Doble sestercio de Trajano Decio

Periodo: Edad Antigua

País: Imperio Romano

Denominación: Doble Sestercio

Emperador: Trajano Decio

Ceca: Roma

Calidad: EBC-/MBC+

Peso: 37.25 g.

Casa de subastas: Jesús Vico

Fecha: 7 de marzo de 2023

Precio de salida: 2.500 euros

Agustín Fidalgo y Adolfo Ruiz Calleja son los coautores de este artículo.

El reinado de Trajano Decio

Una de las características fundamentales de la estructura del poder en el imperio del siglo III fue el ascenso del ejército como principal pilar del estado (en detrimento del senado). Los emperadores, ya desde Septimio Severo, procuraron ganarse el favor de las tropas con numerosos favores, donativos y elevados salarios: si éstos decidían retirar el apoyo al emperador, no tardarían en aparecer pretendientes (en muchas ocasiones pertenecientes al propio estamento militar) que ofrezcan mejores condiciones a los soldados, quienes no tardarían entonces de encargarse del viejo emperador y aclamar al nuevo. Este fue un proceso que se repitió de forma más o menos constante hasta la llegada de Diocleciano.

Uno de estos emperadores fue Trajano Decio, comandante de las legiones del Danubio durante el reinado de su antecesor, Filipo el Árabe. Decio aprovechó la revuelta de Pacatiano en el Danubio y, tras derrotarlo, se proclamó él mismo usurpador en oposición a Filipo, derrotándolo en la batalla de Verona. El reinado de Decio duró alrededor de dos años, terminando con su muerte en el año 251 a manos de los godos en la batalla de Abrito. Se convirtió así en el primer emperador romano en morir en manos de un enemigo extranjero.

Decio fue un emperador tradicionalista que hizo énfasis en recuperar los valores tradicionales y la moral romana. Para ello tomó acciones para recuperar el favor de los dioses tras años de proliferación de credos extranjeros en el Imperio. Su medida más conocida fue el Edicto de Decio, que si bien no iba dirigido expresamente contra los cristianos tuvo como principal consecuencia una de las mayores persecuciones a cristianos del siglo III. 

Las monedas de Decio

En consecuencia, con su visión tradicionalista, durante el reinado de Decio se produce un ligero cambio iconográfico en las monedas: los reversos parecen estar más directamente relacionados con la figura emperador en concreto (en este caso Decio). Esto se entiende como parte de la veneración al emperador. Por ejemplo, se representan las provincias de Dacia y Panonia (cuyas legiones habían sido comandadas por Decio antes de ser emperador) e incluso al “Genio del ejército de Iliria” (responsable de proclamar emperador a Decio y pieza fundamental para derrotar a Filipo en la batalla de Verona). También hay abundancia de tipos tradicionales (abundantia, virtus, victoria, uberitas etc.).

Sestercio de Decio, La Dacia en reverso sujetando bastón con cabeza de draco

En esa misma línea se puede entender una de las series especiales más conocidas y buscadas del siglo III, acuñada durante el reinado de Decio: la serie de antoninianos de restitución/divinización que se acuñó en la ceca de Roma en torno al año 250. En ellos se muestra en anverso la figura de muchos de los emperadores más conocidos y recordados de Roma (especialmente de los antoninos, pues Decio clamaba descender de dicha dinastía) y en el reverso un águila o una pira funeraria. Es por lo tanto una emisión cargada de propaganda y estrechamente relacionada con el culto al emperador. 

Decio también acuñó ingentes cantidades de antoninianos a nombre de Herenia Etruscila, así como de Herenio Etrusco como césar, que son bastante comunes y asequibles. Más escasas son las monedas a nombre de Etrusco como augusto o de Hostiliano, que suelen alcanzar precios más altos en subastas.

Antoniniano de Herenio Etrusco como césar, útiles litúrgicos en reverso

En relación con los tipos monetarios, durante el reinado de Decio se acuñaron en metales nobles áureos de oro (de peso reducido, tal y como los de su antecesor Filipo) y antoninanos de vellón, cuyo peso se redujo de 4.5 g. a 3.7 g. (con una proporción de plata de entorno al 37%). 
Otro de los aspectos más interesantes de la numismática de Decio son sus monedas en bronce. Aparte de sestercios, relativamente comunes en calidades medias (como el de la imagen anterior), se acuñaron dupondios y ases, que son bastante más escasos, Decio introdujo dos nuevas denominaciones: el semis (última imagen), que es bastante raro, y el doble sestercio, la denominación más espectacular de su reinado que trataremos a continuación.

 Antoniniano de Hostiliano como césar, marte en reverso

Los dobles sestercios

Los dobles sestercios son las piezas más grandilocuentes del reinado de Decio. Es una denominación que él mismo introdujo en torno al año 250, para combatir la reducción del poder adquisitivo de las monedas de bronce causado por la creciente inflación

Para diferenciar un doble sestercio de uno simple basta con fijarse en la corona radiada del emperador, símbolo de “doble” también empleado en los antoninianos y los dupondios. El peso también varía, pues llega a ser incluso más del doble que el de los sestercios en este periodo.

El ejemplar que encabeza esta entrada muestra en anverso el busto de Trajano Decio con corona radiada, acompañado por la leyenda IMP C M Q TRAIANVS DECIVS AVG (El emperador Cayo Mesio Quinto Trajano Decio Augusto), y una representación de la victoria avanzando hacia la izquierda sujetando corona de laurel y palma, acompañada por la leyenda VICTORIA AVG (la victoria del emperador) y las letras S-C (Senatus consulto) en el campo. 

Además del tipo “Victoria”, Decio acuñó cuatro tipos más: tres a su nombre (Felicitas, Liberalitas y Victoria), uno a nombre de Herenia Etruscila (Pudicitia) y un tipo en el que aparece el retrato de Decio en anverso y el retrato de Etruscila en reverso.  Los tipos Felicitas y Victoria son los más comunes, mientras que el de Herenia Etruscila es algo más escaso. Los tipos Liberalitas (Decio y Herenio Etrusco sentados sobre plataforma realizando donativo al pueblo) y el tipo conjunto de Decio y Etruscila son de una rareza extrema. En este vídeo os mostré un doble sestercio del tipo felicitas.

Todo apunta a que el doble sestercio no tuvo buena aceptación en la economía romana. Su sucesor, Treboniano Galo, decidió no continuar con la emisión de dobles sestercios. No obstante, se cree que tanto Galieno (dentro de la enigmática emisión “Intrata Vrbis”) como Póstumo revivieron esta denominación, aunque hoy en día esto quede en duda puesto que en el caso de ambos la diferencia de peso entre los supuestos sestercios y los dobles sestercios es ínfima sino inexistente. Por eso hay autores que consideran que, en esta época turbulenta y de hiperinflación, los trabajadores de las cecas usaron ambas coronas (laurel y radiada) para los sestercios, perdiendo esta última su significado de “doble”.

Otro emperador que pudo acuñar dobles sestercios fue Aureliano. En su caso, como parte de su reforma económica, Aureliano emitió dos denominaciones en bronce que por su peso fueron denominadas analógicamente como as y dupondio respectivamente. Sin embargo, recientemente se ha propuesto considerarlas como sestercios y dobles sestercios basándose en una interpretación económica del periodo teniendo en cuenta la inflación. Aquí tenéis un ejemplo de un doble sestercio de aureliano, que muestran siempre el busto radiado de Aureliano en anverso, y el busto de Severina sobre creciente en reverso. Los dobles sestercios de Aureliano son bastante escasos, llegando a precios similares a los de Decio si están en buena conservación.

Semis de Decio, marte en reverso

La próxima subasta de Jesús Vico

Jesús Vico organiza una triple subasta para los días 6 y 7 de marzo de 2024: una subasta en sala el día 6 con la primera parte de la colección Rodrigo Angulo; y una subasta online y otra en sala el día 7. Son subastas que dan el clásico repaso a la historia de la numismática española, así que tomaré las tres como conjunto para dar un repaso a las monedas de la Edad Antigua y la Edad Media que ofrecen. En una entrada futura me centraré en las monedas modernas y contemporáneas. 

La moneda antigua se centra fundamentalmente en el Imperio Romano. Se ofrecen más de 100 lotes entre los que destacan muchos sestercios: Calígula, Nerón, Trajano, Agripina, Clodio Albino… A ellos les acompañan otros bronces notables, como el doble sestercio que encabeza la entrada o el medallón de Constantino. También se pueden destacar algunos denarios interesantes, como el de Adriano con Hispania, los de Augusto, los de Galba… 

La moneda ibérica tiene una amplia presencia en la colección Rodrigo Angulo. Ahí se encuentran verdaderas rarezas que sabrán apreciar los interesados en esta serie. Tal es el caso de los ases de Bentian, de Baskunes o de Loutiskos. Además, en la subasta principal se ofrece el rarísimo cuarto de Unambaate

La moneda medieval se repasa bastante rápido. En ella destaca un bonito conjunto de doblas ceutíes, acuñadas por azafíes y meriníes. Moneda castellana no hay mucha pero sí de muy alta rareza. Ahí nos encontramos un dinero de Alfonso VII, un tornés de Zamora de Fernando Iun medio real de Coruña de Enrique II, una blanca de la banda, un cuartillo de Ávila… 

Este artículo ha sido patrocinado por Jesús Vico. Podéis seguir a Jesús Vico en su web, Facebook e Instagram.

En podcast

Os dejo un podcast con un contenido semejante al de este artículo:

Descripción de Jesús Vico

IMPERIO ROMANO. TRAJANO DECIO. Doble sestercio. Roma (249-251). A/ Busto radiado y drapeado a der.; IMP C M Q TRAIANVS DECIVS AVG. R/ Victoria avanzando a izq. con corona y palma; VICTORIA AVG, S-C. AE 37,25 g. 38,4 mm. RIC-126d. Campos repasados. Pátina verde con tonos rojos. EBC-/MBC+. Muy escasa.

Ex subasta Lanz 161 (7-XII-2015), lote 442.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio