¿Cuánto vale una moneda única (o casi)? : Tipo OMNIVM

Tipo OMNIVM

Las monedas “tipo OMNIVM” son piezas acuñadas en la Península Ibérica en época de Felipe II y Felipe III con una leyenda muy particular: en el anverso indican “PHILIPPVS D.G. OMNIVM” y en el reverso: “HISPAN REGNORVM REX”. Su traducción viene a ser algo como “Felipe Rey de todos los reinos hispanos”.

Estas monedas se acuñaron en las cecas peninsulares entre 1596 y 1611, tanto en los módulos de plata como de oro y cobre. Es decir, se forjaron en Granada, la casa vieja de Segovia, el Real Ingenio de Segovia, Sevilla, Toledo y Valladolid. Como no podía ser de otra manera, el Real Ingenio fabricaba las monedas a rodillo, mientras que todas las demás están forjadas a martillo. 

En cuanto a los módulos, por parte de la plata nos las encontramos en un real, dos reales, cuatro reales y ocho reales. En el oro las encontramos en un escudo, dos escudos y cuatro escudos.

La particularidad de las monedas tipo OMNIVM es su leyenda tan concreta: aparece la palabra “OMNIVM” (donde yo quiero ver una influencia al pensamiento escolástico, tan en boga en la Escuela de Salamanca del siglo XVI) y no aparece el ordinal del rey. Eso es muy extraño porque son monedas que están a caballo entre los reinados de Felipe II y de Felipe III (ascendió al trono en septiembre de 1598). Sin embargo, simplemente citan al rey Felipe, sin importarles aparentemente a quién de los dos se refieren.

2 reales, Granada 1597. Tipo OMNIVM.
2 reales, Segovia 1597. Tipo OMNIVM.

Coleccionar monedas Tipo OMNIVM

Las monedas “tipo OMNIVM” son todas ellas muy raras. En los ejemplares en los que se aprecia la fecha -lo cual no está garantizado en las acuñaciones a martillo- se suelen contar las monedas existentes con los dedos de las manos. Además, presentan multitud de variantes en la posición de las leyendas o en la colocación de algunas letras o dígitos.

Que sean tan raras no significa que sean monedas caras. Atendiendo a los precios de venta de Numismática La Dobla. De Felipe II tiene varios ejemplares a la venta, como el 2 reales de Granada de 1597 que ofrece a 240 euros, los 2 reales de Segovia de 1597 que ofrece por 450 euros o el real de Granada de 1597 que ofrece por 300 euros a pesar de ser el único ejemplar conocido con ensayador “C”. 

Si nos vamos a Felipe III podemos encontrar otros ejemplares a la venta: un 4 reales de Sevilla de 1600 por 350 euros, un 2 reales de Toledo de 1602 por 300 euros a pesar de ser la única conocida de ese año. Otras, sin fecha, son más baratas, como este 8 reales, o este 4 reales de Sevilla

Como siempre indico, que una moneda sea barata no significa que tenga un precio tal que vayamos a comprar una todas las tardes como quien se toma un café. Pero si las ponemos en perspectiva con otras monedas de plata de la Monarquía Española (o casi de cualquier otra serie), tienen unos precios ridículos. De hecho, cuando hablé de series de monedas que todavía están baratas una de las citadas eran las monedas peninsulares a martillo. 

1 real, Granada 1597, ensayador “C”. Tipo OMNIVM.
4 reales, Sevilla 1600. Tipo OMNIVM. 

Variantes con ordinal del rey

Como he dicho anteriormente, a pesar de lo raras que son las monedas tipo OMNIVM, presentan muchas variantes. Esto es algo típico de las monedas acuñadas a martillo, pues cada cuño era diferente y por eso algunas letras se colocan al revés, o se posicionan ciertos elementos en distintas partes del campo o cosas así. Ese tipo de variantes generalmente no despiertan el interés de los coleccionistas y los comerciantes no suelen citarlas. 

Pero hay una variante muy relevante que yo no conocía hasta que no me la explicó Álvaro Albero: existen algunos ejemplares tipo OMNIVM que incluyen el ordinal de rey. Esta es una variante muy relevante, puesto que “atenta” contra una de las características propias de estas monedas, que es justamente el no llevar el ordinal del rey en la leyenda. 

Buscando al respecto me he dado cuenta de que estas variantes con el ordinal del rey solo ocurren en monedas de Felipe III con módulos de 4 y 8 reales en la ceca de Toledo y Sevilla. Concretamente, conozco estas variantes en las siguientes fechas (quizá haya más y yo no las he encontrado):

¡Cuidado! Esto no significa que todos los ejemplares de estas fechas y cecas presenten el ordinal del rey. Sin ir más lejos, aquí tenéis un 4 reales de Toledo de 1599 sin el ordinal del rey.

Si ya hablamos de que una moneda tipo OMNIVM es muy rara, una que presente el ordinal del rey es de extrema rareza. Sin ir más lejos, Álvaro tiene un 8 reales 1599 de Toledo con esta variante disponible en Numismática la Dobla e indica que solo conoce dos ejemplares (este es el segundo). Si un comerciante especializado en estas monedas solo ha encontrado dos ejemplares, lo más probable es que no existan más de cinco. A lo mucho, muchísimo, diez. 

8 reales, Toledo 1599. Tipo OMNIVM con ordinal del rey.

¿Cuánto vale una moneda tan rara?

La pregunta que encabeza esta sección es de muy difícil respuesta: definir el precio de una moneda tan rara es, ya de por sí, complicado; hacerlo en una moneda rarísima pero que pocos coleccionistas aprecian, es prácticamente imposible.

Digo que pocos coleccionistas aprecian la variante con el ordinal del rey por lo desconocidas que son por el gran público y porque los comerciantes no las suelen prestar atención. En el catálogo de Áureo & Calicó no se cita este tipo para Toledo. Bien es cierto que es un catálogo generalista que no busca profundizar en ninguna serie, pero el hecho de que no cite estas variantes (y sí otras como que los 4 reales de la casa vieja de Segovia 1599 pueden estar coronados o no) es un gran síntoma de lo desconocidas comercialmente que son estas variantes. También es normal que cuando sale una de estas variantes en subastas no se cite la aparición o no del ordinal del rey. Pero los comerciantes especializados, como es el caso de Álvaro Albero, detectarán y pondrán en valor estas monedas.

Estos comerciantes, cuando se hacen con una moneda de este estilo, no la van a vender a cualquier precio. La razón es que ellos, para poder tener un público especializado, necesitan mantener un catálogo de monedas interesantes, que son tan difíciles de adquirir para un comerciante como para un coleccionista. Bien saben que si venden una de estas monedas va a ser complicado que la vuelvan a adquirir. El coste de reposición es altísimo: quizá tarden veinte años en adquirir otra, si es que la adquieren alguna vez más en su vida. Por lo tanto, el cliente que la quiera tendrá que valorarla y tendrá que saber pagarla (más sobre este tema). 

No obstante, estas monedas tan raras -sean con ordinales del rey o sin ellos- siguen siendo muy baratas si se comparan con otras de igual rareza pero pertenecientes a otras series o cecas. Una moneda de los Borbones o de El Centenario de la que se conozcan un par de ejemplares sería tremendamente cara. Lo mismo digo si fuese una moneda de cualquier ceca americana. 

Pero incluso en series más o menos cercanas, como pueden ser los 8 reales toledanos de los Reyes Católicos o los 8 reales del Real Ingenio de Felipe III, son muchísimo más caros a pesar de ser monedas más comunes. Bien es cierto que estas son series mucho más conocidas y que tienen más demanda tanto a nivel nacional como internacional. Pero es ahí donde radica la quintaesencia de la inversión numismática: que el coleccionista valore y adquiera lo que otros no valoran… todavía. 

Que nadie me malinterprete: esto no es ningún tipo de recomendación de compra. Solo un texto para la reflexión.

8 reales, Sevilla. Felipe III. Tipo OMNIVM 
4 reales, Sevilla. Felipe III. Tipo OMNIVM 

Comentarios en: ¿Cuánto vale una moneda única (o casi)? : Tipo OMNIVM

  1. Muy interesante entrada.
    Yo en la de 4 reales de Sevilla, entiendo que no es omnivm, sino que pertenece a la serie posterior, se ve claramente la leyenda HISPANIARVM REX, y no HISPAN REGNORVM REX. (aunque haya ejemplares omnivm, raro, que pueden tener esa leyenda de Hispaniarvm rex). Pero no sé por qué la casa de subastas entendió que era tipo omnivm.

    Con respecto al 8 reales sevillano de 1611, que no cita aureo, aunque yo en mi catálogo ese año lo tengo citado tanto para el tipo omnivm como para el siguiente tipo, esa moneda en concreto la tengo en las tipo omnivm, pues se ve que es ese tipo, pero el ordinal no lo veo, y entiendo que no lo tiene….: https://siemprenosquedarae.wixsite.com/durosevilla/felipe-iii

    Para mí las omnivm son las monedas más interesantes, por toda la connotación que conlleva esa leyenda, sobre todo para mí, que me siento más identificado con un entorno geográfico (península e islas) que político (reino, Estado, país, etnia, lengua, etc…, que en eso soy internacionalista).

  2. Adolfo Ruiz Calleja

    Es todo un honor que dos auténticos expertos en la moneda a martillo hayan leído este artículo y que, con sus comentarios, me hayan ayudado a mejorarlo.

    @Lanzarote, tienes mucha razón. Malinterpreté un comentario de la casa de subastas. En Sevilla no se incluye el ordinal del rey, solo en Toledo.

    @Jesús, ¡¡encantado de volver a leerte!!
    Mucha razón tienes con las monedas de cobre. Lo añado.

    Un saludo,
    Adolfo

  3. Joaquín Castillo

    Tengo una moneda Fhilippvs III omnium, parece 1399, pero el 3 no se aprecia bien, puede ser un 5, no aparece inscrito ningún valor, por un lado aparece un leon y por el otro tres Torres,
    Puedo enviar una fotografía por ambos lados, ( se distingue muy bien ) si me facilitas un wasat
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba