Centuria Collection: Una excelente colección de moneda venezolana

Read this article in english here.

No es para nada frecuente que se ofrezca una colección de moneda venezolana. La colección referente de este país es la Rosenman Collection, que ofreció Ponterio en 1999. Desde entonces no ha salido al mercado una colección monográfica dedicada a Venezuela, con la salvedad de la Colección Venneziola, una colección interesante pero de una importancia mucho menor subastada en 2020.

Por eso la aparición de la Centuria Collection es un hito importante para los coleccionistas de moneda venezolana. La Centuria Collection la subastará Stack’s Bowers & Ponterio, con el apoyo de Numisubastas, en el marco de la 50ª Convención Internacional de Numismática de Nueva York, la convención numismática más importante del año. Todavía no hay una fecha exacta para la subasta, pero la convención se celebrará entre el jueves 13 y el domingo 16 de enero de 2022

La Centuria Collection se centra en la moneda venezolana, abarcando desde las raras monedas virreinales acuñadas en lo que hoy es Venezuela, hasta el siglo XX. Son 380 ejemplares en total, en su mayoría en una extraordinaria conservación. 

La numismática venezolana está llena de rarezas, especialmente en las acuñaciones del siglo XIX. Por eso, hacer una colección tan completa como la Centuria Collection requiere un esfuerzo y un cariño más que notables. De hecho, el coleccionista (que prefiere mantenerse anónimo) tardó 47 años en reunir la colección que ahora se presenta

En la Centuria Collection hay algunas monedas que destacan por sí mismas y que sorprenden verlas todas juntas en una colección. Tal es el caso del octavo de 1802, el 2 reales “CARCAS”, el real de 1889, o el cuarto de real asignado a Maracaibo (si bien recientemente se ha apuntado a que podría ser de Cuba), por poner algunos ejemplos.

Caracas. 1/8 de real, 1802.
Caracas. 2 reales “CARCAS”, 1820.
¿Cuba? 1/4 de real, 1813.

Hay otras piezas que quizá no sorprendan tanto a nivel individual, pero que forman conjuntos más que complicados de reunir. Tal es el caso de las “puyas” (monedas de 1 centavo), los “medios” (monedas de 25 céntimos, que equivalen a medio real) y las “lochas” (monedas de 12 centavos y medio). Son colecciones completas y con prácticamente todos sus ejemplares sin circular. 

Los “fuerte” (5 bolívares, que equivale a un peso fuerte de 10 reales) seguramente sean las monedas que más atraigan la atención al público en general. Ya se sabe que las monedas de tipo duro son muy demandadas internacionalmente y una colección tan cuidada como ésta seguro que llama la atención.

Caracas. 5 Bolívares, 1889

También hay que fijarse en los 2 bolívares, que son monedas raras. Sin ir más lejos, las monedas de 2 bolívares de 1879, 1887 y 1889 son muy complicadas y más todavía en el grado de calidad que se presentan.

Caracas. 2 Bolívares, 1887
Caracas. 2 Bolívares, 1889

No nos podemos olvidar tampoco de los medios bolívares, que son la serie más rara de este cono monetario. Entre ellos, no falta el medio bolívar de 1889, que es una de las monedas más difíciles (si no la más difícil) de la República de Venezuela.

Caracas. 1/2 Bolívar, 1889

Ya por concluir se debe citar la colección de “pachanos” (100 bolívares de oro), pues está completa en calidad sin circular.

Caracas. 100 bolívares, 1888.

Las monedas de la Centuria Collection ya están físicamente en Estados Unidos y se podrán ver a partir del 7 de enero de 2022 en los salones de la convención de Nueva York. Cuando Stack’s Bowers & Ponterio publiquen el catálogo completo dedicaré otra entrada a la Centuria Collection, en la que contaré con el apoyo de Manuel Rojas Aponte (director de Numisubastas), al igual que en esta. Mientras, aquí podéis ver algunos de los mejores lotes que conforman la colección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba