Lo más importante al coleccionar billetes con errores

José Antonio Castellanos ha publicado una enciclopedia de 7 volúmenes de la notafilia y escripofilia española. Es un trabajo que le ha llevado años y que tiene una pinta estupendísima. Tengo muy buenas críticas de algunos colegas que lo han comprado; yo me haré con la enciclopedia en cuanto vuelva a España.

El proyecto de divulgación de José Antonio va más allá de la enciclopedia. Ha abierto un canal de Youtube donde ofrece información muy útil para los coleccionistas de billetes. Entre ellos, me gustaría rescatar el siguiente vídeo, que ha publicado la semana pasada:

Lo que más me gusta del vídeo es la idea inicial, aunque el resto del vídeo me sigue pareciendo muy bueno: 

El coleccionismo de errores no es para todos. Se requiere no solo tener interés en el objeto, sino en el proceso. No vale con querer tener rarezas. El coleccionista de errores disfruta analizando el billete, no solo presumiendo de “mira qué cosa tan extraña tengo” o “mira qué le pasa a este billete”. Requiere un conocimiento de los procesos de impresión y de las técnicas y herramientas utilizadas […]. Este tipo de coleccionismo supone un reto de ingeniería inversa.

Me parece una explicación buenísima de lo que es el coleccionismo de errores notafílicos. Punto por punto se podría traducir a los errores numismáticos. Es un coleccionismo muy friki y minoritario, donde el coleccionista disecciona hasta el mínimo detalle de cada ejemplar. Una disección que implica conocer con muchísimo detalle el proceso de fabricación de los billetes o monedas. En este punto José Antonio coincide con José María Marín

Conocer este proceso de fabricación de los billetes es lo más importante a la hora de coleccionar errores. Esto se debe a tres motivos:

  • Es la “gracia” de los errores. Un billete con error tiene el mismo diseño y la misma historia que otro sin error; si el coleccionista paga un sobreprecio importante por él será porque le interesan los motivos que han llevado a producirse el error.
  • Hay muchísimos billetes con errores falsos. Un billete con error puede multiplicar por 50 el precio de un billete sin error. Esto hace que sea muy goloso para los estafadores –e incluso para los operarios de las fábricas– simular ciertos errores y así convertir en valioso un billete que no lo era.
  • Pocos comerciantes conocen con detalle los errores notafílicos. Al ser el coleccionismo de errores un tema tan minoritario, pocos comerciantes conocen al detalle el proceso de fabricación de los billetes. Pocos son los que podrán garantizar la autenticidad de los errores que venden o podrán guiar al coleccionista en su afición
1.000 pesetas 1957. Firma de cajero en el reverso.

La parte buena es que actualmente hay mucha más información sobre los procesos de fabricación de billetes que hace unos años. Ahora podemos encontrarnos vídeos tan interesantes como los siguientes, donde se ven los pasos de ese proceso de fabricación, de manera que podemos detectar los errores que puedan producirse. También hay casas de subastas y otros comerciantes que ofrecen errores numismáticos online, de forma que, aunque sea a través de fotografías, podemos acostumbrarnos a los errores existentes.

A quienes no les guste indagar sobre el proceso de fabricación de los billetes o monedas yo les pediría que reflexionen si realmente quieren coleccionar errores. Quizá ese tipo de coleccionismo no sea para ellos. Además, pueden verse fácilmente engañados a la hora de adquirir ejemplares para su colección. Eso les pasó a dos colegas, uno con billetes y otro con monedas

Comentarios en: Lo más importante al coleccionar billetes con errores

  1. Juan Bautista Bajo Miguelez

    Coleccionismo de BILLETES CON ERRORES…. Cada persona es única , cada coleccionista es único y las motivaciones son muy personales. Cabe que
    deseemos poseer algo único… y muchos de los billetes con errores son ÚNICOS… Único es el Billete del Monte de 20 dólares subastado por Heritage el 23 de enero del 2021 en 396.000 dólares… unos 325.000 euros… ¿Qué lo hacía único? Tener pegada una pegatina de una marca de plátanos…
    La ley de la oferta y la demanda también rige en el coleccionismo de billetes con errores… Pocos errores y muchos coleccionistas y las valoraciones se disparan..
    Muy importante ir conociendo el proceso de impresión de los billetes, pero pienso que no hay que ser un experto en impresión para ser un coleccionista. Sí que es necesario estar en buenas manos… En este sentido TODOS LOS COMERCIANTES PROFESIONALES garantizan la autenticidad de los billetes con errores que venden… ¿Falsificaciones? Como en los perfumes, relojes, bolsos de mujer… que, para mayor seguridad, habrá que comprar en establecimientos reconocidos.
    Una delicia seguir el vídeo. genial
    Cordiales saludos.- Juan Bautista Bajo Miguélez

    1. Adolfo Ruiz Calleja

      El problema está en que los errores son más fáciles de falsificar que otro tipo de monedas. Y muchos de los establecimientos que los ofrecen no tienen mucha idea de lo que están ofreciendo.

      Eso tampoco significa que el primer día que se coleccionen errores haya que ser un experto en el proceso de impresión de billetes. Pero sí que hay que estar dispuesto a convertirse en un experto en el medio plazo.

      Saludos,
      Adolfo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba