8 reales «corazón», 1706

8 reales «corazón», 1706

corazón Potosí

Periodo: Edad Moderna

País: Bolivia (Imperio Español)

Ceca: Potosí

Reinado: Felipe V

Año: 1706

Denominación: 8 reales

Material: Plata

Calidad: MBC (XF)

Peso: 27.18 g.

Casa de subastas: Tauler & Fau

Fecha: 9 de junio de 2021

Precio de salida: 15.000 euros

Un «corazón» de Potosí

Hace unos años dediqué una entrada a las monedas galanas con forma de corazón, basándome para ello en este artículo de Sedwick y en el libro de Lázaro (los dos principales autores al respecto). Estos «corazones de Potosí» son monedas muy escurridizas porque no hay ninguna documentación al respecto. Igual que los libros de cuantas de la ceca citan a los galanos, en ningún momento citan los que tienen forma de corazón. Tampoco hay ninguna legislación al respecto. Por lo tanto, no sabemos ni cuántos se hicieron, ni por qué se hicieron, ni quiénes los encargaron.

Todo lo que sabemos son los corazones de Potosí es por la simple observación de los ejemplares que nos han llegado hasta la fecha. Son poquísimos los que nos han llegado, por lo que su producción debió ser en cantidades mínimas. También es claro que tienen la forma (más o menos lograda) del Sagrado Corazón de Jesús. Además, la inmensa mayoría de ellos –al igual que la mayoría de los galanos– han sido perforados.

Uno de los interrogantes es por qué tienen la forma del Sagrado Corazón de Jesús. Hoy en día el culto al Sagrado Corazón está muy extendido en Bolivia (hay constantes referencias a lo largo y ancho del país), pero sorprende que a principios del siglo XVIII se le diese tanta importancia como para dedicarle estas monedas galanas.

Hay que tener en cuenta que el culto al Sagrado Corazón nace tras las apariciones de Jesús a la monja francesa Santa Margaría María de Alacoque en 1675. Felipe V debió ser un gran devoto y se dice que gracias a él, este culto llegó a España. Pero si ese fuese el motivo a mí me sorprendería mucho que solo cuatro años después de su coronación estuviesen forjando estos corazones en Potosí, que estaba al otro lado del mundo. Más bien me decanto a pensar que fueron los jesuitas –también devotos al Sagrado Corazón de Jesús– quienes introdujeron este culto en Sudamérica a finales del siglo XVII.

Las causas de por qué la mayor parte de estas monedas con forma de corazón presentan un agujero considero que pueden agruparse en dos motivos, ambos muy ligados a la cultura boliviana (más sobre monedas agujereadas):

  • Ostentación. En Bolivia les encanta ostentar y muchas veces utilizan para ello las monedas de plata. Es relativamente común utilizar monedas como colgantes, para lo cual hace falta agujerearlas. Obviamente, una moneda con una forma tan llamativa no iba a pasar desapercibida en el cuello de nadie. Pero, además,  es muy típico cargarse de joyas en las fiestas. Por ejemplo, en la Fiesta del Gran Poder salen comparsas de mujeres indígenas y algunas van tan cargadas de oro que contratan a guardaespaldas para que no las asalten. Según me han contado, hasta no hace tantos años la mayor parte de esta ostentación folclórica se hacía agujereando monedas y atándolas al vestido. Igualmente se adornaban los coches con telas de aguayo, engarzando cientos de monedas a las telas (aquí podéis ver imágenes recientes de coches engalanados con plata en el Corpus Christi de Potosí: uno, dos, tres, cuatro y cinco). Desde luego que si alguien quisiera llamar la atención, una moneda con forma de corazón le permitiría presumir.
  • Devoción. Es típico en Bolivia utilizar monedas como exvotos. Estos exvotos se ofrecen a deidades cristianas, generalmente la Virgen y a deidades paganas, como el ekeko. Para ello se agujerean monedas y se cuelgan de los vestidos de la deidad en cuestión. Es probable que estas monedas que tienen forma del Sagrado Corazón de Jesús fuesen utilizadas como exvotos.

Precio de un «corazón» de Potosí

A nadie se le escapará que los corazones de Potosí son una de las monedas más emblemáticas de la historia. Teniendo en cuenta que en Potosí nunca se acuñaron galanos de oro, estos 8 reales con forma de corazón son las monedas insignia de esta ceca.

Sedwick tiene publicado un listado de los 8 reales con forma de corazón conocidos (la última actualización es de 2014). Indica que se conocen un total de 34 ejemplares. Ya veis que la rareza es extrema se busque el año que se busque. Sedwick también indica que los precios de los 8 reales con forma de corazón son de al menos 25.000 $ y hasta llegar a las seis cifras.

Viendo subastas nos encontramos un ejemplar que, de hecho, alcanzó los 100.000 $ de remate. Otras monedas que pueden ser comparadas con la que ahora se ofrece son esta, rematada en 2014 por 19.000 euros, o esta, que en 2012 no encontró quien pujase 21.000 euros. Hay que decir también que el mismo ejemplar que ahora se ofrece se subastó en 2012 no encontrando quién pujase 18.000 euros. Con todo, y haciendo una estimación un tanto gruesa, creo que un remate de en torno a los 25.000 euros sería muy razonable.

 

 

 

 

 

La próxima subasta Tauler&Fau Selection

Tauler & Fau organiza la próxima Tauler&Fau Selection para el día 9 de junio. Ya hice una entrada al respecto de esta subasta cuando comenté los 8 reales de Lima, 1746.

La subasta Tauler&Fau Selection es una subasta selección en la que se ofrecen 374 piezas escogidas de todas las épocas. La inmensa mayoría de ellas destacan por su gran conservación, si bien hay algunas que lo hacen por su rareza, como el dinero de Urraca I o el Alfonso VI ceca de Santiago. Hay algunas, como el corazón de Potosí que encabeza esta entrada, o el 2 reales  y el 4 reales galano de Lima, que aúnan rareza con un estado de conservación soberbio.

La subasta es muy variada. Yo invitaría a todos los lectores a que echen un vistazo al menos a las series que más les interesen: hay ejemplares muy bonitos de todas las series y muchos vienen acompañados de fotos adicionales o de vídeos, por lo que es una gozada ver la subasta.

En cuanto a las series mejor representadas, sin duda los platos fuertes vienen con las monedas americanas a martillo: hay un conjunto muy bueno de galanos. De los Austrias también hay que destacar la variante única del escudo segoviano 1652/22 en calidad MS-64. En cuando a los Borbones, hay algunas monedas en una calidad soberbia. Vaya como ejemplo la onza madrileña de 1773/2 o, en otro orden de precios, el cuartillo de Guatemala de 1821. Hablando de Guatemala, también hay que citar la onza de 1794.

También hay una muy buena representación de monedas romanas, tanto republicanas como imperiales. Se presenta una estupenda colección de denarios acompañados con unos áureos espectaculares. Dos ejemplos son el áureo de Antonino Pío y el de Lucio Vero.

Antes de cerrar la entrada, os dejo un vídeo que hice explicando los lotes que más me han llamado la atención en esta subasta:

Podéis seguir a Tauler & Fau en su página web, en Facebook, en Instagram o en YouTube.

En Imperio Numismático están comentando esta subasta.

Descripción de Tauler & Fau

Felipe V (1700-1746)8 reales1706PotosíY. (Cal-1523). (Lázaro322). Ag27,18 g. Tipo «Corazón». Agujero tapado. Extremadamente rara, no más de 3 ejemplares conocidos. Encapsulada por NGC como XF Details HEART CUT.
Estas acuñaciones «galanas» están probablemente relacionadas con el Sagrado Corazón de Jesús, iniciado en Francia a principios del Siglo XVIII y de la que Felipe V era devoto. Se extendió por América del Sur, y por ello podemos suponer que estas acuñaciones se realizaron como exvotos de agradecimiento o súplica de favores al Sagrado Corazón.
Esto explicaría la razón del agujero que presentan en el cospel, posiblemente para colgarse como medalla o estar cosido a un manto. Los cuños utilizados son los mismos que las acuñaciones tipo «Royal o de Presentación». Su rareza es extrema, según Sedwick no se conocen mas de 35 reales de a 8 tipo «Corazón», y según Lázaro no existen más de 3 ejemplares acuñados en 1706 como el que ofrecemos en esta subasta
MBC. Est…25000,00.

Fuente.

5 Comentarios

  1. Miguel Ángel Villavicencio 2 meses hace

    Me pareció muy atinada su explicación sobre la posible razón de la forma que les dieron y el agujero que usualmente tienen estas monedas, atribuyéndolos a la ostentación en ocasiones festivas. Es correcto que existe la costumbre de mostrar las piezas de plata en ocasiones especiales en Bolivia, y ahora todo hace sentido para mí.

  2. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    En el grupo de Facebook «Información Numismática» ha habido un lector que defiende la hipótesis de que estas monedas fueron recortadas después de haber salido de la ceca y que los estudios defienden lo contrario para dar mayor valor a estas monedas. Mis argumentos son los siguientes:

    lo primero es que si esta moneda vale 30.000 $ o vale 3 $ a mí me da lo mismo: ni la voy a comprar ni la voy a vender ni me voy a llevar ninguna comisión.
    Lo segundo es que en el Potosí virreinal lo importante es que la moneda al salir de la ceca pesase lo que tenía que pesar: 27 gramos.
    En este caso hicieron un cospel en forma de corazón con un peso de 27 gramos al que posteriormente acuñaron con un cuño redondo obteniendo la moneda que se muestra en esta imagen.
    Tu suposición de que se acuñase una moneda redonda de 27 gramos y luego se recortase fuera de la ceca no se sostiene porque:
    a) el peso de la pieza resultante sería menor debido al recorte.
    b) quedarían cortes en las monedas que serían bastante visibles
    Como digo en la entrada, no hay ninguna documentación al respecto de estas monedas en la ceca. ¡Pero no era necesaria porque era plenamente legal que los operarios hiciesen los cospeles con la forma que quisieran!

    Esto que indico es la conclusión a la que llegan autores con Murray, Oropeza o Cunnietti. En ambos casos son autores que no están financiados por entidades mercantiles.

  3. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    En ese mismo hilo de Facebook, Glenn Murray indica lo siguiente:

    «Vamos a ver. Creo haber dejado clarísimo en mi libro, tras 4 meses hurgando en el archivo de la Ceca en Potosí, en persona, mirando los papeles y entendiendo muy bien lo que estaba buscando… que DENTRO DE LA CECA se estaban maquinando y inventando monedas especiales para repartir como les daban la gana… repito lo importante aquí: «DENTRO DE LA CECA».

    … y también consta clarísimamente que los oficiales de la Ceca INTENTABAN OCULTAR ESTAS ACUÑACIONES muchas veces y en muchos libros.

    A falta de encontrar referencia alguna de «corazones» en la documentación, yo postulo que los corazones son simplemente ‘otro tipo de galano’… y les bastaba apuntar «galano» en los libros cuando querían apuntar algo… porque muchas veces, no apuntaron nada.»

    A esto añade dos imágenes de páginas de su libro donde muestra documentación de la ceca: una y dos.

  4. Autor
    Adolfo Ruiz Calleja 2 meses hace

    La discusión en el grupo de Facebook «Información Numismática» ha resultado muy interesante, os invito a leerla.

    Por otro lado, me indican por privado que Daniel Oropeza relaciona los corazones de Potosí con San Agustín de Hipona, doctor de la Iglesia y muy venerado por la élite vasca que gobernaba Potosí por aquellos días (un día habrá que hablar de la Guerra entre vascos y vicuñas).
    En este artículo de El País tenéis información al respecto, con citas de Oropeza, Murray y Sedwick.

  5. Miguel Ángel Villavicencio 2 meses hace

    Es correcto el postulado, y hace sentido que las hicieran dentro de la Ceca con esa forma. Al examinar las monedas que he podido tener en mis manos, noto cortes de tijeras y no se perciben las típicas grietas en los bordes producto del, o los martillazos. Sin embargo, los demás rasgos: la simetría de los lados, peso correcto y la rareza, parecen confirmar la hipótesis de ser emisiones especiales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*