Cagliari, escudo 1702

Cagliari, escudo 1702

escudo Cagliari

Periodo: Edad Moderna

País: Reino de Cerdeña (Corona de Aragón)

Rey: Felipe V

Ceca: Cagliari

Denominación: Escudo

Metal: Oro

Calidad: FDC

Peso: 3.20 g.

Casa de subastas:  Nomisma

Fecha: 2 de julio de 2021

Precio de salida: 1.500 euros

Los escudos de Cagliari

La ceca de Cagliari acuñó monedas desde el siglo XIV, no mucho tiempo después de que la Corona de Aragón se hiciese con el control de Cerdeña. Fue una ceca que se mantuvo activa mientras la isla perteneció a la Corona de Aragón. Sin embargo, durante más de 300 años apenas acuñó oro. Supongo que la presencia de minas de plata en la isla favoreciese que se forjasen monedas de metal blanco.

Es curioso que cuando Felipe V tomó posesión de la Corona de Aragón (y, por tanto, del Reino de Cerdeña) lo que más se acuñase en Cagliari fuesen, precisamente, monedas de oro. Concretamente fueron monedas de un escudo que se acuñaron entre 1701 y 1703, a juzgar por los ejemplares que nos han llegado.

El diseño de estas monedas de un escudo lo tomaron del único precedente en acuñación de oro en la ceca de Cagliari: los escudos que allí acuñó Carlos V. Así, en el anverso se muestra la Señal de Aragón coronada y en el reverso una cruz acabada en lises. No he encontrado el significado heráldico de este tipo de cruz, pero era una representación muy típica en la moneda italiana del siglo XVII y, más concretamente, en la de la ceca de Cagliari. Valga como ejemplo los 10 reales de 1684 (en mi opinión, quizá el diseño más feo de toda la numismática hispana).

La leyenda del anverso indica «PHILIP V HISP ET SARD REX», cuya obvia traducción es «Felipe V Rey de Hispania y de Cerdeña». La del reverso indica «INIMIC EIVS INDVAM CONFVS», que es una abreviación de «Inimicos eius induam confusione«. Este texto se ha obtenido del Libro de los Salmos 132:18 y suele traducirse como «A sus enemigos vestiré de confusión». Un curioso lema para una moneda acuñada en tiempos de disputa dinástica. Ya vimos que la numismática de Felipe V es muy original con los lemas que emplea.

En plena Guerra de la Sucesión Española, Felipe V perdió la isla de Cerdeña en 1708 ante la flota anglo-holandesa, que apoyaban al, por entonces, Carlos III Pretendiente. Al poco tiempo se reanudaron las acuñaciones en Cagliari, con los mismos módulos y los mismos tipos que con el rey Borbón. Así, se acuñaron escudos en 1710 y 1711 donde lo único que cambiaba, además de la fecha, era el nombre del rey: «CAROL III», indicaba la leyenda del anverso.

El tal Carlos fue nombrado Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en 1711. Obviamente este nuevo y rimbombante título tenía que verse representado en sus monedas. Por eso, en los escudos de Cagliari de 1711 a 1714 aparece la leyenda: «CAROL VI IMP ARAG ET SARD REX»: Carlos VI Emperador, Rey de Aragón y de Cerdeña. Esos fueron las últimas monedas de oro acuñadas en Cagliari.

La isla de Cerdeña estuvo en manos de Carlos VI hasta julio de 1717, cuando la reconquistó la Armada Española. Ya en 1720 pasó a la Casa de Saboya, quienes clausuraron  la ceca para llevarse la producción a Turín. La ceca de Cagliari tuvo un efímero revivir a finales del XVIII y principios del XIX, pero ningún oro salió de la capital sarda.

Precio de un escudo de Cagliari

Los escudos de Cagliari se acuñaron durante pocos años pero, a juzgar por el número de ejemplares que existen hoy en día, se debió emitir una cantidad notable de ellos. No es que sean una moneda sencilla, pero tampoco es una rareza. Tampoco es raro encontrárselos en alta calidad, lo que indica que fueron monedas que apenas circularon.

Lo que es más raro es un ejemplar de una calidad tan alta como el que aquí se presenta. Estos ejemplares tienen remates que rondan los 1.600 euros (un ejemplo y otro). En esta misma subasta de Nomisma hay otro ejemplar muy bueno, pero quizá no tan excelente. En estos casos los remates suelen andar por los 1.200 euros o así.

La próxima subasta de Nomisma

Nomisma organiza dos subastas numismáticas para los tres primeros días de julio: una subasta de 150 medallas napoleónicas el 1 de julio, y una subasta de 1600 monedas y medallas los días 1, 2 y 3 de julio. Bien se podría decir que estas subastas serían equiparables a una «selección» por parte de Nomisma. A pesar de la gran cantidad de monedas y medallas que se ofrecen, la calidad de las mismas es altísima y hay auténticas rarezas. Ya comenté en una entrada anterior sobre la moneda clásica, ahora me centraré en las medallas napoleónicas y las monedas italianas.

La colección de 150 medallas napoleónicas presenta algunas medallas muy raras. Además, se presentan medallas acuñadas en muchos países: Italia, España, Francia, Inglaterra, México… Os he preparado un vídeo donde muestro algunas de las que más me han llamado la atención:

En cuanto a la subasta de monedas, hay verdaderas joyas en lo que a moneda italiana se refiere. La sección de moneda carolingia me ha quedado sorprendido muchísimo por la calidad que presentan los vellones de los siglos IX y X. Son, obviamente, todos ellos rarísimos. Las cecas italianas tienen diseños preciosísimos, como es típico de ese país. Si a esto se le suma una calidad bárbara de casi todas las piezas, siendo muchas de ellas raras, entonces tenemos una subasta que hay que visitar para degustarse en las imágenes.

Entre estas monedas de cecas italianas hay una gran cantidad de piezas acuñadas bajo el mandato de reyes españoles. Se podría citar el pirral de Pedro III y Constanza de Aragón, el escudo de Mesina de 1611, la dopia de Milán de Felipe II, la cuádrupla milanesa de Felipe IV… Hay también una gran cantidad de moneda napolitana capitaneadas por la dopia de Carlos V y por el maravilloso tari de 1683.

Otras monedas dignas de mencionar son las casi 300 monedas papales. Sinceramente, es una serie que tengo muy poco trabajada, pero a juzgar por los precios y las pujas deben ser rarezas del más alto nivel. Desde luego que las hay preciosas. Un ejemplo es esta piastra de Inocencio XII, que más parece un cuadro que una moneda.

Os he dejado un vídeo con algunas de las monedas de cecas italianas que más me han llamado la atención.

Tampoco faltan monedas clásicas. Pero a esas las dedicaré otra entrada y otro vídeo.

Podéis seguir a Nomisma en su web, en Facebook y en Instagram.

Descripción de Nomisma

Filippo V (1700-1718) Scudo d’oro 1702 – MIR 93/2 AU (g 3,20)
Grading/Status: FDC

Fuente

Seguid otros comentarios de esta entrada en Facebook y, si eres nuevo en el Blog Numismático, descarga gratis un e-Book de introducción a la numismática.

5 Comentarios

  1. J.Mir 1 mes hace

    El topónimo Cagliari fue ajeno a la denominación oficial de la ciudad hasta 1720 (supongo que antes ya la denominaban así los itálicos), pero en sardo la llaman, Casteddu, y antiguamente Casteddu de Càlaris y en catalán Càller, lengua que se habló en la ciudad probablemente hasta el siglo XIX (en 1850 todavía se imprimían textos en esta lengua) y que con anterioridad debió de ser mayoritaria, como en el resto de grandes ciudades sardas, Sasser (Sassari) i l’Alguer (Alghero), donde aun pervive.

    Cuando en 1556 Carlos I creó el Consejo de Italia, desgajando del Consejo de Aragón los territorios itálicos, con el añadido de Milán recién conquistada, mantuvo Cerdeña en su situación anterior a petición de sus habitantes (bueno, de sus clases dominantes) porque “[…] los regnícoles del present Regne conformen més en los costums y pràtiques de aragonesos, cathalans y valencians […]”

    En cuanto a la cruz, que ya comentaste en la entrevista con Jaume Boada, la verdad es que presenta dudas, no tengo claro que sea una flor de lis, aunque puede ser. Encontramos cruces con terminaciones similares en torno a organizaciones religiosas, equilaterales o latinas: la cruz de Calatrava, que uso dicha orden y que también encontramos en la orden de Montesa o en los dominicos, así mismo, una variante latina también seria la cruz de Santiago. De entrada diria que lo más lógico es que se relacione con la orden de Montesa que tenia la mayoría de posesiones en el Reino de València. Solo es una hipótesis.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      Muchas gracias por los comentarios, Mir.

      Esta entrada la escribí un par de días antes de la entrevista con Jaume. Estuve un buen rato buscando información sobre la cruz y su significado. No encontré nada, por eso le pregunté a Jaume.

      Ya ves que últimamente estoy dedicando varias entradas a los territorios catalano-parlantes. Pero, como decía el otro… «the best is yet to come» ;)

  2. lucasito el más bonito 1 mes hace

    Veo que Nomisma está ubicada en San Marino. Sabes si hay algún tipo de problemas a nivel de IVA o aduanas que puedan afectar a una posible compra? Gracias.

    • Autor
      Adolfo Ruiz Calleja 1 mes hace

      San Marino forma parte de la unión aduanera de la UE, así que entiendo que importar una moneda desde San Marino sea igual que hacerlo desde Roma.

      A ver si Marcos Guidi puede contestarnos para confirmar este asunto.

      Saludos,
      Adolfo

    • Marcos 1 mes hace

      Hola Lucas,

      No se de donde eres. Pero los envíos por correo a Espana no tienen costo de Iva salvo excepcionales casos. Si necesitas más información puedes escribirme a coins@nomismaweb.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*