ESPECIAL: EUROS | LOS EUROS DE ANDORRA

Esta entrada continúa con el repaso a los euros de cada país. Como siempre, escribo estas líneas asistido por Francisco J. López, autor de Colemone.

En este caso hablaré de un país bastante polémico en lo que a los euros se refiere: Andorra. Este pequeño país pirenaico es uno de los últimos en entrar en la eurozona, pero uno de los que más quebraderos de cabeza ha ocasionado a comerciantes y coleccionistas.

Los euros de Andorra

Andorra entró a formar parte de la zona euro en abril de 2012, pero hasta 2014 no emitió monedas

Estas monedas siguen un patrón de diseño muy extraño: 3-3-1-1. Es decir, hay un mismo diseño para las tres monedas de acero recubierto de cobre, otro mismo diseño para las tres monedas de oro nórdico y un diseño diferente para cada una de las bimetálicas. Veámoslo:

serie euros Andorra
Serie euros Andorra
  • Las monedas de acero recubierto de cobre (1, 2 y 5 céntimos) representan la fauna pirenaica. En ellas se ve un rebeco con un quebrantahuesos volando al fondo, ambos en las bonitas montañas andorranas.
  • Las monedas de oro nórdico (10, 20 y 50 céntimos) representan el románico andorrano. En ellas se ve la Iglesia de Santa Coloma, con su preciosa torre.
  • Las monedas bimetálicas se centran en los símbolos del Estado Andorrano. Las monedas de 1 euro muestran la Casa de la Vall, que es la antigua sede del poder legislativo andorrano. Las monedas de 2 euros muestran el escudo de Andorra.

Sobre estos diseños hay una curiosidad: Andorra propuso a la Comisión Europea otro diseño para las monedas de oro nórdico. En el primer diseño propuesto se veía el busto del Pantocrátor de la Iglesia de San Martín de la Cortinada en un primer plano, con la Iglesia de Santa Coloma en un segundo plano. La Comisión Europea consideró que ese diseño rompía la neutralidad religiosa que se impone a los euros, por lo que solicitó que se retirase el Pantocrátor. Así lo hizo Andorra, dejando solo la Iglesia de Santa Coloma.

Las cecas de Madrid y de París se van alternando para fabricar los euros de Andorra. Los años pares los fabrica la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, mientras que los años impares los fabrica la Monnaie de Paris.
Las monedas de 2 euros tienen un canto semejante al de otros países (como España): alternan estrellas y el número “2”.

Los 2 euros conmemorativos de Andorra

Andorra emitió una moneda conmemorativa en 2014 y, a partir de entonces, ha emitido dos monedas al año. Son monedas con motivos que no trascienden más allá de las diminutas fronteras de Andorra.

La mayoría de las monedas se dedican a conmemorar efemérides relacionadas con el Estado Andorrano. Por ejemplo, los 600 años del Consell de la Terra, los 25 años de la Constitución o los 30 años de la mayoría de edad a los 18 años

En algunos casos se conmemoran eventos organizados en Andorra (v.gr. la Copa del Mundo de Esquí Alpino). Otra conmemoración muy llamativa es la moneda dedicada a los mayores durante la pandemia.

Andorra. 2 euros 2021. “Gente mayor en la pandemia”.

La diseñadora de muchas de las monedas es Orietta Rossi. Sus diseños no me gustan por lo general. Los considero muy poco originales. Muy aburridos. Quizá la que más me gusta sea la de los 2 euros de la pandemia, que represento sobre estas líneas. Fue una moneda polémica porque en ella aparece representado el famoso virus.

Las tiradas de estas monedas conmemorativas es de algunas decenas de miles de ejemplares. Esto sería suficiente para abastecer el mercado del coleccionismo, pero los andorranos saben hacer negocio y consiguen que los precios aumenten. La mayoría de las monedas cuestan en torno a 30 euros; algunas (como las de 2019 y 2020) bien pueden suponer un desembolso de 100 euros.

El negocio de los euros de Andorra

Andorra ha entendido la emisión de euros como un negocio para financiar al Estado Andorrano y a sus empresas. 

Esto lo vimos con la famosa emisión de la cartera de Andorra de 2014. Se montó una auténtica locura donde muchos andorranos quisieron hacer su agosto. La razón es que la distribución de la cartera se otorgó exclusivamente a un par de numismáticas andorranas, y como toda Europa buscaba los euros de ese nuevo país había una demanda enorme fuera de sus fronteras. En buena parte se podría decir que esas dos numismáticas tenían la posibilidad de controlar el precio de las carteras porque todas las que se vendían pasaban por ellas. Al final el mercado hizo de las suyas y recompensó la paciencia. Las carteras de Andorra de 2014 se podían comprar a un precio razonable unos años después

Mientras, la distribución de los euros de Andorra indignó a algunos comerciantes. El caso más sonado fue el de Rubén Pulido, que se enfadó con el Gobierno Andorrano y habló fatal sobre los responsables de la distribución. Esto saltó incluso a la prensa andorrana (uno y dos)  y al final el Gobierno de Andorra acabó denunciando a Pulido. Esa denuncia le supuso cinco años de prisión y salir en todos los medios españoles. Unos medios nada interesados en la numismática, sino en sacar los trapos sucios de un político, que es en lo que Pulido se había convertido para entonces

Pero el favoritismo a los comerciantes locales por parte de Andorra continúa hasta la actualidad. Eso hace que tanto las carteras como las monedas de 2 euros sean más caras de lo que serían en un mercado con mayor competencia de distribución. Además, Andorra se cuida de no emitir ningún año todos los valores de las monedas circulantes. De esta forma aumenta el interés y la demanda de sus carteras.

Vídeo y Podcast

Otros países de la Eurozona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba