Error «die cap» en las 5 pesetas de 1975

Un lector del Blog Numismático me escribió para preguntarme por la moneda que ilustra esta entrada. Sus palabras fueron las siguientes:

[…]Hace más de 30 años me encontré esta moneda (no recuerdo bien pero creo que fue un cambio que me dieron), y la guarde. 

Por circunstancias de la vida que no que no vienen al caso, he visto monedas con doble acuñación, mal acuñadas, aplastadas ( ya sea con un martillo o con las vías del tren etc..), pero no había visto una así, con una cara mal acuñada (o aplastada) y la otra perfectamente acuñada sin rastro de daños por el aplastamiento.

No me voy a dilatar para que no se le haga pesado el correo. Sin más le adjunto fotos esperando que usted me pueda aclarar si es una moneda mal acuñada o una gamberrada. […]

Lo que tiene este lector es un extraordinario ejemplo de un error “die cap (“gorra de cuño”, traducido literalmente aunque suelo verlo escrito en inglés). Es un error muy raro que nunca había aparecido en el Blog y que bien merece una explicación.

Las monedas incusas

Ya hemos visto las monedas incusas. Decíamos que es un error que se produce cuando una moneda se queda enganchada en el troquel (generalmente en el de anverso, que es el móvil). El siguiente cospel acuñado recibirá un golpe del cuño con la moneda enganchada. Por tanto, en vez de quedar imprimida la imagen del cuño del anverso quedará la del reverso incusa. Aquí podéis ver un ejemplo:

Moneda incusa.
Moneda incusa.

El error “die cap

Cuando se engancha una moneda al cuño se van generando monedas incusas hasta que ésta se desenganche. Todas ellas son errores de producción (más). Pero ¿qué ocurre con la moneda que quedó enganchada? ¡Esa es la que tiene un error “die cap”! 
Estos errores presentan una de las caras con muy buena acuñación mientras que la otra está totalmente deshecha. La razón es que la cara “deshecha” se utilizó involuntariamente para acuñar los siguientes cospeles que entraron en esa pareja de cuños, generando las monedas incusas que antes comentaba. Los fuertes golpes hacen que el diseño quede totalmente borrado o, a lo mucho, se vea una sombra fantasmagórica del diseño original. Además, la moneda suele quedar abombada por los golpes; de ahí el nombre de “cap” (“gorra”) que los anglosajones pusieron a estos errores.

5 pesetas 1975. Error “die cap”
“5 pesetas 1975. Error “die cap

Resumen gráfico

He preparado un pequeño gráfico donde resumo cómo se generan las monedas incusas y las monedas “die cap”. Espero que así quede más claro.

Gráfico

Añadido de Juan Bautista Bajo

Tengo que agradecer a Juan Bautista Bajo que me haya revisado la entrada, como experto en errores que es. Además, ha querido complementarla explicándonos algunos errores relacionados. El siguiente texto es suyo:

Existen cuatro errores  de acuñación que, aunque difieren en la causa  que los producen, los efectos son muy parecidos

1.- Acuñación die cap

  Sucede cuando una moneda, ya acuñada, queda pegada al cuño y ella misma sirve de troquel en sucesivas acuñaciones. Tal error provoca el desgaste y la eliminación del relieve de dicha moneda.

2.-Acuñación débil o floja

 Este error es provocado por varios factores: desgaste de los cuños utilizados, pérdida de presión de la máquina acuñadora, utilización cospeles más delgados o de una aleación más resistente… el resultado es que tenemos monedas que ofrecen un diseño con escaso relieve

3.- Acuñación unifaz

  Se trata de monedas que tienen acuñada una sola cara debido a la falta del cuño correspondiente en una de sus caras o  por la superposición de dos cospeles en la cámara de acuñación.

4.- Cospel grueso

  Si el cospel que se acuña tiene mayor grosor del debido la acuñación resultante suele presentar errores.

6 comentarios en “Error «die cap» en las 5 pesetas de 1975”

  1. Hola, soy nuevo leyendo este blog y, si es posible, deseo hablarle de una moneda de 20 centimos España 1999 con un error que no he logrado ver repetido a pesar de buscar ampliamente por la red. La susodicha es del «199»; la falta del ùtimo «9» es completa. NO DESEO VENDERLA, unicamente y por lógica curiosidad me gustarìa conocer su valor aproximado. Grazas, um saùdo.
    Post datum: Me gustarìa (aunque no pueda complacer mi curiosidad) recibir correos informativos de su blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio