Se empiezan a enlazar datos numismáticos

Se empiezan a enlazar datos numismáticos

Sin lugar a dudas Darío me ha dado la mejor noticia numismática de las que he tenido conocimiento este verano: la Sociedad Numismática Americana (ANS) y el Instituto para el Estudio del Mundo Antiguo de la Universidad de Nueva York están trabajando en un ambicioso proyecto de crear un corpus digital de la moneda del Imperio Romano que siga los estándares de Linked Data. Si hace unos meses hablábamos de la idea de enlazar datos numismáticos y ponía como ejemplo NumiShare, un proyecto piloto que había llevado a cabo ANS, ahora parece que se han dado cuenta del potencial de estas tecnologías y que van en serio con un buscador llamado OCRE. Podéis encontrar información sobre el proyecto en su blog oficial.

Su idea está muy clara: publicar todo el corpus de moneda romana con datos sobre las mismas, dejando todos esos datos abiertos y permitiendo su fácil importación y enlazado porque se sigue estándares. Estas palabras seguramente sean un poco abstractas para los que no sean técnicos, así que vamos a poner un ejemplo concreto:

Cualquiera puede acceder a OCRE y realizar búsquedas sobre monedas romanas. Esto no es nada nuevo porque hay otros buscadores que hacen lo mismo, como por ejemplo MANTIS.  La gracia está en que toda la información que aparece la puede usar cualquiera para lo que quiera, y además lo ponen fácil. Por ejemplo, la referencia del RIC “Augustus 4a” la podemos ver aquí, o nos podemos descargar los datos relacionados con esa moneda aquí (por ahora hay pocos datos relacionados con cada moneda, supongo que aumentarán). Ambos enlaces son representaciones de la misma moneda pero el primero es fácilmente legible para un humano y el segundo es fácilmente legible para una máquina. Justamente en esta segunda parte está la gracia.

Para que os hagáis una idea: en este enlace nos podemos descargar un montón de descripciones de monedas en formato CSV (si queréis visualizarlo podéis usar Excel y poner como separador un punto y coma ‘;’). Entonces no solo podemos ver los datos en el buscador, sino que también se pueden descargar para hacer con ello lo que queramos. Por ejemplo, podríamos usarlos para clasificar nuestra colección y en vez de tener que introducir nuestros datos en la hoja de excel a mano, lo único que tendríamos que hacer sería marcar las que tenemos y las que nos faltan. Otro ejemplo claro sería usarlos para montar una Wiki al estilo de WikiMoneda, la que han montado los foreros de Identificación Numismática. De esa forma, en vez de tener que meter los datos moneda a moneda, se podrían importar todos automáticamente y luego que cada cual se dedique a comentar lo que quiera o a subir fotos de su colección. Eso lleva muchísimo menos tiempo que empezar una wiki desde cero.

Pero todo esto se hace todavía más potente cuantos más sean los que enlazan sus datos. Por ejemplo, un vendedor podría montar una tienda que usase los datos de OCRE, de forma que para poner una moneda en venta simplemente tenga que subir las fotos e indicar la referencia del RIC y el resto de datos aparezcan automáticamente, incluyendo referencias a páginas web donde sus clientes se pueden informar sobre las características de esa moneda. Además, el vendedor no solo se beneficiaría de que publicar sus monedas sea más fácil, sino que daría mucha más visibilidad a su tienda porque los buscadores la encontrarían de forma más sencilla (el buen posicionamiento en buscadores es extremadamente importante para las páginas web). Si una buena parte de los comerciantes lo hiciesen así recopilaciones de datos para catálogos como el Rafael Tauler, que hoy en día lleva años de trabajo, se podría hacer en menos de una semana.

En definitiva, OCRE lo veo como el pistoletazo de salida para la adopción de un paradigma que promete cambiar las posibilidades de acceso a la información numismática. Si llega ese día todos saldremos ganando: los comerciantes darán mayor visibilidad a sus negocios, los académicos podrán recopilar información mucho más fácilmente, la publicación de catálogos se facilitará drásticamente y esto se traducirá en que aparecerán muchos catálogos de buena calidad y muy baratos.

Tecnología para todo esto ya hay, aunque todavía sigue madurando rápidamente. En España todavía somos pocos los que sabemos manejarla. La culpa la tiene lo poco que se fomenta la investigación en este país y la horrorosa visión que tiene la administración sobre la Web, que se resume en esperar a que los anglosajones hagan algo, analizarlo 5 años más tarde, imitarles a los 10 años y mientras tanto solo mover las fichas que interesan a las operadoras. Pero todo esto no podrá ser posible sin la voluntad de los comerciantes y las instituciones públicas, que son quienes tienen ahora los datos. Conozco comerciantes que están dispuestos de verdad a abrir muchos de los datos que manejan, pero no es la tónica general. Valga como ejemplo que la revista de la AENP maneja contenidos cerrados, al igual que Numismático Digital, que está patrocinado por muchos de los principales comerciantes del país.  Muy mal, así no se puede avanzar.

Las monedas que ilustran la entrada son de los denarios de Augusto, ceca de Emérita, que se publican en OCRE.

3 Comentarios

  1. Jonathan López 5 años hace

    Hola Adolfo, queria comunicarte que me ha parecido muy interesante esta entrada. Es muy importante que la gente empiece a compartir este tipo de información de una forma estandarizada y abierta.

    En Coleccionismo21.com estamos trabajando en un proyecto que consiste en que los usuarios puedan crear y gestionar sus propios catalogos personales “online” a partir de la información que hay en una base de datos general. El objetivo es crear una base de datos que contenga el máximo de información sobre cada moneda (en principio española) y que luego los usuarios puedan acceder a ella para que, simpleme seleccionando las piezas en un listado, puedan incorporarla a su catalogo personal y en este puedan añadir fotografías, estado de conservación, etc, de sus piezas en particular.

    Cuando esto ya se tenga implementado, a lo mejor, incorporamos algún que otro servicio adicional como pueda ser la impresión en un libro fisico y encuadernado del catalogo, compartir el catalogo con otros o lo que sea que los usuarios pidan o necesiten. Pero eso ya más adelante y conforme veamos como responden los coleccionistas.

    En principio empezaremos con una base de datos para la numismática española, pero se puede implementar también para la filatelia u otros tipos de colecciones.

    Gracias a esta entrada, vamos a estudiar la posibilidad de incluir el enlazado de dados (linked data).

    • Autor
      Adolfo 5 años hace

      Me alegro muchísimo de que esta entrada te ayude a reflexionar sobre la tecnología utilizada para tu página. Ahora bien, solo estarás siguiendo los principios de Linked Data si los datos que crees en esa base de datos son abiertos. Es decir, si una vez que tengas la base de datos permites que otros la descarguen para hacer otras aplicaciones y otras webs que quizá compitan con la tuya… pero claro, así puedes enriquecer tu web con información creada en otras páginas. En definitiva, que tus usuarios no se beneficiarán solo de la información que se genere en tu web, sino también de la información que se genere en otros sitios; a la vez que otros sitios se beneficiarán de lo que se cree en tu web.

      Un saludo,
      Adolfo

  2. Darío 5 años hace

    Hola Adolfo! Me alegro de que la noticia te haya entusiasmado tanto. Comparto enteramente tu opinión. Creo que OCRE marcará un hito en el estudio de la numismática. Coincido también en que es necesario un cambio de mentalidad para que todos los actores comiencen a compartir la información de la que disponen, lo que redundará en beneficio de todos.

    Saludos!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*