vayamos por partes»:
      Los españoles tenemos la pésima costumbre de despreciar lo nuestro minusvalorándolo y me temo que en la numismática no hacemos una excepción…
      España tiene probablemente las series numismáticas más extensas y ricas del mundo; Moneda griega, cartaginesa, romana, acuñaciones municipales romanas, ibéricas, visigodas, bizantinas, árabes de diversos tipos, medievales (de varios reinos diferentes), contemporáneas, de nuestras colonias, modernas…
      Esto se traduce lisa y llanamente en que es Imposible que ningún numismático domine a la perfección TODAS las distintas ramas que he mencionado antes, lo normal es que se especialicen en las temáticas que les apasionen.
      De este modo, mientras que Adolfo se apasiona por la moneda medieval y contemporánea yo me decanto por la numismática antigua y si ambos nos dedicásemos profesionalmente a esto (que no lo hacemos), ambos seríamos muy buenos «en lo nuestro» pero probablemente nos consultaríamos cada vez que a cada uno de nosotros nos entrase una moneda que no fuese de nuestra especialidad.
      Esto pasa en todas las numismáticas serias de España, es IMPOSIBLE dominar toda la numismática española en una sola vida, por eso siempre es posible que te cuelen un mochuelo de un área que no dominas con soltura y es posible que por desconocimiento del vendedor, y siempre de buena fe ese mochuelo acabe siendo vendido.
      Generalmente si conservas la factura y acudes al vendedor explicándole con mesura y buena educación las razones por las que sospechas de esa moneda este te atenderá con cortesía y probablemente le pida su opinión a otro profesional que domine más ese área específica, devolviendo el importe si se demuestra su falsedad.
      Lo que también es cierto es que algunos coleccionistas caemos en la psicosis de la moneda falsa y vemos «pruebas irrefutables de falsedad» por todas partes…
      ¿Que la moneda está cristalizada y presenta algunas corrosiones? «falsa seguro»
      ¿Que la plata tiene un tono levemente verdoso? «falsa seguro»
      Sin contar los casos de todos aquellos que preocupados le piden su opinión a otros coleccionistas que pueden tener tantas dudas como ellos o más, pero que preguntados en lugar de reconocer sus limitaciones echan mano del «curso de cuñao» y responden con gran rotundidad «ESA ES FALSA SEGURO».
      Mirad, la mercancía más valiosa y frágil que «venden» en una numismática es su prestigio y su palabra. A veces tardan décadas en labrar su buen nombre y son muy conscientes de que pueden perderlo en días…
      Por cierto, aún más peligrosos que los «cuñaos» que de todo saben y de nada entienden son los envidiosos…
      El primero que conocí fue hace ya muchos años en la plaza de San Francisco en Cádiz, y cuando un coleccionista le enseñó un denario que acababa de recibir de Áureo le comentó: «pues no se, yo lo veo raro», «su estilo no me acaba de cuadrar», «me parece que le veo una burbujita»…
      Más tarde me enteré por su mujer de que él también había pujado por esa moneda, cuando se lo pregunté me lo confirmó sin reparo alguno, y cuando le pregunté por qué le había dicho todo eso si sabía que la moneda era auténtica me dijo: «Yo no la voy a disfrutar, pero mengano te aseguro que tampoco»

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 10 meses hace

      ¡¡qué historias más buenas estáis contando aquí!!

  8. Rafa Legionensis 10 meses hace

    Sin duda creo que hoy en día hay psicosis de falsas y muchos «cuñaos» y sin duda , también, que hay monedas falsas muy buenas, cada vez más ..Es un hecho que hace 20 o 30 años no habia esa percepción . También la mayoría de los profesionales lo son, y actúan se buena fe (como es natural). El problema surge muchas veces cuando, a posteriorI, una vez que has podido estudiar la pieza en cuestión ,y esto a veces lleva su tiempo, te das cuenta de su falsedad. De inicio el profesional te va a negar que la moneda que te ha venido es falsa, lógicamente, en casi todos los casos porque para él no lo es. Ahi está el problema. Y qué pruebas son válidas y cuales no? Que certificados tienen validez y cuales no? (Porque hemos visto casos de empresas de renombre internacional de certificación y encapsulado que ….en fin…). Y el coste que tienen a veces, en piezas de relativo poco valor, los hace inoportunos.
    Por otro lado, en los ultimos años hemos asistido a un boom de monesas inagotables en subsistas como antes nunca visto…aureos, griego en calidades espectaculares, medieval raro… Es un tema escabroso sin duda…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*