Pasarse de listos

Antes de ayer me escribió un tipo interesado en dos duros que tengo en eBay. Se tratan de dos duros de plata, un 1882/1 (variante) y un 1893 PGV. El amigo me escribe lo siguiente:

HOLA,MUY BUENAS.LE COMPRO LAS DOS MONEDAS DE 5 PESETAS POR 18 EUROS.A PARTE DE LOS GASTOS DE ENVIO QUE SERIAN DE 6,50 EUROS.SI, ENVIO CERTIFICADO URGENTE.SERIA EL TOTAL DE 24,50 EUROS.SI LE INTERESA MI OFERTA DIGAME DONDE DEBO DE HACER LA TRANSFERENCIA QUE HOY MISMO SIN DUDARLO LA LLEVARIA A CABO.TIENE QUE TENER EN CUENTA DEL ESTADO DE LAS MONEDAS,YA QUE UNA NO SE LEE LAS ESTRELLAS Y A PARTE ESTAN CON RAYADAS Y ALGUN GOLPE QUE OTRO.ESPERO RESPUESTA.MUCHAS GRACIAS POR PERDER SU TIEMPO EN LEER ESTE SMS.GRACIAS DE NUEVO Y SALUD.

Para enmarcarlo ¿eh? Menudo hoygan

Le digo que va listo si pretende que le venda dos de los duros más difíciles de El Centenario por menos de su peso en plata. También le invité a visitar esta entrada y esta otra.  A lo que el tipo me responde:

HOLA LA PLATA ESTÁ A 8,68 EUROS LA ONZA.UNA ONZA =31,1 GRAMOS.ESTAS MONEDAS TIENEN 25 GRAMOS CADA UNA.NO ES QUE VAYA DE LISTO NI MUCHO MENOS.SOLO LE INFORMO DE MI SABIDURIA EN EL TEMA.MI INTENCION TAMPOCO ES OFENDERLE NI BURLARME DE USTED.NO LO PIENSE.NO ME GUSTAN LOS MALOS ROLLOS.ME CONSIDERO MUY LEGAL Y ONESTO.SOLO LE HE OFRECIDO DE LO QUE YO ENTIENDO.NO ENTIENDO DE CARTALOGOS NI DE MAS.POR QUE EL CATALOGO ES UN PRECIO Y LA REALIDAD DE HOY POR HOY,ES OTRA.SI NO ES MUCHA MOLESTIA,CUANTO PIDE POR LAS DOS???GRACIAS DE NUEVO POR PERDER SU TIEMPO EN LEER ESTE SMS.(SIN MALOS ROLLOS, DE VERDAD)SALUD.

Creo que me he encontrado pocas veces en mi vida a gente que haga tan explícita su ignorancia como este tipo, y encima para querer engañarme. En primer lugar porque no sabe escribir, escribe con mayúsculas, sin espacios, sin tildes, deletreando mal y sin ser ni siquiera capaz  de estructurar correctamente una sentencia. Lo de no saber escribir es, desde mi punto de vista, una lacra social. No es que tengamos que ser todos literatos, y nadie está libre de que se le escape alguna falta, pero no ser capaz de escribir de forma comprensible es el mayor exponente de la ignorancia. Además de que semejante forma de redactar me parece una mala educación, un descuido o desprecio total hacia tu lector. Algo así como si te presentas a alguien y en vez de darle la mano le haces partícipe del olor de tus flatulencias.

Y dicho esto, vamos al tema numismático:

Este es el típico chaval que va en busca de chollos para vender más caro. Seguramente tenga menos de veinte años y quiera sacarse unos cuartos vendiendo monedas. Para lo cual habrá dedicado una tarde a leer algunas páginas sobre numismática y creerá que sabe lo suficiente como para hacer negocios en el mundo numismático.

Muy mal. Para este asunto hace falta dedicar tiempo, y bastante, del orden de años. Si no, lo normal es que te salga mal el asunto y no hagas más que perder pelas por pasarte de listo. Es como en la serie de Los Soprano, donde hay varios personajes jóvenes que quieren hacer pelas rápidamente y acaban con una bala entre ceja y ceja a las primeras de turno. Además, no hay que ser avaricioso y querer sacar un 1000% de beneficio por cada pieza que se venda, en torno a un 15-20% ya está bien, y muchas veces se saca menos.

Resulta que luego indagué al tipo y tenía una tienda en eBay (no pongo la dirección por motivos evidentes).   En ella vendía un montón de monedas, centenares, a unos precios desorbitados. Por ejemplo, una peseta de 1903 en estado BC+ por 35 euros o tres cobres de Fernando VII en calidad BC-/BC por 120 euros. He incluso había muchos casos en los que ni siquiera sabía lo que estaba vendiendo. Ponía varias veces “moneda antigua para catalogar”, tratándose de falsificaciones (eran más que evidentes) de monedas romanas. He incluso una la anunciaba como “un maravedí de plata” (!!), cuando realmente estaba vendiendo un real.

Me fijé en sus votos y descubrí que no había vendido ni una sola moneda. Normal, a esos precios y con esas calidades… realmente lo único que había hecho era perder un montón de tiempo subiendo cientos de fotos a eBay y también dinero, porque los anuncios y la tienda no son gratis.

Como conclusión se puede sacar una lectura de esto: Internet permite comunicarte con millones de personas en  todo el mundo, pero eso no es suficiente para poder venderles monedas y sacar un beneficio. Hace veinte años el mero hecho de poder llegar a cierta gente ya era un valor añadido de unos comerciantes frente a otros; la numismática de Palencia ponía los precios que quisiera porque la gente no iba a comprar monedas a Madrid y en Palencia sólo había una numismática. Hoy ese valor añadido se ha reducido muchísimo (para mi lo extraño es que no se haya anulado por completo) por lo que hoy más que nunca se prima el conocimiento sobre el mercado en el que te metes, ya sea numismático o de otro tipo. Es decir, que nadie se crea que sólo por tener una conexión a Internet se puede sacar unas pelas en el mundillo numismático porque eso no es así. Hace falta conocer el mercado, y eso no se hace en una tarde.

Comentarios en: Pasarse de listos

  1. Me hace gracia usted, Calleja. Comparto su disgusto por la experiencia con este tipo de individuos, pero le diré que no es nada nuevo para mí. Docenas me he encontrado… Pero le digo que me hace gracia porque es de los que piensan -y se equivocan, pero piensan- que este tinglado de internet va a acabar con el negocio de la numismática tradicional en España. La moneda hay que tocarla, tomarle la temperatura. Examinarla con tranquilidad. Todo eso en internet no es posible. Al cliente hay que mirarle a los ojos, casi ver hasta sus entrañas y demostrarle que no está frente a un simple aficionado. Ésto es otro mundo. Casi otra dimensión, le diría.
    Un saludo

  2. Interesante comentario.

    Uno de las entradas que más ganas tengo de escribir es sobre cómo la Web puede/debe cambiar el negocio y el coleccionismo numismático. En mi opinión, la Web está modificando prácticamente todos los modelos de negocio que existían hace 20 años, pero en la numismática eso no ocurre ¿es debido a que sólo existe un modelo de negocio y es el de la numismática tradicional? Puede ser ¿es debido a la obsolescencia tecnológica de la inmensa mayoría de los numismáticos? Pues puede ser también (y esa es mi opinión).

    Sinceramente, me gustaría dedicar un rato a reflexionar sobre el tema, ya dedicaremos una entrada al asunto.

    saludos,
    Adolfo

  3. Yo pienso igual que el compañero Adolfo, y más que gracia, me da satisfacción pensar que internet va a hacer que muchos “se pongan las pilas”.

    La numismática no escapa a las reglas del mercado (oferta y demanda). Al menos en mi caso, cuando me doy un paseo por el mercadillo numismático de Valladolid, es casi imposible encontrar algo interesante a un precio razonable. Si te pasas por la numismática, tres cuartos de lo mismo. En Cuenca, donde vivo ahora, no hay mercadillo y hay una numismática, en la que sólo compraría catálogos. Antes, si quería comprar una moneda, tenía que elegir entre la poca oferta que tenía, de lo cual, se aprovechaban los comerciantes de mi zona.

    Sin embargo, todo ha cambiado desde que entro en las subastas de las numismáticas “prestigiosas” y veo precios de adjudicación más razonables, calificaciones de los grados de conservación más acordes a la realidad, y con una garantía “a priori” mayor que la que me pueden ofrecer en los mercadillos.

    No me sale a cuenta pagar una moneda por el doble para tocarla antes de comprarla. Casi mejor confío en la reputación contrastada del vendedor, me ahorro un dinero, y la toco después.

    El tiempo y el mercado dirán…

    Un saludo

  4. La verdad que el debate que planteaís es muy interesante. Mi posición es más cercana a la de Pedro pero eso no quita que yo, que puedo calificarme como “obsoleto” en cuanto a conocimientos de informática, reconozca que ésta puede ser un instrumento muy útil siempre y cuando se sepa utilizar, y sea utilizada con criterios profesionales y éticos. Aunque yo sea partidario del trato directo, al fin y cabo, compres en mercadillos o a través de internet, lo importante es la experiencia de sentir un trozo de historia entre las manos.

  5. Bueno, pues así me gusta, que la gente participe y comente cosillas.

    Yo soy un total y auténtico nativo digital que utiliza la Web para resolver mil problemas cotidianos. Para mí comunicarme con alguien a través de la Web es tan natural como hacerlo cara a cara. Me siento muy cómodo con éste medio.

    Digo esto porque es evidente que mi opinión está muy sesgada. No obstante, las TIC todavía no han sido capaces de modificar el negocio de la numismática. A ver si no tardo en poder dedicar un par de entradas al tema. Lo que pasa es que no son entradas que se escriban en media hora…

    Mientras tanto se puede seguir debatiendo por aquí :)

  6. Pingback: Las TIC en la numismática I « Blog numismático

  7. Pingback: Las TIC en la numismática II « Blog numismático

  8. En mi opinión, creo, que lo que nos puede ofrecer internet, no nos lo ofrece nadie físico, nadie entiende de todo, en canvio, en internet, puedes encontrar a personas que entienden de aquello en que te has “enamorado”. En la numismática, existen gran cantidad de fantasmas y gente que sólo mira por el beneficio propio, pero también existe una pequeña minoría, que sería aqui dónde le ubicaria yo a usted, que serían aquellas personas que coleccionan, no solo por el placer de ir acumulando objetos, ni de augmentar su patrimonio líquido, sinó de respetar las obras de arte tal cómo són y admirar-las aún que no sean de uno mismo, y si tienen un poco de excedente, a vender-lo al precio en que los dos salgan ganando, y en la compra igual

    Saludos

  9. Pingback: El valor añadido de eBay « Blog numismático

  10. Pingback: Pasarse de listos II « Blog numismático

  11. Pingback: Blog numismático

  12. Pingback: Relaciones win-win « Blog numismático

  13. Pingback: Denarios como canarios « Blog numismático

  14. Pingback: La numismática de eBay « Blog numismático

  15. Muy buenas, tal y como yo lo veo llevas toda la razón pero el problema es que cada día menos gente colecciona monedas y menos invierte en piezas raras que se diferencian de otras por un número o una marca de ceca, es decir, los pocos que coleccionan ni tienen conocimiento ni intención de tenerlos y valorar los detalles de un numismático.

    La gente mayor muere y sus herederos no valoran sus colecciones y cada día se ven más monedas en venta, la mayoría sin valor numismático y alguna, pocas, con valor que terminan malvendiendo. El mercado está en general saturado, en especial de algunas monedas.

    Esto ha dejado de ser un negocio o una manera de ganarse la vida, se mire por donde se mire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba